Que Medico Trata La Menopausia?

Que Medico Trata La Menopausia

Un endocrinólogo es el especialista en hormonas capacitado para atender las molestias causadas por la menopausia.

¿Qué pasa si no sé atiende la menopausia?

Complicaciones – Después de la menopausia, el riesgo de padecer ciertas enfermedades aumenta. Por ejemplo:

  • Enfermedades cardíacas y de los vasos sanguíneos (cardiovasculares). Cuando los niveles de estrógeno disminuyen, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Las enfermedades cardíacas son la causa principal de muerte tanto en mujeres como en hombres. Por lo tanto, es importante hacer ejercicio regularmente, tener una dieta sana y mantener un peso normal.
  • Osteoporosis. Este trastorno hace que los huesos se tornen débiles y quebradizos, lo que genera mayor riesgo de fracturas. Durante los primeros años después de la menopausia, es posible que pierdas densidad ósea a un ritmo rápido, lo que aumenta el riesgo de osteoporosis.
  • Incontinencia urinaria. A medida que los tejidos de la vagina y de la uretra pierden elasticidad, es posible que experimentes una fuerte necesidad frecuente y repentina de orinar seguida de una pérdida involuntaria de orina (incontinencia urinaria por urgencia) o pérdida de orina al toser, reír o levantarte (incontinencia por esfuerzo).

    Consulta el médico acerca de cómo proteger tu corazón, por ejemplo, cómo reducir el colesterol o la presión arterial si es muy alta. Las mujeres posmenopáusicas con osteoporosis son especialmente susceptibles a fracturas de columna vertebral, caderas y muñecas.

    Es posible que tengas infecciones de las vías urinarias con más frecuencia. El fortalecimiento de los músculos del piso pélvico con ejercicios de Kegel y el uso de estrógeno vaginal tópico pueden ayudar a aliviar los síntomas de incontinencia. La terapia hormonal también puede ser una opción de tratamiento eficaz para los cambios vaginales y de las vías urinarias relacionados con la menopausia que pueden provocar incontinencia urinaria.

  • Función sexual. La sequedad vaginal debida a disminución de la producción de humedad y la pérdida de elasticidad pueden causar malestar y un leve sangrado durante las relaciones sexuales. Además, la disminución de la sensibilidad puede reducir el deseo sexual (libido).
  • Aumento de peso. Muchas mujeres aumentan de peso durante la transición menopáusica y después de la menopausia debido a que el metabolismo se torna más lento. Es posible que debas comer menos y hacer más ejercicio, simplemente para mantener el peso actual.

Dec. 14, 2021.

¿Qué enfermedades se desarrollan durante la menopausia?

¿Cuál es la mejor vitamina para la menopausia?

¿Cómo puedo saber si estoy en la menopausia?

¿Qué es lo peor de la menopausia?

Osteoporosis y riesgo de fracturas – La menopausia y la osteoporosis , que es la pérdida de masa ósea, tienen una relación estrecha, y es que la falta de estrógenos repercute negativamente en la calidad de los huesos. En consecuencia, existe un mayor riesgo a sufrir una fractura osteoporótica en mujeres maduras. De hecho, se estima que ocurre en casi la mitad de la población femenina con una edad mayor de 50. La doctora María del Carmen Pingarrón Santofimia , jefa del servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirónsalud San José , nos apunta que se trata de “un problema de salud tan importante, que si sumamos todos los infartos de miocardio, todos los accidentes cerebrovasculares y todos los cánceres de mama, no llegaríamos al total de fracturas osteoporóticas”.

Cabe destacar que son frecuentes las fracturas de muñeca, vertebras y cadera, ampliándose además las probabilidades de una sucesión de la primera a la última. La fractura de muñeca aumenta cinco veces la posibilidad de sufrir una fractura vertebral y esta, a su vez, multiplica por dos la probabilidad de fracturarse la cadera.

Lamentablemente, este último tipo de fractura cursa con el 20% de fallecimiento, y la mitad de las mujeres que sobreviven terminan con alta discapacidad. Por lo tanto, es fundamental evitar esta cascada de fracturas. Prevención. Para hacer frente a la osteoporosis, es aconsejable acudir a un especialista, quien elabora la historia clínica de la paciente con otras fracturas previas, los factores de riesgo, antecedentes en la familia y, en caso de precisarlo, la prueba de densitometría ósea.

¿Cuáles son las mejores pastillas naturales para la menopausia?

¿Cuándo termina la menopausia en las mujeres?

¿Cuándo comienza la perimenopausia? ¿Cuál es la edad promedio de la menopausia? – Es difícil establecer el momento exacto del inicio de la perimenopausia (la transición hacia la menopausia). Un estudio que le hizo seguimiento a mujeres que estaban atravesando por la transición hacia la menopausia, encontró que la irregularidad menstrual comienza, en promedio, entre los 47 y 48 años.

  • Pero también puede comenzar mucho más temprano o más tarde;
  • En el mismo estudio, aproximadamente 1 de cada 3 mujeres que seguían menstruando a los 45 años, reportó irregularidades menstruales;
  • A los 52 años, aproximadamente 1 de cada 10 mujeres reportó seguir menstruando normalmente (3);

Hay otros cambios y síntomas propios de la perimenopausia que se pueden sentir antes de que comience la irregularidad en el ciclo menstrual, y que pueden ayudar a identificar un punto de inicio de la perimenopausia diferente, pero aún se necesita más investigación al respecto.

La menopausia (cuando el periodo se detiene por completo) ocurre en promedio a los 51 años, pero la mayoría de las personas alcanzan la menopausia, en cualquier momento, entre los 45 y los 55 años (3,5,7,8).

