Que Medico Trata La Depresion?

Que Medico Trata La Depresion
Tratamiento – Los medicamentos y la psicoterapia son eficaces para la mayoría de las personas con depresión. Tu médico de cabecera o tu psiquiatra te pueden recetar medicamentos para aliviar los síntomas. Sin embargo, muchas personas que padecen depresión también se benefician con ver a un psiquiatra, a un psicólogo o a otro profesional de salud mental.

¿Cómo se llama el médico que trata la depresion?

La depresión: causas, síntomas, diagnóstico y tratamientos.

Generalmente el diagnóstico de la depresión lo hará el médico de familia, el psicólogo clínico o el psiquiatra. – Se hace mediante la entrevista clínica teniendo en cuenta la información que aporta el paciente, familiares y allegados. A veces, como apoyo a la entrevista, se utilizan cuestionarios o test; normalmente para saber más acerca de los síntomas o del tipo de depresión que puedas tener. El profesional que haga la evaluación te preguntará sobre tus síntomas para saber cuál es la graveda de tu depresión. En concreto, te preguntará cuestiones acerca de:

  • Pensamientos, sentimientos y comportamientos.
  • Duración de los síntomas y cómo afectan a tu día a día.
  • Nivel de actividad diaria.
  • Relación con tus familiares y amigos.
  • Existencia de problemas que se pueden ver relacionados con la depresión.
  • Enfermedades en el pasado.

Es importante que intentes hablar con libertad sobre las cosas que consideres de interés para comprender lo que te pasa. Las entrevistas entre pacientes y profesionales están reguladas por leyes que protegen la confidencialidad..

¿Cuándo acudir al médico por depresión?

¿Cuándo buscar ayuda médica? – Entonces, ¿cuándo hay que preocuparse? ¿Cuándo esos sentimientos de abatimiento, apatía y tristeza, o síntomas como el insomnio, falta de concentración o dolor pueden enmascarar una depresión? ¿En qué momento se debe consultar al médico? Los expertos en salud mental recomiendan hacerlo siempre que:

  1. Las emociones consideradas normales -tristeza, miedo, culpa, estrés, ansiedad, etc. – modifiquen la vida diaria. El estrés y la ansiedad son dos reacciones normales. Sin embargo, mantenidas en el tiempo y de mucha intensidad, pueden provocar un trastorno de ansiedad o depresivo que impidan funcionar como se hacía antes.
  2. Además, si el entorno normal en el que vives lo percibes como amenazante o eres muy sensible a los acontecimientos estresantes que te rodean, generando desasosiego y preocupación excesiva, sería también el momento de buscar ayuda profesional.
  3. Cuando presentes estos síntomas :
    1. Cambio de ánimo marcado , con tendencial al llanto y malestar no justificado
    2. Pérdida de interés por actividades que antes te ilusionaban y con las que disfrutabas
    3. Alteraciones del sueño , ya sea dificultad para dormir como sueño excesivo
    4. Alto nivel de ansiedad ante todo tipo de acontecimientos.
    5. Síntomas físicos mantenidos en el tiempo como

Ante estas situaciones, es recomendable acudir al médico de familia para que realice una exploración profesional que confirme o descarte la sospecha de depresión, y pueda ofrecerte los recursos necesarios que necesites. Como explica la doctora Ana Cebrián, médico de familia en el Centro de Salud Casco Antiguo Cartagena (Murcia), y coordinadora del grupo de enfermedades crónicas de la Organización Mundial de Médicos de Familia (WONCA), “las personas que acuden a una primera consulta con su médico de familia no suelen referir los síntomas clásicos de la depresión, como la tendencia al llanto o la pérdida de ilusión.

Es mucho más frecuente que hablen de insomnio, falta de concentración, estrés o dolor, entre otros”. Y, como también pone de manifiesto esta profesional, “es habitual que vengan a consultar por otra cosa y que al preguntarles e indagar sobre su estado emocional, lleguemos al diagnóstico de depresión”.

