Que Medico Trata La Vasculitis?

Que Medico Trata La Vasculitis
Preparación para la consulta – Pide una cita con el médico de atención primaria si tienes signos o síntomas que te preocupen. Si el médico sospecha que tienes vasculitis, puede derivarte a un especialista en enfermedades articulares y autoinmunitarias (reumatólogo) con experiencia en ayudar a las personas que padecen esta enfermedad. Los especialistas que tratan la vasculitis son:

  • Médicos de enfermedades articulares y autoinmunitarias (reumatólogos)
  • Médicos que se especializan en el cerebro y el sistema nervioso (neurólogos)
  • Oculistas (oftalmólogos)
  • Médicos que se especializan en el corazón (cardiólogos)
  • Médicos que se especializan en los riñones (nefrólogos)
  • Médicos que se especializan en los pulmones (neumólogos)
  • Médicos que se especializan en la piel (dermatólogos)
  • Médicos que se especializan en el sistema urinario y urogenital (urólogos)

¿Qué pasa si no se trata la vasculitis?

Es un grupo de trastornos que involucran inflamación de las paredes de los vasos sanguíneos. El tamaño del vaso sanguíneo comprometido ayuda a determinar los nombres de estas afecciones y la forma en la que el trastorno causa enfermedades. La vasculitis necrosante puede ser la afección primaria, tal como poliarteritis nudosa o granulomatosis con vasculitis asociada a ANCA (anteriormente llamada granulomatosis de Wegener).

  • En otros casos, la vasculitis se puede presentar como parte de otro trastorno, como el lupus eritematoso sistémico o la hepatitis C;
  • Se desconoce la causa de dicha inflamación;
  • Es probable que esté relacionada con factores autoinmunitarios;

La pared de los vasos sanguíneos puede cicatrizar y engrosarse o morir (resultar con necrosis ). El vaso sanguíneo puede cerrarse, interrumpiendo el flujo de sangre a los tejidos que irriga. La falta de flujo sanguíneo causará la muerte de los tejidos. Algunas veces el vaso sanguíneo puede romperse y sangrar (ruptura).

La vasculitis necrosante puede afectar los vasos sanguíneos de cualquier parte del cuerpo. Por lo tanto, puede ocasionar problemas en la piel, cerebro, pulmones, intestinos, riñones, articulaciones o cualquier otro órgano.

La fiebre, los escalofríos o la pérdida de peso pueden ser los únicos síntomas al principio. Sin embargo, los síntomas pueden estar en casi cualquier parte del cuerpo. Piel:

  • Protuberancias de color rojo o púrpura en piernas, manos u otras partes del cuerpo
  • Coloración azulada de los dedos de manos y pies
  • Signos de muerte tisular debido a la falta de oxígeno como dolor, enrojecimiento o úlceras que no sanan

Músculos y articulaciones:

  • Dolor articular
  • Dolor de pierna
  • Debilidad muscular

Cerebro y sistema nervioso:

  • Dolor,  entumecimiento , hormigueo en un brazo, pierna u otra zona del cuerpo
  • Debilidad de un brazo, pierna u otra zona del cuerpo
  • Pupilas de diferente tamaño
  • Párpado caído
  • Dificultad para deglutir
  • Alteraciones en el habla
  • Dificultad en el movimiento

Pulmones y vías respiratorias:  

  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • Congestión y dolor en los senos paranasales
  • Expectoración de sangre o sangrado de la nariz

Otros síntomas incluyen:

  • Dolor abdominal
  • Sangre en la orina  o las  heces
  • Ronquera o cambio de la voz
  • Dolor torácico a causa del daño a las arterias que irrigan el corazón (arterias coronarias)

El proveedor de atención médica realizará un examen físico completo. Un examen del sistema nervioso (neurológico) puede mostrar signos de daño a los nervios. Los exámenes que se pueden realizar incluyen:

  • Conteo sanguíneo completo, pruebas químicas completas y análisis de orina
  • Radiografía de tórax
  • Examen de proteína C reactiva
  • Tasa de sedimentación
  • Examen de sangre para hepatitis
  • Examen de sangre para anticuerpos contra neutrófilos (anticuerpos ANCA, por sus siglas en inglés) o antígenos antinucleares (ANA, por sus siglas en inglés)
  • Examen de sangre en busca de crioglobulinas
  • Examen de sangre para verificar los niveles de complementos
  • Estudios imagenológicos como angiografía, ultrasonido, tomografía computarizada (CT), o resonancia magnética (RM)
  • Biopsia de piel, músculo, tejido de los órganos o nervios
See also:  Que Trata Un Medico Geriatra?

En la mayoría de los casos, se administran corticosteroides. La dosis dependerá de qué tan grave sea la afección. Otros fármacos que inhiben el sistema inmunitario pueden reducir la inflamación de los vasos sanguíneos. Estos incluyen azatioprina, metotrexato y micofenolato. Estos medicamentos con frecuencia son usados junto con corticosteroides.