Alrededor de 4 de cada 10 mujeres, alcanzan la menopausia a los 50 años, y 9 de cada 10, a los 55 (3). Se considera una menopausia “temprana”, antes de los 45 años, y “prematura”, cuando sucede antes de los 40. También se conoce la menopausia prematura con el nombre de insuficiencia ovárica primaria (IOP) o falla ovárica prematura (no el mejor de los términos). Hacerle seguimiento a su periodo te ayuda a saber si son irregulares El consumo de cigarrillos, algunos medicamentos, quimioterapia y, posiblemente, la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2, pueden causar o influir en la menopausia temprana (10,11). Las personas que se someten a una ooforectomía (extracción de los ovarios), experimentan inmediatamente la menopausia. Algunas veces, las personas que se someten a una histerectomía (extracción del útero), también pueden presentar una menopausia temprana, así no se hayan extraído sus ovarios (9,11).

Aproximadamente 1 de cada 100 personas experimentan menopausia prematura debido a razones no quirúrgicas o relacionadas a quimioterapia (8-10). Por lo general, las personas que alcanzan la menopausia debido a una cirugía, tratamientos farmacológicos o medicamentos, no experimentan la perimenopausia, ya que hay un cese abrupto de la función reproductiva.

Sin embargo, las personas que alcanzan una menopausia inducida, aún pueden experimentar los síntomas de la menopausia.

¿Que no se puede comer en la menopausia?

¿Que desayunar en la menopausia?

Otras consideraciones a tener en cuenta – Aunque no existe una dieta única y específica para la menopausia y sería necesario conocer cada caso en cuestión, sí hay algunas recomendaciones más que podemos tener en cuenta:

  • Tener una alimentación saludable basada mayoritariamente en alimentos vegetales : frutas, hortalizas cereales integrales, legumbres, frutos secos, grasas saludables, y también huevos, pescado, carne magra, proteínas vegetales… Debería ser la prioridad en cualquier caso.
  • Potenciar el consumo de alimentos ricos en fitoestrógenos (isoflavonas) como las legumbres (sobretodo soja y sus derivados: tofu, tempeh…), cereales integrales y frutos secos. Estos componentes tienen una estructura similar a los estrógenos y podrían ayudar a aliviar la sintomatología.
  • Mantenerse hidratada a lo largo del día. Beber entre 1,5L y 2L entre agua, infusiones o caldos.
  • Acostumbrarse al sabor natural de los alimentos. Es indispensable para disfrutar de una alimentación saludable y poderla mantener a largo plazo.
  • Realizar ejercicio físico de forma regular.
  • Intentar descansar (entre 7 y 9h diarias) y gestionar el estrés para garantizar un mejor estado de salud tanto a nivel físico como psicológico.

Teniendo en cuenta todas estas recomendaciones, deberíamos considerar también que aunque puede ser necesario reajustar la alimentación y modificar la estructura, el aporte calórico y/o las proporciones de la dieta, es importante saber que no es necesario ni saludable pasar hambre. ¡Aprender a comer de forma saludable y adaptada a ti puede ayudar a mejorar tu salud y calidad de vida! El siguiente menú sería un ejemplo de cómo organizar las comidas a lo largo de una semana:

  LUNES MARTES MIÉRCOLES JUEVES VIERNES SÁBADO DOMINGO
DESAYUNO Café con bebida vegetal enriquecida en calcio y vitamina D. Tostadas integrales con queso fresco y tomate. Café con bebida vegetal enriquecida en calcio y vitamina D. Yogur blanco natural con nueces y plátano. Café con bebida vegetal enriquecida en calcio y vitamina D. Porridge de avena con arándanos. Café con bebida vegetal enriquecida en calcio y vitamina D. Pan integral con aceite y nueces. Café con bebida vegetal enriquecida en calcio y vitamina D. Yogur blanco natural con copos de avena y kiwi Café con bebida vegetal enriquecida en calcio y vitamina D. Pan con tomate y huevos revueltos. Café con bebida vegetal enriquecida en calcio y vitamina D. Tostadas integrales con aguacate.
MEDIA MAÑANA 1 pieza de fruta 1 pieza de fruta 1 pieza de fruta 1 pieza de fruta 1 pieza de fruta 1 pieza de fruta 1 pieza de fruta
COMIDA Ensalada de canónigos con pepino, zanahoria, tomate, arroz basmati integral y langostinos cocidos. 1 pieza de fruta Espárragos verdes. Salmón a la plancha. con patata asada. 1 pieza de fruta Champiñones salteados con quínoa. Pechuga de pavo con limón. 1 pieza de fruta Arroz integral con alcachofas i pimienta. Sepia con ajo y perejil. 1 pieza de fruta Verduras salteadas con espirales de lentejas y huevo duro. 1 pieza de fruta Verduras y patatas a la brasa (pimiento, cebolla, tomate, berenjena y espárragos). Pollo a la brasa. 1 pieza de fruta Ensalada de tomate con albahaca i piñones Fideos caldosos con verduras y conejo. 1 pieza de fruta
MERIENDA Te o infusión. Requesón con 2 nueces. Te o infusión. 1 cracker de espelta con aguacate y rodajas de tomate. Te o infusión. 2 nueces y 1 onza de chocolate 85%. Te o infusión. Yogur blanco natural con semillas de chía. Te o infusión. 1 cracker de espelta con aguacate y rodajas de tomate. Te o infusión. 1 onza de chocolate 85%. Te o infusión. 1 onza de chocolate 85%.
CENA Judías verdes hervidas y salteadas con ajo y un poco de aceite. Tortilla francesa con pan con tomate. Yogur blanco natural. Dados de tomate, pimiento rojo y pimiento verde con bacalao desalado. Yogur blanco natural. Ensalada verde. Filete de dorada al horno con patata y cebolla o puerro. Yogur blanco natural. Ensalada de espinacas, aguacate, mango y mozzarella. Yogur blanco natural. Escalibada. Sardinillas en conserva. Pan con tomate. Yogur blanco natural. Massa finísima con escalivada y atún. Yogur blanco natural. Crema de verdura. Tortilla de calabacín y patata. Yogur blanco natural.

