Que Medico Trata Las Apneas Del Sueño?

Que Medico Trata Las Apneas Del Sueño
Diagnóstico – El médico puede hacer una evaluación según tus signos y síntomas y tu historia del sueño, lo que puedes brindar, de ser posible, con ayuda de alguien que duerma en tu habitación o en tu casa. Es posible que te deriven a un centro de trastorno del sueño.

Allí, un especialista del sueño puede ayudarte a determinar si necesitas más evaluaciones. Por lo general, una evaluación comprende hacer un monitoreo nocturno de la respiración y otras funciones corporales mientras duermes en un centro del sueño.

Otra opción es hacer las pruebas nocturnas en tu casa. Las pruebas para detectar apnea del sueño incluyen las siguientes:

  • Polisomnografía nocturna. Durante esta prueba, te conectan a un equipo que controla la actividad del corazón, de los pulmones y del cerebro, los patrones de respiración, los movimientos de los brazos y las piernas, y los niveles de oxígeno en sangre mientras duermes.
  • Prueba de sueño en casa. El médico puede ofrecerte pruebas simplificadas que puedes hacer en tu casa para diagnosticar apnea del sueño. Estas pruebas suelen medir la frecuencia cardíaca, los niveles de oxígeno en la sangre, el flujo de aire y los patrones de respiración. Si los resultados son anormales, el médico podría recetarte una terapia sin hacer más pruebas.

Si tienes apnea obstructiva del sueño, el médico podría derivarte a un otorrinolaringólogo para descartar si hay un bloqueo en la nariz o en la garganta. Podría ser necesario que un médico del corazón (cardiólogo) o un médico que se especializa en el sistema nervioso (neurólogo) haga una evaluación para buscar las causas de la apnea central del sueño.

¿Cómo se puede curar la apnea del sueño?

Tratamiento y solución de la apnea del sueño – Se ha demostrado que la Apnea del sueño puede provocar complicaciones y derivar en arritmias, insuficiencia cardiaca, hipertensión, accidente cerebrovascular. Estudios recientes han demostrado que también aumenta el riesgo de padecer psoriasis, también se puede deber a que aumenta el riesgo de obesidad y éste la psoriasis. La cirugía ortognática es el método más eficaz para curar la Apnea del sueño. Presenta un índice de curación del 95% desde la primera noche tras la intervención, haciendo posible la supresión de la máscara de oxígeno. Este tipo de cirugía corrige la posición de la mandíbula y del maxilar superior evitando que durante el sueño se deslice y obstruya la vía aérea superior.

Clásicamente el primer paso terapéutico para tratar la apnea obstructiva del sueño es la utilización de una máscara conectada a un bombona de oxígeno instalada en la habitación del paciente. Este sistema, sin duda eficaz, condena al paciente a dormir de por vida conectado a una máscara de oxígeno, con las molestias y servidumbres que comporta para el paciente y su pareja, además de limitaciones a la hora de irse de fin de semana.

Su objetivo es desplazar levemente las bases óseas para que el oxígeno circule con normalidad y desaparezcan las apneas e hipopneas. La cirugía se realiza a través de la boca por lo que después de la intervención las cicatrices no son visibles y el perfil facial mejora.

¿Qué remedio casero es bueno para la apnea del sueño?

¿Qué pasa si no se trata la apnea del sueño?

La apnea obstructiva del sueño no tratada puede provocar o empeorar la enfermedad cardiovascular, incluso: Arritmias cardíacas. Insuficiencia cardíaca. Ataque cardíaco.

¿Cómo saber si una persona tiene apnea del sueño?

¿Qué tan grave es la apnea del sueño?

Complicaciones – La apnea obstructiva del sueño se considera una afección médica grave. Las complicaciones pueden ser las siguientes:

  • Fatiga y somnolencia diurnas. Al no poder conciliar el sueño por la noche, las personas con apnea obstructiva del sueño suelen tener una gran somnolencia diurna, fatiga e irritabilidad. Pueden tener dificultad para concentrarse y quedarse dormidos en el trabajo, mientras ven la televisión o incluso mientras conducen.
  • Problemas cardiovasculares. El descenso repentino de los niveles de oxígeno en la sangre que ocurre durante la apnea obstructiva del sueño aumenta la presión arterial y sobrecarga el aparato cardiovascular. Muchas personas con apnea obstructiva del sueño desarrollan presión arterial alta (hipertensión), lo cual puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca.
    1. Esto puede hacer que corran un mayor riesgo de sufrir accidentes laborales;
    2. A los niños y jóvenes con apnea obstructiva del sueño les puede ir mal en la escuela y comúnmente tienen problemas de atención o de conducta;

    Mientras más grave sea la apnea obstructiva del sueño, mayor será el riesgo de enfermedad arterial coronaria, ataques cardíacos, insuficiencia cardíaca y accidentes cerebrovasculares. La apnea obstructiva del sueño aumenta el riesgo de ritmos cardíacos anormales (arritmias), que pueden reducir la presión arterial.

  • Complicaciones con medicamentos y cirugía. La apnea obstructiva del sueño también plantea problemas con determinados medicamentos y anestesia general. Estos medicamentos, como sedantes, analgésicos narcóticos y anestésicos generales, relajan las vías respiratorias superiores y pueden empeorar la apnea obstructiva del sueño.
    1. Si hay una enfermedad cardíaca subyacente, estos múltiples episodios reiterados de arritmias podrían llevar a la muerte súbita;
    2. Si tienes apnea obstructiva del sueño, puedes presentar problemas respiratorios peores después de una cirugía mayor, en especial, después de estar sedado y acostado boca arriba;

    Las personas con apnea obstructiva del sueño pueden ser más propensas a sufrir complicaciones después de la cirugía. Antes de someterte a una cirugía, dile al médico que padeces apnea obstructiva del sueño o síntomas relacionados con la afección. Es posible que tu médico quiera que te sometas a una prueba de apnea obstructiva del sueño antes de la cirugía.