Esta combinación hace posible el control de la enfermedad con una dosis baja de corticosteroides. Para la enfermedad grave la ciclofosfamida (Cytoxam) se ha utilizado por muchos años. Sin embargo, el rituximab (Rituxan) es igualmente efectivo y menos tóxico.

Recientemente, el tocilizumab (Actemra) mostró ser efectivo para la arteritis de células gigantes, así que se pueden disminuir los corticosteroides recetados. La vasculitis necrosante puede ser una enfermedad grave y mortal. El pronóstico depende de la ubicación de la vasculitis y de la gravedad del daño a los tejidos. Las complicaciones pueden incluir:

  • Daño permanente a la estructura o la función de la zona comprometida
  • Infecciones secundarias de tejidos necróticos
  • Efectos secundarios de los medicamentos usados

Llame a su proveedor si tiene síntomas de vasculitis necrosante. Los síntomas de emergencia incluyen:

  • Problemas en más de una parte del cuerpo como un accidente cerebrovascular, artritis, erupción cutánea grave, dolor abdominal o tos con sangre
  • Cambios del tamaño de las pupilas
  • Pérdida del funcionamiento de un brazo, pierna u otra parte del cuerpo
  • Problemas en el habla
  • Dificultad para deglutir
  • Debilidad
  • Dolor abdominal severo

No se conoce ninguna forma de prevenir esta afección. Dinulos JGH. Hypersensitivity syndromes and vasculitis. In: Dinulos JGH, ed. Habif’s Clinical Dermatology. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 18. Jennette JC, Falk RJ. Renal and systemic vasculitis. In: Feehally J, Floege J, Tonelli M, Johnson RJ, eds. Comprehensive Clinical Nephrology.

  1. Pueden presentarse complicaciones por la enfermedad y por los medicamentos;
  2. La mayoría de las formas de vasculitis necrosante requieren de un seguimiento a largo plazo y tratamiento;
  3. 6th ed;
  4. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 25;

Rhee RL, Hogan SL, Poulton CJ, et al. Trends in long-term outcomes among patients with antineutrophil cytoplasmic antibody-associated vasculitis with renal disease. Arthritis Rheumatol. 2016;68(7):1711-1720. PMID: 26814428 pubmed. ncbi. nlm. nih. gov/26814428/. Saha MK, Pendergraft WF, Jennette C, Falk RJ.

Primaryu glomerular disease. In: Yu ASL, Chertow GM, Luyckx VA, Marsden PA, Skorecki K, Taal MW, eds. Brenner and Rector’s The Kidney. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 31. Stone JH, Klearman M, Collinson N.

Trial of tocilizumab in giant-cell arteritis. N Engl J Med. 2017;377(15):1494-1495. PMID: 29020600 pubmed. ncbi. nlm. nih. gov/29020600/. Versión en inglés revisada por: Diane M. Horowitz, MD, Rheumatology and Internal Medicine, Northwell Health, Great Neck, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

See also:  Como Se Llama La Niña De Medico De Familia?

¿Qué órganos afecta la vasculitis?

Descripción general – La vasculitis es una inflamación de los vasos sanguíneos. La inflamación puede engrosar las paredes de dichos vasos, lo que reduce el ancho del conducto interior de estos. Si se restringe el flujo sanguíneo, los órganos y los tejidos pueden dañarse.

  • Hay muchos tipos de vasculitis y la mayoría es poco frecuente;
  • La vasculitis puede afectar a un solo órgano o a varios;
  • La afección puede ser de corta o larga duración;
  • Puede afectar a cualquier persona, aunque algunos tipos de vasculitis son más frecuentes entre ciertos grupos etarios;

Según el tipo que tengas, es posible que mejores sin tratamiento. La mayoría de los tipos requieren medicamentos para controlar la inflamación y evitar los brotes.

¿Que no debe comer una persona con vasculitis?

Alimentación. Una persona con vasculitis tiene mayor riesgo de tener una arterosclerosis (rigidez de las arterias) acelerada, por lo que se recomienda seguir una dieta baja en sal, grasas y azúcares, y rica en vegetales, pescado y aceite de oliva.

¿Cómo comienza la vasculitis?

Introducción – La vasculitis es una inflamación de los vasos sanguíneos. Ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca a los vasos sanguíneos por equivocación. Puede ocurrir por una infección, una medicina u otra enfermedad. La causa es a menudo desconocida.

La vasculitis puede afectar las arterias, venas y capilares. Las arterias son vasos que trasladan la sangre desde el corazón hacia los órganos del cuerpo. Las venas son vasos que trasladan la sangre de regreso al corazón.

Los capilares son pequeños vasos sanguíneos que conectan a las arterias y las venas de menor tamaño. Cuando un vaso sanguíneo se inflama, puede:

  • Estrecharse y hacer más difícil el paso de la sangre
  • Cerrarse completamente por lo que la sangre no puede pasar
  • Estirarse y debilitarse tanto que brotan. A este ensanchamiento se le llama aneurisma. Si se revienta, puede causar una peligrosa hemorragia al interior del cuerpo

Los síntomas de una vasculitis pueden variar, pero suelen incluir fiebre, inflamación y una sensación general de enfermedad. La meta principal del tratamiento es detener la inflamación. Los esteroides y otros medicamentos para detener la inflamación son a menudo útiles. NIH: Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre.