.

¿Qué alimentos consumir en la premenopausia?

¿Cuál es la ALIMENTACIÓN más adecuada? – Asimismo es aconsejable  limitar el consumo total de grasas  a menos de un 30% del total de calorías, sobre todo el de grasas saturadas de origen animal, aunque teniendo en cuenta que algunas grasas vegetales (palma, coco) también las contienen y se encuentran principalmente en los productos de bollería, patatas fritas, etc.

De esa manera se conseguirá no sólo controlar el peso, sino también controlar los niveles de colesterol. Es muy aconsejable  enriquecer la dieta en pescado  (azul y blanco), porque nos aportará ácidos grasos esenciales de la serie omega 3, muy útiles en la prevención y el tratamiento coadyuvante de algunas enfermedades cardiovasculares.

Así pues, alimentos recomendados serán los lácteos desnatados, cereales, hortalizas y legumbres, frutas, pescados, carnes blancas (pollo, pavo, conejo), frutos secos (almendras, avellanas, castañas, nueces) y aceite de oliva virgen para cocinar y en crudo.

¿Cuál es la edad más temprana de la menopausia?

La menopausia que se produce entre los 40 y los 45 años se denomina menopausia precoz. Aproximadamente el 5 % de las mujeres pasan naturalmente por la menopausia precoz.

¿Cuánto tiempo hay que cuidarse en la menopausia?

La menopausa casi siempre es un evento natural que ocurre normalmente entre las edades de 45 y 55 años. Después de la menopausia, una mujer ya no puede quedar embarazada. Para la mayoría de las mujeres, los periodos menstruales se detendrán lentamente con el tiempo.

  • Durante este tiempo, los periodos se pueden dar con un intervalo más estrecho o más amplio. Este patrón puede durar de 1 a 3 años.
  • La menopausia se completa cuando usted no ha tenido un periodo durante 1 año. Antes de este tiempo, a las mujeres se les considera en la etapa de posmenopausia.

El flujo menstrual puede detenerse súbitamente después de cirugías para extirpar los ovarios, quimioterapia o ciertos tratamientos hormonales para el cáncer de mama. Los síntomas de la menopausia varían ampliamente. Algunas mujeres no tienen síntomas, pero otras presentan síntomas que van de moderados a graves. Además, algunas mujeres pueden tener síntomas durante 1 a 2 años, y otras los pueden tener continuamente. Los síntomas comunes incluyen:

  • Sofocos
  • Cambios de humor
  • Problemas sexuales
  • Sueño de mala calidad, a menudo debido a los sofocos

Hable con su proveedor de atención médica si los síntomas de la menopausia son muy graves. Usted y su proveedor pueden evaluar los riesgos y los beneficios de la terapia de reemplazo hormonal (TRH) para ver si esta opción sería la adecuada para usted. Si su proveedor le ha recetado TRH para los síntomas de la menopausia, tome estos medicamentos según las indicaciones. Al tomar hormonas:

  • Asista a controles cuidadosamente con su proveedor.
  • Pregunte cuándo necesita mamografías o un examen para evaluar la densidad ósea.
  • No fume. El tabaquismo aumentará la probabilidad de coágulos de sangre en las piernas o los pulmones.
  • Informe sobre cualquier nuevo sangrado vaginal de inmediato. Igualmente, comente sobre un sangrado menstrual que aparece con más frecuencia o es más intenso.

Los siguientes tratamientos sin hormonas pueden ayudar a controlar los sofocos:

  • Vístase con ropas ligeras y en capas. Trate de mantener su ambiente fresco.
  • Practique respiración profunda y lenta cuando comience a aparecer un sofoco. Pruebe tomando seis respiraciones por minuto.
  • Pruebe con técnicas de relajación tales como el yoga, el taichí o la meditación.

Vigilar lo que come o bebe puede mejorar sus síntomas y ayudarle a dormir:

  • Coma a horas regulares todos los días. Consuma una alimentación saludable que sea baja en grasa e incluya muchas frutas y verduras.
  • La leche y otros productos lácteos contienen triptófano, que puede ayudar a inducir el sueño.
  • Si puede, evite el café, las bebidas colas con cafeína y las bebidas energizantes por completo. Si no puede evitarlas, trate de no consumir ninguna después de la primera parte de la tarde.
  • El alcohol puede empeorar sus síntomas y con frecuencia lleva a un sueño más interrumpido.

La nicotina estimula el cuerpo y dificultará conciliar el sueño. Esto incluye tanto cigarrillos como el tabaco que no se fuma. Así que, si fuma, contemple la posibilidad de dejarlo. También se ha demostrado que una clase de medicamentos antidepresivos llamados ISRS ayudan con los sofocos. La resequedad vaginal se puede aliviar usando un lubricante vaginal hidrosoluble durante la relación sexual.

  • Los humectantes vaginales de venta libre también están disponibles y pueden ayudar a mejorar la resequedad vaginal.
  • Pregúntele al proveedor por las cremas de estrógenos para la vagina.

Una vez que usted no haya tenido un período durante 1 año, ya no estará en riesgo de quedar embarazada. Antes de eso, use anticonceptivos para prevenir el embarazo. No utilice aceite mineral ni otros aceites si usa condones, ya que pueden dañar los condones de látex o los diafragmas. Los ejercicios de Kegel pueden ayudar con el tono muscular vaginal y pueden ayudarle a controlar el escape de orina.

Pregúntele a su proveedor qué debe hacer si se le olvida tomar una dosis. No use vaselina. Continuar teniendo intimidad sexual es importante para mantener la respuesta sexual normal. Póngase en contacto con otras personas.