Abordar la situación lo antes posible es la mejor opción. Según la Dra. Cebrián , “un gran número de personas tarda mucho en buscar ayuda médica lo que, unido a la amplia variedad de síntomas, más allá de los clásicos de la depresión, retrasa el diagnóstico”. Que Medico Trata La Depresion En caso de duda, es preferible buscar ayuda profesional, ya que la conversación con tu médico es terapéutica en sí misma, hablar y expresar lo que sientes es fundamental. Entre los criterios más importantes para el diagnóstico de depresión están la intensidad y duración de los síntomas , así como que estos provoquen malestar y sufrimiento, afectando negativamente al desarrollo de las actividades cotidianas, tal y como afirman los especialistas.

¿Quién puede ayudar a una persona con depresión?

Promueve el tratamiento – Las personas con depresión pueden no reconocer o estar conscientes de su depresión. Quizás no reconozcan los signos y síntomas de la depresión, por lo que pueden pensar que lo que sienten es normal. Muy a menudo, las personas sienten vergüenza de su depresión y creen erróneamente que pueden superarla solo con la fuerza de voluntad. Para ayudar a esa persona, puedes hacer lo siguiente:

  • Habla con esa persona sobre lo que has notado y por qué estás preocupado.
  • Explícale que la depresión es una enfermedad, no un defecto ni una debilidad personal, y que generalmente mejora con el tratamiento.
  • Sugiérele que busque ayuda de un profesional: un médico o un profesional de salud mental, como un consejero o psicólogo habilitado.
  • Ofrécele tu ayuda para preparar una lista de preguntas con el fin de discutirlas en una primera consulta con el médico o profesional de salud mental.
  • Exprésale tu disposición a ayudar organizando las consultas, acompañándolo a estas y asistiendo a las sesiones de terapia familiar.

Si la enfermedad que padece tu ser querido es grave o potencialmente mortal, ponte en contacto con un médico, un hospital o con los servicios médicos de urgencia.

¿Qué es mejor para la depresion psicólogo o psiquiatra?

El psiquiatra es un médico que trata fundamentalmente enfermedades mentales –esquizofrenia, depresión, trastorno bipolar…– desde el aspecto biológico u orgánico, usando farmacología para su tratamiento –antidepresivos, ansiolíticos, neurolépticos, etc–.

¿Qué pasa si no se trata la depresión?

Complicaciones – La depresión es un trastorno grave que puede causar efectos devastadores tanto en ti como en tus familiares. La depresión suele empeorar si no se trata y puede derivar en problemas emocionales, de conducta y de salud que pueden afectar todos los aspectos de tu vida. Los ejemplos de las complicaciones relacionadas con la depresión comprenden:

  • Sobrepeso u obesidad, que pueden derivar en enfermedades cardíacas o diabetes
  • Dolor o enfermedad física
  • Consumo inapropiado de alcohol o de drogas
  • Ansiedad, trastorno de pánico y fobias sociales
  • Conflictos familiares, dificultades en tus relaciones y problemas en la escuela o el trabajo
  • Aislamiento social
  • Sentimientos suicidas, intentos de suicidio o suicidio
  • Automutilación, como por ejemplo cortes
  • Muerte prematura a raíz de enfermedades

¿Cómo saber si mi depresión es grave?

Es el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz o bajo de ánimo. La mayoría de las personas se siente así de vez en cuando. La depresión mayor es un trastorno del estado de ánimo. Se presenta cuando los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un largo período de tiempo.