¿Qué cuidados debe tener una persona con vasculitis?

¿Cuánto tarda en curarse una vasculitis?

Aunque las vasculitis suelen requerir un tratamiento intenso con corticoides y otros fármacos inmunodepresores, y que se deberá administrar por un tiempo habitualmente largo (como de 2 a 5 años), en la mayoría de pacientes se podrá llegar a retirar.

¿Cuáles son las vasculitis más frecuentes?

¿Cómo se ve la vasculitis en la piel?

El síntoma característico de las vasculitis cutáneas es la afectación de la piel, consistente en la aparición de múltiples manchas rojizas, algo elevadas, generalmente de pequeño tamaño aunque pueden confluir y que suelen aparecer en las piernas, aunque pueden afectarse otras partes del cuerpo.

¿Por qué se produce la vasculitis?

¿Qué es la vasculitis? – La vasculitis es una inflamación de los vasos sanguíneos. Se produce cuando  el sistema inmune ataca a los vasos sanguíneos por equivocación , ya sea por una infección, por un medicamento o por cualquier otra enfermedad. Esto puede limitar el flujo sanguíneo y provocar daños en los órganos y tejidos. Cuando un vaso sanguíneo se inflama puede:

  • Hacer más difícil el paso de la sangre, al estrecharse.
  • Cerrarse del todo, de manera que la sangre no puede pasar.
  • Estirarse y debilitarse tanto que brota, lo que se denomina aneurisma y puede provocar una hemorragia peligrosa dentro del cuerpo.
See also:  Si Me Empadrono Tengo Que Cambiar De Medico?

Hay muchos tipos de vasculitis y la mayoría de ellas son poco frecuentes. Sin embargo, puede afectar a un órgano o varios, y puede ser de larga duración (crónica) o de corta duración (aguda). Es una patología que puede afectar a cualquier persona, aunque hay algunos tipos que son más comunes en algunos grupos de personas y en aquellas que sufren determinadas enfermedades. Tipos de vasculitis, según los vasos a los que afecta son:

  • Si afecta a las  arterias más grandes (aorta y ramificaciones principales) : arteritis de células gigantes, arteritis de Takayasu, aortitis en espondiloartropatía, aortitis aislada y aortitis en el Síndrome de Cogan.
  • Si influye en las  arterias de tamaño mediano:  Polyarteritis nodosa y enfermedad de Kawasaki.
  • Si afecta a las  arterias de tamaño pequeño y mediano : vasculitis relacionadas con ANCA, granulomatosis con poliangitis, poliangitis microscópica, vasculitis primaria del sistema nervioso central y granulomatosis eosinofílica con poliangitis.
  • Si afecta a  arterias pequeñas : vasculitis por lgA (púrpura de Henoch-Schönlein), vasculitis vinculada a la artritis reumatoides, vasculitis asociada al lupus eritrematoso sistémico y al síndrome de Sjörgen, enfermedad anti-MBG (Síndrome de Goodpasture), vasculitis crioglobulinémica y vasculitis provocada por medicamentos.
  • Si se ven afectadas  arterias y venas de distintos tamaños : policondritis recidivante y enfermedad de Behçet.

La vasculitis es una infección de los vasos sanguíneos que se produce cuando el sistema inmune ataca al propio cuerpo.

¿Cómo afecta la vasculitis al cerebro?

¿Cómo afecta la vasculitis al sistema nervioso? – La vasculitis puede causar problemas en el sistema nervioso central y periférico, donde afecta los vasos sanguíneos que nutren el cerebro, la médula espinal y los nervios periféricos. Las complicaciones del sistema nervioso por vasculitis incluyen:

  • dolores de cabeza, especialmente un dolor de cabeza que no desaparece
  • los aneurismas cerebrales (un punto débil en un vaso sanguíneo en el cerebro que se hincha) pueden explotar y derramar sangre en el tejido circundante (llamado accidente cerebrovascular hemorrágico)
  • la sangre en el vaso sanguíneo inflamado puede coagularse (trombosis), bloqueando el flujo sanguíneo y causando accidente cerebrovascular isquémico
  • confusión o olvido que conduce a la demencia
  • sensaciones anormales o pérdida de sensaciones
  • debilidad muscular y parálisis, generalmente en brazos y piernas
  • dolor
  • hinchazón del cerebro
  • problemas de la vista
  • convulsiones y convulsiones
  • dificultad para hablar o entender

Los síntomas de vasculitis generalmente incluyen fiebre, sensación de malestar, pérdida de peso, erupciones cutáneas inusuales o decoloración de la piel, y daño a prácticamente cualquier sistema de órganos.

¿Por qué se produce la vasculitis?

Qué es – El término vasculitis engloba un conjunto de enfermedades en el que la característica principal es la inflamación de los vasos sanguíneos (arterias, arteriolas, capilares, vénulas y venas). Como consecuencia de esa inflamación se produce una disminución del flujo vascular o incluso una interrupción completa del mismo.