Busque a alguien de confianza (como un amigo, miembro de la familia o vecino) que lo escuche y le ofrezca apoyo. Con frecuencia, simplemente hablar con alguien ayuda a aliviar algo de la ansiedad y el estrés de la menopausia. Haga mucho ejercicio. Puede ayudarle a sentirse más saludable y mantendrá sus huesos fuertes. Usted necesita suficiente calcio y vitamina D para prevenir el adelgazamiento de los huesos ( osteoporosis ):

  • Usted necesita aproximadamente 1,200 mg de calcio por día de fuentes alimentarias o suplementos. Coma alimentos ricos en calcio, como el queso, las hortalizas de hoja verde, la leche descremada y otros productos lácteos, el salmón, las sardinas y el tofu, o tome un suplemento de calcio. Puede hacer una lista del calcio contenido en su alimento para averiguar cuánto obtiene generalmente a partir de su alimentación.
  • Usted necesita de 800 a 1,000 UI de vitamina D al día. La alimentación y la luz del sol suministran algo. Pero la mayoría de las mujeres menopáusicas necesitan tomar suplementos de esta vitamina.
  • Los suplementos de calcio y vitamina D se pueden tomar como suplementos separados o combinarse como uno solo.
  • Si tiene antecedentes de cálculos renales, hable primero con su proveedor.

Después de la menopausia, el riesgo de enfermedad del corazón y accidente cerebrovascular sube en una mujer. Pregúntele a su proveedor respecto a lo que usted debe hacer para controlar su presión arterial, colesterol y otros factores de riesgo para enfermedad del corazón. Llame a su proveedor si descubre que no es capaz de manejar sus síntomas de la menopausia con cuidados caseros solamente.

Si usted está por debajo de 1,200 mg, agregue un suplemento para compensar el resto. Igualmente, llámelo si tiene cualquier sangrado menstrual inusual o si presenta cualquier manchado o sangrado un año o más después de su último periodo.

Perimenopausia – cuidados personales; Terapia de reemplazo hormonal – cuidados personales; HRT – cuidados personales ACOG Practice Bulletin No. 141: management of menopausal symptoms. Obstet Gynecol. 2014;123(1):202-216. PMID: 24463691 pubmed. ncbi. nlm. nih. gov/24463691/.

Lobo RA. Menopause and care of the mature woman: endocrinology, consequences of estrogen deficiency, effects of hormone therapy, and other treatment options. In: Gershenson DM, Lentz GM, Valea FA, Lobo RA, eds.

Comprehensive Gynecology. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 14. Skaznik-Wikiel ME, Traub ML, Santoro N. Menopause. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 135.

The NAMS 2017 Hormone Therapy Position Statement Advisory Panel. The 2017 hormone therapy position statement of the North American Menopause Society. Menopause. 2017;24(7):728-753. PMID: 28650869 pubmed. ncbi. nlm.

nih. gov/28650869/. Versión en inglés revisada por: John D. Jacobson, MD, Department of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.

¿Cuándo termina la menopausia en las mujeres?

Los cambios con la edad en el aparato reproductor femenino se dan principalmente por cambios en los niveles hormonales. Una clara señal de envejecimiento se produce cuando los periodos menstruales cesan de manera permanente. Esto se conoce como menopausia. Los signos de la perimenopausia incluyen:

  • Periodos menstruales más frecuentes en un principio y luego ausencias ocasionales del periodo
  • Periodos que son más prolongados o breves
  • Cambios en la cantidad de flujo menstrual

Con el tiempo, los periodos serán mucho menos frecuentes, hasta que cesen por completo. Junto con los cambios en su ciclo, también ocurren cambios físicos en su tracto reproductor. CAMBIOS CON LA EDAD Y SUS EFECTOS La menopausia es una parte normal del proceso de envejecimiento de una mujer. La mayoría de las mujeres la experimenta alrededor de los 50 años, aunque puede ocurrir antes de esa edad. Con la menopausia:

  • Los ovarios dejan de producir las hormonas estrógeno y progesterona.
  • Los ovarios también dejan de liberar óvulos (huevos, ovocitos). Después de la menopausia, usted ya no podrá quedar embarazada.
  • Sus periodos menstruales cesan. Usted sabe que ha pasado por la menopausia después de no haber tenido periodos durante 1 año. Usted debe continuar usando un método anticonceptivo hasta que haya pasado un año entero sin la menstruación. Cualquier sangrado que suceda más de 1 año después de su última menstruación no es normal y debe ser valorado por su proveedor de atención médica.

A medida que los niveles hormonales bajan, se producen otros cambios en el aparato reproductor, entre ellos:

  • Las paredes vaginales se vuelven más delgadas, secas, menos elásticas y es posible que se irriten. Algunas veces, el sexo se vuelve doloroso debido a estos cambios vaginales.
  • Su riesgo de infecciones por candidiasis vaginal aumenta.
  • El tejido genital externo disminuye y se adelgaza, y puede irritarse.

Otros cambios comunes incluyen:

  • Síntomas de menopausia como sofocos, cambios en el estado de ánimo, dolores de cabeza y problemas para dormir
  • Problemas con la memoria a corto plazo
  • Disminución del tejido mamario
  • Menor deseo (libido) y respuesta sexual
  • Aumento del riesgo de pérdida ósea ( osteoporosis )
  • Cambios del aparato urinario, como frecuencia y urgencia para orinar y aumento del riesgo de infección urinaria
  • Pérdida de tono en los músculos púbicos, lo que provoca que la vagina, el útero o la vejiga se caigan de posición (prolapso)

MANEJO DE LOS CAMBIOS La hormonoterapia con estrógenos o progesterona, solos o combinados, puede ayudar con los síntomas de la menopausia, como los sofocos o la resequedad vaginal y el dolor durante las relaciones sexuales. La hormonoterapia tiene riesgos, por lo que no es para todas las mujeres. Analice con su proveedor los riesgos y beneficios de esta terapia. Para ayudar a manejar problemas como las relaciones sexuales dolorosas, use un lubricante durante el coito. Los humectantes vaginales están disponibles sin receta médica.