  • Problemas oculares. Algunas investigaciones han detectado una conexión entre la apnea obstructiva del sueño y ciertas afecciones oculares, como el glaucoma. Por lo general, las complicaciones oculares se pueden tratar.
  • Pareja privada de sueño. Los ronquidos fuertes pueden impedir el descanso a las personas que te rodean, y, a la larga, perjudicar tus relaciones. Algunas parejas pueden elegir dormir en otra habitación.

Las personas con apnea obstructiva del sueño también pueden quejarse de problemas de memoria, dolores de cabeza matutinos, cambios de humor o depresión, además de la necesidad de orinar con frecuencia durante la noche. La apnea obstructiva del sueño puede ser un factor de riesgo de la COVID-19. Se ha descubierto que las personas con apnea obstructiva del sueño tienen un mayor riesgo de desarrollar una forma grave de COVID-19 y de necesitar tratamiento hospitalario que aquellas que no tienen apnea obstructiva del sueño..

¿Qué precio tiene un estudio para la apnea del sueño?

Aclara todas tus dudas con una consulta en línea – ¿Necesitas el consejo de un especialista? Reserva una consulta en línea: recibirás todas las respuestas sin salir de casa. Mostrar especialistas ¿Cómo funciona? Que Medico Trata Las Apneas Del Sueño El costo de una poligrafia es mas economico que el de una polisomnografia depende que diagnostico se quiere confirmar la polisomnografia es un estudio completo telefono para informes 57549060 buen dia. Para realizar diagnostico de las enfermedades respiratorias del sueño existen dos métodos: la poligrafía y la polisomnografía. La primera es un estudio simplificado y si su sospecha es solo apnea de sueño sin alguna otra sospecha de enfermedad relacionada al sueño entonces este estudio puede ser suficiente para el diagnóstico.

De lo contrario necesitara la polisomnografía que es un estudio mas completo pero que tiene también sus indicaciones precisas. Le recomiendo buscar asesoría muy bien con algún neumòlogo con experiencia en enfermedades del sueño para que usted no realice un gasto exorbitante y mayor al que debería de realizar.

Saludos Hola!!!!! un estudio de polisomnografia nocturna en la cdmx tiene un costo aproximado de entre 7 y 15 mil pesos y puede relizarse en una clinica de sueño o en el domicilio del paciente Buenas tardes, depende del equipo con que le realicen el estudio.

  • Llebo mucho tiempo así cuando estoy durmiendo derrepente siento q dejé d respirar y lebanto abruptamente sin aire tratando d inhalar y con uno d los brazos adormecidos solo m da d ves encuando y la noche q m da es solo una ves mis exámes dl corazón todo bién no hay nada aclaro m diagnosticaron anciedad…
  • Mi papá padece hipertensión y se le ha controlado por años con Evipress y Minipres pero últimamente la ha tenido descontrolada. Nos comenta que por las noches se despierta porque no puede respirar y le falta el aire. Siempre ha roncado mucho pero últimamente sus ronquidos son interrumpidos por la falta…
  • Hola, mi esposo tiene 42 años y padece apnea obstructiva, dio positivo covid y siguió usando su cpap que medidas se deben seguir para desinfectar su aparato cpap ahora que ya salió negativo, por favor se debe cambiar la mascarilla o solo desinfectarla? Mil gracias de antemano!!
  • Tengo apnea de sueño uso un cpap todas las noches si logro dormir un poco mas de tiempo, pero sigo despertando con dolor de cabeza. Que podré hacer?
  • Hola. Llevo meses sintiendo que se me corta la respiración, pero esto solo me pasa a veces y cuando apenas intento dormir, no es cuando estoy en sueño profundo es más bien cuando intento dormir. He estado de muchos nervios pensando que es apnea ya que todo el día estoy muy mareada, pero me dicen que…
  • Hola tengo 42 años y hace días que no duermo bien, estoy muy cansada pero justo cuando me quedo dormida me despierto abruptamente asustada, esto se produce una y otra vez hasta que finalmente me duermo. Pero con un sueño extremadamente ligero
  • Mi esposa tiene el sueño muy ligero con cualquier ruido se despierta, y después ya no consulta el sueño, en las tardes qué intenta dormirse no puede consultar el sueño, : pregunta qué problema tendrá
  • Ya he tomado de todo medicamentos controlados para dormir nada me funciona que puedo hacer me siento muy cansada ya
  • Va una semana que me siento fatigado, siento los ojos con sueño, no me quedo dormido porque me aguanto las ganas, tengo 39 años y no se a que especialista acudir
  • Buenas tardes, tengo insomnio, he tomado de todo, hiervas naturales, tés, también melatonina, nada me ayudo, y mi doctor me indicó imipramina y clónazepam esto está bien para inducir al sueño? Tengo 57 años y soy hipertensa

¿Cuántas apneas por hora son normales?

Tipos – El índice de apnea e hipopnea , es decir, cuántas veces tenemos cada hora, a lo largo de la noche, paradas respiratorias de un tiempo superior a 10 segundos, marcará los tipos de apnea del sueño que pueden dividirse en:

  • Leve : cuando hay entre 5 y 15 apneas por hora.
  • Moderado : el paciente tiene entre 15 y 30 apneas por hora.
  • Grave o severo : cuando pasa de 30 apneas por hora.

Que Medico Trata Las Apneas Del Sueño Perder peso, dejar de fumar y evitar el consumo de alcohol puede mejorar el pronóstico del paciente con apnea del sueño.