  1. También cambia la manera en la que funciona el cuerpo;
  2. Los proveedores de atención médica desconocen la causa exacta de la depresión;
  3. Se cree que los cambios químicos en el cerebro son responsables;
  4. Esto puede deberse a problemas con los genes;

O se puede desencadenar por ciertos hechos estresantes. Lo más probable es que sea una combinación de ambos. Algunos tipos de depresión son hereditarios. Otros tipos ocurren incluso si usted no tiene antecedentes familiares de la enfermedad. Cualquier persona puede deprimirse, incluyendo los niños y los adolescentes. Que Medico Trata La Depresion La depresión puede ser producida por:

  • Alcoholismo o drogadicción
  • Ciertas afecciones, como hipotiroidismo , cáncer o dolor prolongado
  • Ciertas clases de medicamentos, como los esteroides
  • Problemas para dormir
  • Hechos estresantes en la vida, como la muerte o enfermedad de alguien cercano, divorcio, problemas médicos, maltrato o rechazo en la niñez, soledad (común en los adultos mayores ) y ruptura de una relación

La depresión puede cambiar o distorsionar la forma como usted se ve a sí mismo, a su vida y a las personas a su alrededor. Con la depresión, a menudo usted ve todo en una forma negativa. Es difícil para usted imaginar que un problema o situación se pueda resolver de un modo positivo. Que Medico Trata La Depresion Los síntomas de depresión pueden incluir:

  • Agitación, inquietud, irritabilidad e ira
  • Volverse retraído o aislado
  • Fatiga y falta de energía
  • Sentimientos de desesperanza, indefensión, inutilidad, culpa, y odio a sí mismo
  • Pérdida de interés o placer en actividades que alguna vez se disfrutaron
  • Cambio súbito en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso
  • Pensamientos de muerte o suicidio
  • Dificultad para concentrarse
  • Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño

La depresión en los adolescentes puede ser más difícil de reconocer. Los problemas en la escuela, de comportamiento, o el consumo de alcohol o drogas, todos pueden ser señales. Si la depresión es muy intensa, pueden presentarse alucinaciones y delirios (creencias falsas). Esta afección se denomina depresión con rasgos psicóticos.

  1. Su proveedor hará preguntas respecto a su historia clínica y síntomas;
  2. Sus respuestas pueden ayudarle a su proveedor a hacer un diagnóstico de la depresión y determinar qué tan grave puede ser;
  3. Se pueden hacer exámenes de sangre y orina para descartar otras afecciones con síntomas similares a la depresión;
See also:  Que Estudia El Medico Traumatologo?

La depresión se puede tratar. El tratamiento normalmente incluye medicamentos, con o sin psicoterapia. Si usted está pensando en el suicidio o está sumamente deprimido y no puede desempeñarse, posiblemente necesite tratamiento en un hospital. Después de que haya estado en tratamiento y si siente que sus síntomas están empeorando, hable con su proveedor.

Es posible que sea necesario cambiar su plan de tratamiento. MEDICAMENTOS Los antidepresivos son medicamentos empleados para tratar la depresión. Funcionan restableciendo los químicos en el cerebro a los niveles adecuados.

Esto ayuda a aliviar los síntomas. Si tiene delirios o alucinaciones, su proveedor puede recetarle medicamentos adicionales. Coméntele a su proveedor acerca de cualquier otro medicamento que esté tomando. Algunos medicamentos pueden cambiar la forma como los antidepresivos funcionan en su cuerpo.

Dele tiempo al medicamento para que haga efecto. Pueden pasar varias semanas antes de que se sienta mejor. Continúe tomando su medicamento según las instrucciones. NO deje de tomarlo ni cambie la cantidad (dosis) que está tomando sin consultar con su proveedor.

Pregúntele a su proveedor acerca de los posibles efectos secundarios y qué hacer si tiene alguno. Si siente que el medicamento no está funcionando o le está causando efectos secundarios, coméntele a su proveedor. Es posible que sea necesario cambiar el medicamento o su dosis.

NO deje de tomar medicamentos por su cuenta. ADVERTENCIA A los niños, adolescentes y adultos jóvenes se les debe vigilar muy de cerca en busca de comportamiento suicida. Especialmente durante los primeros meses después de comenzar los medicamentos para la depresión.