El tiempo antes de la menopausia se denomina perimenopausia. Puede empezar varios años antes del último periodo menstrual. El rango de edad normal es de 45 a 55 años. Estos pueden ayudar con la molestia en la vulva o la vagina debido a la resequedad y el adelgazamiento de los tejidos.

Aplicar estrógenos tópicos dentro de la vagina puede ayudar a engrosar los tejidos vaginales y aumentar la humedad y la sensibilidad. Su proveedor le puede decir si alguna de estas medidas es apropiada para usted. Hacer ejercicio regularmente, comer alimentos saludables y mantenerse involucrada en actividades con sus amigos y seres queridos puede ayudar a que el proceso de envejecimiento sea más fácil. OTROS CAMBIOS Otros cambios con la edad que se deben esperar:

  • Producción de hormonas
  • Órganos, tejidos y células
  • Mamas
  • Riñones

Lobo RA. Menopause and care of the mature woman: endocrinology, consequences of estrogen deficiency, effects of hormone therapy, and other treatment options. In: Lobo RA, Gershenson DM, Lentz GM, Valea FA, eds. Comprehensive Gynecology. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 14.

Santoro N, Neal-Perry G. Menopause. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 227. van den Beld AW, Lamberts SWJ. Endocrinology and aging. In: Melmed S, Auchus RJ, Goldfine AB, Koenig RJ, Rosen CJ, eds.

Williams Textbook of Endocrinology. 14th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 28. White BA, Harrison JR, Mehlmann LM. Life cycle of the male and female reproductive systems. In: White BA, Harrison JR, Mehlmann LM, eds. Endocrine and Reproductive Physiology.

  • 5th ed;
  • St Louis, MO: Elsevier; 2019:chap 8;
  • Versión en inglés revisada por: LaQuita Martinez, MD, Department of Obstetrics and Gynecology, Emory Johns Creek Hospital, Alpharetta, GA;
  • Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A;

Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc..

¿Cómo tratar la menopausia de manera natural?

¿Cuál es la edad más tarde de la menopausia?

La percepción que tiene la mujer de las molestias y cambios físiológicos asociados a la menopausia es un factor importante, porque a menudo condiciona el impacto que tienen en su vida diaria. Así, una información clara de lo que acontece ayudará a romper tabúes asociados a esta transición fisiológica que no significa, como se cree, el comienzo del envejecimiento femenino.

En cualquier caso, y dado que las mujeres cada vez viven más años, nuestro cometido como profesionales de la salud es ayudarlas a vivirlos mejor. Qué es la menopausia La menopausia es el cese definitivo de las menstruaciones debido a la falta de actividad de los folículos del ovario 1.

Con el paso del tiempo, el concepto de menopausia ha variado mucho. En el siglo xix se consideraba una enfermedad, pero el desarrollo cultural ha inducido a un cambio de actitud y actualmente muchas mujeres han pasado a considerarla una liberación, pues supone entrar en una etapa de la vida en la que la mujer es todavía joven, está en su plenitud y tiene que dejar de preocuparse de la anticoncepción, del síndrome pre y posmenstrual, así como de otros aspectos relacionados con la etapa reproductiva.

Fases Según el comité científico de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 2 , la menopausia comienza con la última regla, alrededor de los 50 años, pero hay etapas anteriores y posteriores que es preciso definir: Perimenopausia o climaterio.

Abarca desde el período de tiempo inmediatamente anterior a la menopausia, cuando comienzan las manifestaciones endocrinas y biológicas que dan lugar a manifestaciones clínicas y dura como mínimo hasta el primer año siguiente a la menopausia. Abarca la transición de la edad fértil a la no fértil.

Posmenopausia establecida. Es un concepto que sólo puede establecerse retrospectivamente, puesto que abarca los 12 meses siguientes al cese definitivo de las menstruaciones (amenorrea). Tipos En función de las causas y el momento de presentación cabe hablar de: ­ Menopausia natural , que es la que ocurre espontáneamente por el envejecimiento del ovario.

­ Menopausia artificial , la que se presenta cuando los ovarios son extirpados quirúrgicamente o cuando quedan en un permanente deterioro, secundario a mecanismos físicos o químicos. ­ Menopausia precoz. La que comienza antes de los 45 años, edad a partir de la cual se considera que puede iniciarse la amenorrea.

­ Menopausia tardía. La que ocurre tras los 55 años. Fisiopatología y clínica El término climaterio viene de la palabra griega klimakteer , que significa escalón o cambio drástico 2 y su origen se halla en la suspensión de la actividad ovárica con la consecuente reducción en la producción de estrógenos.

Lejos de ser un acontecimiento vital temporalmente bien delimitado, la menopausia es un proceso progresivo que se inicia mucho antes de que comiencen las manifestaciones clínicas. Por tanto, es más adecuado definir cada fase del proceso y comentar sus características.

  1. Premenopausia;
  2. Los ciclos menstruales son regulares pero se acortan en su fase folicular;
  3. Esto ocurre alrededor de los 40 años y es consecuencia de cambios endocrinos que hacen que aumente la hormona foliculoestimulante (FSH siglas en inglés) en la fase folicular;

La hormona luteinizante (HL) aumenta en la etapa más cercana a la menopausia. No existe aún afectación estrogénica, pero sí hay una disminución de los péptidos ováricos, y de la inhibina en particular. Perimenopausia. En esta fase los ciclos ovulatorios descienden, se hacen irregulares y se alternan con ciclos anovulatorios.