¿Qué hacer para no ahogarse en la noche?

“Mis novias me dicen que por las noches me quedo sin respirar mientras duermo, que les asusta mucho, pero yo no lo recuerdo, no me despierto”. Con estas palabras un personaje de una conocida serie de TV intentaba concienciar a la población de la gravedad de una enfermedad poco conocida. Las apneas del sueño consisten en que por alguna razón patológica el paciente, mientras duerme, se queda sin respiración.

  1. La pérdida de aire le supone un pequeño acceso de ahogo que se manifiesta en una serie de microdespertares, de los que el afectado es normalmente inconsciente;
  2. Las consecuencias de esta enfermedad son de dos tipos;

La sucesión de microdespertares genera una falta de sueño inconsciente. El paciente cree que ha dormido sus ocho horas pero el sueño no ha llegado a ser profundo ni reparador. El paciente siempre tiene sueño y se duerme fácilmente. Tan fácilmente que hay afectados que se duermen atándose los zapatos, en el trabajo y, lo que supone un problema y un riesgo grave, conduciendo o realizando tareas peligrosas.

Muchos de los casos de accidentes mortales al volante por quedarse el conductor dormido son consecuencia de apneas del sueño. El segundo grupo de consecuencias probables de las apneas del sueño es un aumento importante del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular severa.

Es por ello importante detectar esta enfermedad -pregúntele a la persona que duerme con usted- o si sospecha de quedarse dormido por todo. Los especialistas explican que la apnea durante el sueño es en realidad un grupo de trastornos que generan que la respiración se detenga repetidamente durante el sueño durante un tiempo suficiente para provocar una desoxigenación sanguínea y cerebral y aumentar la cantidad de anhídrido carbónico.

Una apnea durante el sueño será obstructiva si es consecuencia de una obstrucción en la garganta o en las vías respiratorias superiores. La apnea será central si es como consecuencia de una disfunción de la actividad en la parte del cerebro que controla la respiración.

En la apnea obstructiva puede aparecer una combinación de concentraciones bajas de oxígeno en sangre y altas de anhídrido carbónico lo que cuando se produce de forma prolongada reduce la sensibilidad del cerebro a tales anomalías, añadiendo un elemento de apnea central al trastorno obstructivo.

Explican los especialistas que la apnea de tipo obstructiva durante el sueño se presenta en grupos de riesgo integrados mayoritariamente por varones obesos que, en su mayoría, suelen intentar dormir de espaldas.

Este problema es más frecuente en varones obesos, de cuello corto y fumadores. La obesidad produce un estrechamiento de las vías aéreas superiores. El riesgo se incrementa por el tabaquismo, el abuso de bebidas alcohólicas y por la presencia de enfermedades pulmonares como el enfisema (que en la mayoría de los casos es derivada también del tabaquismo).

Un elemento a tener en cuenta a la hora de desarrollar factores de prevención es que es posible que exista una predisposición hereditaria a la apnea del sueño (estrechamiento de la garganta y de las vías aéreas superiores), afectando en este caso a varios miembros de una misma familia.

Tal y como recuerdan los especialistas, los músculos se relajan durante el sueño, incluyéndose en esa situación de relax los músculos que ayudan a mantener las vías respiratorias abiertas y que permiten que el aire fluya hacia los pulmones, aunque la la garganta aún permanece lo suficientemente abierta. En el caso de las personas con apnea obstructiva del sueño se genera un ronquido que viene causado por el aire que trata de salir por la vía respiratoria estrechada o bloqueada. Ello no significa, en cualquier caso, que todos los roncadores sufran apnea del sueño. Una serie de diferentes factores pueden aumentar el riesgo. Es el caso de ciertas formas del paladar o de la vía respiratoria que provocan que se estreche o colapse; amígdalas y vegetaciones adenoideas grandes en niños que pueden bloquear la vía respiratoria.

  1. Algunas personas tienen un área en la garganta más estrecha;
  2. Cuando los músculos en la parte superior de la garganta la respiración puede detenerse durante un tiempo, unos 10 segundos;
  3. Ver como la pareja deja de respirar durante el tiempo de contar hasta 10 y se convulsiona, aunque levemente, asusta;

También, tener un cuello o grande, una lengua grande que pueda retraerse y bloquear la vía respiratoria; dormir boca arriba también aumenta los episodios de apnea del sueño, o al menos se ha constatado que se dan casos entre quienes están obesos y por ellos prefieren dormir de espaldas.

Tener este tipo de paradas respiratorias durante el sueño conlleva una serie de problemas potenciales por complicación que pueden llegar a ser muy graves: debido a la somnolencia diurna, tienen un aumento del riesgo de accidentes automovilísticos e industriales por dormirse en el trabajo.

La apnea obstructiva del sueño sin tratamiento puede provocar o empeorar las enfermedades cardiovasculares como arritmias cardíacas, insuficiencia cardíaca , hipertensión arterial, disfunción sexual relacionada con la circulación sanguínea y generar un accidente cerebrovascular.

Es muy aconsejable acudir al médico a exponer el problema si la persona se encuentra con una serie de síntomas que pueden serlo de padecer esta enfermedad: somnolencia diurna excesiva, notar las microparadas respiratorias durante el sueño, no mejorar con las terapias señaladas por el médico.

Los pacientes de estas enfermedades deben acudir al médico con urgencia si notan una disminución del estado de conciencia, una somnolencia extrema, alucinaciones, cambios en la personalidad o confusión persistente. Son síntomas compatibles con infarto cerebral , con riesgo de muerte o de invalidez.