  1. Encontramos aumentos de las gonadotropinas, y la FSH está más alta que la LH;
  2. Comienzan a ser variables los niveles estrogénicos;
  3. La inhibina desciende aún más en esta etapa y se puede considerar como un marcador muy fiable del número de folículos que quedan en el ovario;

Posmenopausia. Los folículos han dejado de trabajar, hay un cese en la función ovárica y no hay apenas producción hormonal. Las concentraciones de estradiol y progesterona son muy bajas. El estroma del ovario sigue produciendo testosterona, por lo que se modifica entonces la relación de estrógenos y andrógenos.

  • De ello puede derivar, en algunos casos, la aparición de signos de hirsutismo;
  • Las concentraciones de FSH y LH, que han ido poco a poco aumentando en la perimenopausia, ascienden y se estabilizan;
  • Todos estos cambios en el sistema hormonal dan lugar a síntomas clínicos a corto, medio y largo plazo;

Salud y menopausia Las conscuencias de la menopausia sobre la salud –y sobre todo, del hipoestrogenismo asociado a ella– pueden calibrarse a corto, medio y largo plazo: Consecuencias a corto plazo. En este apartado cabe hablar de: ­ Alteraciones neurovegetativas con síntomas de sofoco, sudoración, insomnio y parestesias.

  1. Aparecen en el 75% de las mujeres y a la tercera parte les impide desarrollar su vida normal;
  2. ­ Alteraciones psicológicas como deterioro del estado de ánimo, tendencia depresiva y pérdida de memoria;
  3. La valoración de esta sintomatología se puede realizar mediante el Indice Blatt (Blatt´s Menopausal Index) introducido por Kupperman en 1953;

Aplica una constante a cada síntoma, que se multiplica por un valor asignado según la intensidad. Con ello obtenemos una puntuación muy útil para valorar la sintomatología climatérica (tabla I). Consecuencias a medio plazo. La falta de estrógenos se refleja más en el aparato genitourinario: como el estradiol interviene en la formación del colágeno de la piel, las mucosas, el tejido conectivo y el tejido óseo, su déficit ocasionará una disminución de la turgencia tisular y de la resistencia a la tracción.

Esto, a su vez, puede causar incontinencia urinaria, urgencia miccional, infecciones urinarias de repetición y dispareunia por vaginitis atrófica. Al haber receptores estrogénicos en la vejiga, el trígono, la uretra, los músculos, el suelo pélvico y la vagina, estos síntomas deterioran la calidad de vida de la mujer que los padece, generalmente joven y con responsabilidades sociales.

Consecuencia a largo plazo. Es entonces cuando aparecen los síntomas y consecuencias más importantes, básicamente asociados al hipoestrogenismo, y considerados problemas de salud pública: ­ Osteoporosis. La acción de los estrógenos sobre el hueso se resume en que favorecen la absorción de calcio en el intestino, estimulando los receptores específicos en el osteoblasto, activando la producción de matriz ósea y el depósito de calcio en el hueso.

La mayor pérdida de masa ósea se produce en los cinco años tras la menopausia. ­ Enfermedad cardiovascular. La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en mujeres posmenopáusicas. Los estrógenos actúan a varios niveles: sobre el metabolismo de los lípidos aumentado el colesterol HDL y reduciendo el colesterol LDL.

Este efecto supone un 25% de reducción del riesgo cardiovascular. Tienen un efecto antiaterogénico: el estrógeno se haya presente en todos los pasos de inhibición de la placa ateromatosa. Hay receptores estrogénicos en las arterias coronarias sanas, mientras que en las afectadas por placa ateromatosa son muy escasos.

­ Alteraciones del sistema nervioso central. En la Reunión de Consenso de la Sociedad Europea de Menopausia en 1995, se postuló que los estrógenos son beneficiosos para la función cognitiva, el comportamiento afectivo, el estado de ánimo, la memoria, la actividad, la regulación de la temperatura corporal, la percepción del dolor y el comportamiento sexual.

En función de los conocimientos actuales, podemos concluir que los estrógenos tienen efecto antidepresivo, aumentan el flujo vascular y ejercen un estímulo directo sobre las neuronas 3. Epidemiología Como consecuencia de la bajada estrogénica 1 en la menopausia, algunas mujeres presentarán síntomas clínicos relacionados directamente con este problema (un 40% según Stuud y Whitehead 4 ).

  1. La menopausia y posmenopausia se han relacionado con enfermedades y proceso crónicos, pero dicha relación no siempre ha podido ser verificada por estudios epidemiológicos rigurosos;
  2. Esto ha hecho que algunas mujeres y profesionales de la salud tengan una visión exageradamente negativa de este proceso y se haya medicalizado en exceso una etapa de la vida que no está condicionada únicamente por el cese de la función ovárica;

El aumento en la esperanza de vida, así como los avances terapéuticos, nos enfrentan a una nueva situación epidemiológica en todas las personas de este grupo de edad, que se caracteriza por un aumento de enfermedades crónicas independientemente de la situación estrogénica de la mujer en particular.

  • Por tanto, es muy importante diferenciar qué síntomas están directamente relacionados con una deficiencia estrogénica y cuáles no, porque todo envejecimiento lleva implícito cambios hormonales a todos lo niveles;

Debemos ver la menopausia, igual que otras fases de la vida que requieren atención sanitaria, desde una óptica integradora de lo biológico, lo psicológico y lo social. No hay que olvidar que la mayor parte de los cambios que se producen en el organismo durante esta etapa vital son los que se esperan con el paso de los años y que en la edad a la que se produce la menopausia concurren también otros acontecimientos laborales, personales y familiares que pueden afectar a la calidad de vida de la mujer.