  1. Explica la doctora Arantxa Campo Ezquibela, especialista en Neumología, que “para valorar la necesidad de tratamiento ha de realizarse en primer lugar un diagnóstico;
  2. Hay otros trastornos nocturnos que pueden provocar despertares frecuentes o somnolencia durante el día;

” “Por eso es imprescindible realizar un estudio de sueño (poligrafía cardio-respiratoria o polisomnografía), en el que se registran el flujo aéreo, la frecuencia cardiaca, el esfuerzo ventilatorio, el nivel de oxigenación sanguínea y, cuando sea posible, las fases del sueño”.

Con esta prueba se hace un diagnóstico de la enfermedad y se establece el grado de severidad en función del número de pausas, su duración, la desoxigenación que provocan y la asociación a trastornos de la frecuencia cardiaca.

Además, sirve para establecer el tratamiento y ver si éste es efectivo. La polisomnografía es una prueba usada en el estudio del sueño. Los estados y las fases del sueño humano se definen mediante el electroencefalograma (EEG), el electrooculograma (EOG, una medición de los movimientos oculares) y el electromiograma de superficie (EMG).

La polisomnografía consiste en el registro de estos parámetros electrofisiológicos que definen los estados de sueño y de vigilia. Al sujeto estudiado se le colocan durante esa prueba sensores en el cuerpo.

Curiosamente, los pacientes de apneas del sueño se duermen sin problemas, dado su agotamiento y somnolencia. La máscara que vela por la respiración durante el sueño J. El tratamiento de las apneas del sueño tiene por objetivo mantener las vías respiratorias para que la respiración no se detenga durante el sueño. Para comenzar se aconseja evitar el alcohol y los sedantes a la hora de dormir, evitar dormir boca arriba y bajar de peso.

  • Sin embargo, en los casos más avanzados o de riesgo se emplea el procedimiento de la llamada presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, en inglés) tratamiento de primera línea para la apnea obstructiva del sueño en la mayoría de las personas;

La presión evita la obstrucción. La CPAP se realiza por medio de una máquina con una máscara facial ajustada que el paciente se coloca durante el sueño. No duele, no es incapacitante ni molesta, pero lo cierto es que muchos pacientes no pueden tolerarla la terapia de CPAP, por lo que precisan apoyo.

Existe la posibilidad de que algunos pacientes requieran dispositivos dentales insertados dentro de la boca por la noche para mantener la mandíbula hacia adelante. La cirugía puede ser una opción en algunos casos y puede hacer necesarias una serie de intervenciones, según el caso: La Uvulopalatofaringoplastia consiste en para extirpar el exceso de tejido en la parte posterior de la garganta, aunque su efectividad es discutida.

Hay cirugías más agresivas, tendentes a corregir las estructuras anormales de la cara en casos (raros) de apnea graves o en los que el tratamiento no ha servido La traqueotomía crea una abertura en la tráquea con el fin de derivar la vía respiratoria bloqueada si hay problemas físicos, aunque muy rara vez se hace.

La cirugía en la nariz y los senos paranasales es otra opción, así como la cirugía para extirpar las amígdalas y las vegetaciones adenoides. Explica la doctora Campo que la CPAP, que ya es empleada desde 1981, es el mejor tratamiento del síndrome de apneas obstructivas del sueño.

Consiste en un aparato que envía aire ambiental a una presión determinada, venciendo así el cierre de la vía respiratoria y evitando las pausas respiratorias. La CPAP evita los trastornos respiratorios y normaliza el transcurso del sueño, desapareciendo la somnolencia y los problemas.

El aparato es sencillo y manejable, genera una presión de aire que se transmite a través de un tubo hasta una mascarilla que se ajusta a la nariz, o a nariz y boca. Existen diversas mascarillas de diferentes formas.

“Habitualmente -dice la especialista- se tolera bien, aunque puede surgir sequedad, congestión nasal, dolor de cabeza, frío, daño de la piel sobre la que se apoya la mascarilla, etc. , que se han de intentar resolver”. Algunos pacientes -añade – toleran mejor sistemas que crean dos niveles de presión en cada respiración (Bi- PAP).

  1. Disminuye la presión de aire cuando usted expulsa el aire que respira;
  2. La CPAP «inteligente » o auto-CPAP genera una presión adaptada;
  3. Junto a la CPAP es imprescindible iniciar un tratamiento dietético para eliminar el sobrepeso y evitar las comidas copiosas o la ingesta de bebidas alcohólicas y sedantes antes de acostarse, ya que favorecen las pausas respiratorias;

Algunos pacientes mejoran solo con una reducción de peso. La cirugía de la vía aérea superior -sigue explicando esta especialista- que se efectúa sobre el paladar o sobre el maxilar, puede ser beneficiosa en algunas personas que no toleran bien el tratamiento con CPAP y que tienen alteraciones anatómicas claras.

El avance bimaxilar en las personas con la mandíbula o el maxilar pequeños consiste en adelantar el maxilar superior, la mandíbula y la musculatura de la base de la lengua que está insertada en la mandíbula y en el hioides, con el fin de dejar por detrás espacio suficiente para evitar la obstrucción.

Un equipo de investigadores españoles del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha demostrado que el tratamiento de la apnea del sueño con presión positiva continua en la vía aérea durante al menos 5 ó 6 horas por noche, reduce la presión arterial.

El ensayo ha evaluado los efectos durante tres meses del tratamiento con CPAP sobre la presión arterial en pacientes con hipertensión y apnea del sueño con unos resultados que, según los autores del estudio, «van a tener impacto en la práctica cínica diaria de los médicos de Atención Primaria».

Existe una importante relación entre apnea del sueño y otras patologías más graves como la hipertensión, la insuficiencia cardiaca, el ictus o la cardiopatía isquémica. En el caso concreto de la hipertensión, los neumólogos subrayan que la mitad de los pacientes con apnea son hipertensos y que el 40 por ciento de los hipertensos roncadores padecen a su vez apnea.

¿Cómo se hace el test de apnea?

Texto completo El test de apnea (TA) es una de las exploraciones fundamentales en el protocolo de diagnóstico de muerte encefálica (ME). Su finalidad es demostrar la ausencia de actividad del centro respiratorio ante el incremento de la presión parcial de CO 2 (pCO 2 ), secundaria a un periodo de apnea controlado 1.

La pCO 2 aumenta 2-3 mmHg por cada minuto de apnea, considerándose positivo el test, cuando se alcanza una pCO 2 > 60, o un incremento de la pCO 2 basal > 20 mmHg. Pese a que es una técnica ampliamente utilizada, no existe estandarización en cuanto a su realización 2,3.

El test clásico se realiza mediante la aplicación de un catéter de O 2 en el tubo endotraqueal (TET). El inconveniente de este método es la desconexión del paciente del ventilador, con la consiguiente despresurización y colapso alveolar. No se aconseja en pacientes con inestabilidad respiratoria y en candidatos a donación pulmonar 4.

Para evitar ese desreclutamiento, se propone la realización del TA mediante la aplicación de presión positiva continua en la vía aérea (CPAP), siendo este, el método recomendado por la Organización Nacional de Trasplantes, en el protocolo de mantenimiento del donante de órganos torácicos 5.

Existen varias formas de realizar CPAP. Una de ellas es mediante el uso de respiradores convencionales en modo CPAP. Aportan ventajas como la comodidad de no tener que cambiar de respirador y monitorizar en pantalla si hay respiraciones. Se debe desconectar la opción de ventilación en apnea, y programar una FiO 2 de 1 y una PEEP mínima de 10 cmH 2 O o mayor si ya la tenía previamente.

Otra forma de aplicar CPAP es con respiradores específicos de ventilación no invasiva , de turbina o con generadores de alto flujo. Por último se puede realizar mediante tubo en T con oxígeno a 15 lpm y válvula de PEEP 6.

En nuestra unidad, hemos realizado siempre el método clásico de TA. En 2 pacientes de 4 años y 10 meses, sin enfermedad pulmonar asociada, realizamos el TA mediante el uso de CPAP con el respirador Evita 4, Draguer ©. Se pautó FiO 2 1 y PEEP 10. En ambos casos, tuvimos que suspender precozmente el TA por desaturación (< 90%), a los 3 y 2 m in, respectivamente. En los 2 casos, realizamos posteriormente el test clásico, pudiendo finalizarlo a los 10 min, sin que desaturasen. ¿Cómo es posible que sature mejor un paciente con O 2 a 6 lpm, que con CPAP con FiO 2 1 y presión de 10? La respuesta la encontramos en el modo de funcionamiento de los respiradores convencionales.

  1. En ellos, la presión espiratoria programada se mantiene mediante la válvula espiratoria, que ejerce un freno espiratorio mecánico;
  2. No existe flujo de gas para mantener esa presión (el único flujo que existe en las tubuladuras, es un flujo mínimo correspondiente al flujo de trigger );

Es decir, durante el TA, el paciente no está recibiendo gas. Da igual la FiO 2 que pautemos puesto que el paciente no la recibe. Es equivalente a realizar el TA, manteniendo ocluido el TET (para evitar el desreclutamiento), pero sin aportar nada o muy poco O 2.

A diferencia de los respiradores convencionales, los respiradores de ventilación no invasiva (turbina y generadores de alto flujo), generan presión mediante la oposición «con flujo» a la espiración del paciente y, por tanto, este siempre recibe oxígeno, al igual que en los casos que se realiza con tubo en T y válvulas de PEEP, en los que se mantiene siempre un flujo de gas alto.

Si la forma habitual de realizar el TA por los intensivistas de adulto es con CPAP de respiradores convencionales, ¿por qué ellos no han observado previamente este problema? La respuesta está en los conceptos fisiopatológicos de «oxigenación apneica», y «tiempo hasta desaturación».

  1. La oxigenación apneica fue descrita el siglo pasado, en varios trabajos en los que se demostraba la adecuada oxigenación de pacientes paralizados, en los que se mantenía, sin realizar ventilaciones, un flujo continuo de oxigeno al 100%;

Se demostró que los pacientes podían estar entre 18 y 55 min sin desaturar 7. Se mostraba, que aunque no hubiera ventilaciones, existía una adecuada difusión de O 2 desde el alvéolo hasta el capilar (aproximadamente 250 ml/min), mientras que solo 8-20 ml/min de CO 2 pasan en sentido inverso.

  1. Un adulto respirando aire ambiente almacena 450 ml de O 2 en sus alvéolos, pudiendo incrementarse hasta 3;
  2. 000 ml si respira O 2 al 100% durante un tiempo suficiente para remplazar el nitrógeno alveolar (3 min);

Si consideramos que el consumo medio de O 2 es de 250 ml/min (3 ml/kg/min), el paciente respirando aire ambiente el tiempo en desaturar será de 1 min, frente a los 8 min del que respira al 100%. Benumof et al. 8 , utilizaron modelos fisiológicos para determinar el tiempo de desaturación, tras preoxigenación y sin aplicar oxígeno durante la apnea, en distintos tipos de pacientes, calculando 8 min para adultos sanos, 5 para adultos enfermos y 2,7 para pacientes obesos ( fig.

  1. 1 );
  2. ¿Y qué ocurre en pediatría? Ya en el trabajo de Benumof, se determinaba el tiempo de desaturación de un niño sano de 10 kg, siendo parecido al de un adulto obeso;
  3. Ese tiempo de desaturación en pediatría es más corto que el del adulto, y sigue una relación lineal con la edad, siendo más corto a menor edad del paciente ( tabla 1 ) 9;

Esto se debe a la menor capacidad residual y al mayor consumo de O 2 en relación al adulto (6 vs. 3 ml/kg/min) 10. Por consiguiente, era esperable que nuestros pacientes (de 10 meses y 4 años), en apnea, y sin administración de O 2 (CPAP con respirador convencional), desaturaran en menos de 2 y 3 min, respectivamente.