  1. Tratamiento farmacológico convencional La terapia hormonal de sustitución (THS) ha sido hasta hace poco la «panacea» que daba solución a todos los problemas que las mujeres presentan durante esta etapa de la vida;

Pero la práctica clínica ha demostrado, con los años, que puede ir asociada a efectos secundarios graves. Aún hoy es objeto de controversias y debates, pero remitiéndonos a la información que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha facilitado a los profesionales, nos referiremos literalmente a las últimas restricciones aplicadas a sus indicaciones terapéuticas 5 : «El Grupo de Trabajo de Farmacovigilancia del Comité de Especialidades Farmacéuticas (Agencia Europea de Evaluación de Medicamentos) y otros grupos europeos donde están representados todos los países de la Unión han revisado en varias ocasiones los datos de seguridad de la THS, acordando a finales de 2002 la información mínima que debían contener todas las fichas técnicas de productos de THS, en la que se incluía información sobre el riesgo de cáncer de mama, enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular y cáncer de ovario.

Recientemente, y a raíz de los nuevos estudios publicados acerca de la seguridad de la terapia hormonal de sustitución, se han analizado nuevamente los riesgos y beneficios a largo plazo de la THS en sus indicaciones autorizadas.

Esta revisión ha contemplado los resultados obtenidos recientemente en los estudios Women’s Health lnitiative Trial (WHI) y Million Women Study (MWS)». Los resultados del WHI confirman un aumento del riesgo del cáncer de mama en mujeres tratadas con THS.

  1. Tibolona también aumenta el riesgo aunque en menor medida;
  2. Asimismo, la THS aumenta el riesgo de cáncer de endometrio, el riesgo de enfermedad cardiovascular, de tromboembolismo venoso y de infarto cerebral isquémico;

Además la THS no ha demostrado beneficio sobre la esfera cognitiva y sí ha demostrado riesgo de demencia en la senectud. Esto ha hecho que la AEMPS emita las siguientes conclusiones: «El balance beneficio/riesgo de la THS es favorable para el tratamiento de los síntomas climatéricos que afecten negativamente a la calidad de vida, siempre que se utilice la dosis mínima efectiva durante el tiempo de tratamiento más corto posible.

El balance beneficio/riesgo de la THS se considera desfavorable para la prevención de osteoporosis como tratamiento de primera línea a largo plazo. En mujeres sin sintomatología, no está justificado el tratamiento con THS».

Tratamiento homeopático de fondo Ante los datos expuestos, cabe preguntarse por otros tratamientos que puedan mejorar la calidad de vida de las mujeres que sufren síntomas que limitan o disminuyen su calidad de vida. El tratamiento con fitoestrógenos ha dado muestras de eficacia 6 pero como no es el objeto de este artículo, vamos a centrarnos en el tratamiento homeopático, igualmente indicado y carente de efectos secundarios, independientemente de que muchas veces se utilicen ambas terapias de manera simultánea.

Tras una anamnesis completa y la elaboración de una historia clínica exhaustiva, se prescribirá el medicamento homeopático de fondo más apropiado para cada etapa y cada paciente. Habitualmente se trabaja con 7 : ­ Lachesis mutus.

Para menometrorragias, dismenorrea, problemas circulatorios con accesos de calor, palpitaciones, lipotimias, equimosis espontáneas, intolerancia al calor, hipertensión arterial. También en mujeres que padecen cefaleas congestivas occipitales o suborbitarias izquierdas.

Asimismo, se emplea en pacientes con problemas nerviosos, cambios de humor y de comportamiento que alternan la locuacidad con la depresión, mujeres que suspiran mucho, son celosas, sueñan con muertos, serpientes, etc.

En ellas todo mejora con el flujo menstrual, así que no es raro que empeore mucho durante la menopausia, cuando las reglas desaparecen. ­ Actea racemosa. La paciente tratada con Actea racemosa es muy parecida a la que recibe Lachesis , pero se diferencia en que empeora con las reglas.

  1. Es característica la mastodinia, la ovulación dolorosa y el dolor en la musculatura abdominal y dorsolumbar;
  2. ­ Sepia;
  3. En la paciente tratada con Sepia , la menopausia agrava los problemas circulatorios (hemorroides y varices), y los síntomas psíquicos (gran tendencia a la depresión, astenia, pesimismo, indiferencia hacia todo y todos);

Las migrañas se acentúan en la menopausia. La sequedad vaginal y vulvar es acusada, así como las cistitis crónicas. ­ Sulphur. La mujer que recibe Sulphur presenta problemas circulatorios, congestiones localizadas, sensaciones de calor y ardor, accesos de calor o sofocos, vértigos, sensación de cabeza muy pesada e hipertensión arterial que se acentúa en esta etapa.

­ Graphites tiene una acción preferencial sobre la piel, el aparato digestivo y el sistema circulatorio (en accesos de calor o sofocos y estasis venosa). También actúa sobre la tiroides, ejerciendo una acción estimuladora en aquellas pacientes que presentan hipotiroidismo.

Por tanto, la mujer tratada con Graphites tendrá tendencia a la obesidad, predominio de síntomas de tristeza, ansiedad y lentitud en su manera de pensar y en sus decisiones, dolor de senos antes de las reglas y frigidez, con aversión por el coito. Es un medicamento que da muy buenos resultados en menopausia.

­ Thuya occidentales (fig. 1). Mujeres con irregularidades en la regla durante el climaterio (las menstruaciones se adelantan, son abundantes y prolongadas). Dolores de ovarios, sobre todo el izquierdo, que irradian hacia la zona inguinal.

Tienen abundante leucorrea, irritante y gran hipersensibilidad vaginal que a veces dificulta el coito. En el terreno psíquico son muy obsesivas, y en particular tienen cancerofobia, así como sensación de fragilidad en todo el cuerpo. Fig. Thuya occidentalis ­ Sanguinaria canadensis.

Muy indicado en la menopausia debido a su acción sobre las mucosas, en casos de sequedad, hemorragias, formación de pólipos. Actúa sobre el psiquismo con ansiedad acompañada de agitación e irritabilidad, cierta torpeza, problemas de memoria y dificultad en la concentración.