Mientras que un adulto sano puede mantenerse sin desaturar todo el TA. Concluimos, que el TA es adecuado realizarlo con CPAP, pero desaconsejamos el uso de respiradores convencionales, puesto que en ellos no existe flujo de gas y, por tanto, no se asegura una adecuada oxigenación durante el mismo, haciendo muy probable, sobre todo en pacientes pediátricos, que no se puede completar el TA, con las consecuencias que se derivan como la necesidad de realizar nuevas exploraciones complementarias para el diagnóstico de ME.

Recomendamos para el TA, el uso de generadores de CPAP de flujo, que sí garantizan la entrega de gas durante el mismo. Financiación No ha existido financiación para este trabajo. Conflicto de intereses Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía [1] J. Scott, M. Gentile, S. Bennett, M. Couture, N. MacIntyre. Apnea testing during brain death assessment: A review of clinical practice and published literature. Respir Care, 58 (2013), pp. 532-538 [2] G.

Citerio, I. Crippa, A. Bronco, A. Vargiolu, M. Smith. Variability in brain death determination in Europe: Looking for a solution. Neurocrit Care, 21 (2014), pp. 376-382 [3] T. Nakagawa, S. Ashwal, M. Mathur, M. Mysore, Society of Critical Care Medicine Section on Critical Care and Section on Neurology of American Academy of Pediatrics; Child Neurology Society.

Clinical report. Guidelines for the determination of brain death in infants and children: An update of the 1987 task force recommendations. Pediatrics, 128 (2011), pp. e720-e740 [4] J. Tibballs. A critique of the apneic oxygenation test for the diagnosis of brain death.

Pediatr Crit Care Med, 11 (2010), pp. 475-478 [5] F. Del Río, D. Escudero, B. de La Calle, F. Vidal, M. Paredes, J. Núñez. Evaluación y mantenimiento del donante pulmonar. Med Intensiva, 33 (2009), pp. 40-49 [6] S. Lévesque, M. Lessard, P. Nicole, S. Langevin, F. LeBlanc, F. Lauzier, et al.

Efficacy of a T-piece system and a continuous positive airway pressure system for apnea testing in the diagnosis of brain death. Crit Care Med, 34 (2006), pp. 2213-2216 [7] S. Weingart, R. Levitan. Preoxygenation and prevention of desaturation during emergency airway management.

Ann Emerg Med, 59 (2012), pp. 165-175 [8] J. Benumof, R. Dagg, R. Benumof. Critical hemoglobin desaturation will occur before return to an unparalyzed state following 1 mg/kg intravenous succinylcholine. Anesthesiology, 87 (1997), pp. 979-982 [9] R. Patel, M. Lenczyk, R.

Hannallah, W. McGill. Age and the onset of desaturation in apnoeic children. Can J Anaesth, 41 (1994), pp. 771-774 [10] J. Hardman, J. Wills. The development of hypoxaemia during apnoea in children: A computational modelling investigation.

Br J Anaesth, 97 (2006), pp. 564-570 Copyright © 2015. Elsevier España, S. y SEMICYUC.

¿Qué es la apnea del sueño y porque se produce?

¿Qué es la apnea obstructiva del sueño? – La palabra griega “apnea” significa “sin aliento”. Una apnea se define como una pausa en la respiración de al menos 10 segundos. La apnea obstructiva del sueño, también llamada AOS hace que deje de respirar mientras duerme durante varios segundos, hasta muchas veces por hora.

Las personas diagnosticadas con AOS tienen al menos cinco pausas respiratorias por hora y pueden tener muchas más. Durante estas pausas respiratorias, el cerebro, el corazón, los riñones y otros órganos esenciales no reciben suficiente oxígeno y el dióxido de carbono puede acumularse en su cuerpo.

Cuando el cerebro se da cuenta que no hay suficiente oxígeno y demasiado dióxido de carbono en el cuerpo, envía una señal para respirar. Se despierta lo suficientemente como para respirar unas cuantas veces, pero no lo suficiente para recordarlo a la mañana siguiente.

Este ciclo se repite muchas veces cada noche, haciendo que se sienta cansado o agotado por la mañana. Cuando tiene AOS, la apnea es causada por una obstrucción o bloqueo. Por lo general, la obstrucción es causada por los músculos de la lengua, el paladar blando o partes de la garganta que se relajan demasiado durante el sueño y bloquean las vías respiratorias.

Una forma menos común de apnea del sueño, llamada apnea central del sueño, ocurre cuando el área del cerebro que controla la respiración no envía las señales correctas a los músculos que le ayudan a respirar. Si tiene AOS, la persona que duerme con usted puede notar que ronca fuerte, resopla o hace un sonido de ahogo cuando vuelve a respirar después de una pausa respiratoria. Otros síntomas incluyen:

  • Más somnolencia durante el día de lo habitual
  • Despertar con la garganta seca o dolor de cabeza
  • Despertarse con frecuencia durante la noche
  • Dificultad para concentrarse o cambios de humor durante el día

Hable con su médico si tiene síntomas de apnea del sueño. El diagnóstico de un trastorno del sueño como la AOS requiere un estudio del sueño realizado en un laboratorio del sueño o en casa. El diagnóstico determinará si su AOS es leve, moderada o grave, en función del número promedio de veces que deja de respirar cada hora mientras duerme.

¿Cuando me estoy por dormir siento que me ahogo?

“Mis novias me dicen que por las noches me quedo sin respirar mientras duermo, que les asusta mucho, pero yo no lo recuerdo, no me despierto”. Con estas palabras un personaje de una conocida serie de TV intentaba concienciar a la población de la gravedad de una enfermedad poco conocida. Las apneas del sueño consisten en que por alguna razón patológica el paciente, mientras duerme, se queda sin respiración.

  • La pérdida de aire le supone un pequeño acceso de ahogo que se manifiesta en una serie de microdespertares, de los que el afectado es normalmente inconsciente;
  • Las consecuencias de esta enfermedad son de dos tipos;

La sucesión de microdespertares genera una falta de sueño inconsciente. El paciente cree que ha dormido sus ocho horas pero el sueño no ha llegado a ser profundo ni reparador. El paciente siempre tiene sueño y se duerme fácilmente. Tan fácilmente que hay afectados que se duermen atándose los zapatos, en el trabajo y, lo que supone un problema y un riesgo grave, conduciendo o realizando tareas peligrosas.

Muchos de los casos de accidentes mortales al volante por quedarse el conductor dormido son consecuencia de apneas del sueño. El segundo grupo de consecuencias probables de las apneas del sueño es un aumento importante del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular severa.

Es por ello importante detectar esta enfermedad -pregúntele a la persona que duerme con usted- o si sospecha de quedarse dormido por todo. Los especialistas explican que la apnea durante el sueño es en realidad un grupo de trastornos que generan que la respiración se detenga repetidamente durante el sueño durante un tiempo suficiente para provocar una desoxigenación sanguínea y cerebral y aumentar la cantidad de anhídrido carbónico.

Una apnea durante el sueño será obstructiva si es consecuencia de una obstrucción en la garganta o en las vías respiratorias superiores. La apnea será central si es como consecuencia de una disfunción de la actividad en la parte del cerebro que controla la respiración.

En la apnea obstructiva puede aparecer una combinación de concentraciones bajas de oxígeno en sangre y altas de anhídrido carbónico lo que cuando se produce de forma prolongada reduce la sensibilidad del cerebro a tales anomalías, añadiendo un elemento de apnea central al trastorno obstructivo.

Explican los especialistas que la apnea de tipo obstructiva durante el sueño se presenta en grupos de riesgo integrados mayoritariamente por varones obesos que, en su mayoría, suelen intentar dormir de espaldas.

Este problema es más frecuente en varones obesos, de cuello corto y fumadores. La obesidad produce un estrechamiento de las vías aéreas superiores. El riesgo se incrementa por el tabaquismo, el abuso de bebidas alcohólicas y por la presencia de enfermedades pulmonares como el enfisema (que en la mayoría de los casos es derivada también del tabaquismo).

Un elemento a tener en cuenta a la hora de desarrollar factores de prevención es que es posible que exista una predisposición hereditaria a la apnea del sueño (estrechamiento de la garganta y de las vías aéreas superiores), afectando en este caso a varios miembros de una misma familia.

Tal y como recuerdan los especialistas, los músculos se relajan durante el sueño, incluyéndose en esa situación de relax los músculos que ayudan a mantener las vías respiratorias abiertas y que permiten que el aire fluya hacia los pulmones, aunque la la garganta aún permanece lo suficientemente abierta. En el caso de las personas con apnea obstructiva del sueño se genera un ronquido que viene causado por el aire que trata de salir por la vía respiratoria estrechada o bloqueada. Ello no significa, en cualquier caso, que todos los roncadores sufran apnea del sueño. Una serie de diferentes factores pueden aumentar el riesgo. Es el caso de ciertas formas del paladar o de la vía respiratoria que provocan que se estreche o colapse; amígdalas y vegetaciones adenoideas grandes en niños que pueden bloquear la vía respiratoria.

  1. Algunas personas tienen un área en la garganta más estrecha;
  2. Cuando los músculos en la parte superior de la garganta la respiración puede detenerse durante un tiempo, unos 10 segundos;
  3. Ver como la pareja deja de respirar durante el tiempo de contar hasta 10 y se convulsiona, aunque levemente, asusta;

También, tener un cuello o grande, una lengua grande que pueda retraerse y bloquear la vía respiratoria; dormir boca arriba también aumenta los episodios de apnea del sueño, o al menos se ha constatado que se dan casos entre quienes están obesos y por ellos prefieren dormir de espaldas.

Tener este tipo de paradas respiratorias durante el sueño conlleva una serie de problemas potenciales por complicación que pueden llegar a ser muy graves: debido a la somnolencia diurna, tienen un aumento del riesgo de accidentes automovilísticos e industriales por dormirse en el trabajo.

La apnea obstructiva del sueño sin tratamiento puede provocar o empeorar las enfermedades cardiovasculares como arritmias cardíacas, insuficiencia cardíaca , hipertensión arterial, disfunción sexual relacionada con la circulación sanguínea y generar un accidente cerebrovascular.

Es muy aconsejable acudir al médico a exponer el problema si la persona se encuentra con una serie de síntomas que pueden serlo de padecer esta enfermedad: somnolencia diurna excesiva, notar las microparadas respiratorias durante el sueño, no mejorar con las terapias señaladas por el médico.

Los pacientes de estas enfermedades deben acudir al médico con urgencia si notan una disminución del estado de conciencia, una somnolencia extrema, alucinaciones, cambios en la personalidad o confusión persistente. Son síntomas compatibles con infarto cerebral , con riesgo de muerte o de invalidez.