Hay pacientes graves que llegan a presentar delirio de persecución o miedo a ser envenenada. Sanguinaria actúa sobre el sistema circulatorio que presenta problemas vasomotores, manifestados sobre todo en sofocos, localizados en cara y cuello, rojeces circunscritas a mejillas y orejas muy ardientes y rojas.

  • También actúa sobre sudores, así como migrañas que comienzan en la región occipital e irradian a la región suborbitaria derecha;
  • Su acción sobe el aparato genitourinario hace que esté indicada en mujeres que presentan reglas abundantes, pero en la menopausia está indicada en dos casos muy concretos: metrorragias de sangre roja y brillante que se acompañan de cefaleas características y amenorreas con accesos de calor localizados en la cara, palpitaciones, migrañas y dolores abdominales como si las reglas fueran a venir;

­ Ignatia amara. Muy indicado en problemas afectivos durante la perimenopausia. Los problemas psíquicos o afectivos se agravan alrededor de la menstruación. La menor emoción o contrariedad dispara los síntomas psíquicos, que a nivel físico se traducirán en sensación de bola en garganta y grandes suspiros.

  • Tratamiento homeopático específico A los remedios de fondo se añadirán, según los problemas específicos que presente cada paciente, alguno de los siguientes medicamentos: Menometrorragias;
  • En las pacientes que padezcan este problema estarán indicados: ­ Sabina si la hemorragia se acompaña de dolores sacrolumbares o dolores vaginales que irradian hacia el útero y estos síntomas se agravan por el calor y mejoran por el frío o en espacios abiertos;

­ Trillium pendulum Mujeres con reglas cada 15 días, muy abundantes. Son pacientes que están sangrando casi todo el mes, con las consiguientes lipotimias: desfallecimiento, problemas de vista, acúfenos y síncope. Tampoco debemos olvidarnos de Millefolium (imagen de apertura de este artículo), Ipeca y Phosphorus , que estarán indicados en todos los casos de fuerte sangrado, y de Secale cornutum y Thlaspi bursa pastoris , si la sangre es excesivamente oscura.

  1. Problemas circulatorios;
  2. Para aliviar las molestias concretas están indicados los siguientes remedios: ­ Sofocos;
  3. Si van de la garganta a la cara, acompañados de una congestión objetivable y sensación de constricción en el cuello, se recomendará Lachesis;

Sepia , sobre todo por la mañana, en pacientes que no se suelen poner rojas y tienen debilidad que se extiende a todo el cuerpo, acompañada de una gran sensación de desfallecimiento. Sulphur , si hay sofocos acompañados de manos y pies ardientes y sudores profusos (por la noche la paciente tiene que salir de la cama y buscar zonas frías).

  1. Sanguinaria si los sofocos se acompañan de rojez circunscrita a la cara, violentos dolores de cabeza, como en Sulphur , pies y manos ardientes;
  2. Glonoinum , si los sofocos son fuertes, con latidos en todo el cuerpo, da la sensación de que la cabeza va a estallar, se ve claramente el latido carotídeo;

Amylium nitrosum , si aparecen sobre todo por la noche y la paciente se moja entera teniendo que levantarse de la cama a cambiarse de ropa. ­ Hipertensión arterial. Se prescribirá Aurum metallicum ante palpitaciones violentas y latidos visibles en temporales y carótidas.

Este medicamento es de primer orden en un estado lesional del miocardio y en hipertrofia uterina. Strontium carbonicum está indicado cuando los problemas se agravan con el sol, tanto los sofocos como la hipertensión arterial (son pacientes que huyen del sol).

Problemas osteoarticulares. En este ámbito disponemos de dos remedios importantes: Kalium carbonicum, para lumbalgias crónicas en mujer multípara, que siente una fragilidad lumbar característica y presenta una agravamiento de las molestias en reposo y mejoría en movimiento, y Natrum sulfuricum , en pacientes cuyos dolores se agravan con la humedad en todas sus formas (mar, piscina, etc.

), y también se agravan por reposo y mejoran con el movimiento; son pacientes con lumbalgias, afectación de la cadera derecha y de las rodillas. Sequedad vaginal. Podremos ayudar a estas pacientes con Natrum muriaticum , Sepia , Lycopodium y Graphites.

Siempre habrá que individualizar el tratamiento. Problemas psíquicos. Ya hemos hablado de Ignatia, en los casos en los que predominan los problemas de histeria, pero también la labilidad e irritabilidad de carácter la podemos encontrar en mujeres a las que prescribimos Actea racemosa, Lachesis, Lilium tigrinum, y Platina , con su miedo a la muerte y su manía religiosa.

No es raro encontrar, durante la época climatérica, dispareunia y disminución del apetito sexual, que requerirán Graphites y Sepia , pero también aumento, que puede ser tratado si resulta problemático con algunos de los remedios ya mencionados: Lilium tigrinum , Murex purpurea , Platina , Staphysagria o Ambra grisea.

A las pacientes con ideas fijas u obsesivas podrá recomendárseles Thuya occidentalis. Sobrepeso. El aumento del tejido adiposo y el consecuente cambio de silueta afectan especialmente a la mujer de 40-50 años. Si se localiza en la pared abdominal, prescribiremos Sepia.

Si aparece en todo el abdomen, Lycopodium. Si los cambios físicos son vividos como trágicos y desesperados, resultará útil Platina , debido a su componente nervioso. La obesidad ginoide tiene un buen tratamiento con Thuya occidentales; la retendión hídrica, con Natrum sulfuricum; la ralentización metabólica insidiosa, con Graphites.

En las pacientes con una obesidad tranquila y progresiva y tendencia a la hiperglucemia estará indicada Calcarea carbonica. La menopausia es una etapa natural en la vida de la mujer y considerando que más de un tercio de su vida transcurrirá tras esta etapa, es importante que la mujer conozca los síntomas y signos clínicos que la caracterizan.