  • Explica la doctora Arantxa Campo Ezquibela, especialista en Neumología, que “para valorar la necesidad de tratamiento ha de realizarse en primer lugar un diagnóstico;
  • Hay otros trastornos nocturnos que pueden provocar despertares frecuentes o somnolencia durante el día;

” “Por eso es imprescindible realizar un estudio de sueño (poligrafía cardio-respiratoria o polisomnografía), en el que se registran el flujo aéreo, la frecuencia cardiaca, el esfuerzo ventilatorio, el nivel de oxigenación sanguínea y, cuando sea posible, las fases del sueño”.

Con esta prueba se hace un diagnóstico de la enfermedad y se establece el grado de severidad en función del número de pausas, su duración, la desoxigenación que provocan y la asociación a trastornos de la frecuencia cardiaca.

Además, sirve para establecer el tratamiento y ver si éste es efectivo. La polisomnografía es una prueba usada en el estudio del sueño. Los estados y las fases del sueño humano se definen mediante el electroencefalograma (EEG), el electrooculograma (EOG, una medición de los movimientos oculares) y el electromiograma de superficie (EMG).

La polisomnografía consiste en el registro de estos parámetros electrofisiológicos que definen los estados de sueño y de vigilia. Al sujeto estudiado se le colocan durante esa prueba sensores en el cuerpo.

Curiosamente, los pacientes de apneas del sueño se duermen sin problemas, dado su agotamiento y somnolencia. La máscara que vela por la respiración durante el sueño J. El tratamiento de las apneas del sueño tiene por objetivo mantener las vías respiratorias para que la respiración no se detenga durante el sueño. Para comenzar se aconseja evitar el alcohol y los sedantes a la hora de dormir, evitar dormir boca arriba y bajar de peso.

Sin embargo, en los casos más avanzados o de riesgo se emplea el procedimiento de la llamada presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, en inglés) tratamiento de primera línea para la apnea obstructiva del sueño en la mayoría de las personas.

La presión evita la obstrucción. La CPAP se realiza por medio de una máquina con una máscara facial ajustada que el paciente se coloca durante el sueño. No duele, no es incapacitante ni molesta, pero lo cierto es que muchos pacientes no pueden tolerarla la terapia de CPAP, por lo que precisan apoyo.

  • Existe la posibilidad de que algunos pacientes requieran dispositivos dentales insertados dentro de la boca por la noche para mantener la mandíbula hacia adelante;
  • La cirugía puede ser una opción en algunos casos y puede hacer necesarias una serie de intervenciones, según el caso: La Uvulopalatofaringoplastia consiste en para extirpar el exceso de tejido en la parte posterior de la garganta, aunque su efectividad es discutida;

Hay cirugías más agresivas, tendentes a corregir las estructuras anormales de la cara en casos (raros) de apnea graves o en los que el tratamiento no ha servido La traqueotomía crea una abertura en la tráquea con el fin de derivar la vía respiratoria bloqueada si hay problemas físicos, aunque muy rara vez se hace.

La cirugía en la nariz y los senos paranasales es otra opción, así como la cirugía para extirpar las amígdalas y las vegetaciones adenoides. Explica la doctora Campo que la CPAP, que ya es empleada desde 1981, es el mejor tratamiento del síndrome de apneas obstructivas del sueño.

Consiste en un aparato que envía aire ambiental a una presión determinada, venciendo así el cierre de la vía respiratoria y evitando las pausas respiratorias. La CPAP evita los trastornos respiratorios y normaliza el transcurso del sueño, desapareciendo la somnolencia y los problemas.

El aparato es sencillo y manejable, genera una presión de aire que se transmite a través de un tubo hasta una mascarilla que se ajusta a la nariz, o a nariz y boca. Existen diversas mascarillas de diferentes formas.

“Habitualmente -dice la especialista- se tolera bien, aunque puede surgir sequedad, congestión nasal, dolor de cabeza, frío, daño de la piel sobre la que se apoya la mascarilla, etc. , que se han de intentar resolver”. Algunos pacientes -añade – toleran mejor sistemas que crean dos niveles de presión en cada respiración (Bi- PAP).

Disminuye la presión de aire cuando usted expulsa el aire que respira. La CPAP «inteligente » o auto-CPAP genera una presión adaptada. Junto a la CPAP es imprescindible iniciar un tratamiento dietético para eliminar el sobrepeso y evitar las comidas copiosas o la ingesta de bebidas alcohólicas y sedantes antes de acostarse, ya que favorecen las pausas respiratorias.

Algunos pacientes mejoran solo con una reducción de peso. La cirugía de la vía aérea superior -sigue explicando esta especialista- que se efectúa sobre el paladar o sobre el maxilar, puede ser beneficiosa en algunas personas que no toleran bien el tratamiento con CPAP y que tienen alteraciones anatómicas claras.

El avance bimaxilar en las personas con la mandíbula o el maxilar pequeños consiste en adelantar el maxilar superior, la mandíbula y la musculatura de la base de la lengua que está insertada en la mandíbula y en el hioides, con el fin de dejar por detrás espacio suficiente para evitar la obstrucción.

Un equipo de investigadores españoles del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha demostrado que el tratamiento de la apnea del sueño con presión positiva continua en la vía aérea durante al menos 5 ó 6 horas por noche, reduce la presión arterial.

El ensayo ha evaluado los efectos durante tres meses del tratamiento con CPAP sobre la presión arterial en pacientes con hipertensión y apnea del sueño con unos resultados que, según los autores del estudio, «van a tener impacto en la práctica cínica diaria de los médicos de Atención Primaria».

Existe una importante relación entre apnea del sueño y otras patologías más graves como la hipertensión, la insuficiencia cardiaca, el ictus o la cardiopatía isquémica. En el caso concreto de la hipertensión, los neumólogos subrayan que la mitad de los pacientes con apnea son hipertensos y que el 40 por ciento de los hipertensos roncadores padecen a su vez apnea.

Adblock
detector