Las mujeres que estén recibiendo tratamiento para la depresión y que estén embarazadas o pensando en quedar embarazadas no deben dejar de tomar los antidepresivos sin hablar primero con su proveedor. Que Medico Trata La Depresion Tenga cuidado con los remedios naturales como la hierba de San Juan. Esta es una hierba de venta sin receta médica. Puede ayudar a algunas personas con depresión leve. Sin embargo, esta hierba puede alterar la acción de otros medicamentos en el cuerpo, como los antidepresivos. Hable con su proveedor antes de probar esta hierba. Los tipos de terapia conversacional incluyen:

  • La terapia cognitiva conductual le enseña cómo combatir los pensamientos negativos. Aprenderá cómo tener más conciencia de sus síntomas y cómo detectar los factores que empeoran la depresión. También le enseñarán habilidades para la resolución de problemas.
  • La psicoterapia también puede ayudarle a entender las cuestiones que pueden estar detrás de sus pensamientos y sentimientos.
  • Con la terapia de grupo, usted comparte con otros que tienen problemas como el suyo. Su terapeuta o su proveedor le pueden comentar más acerca de este tipo de terapia.

OTROS TRATAMIENTOS PARA LA DEPRESIÓN

  • La terapia electroconvulsiva (TEC) puede mejorar el estado de ánimo de personas con depresión grave o pensamientos suicidas que no mejoran con otros tratamientos. La TEC generalmente es segura.
  • La fototerapia puede aliviar los síntomas de depresión en los meses de invierno. Este tipo de depresión se denomina trastorno afectivo estacional.

Usted puede comenzar a sentirse mejor unas cuantas semanas después de empezar el tratamiento. Si toma medicamentos, deberá continuar tomándolos por varios meses para sentirse mejor y prevenir la reaparición de la depresión. Si su depresión sigue reapareciendo, es posible que deba continuar con el medicamento por un período prolongado. La depresión prolongada (crónica) puede dificultarle el manejo de otras enfermedades, como la diabetes o las enfermedades del corazón.

  • Si usted siente que el medicamento lo está empeorando o le está provocando otros síntomas (como confusión) coménteselo a su proveedor de inmediato;
  • Acuda a la sala de urgencias si está preocupado por su seguridad  TERAPIA CONVERSACIONAL La terapia conversacional es la orientación para hablar de sus sentimientos y pensamientos y para aprender cómo hacerles frente;

Solicítele ayuda a su proveedor para el manejo de estos problemas de salud. El consumo de alcohol o drogas puede empeorar la depresión. Hable con su proveedor respecto a la forma de conseguir ayuda. Si usted tiene pensamientos sobre hacerse daño o a los demás, llame de inmediato al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos). Llame a su proveedor de inmediato si:

  • Escucha voces que no provienen de las personas que lo rodean.
  • Presenta episodios frecuentes de llanto con poca o ninguna razón.
  • Su depresión está perturbando la vida laboral, escolar o familiar.
  • Piensa que los medicamentos que está tomando actualmente no están haciendo efecto o están causando efectos secundarios. NO cambie ni suspenda los medicamentos sin consultar con su proveedor.

NO tome alcohol ni consuma drogas ilícitas. Estas sustancias pueden empeorar la depresión y llevar a pensamientos de suicidio. Tome los medicamentos exactamente como su proveedor le indicó. Aprenda a reconocer los signos iniciales de que la depresión está empeorando. Siga asistiendo a las sesiones de terapia conversacional. Que Medico Trata La Depresion Los siguientes consejos podrían ayudarle a sentirse mejor:

  • Hacer más ejercicio
  • Mantener buenos hábitos de sueño
  • Realizar actividades que le brinden placer
  • Ofrecerse como voluntario o participar en actividades de grupo
  • Hablar con alguien de confianza acerca de cómo se está sintiendo
  • Tratar de rodearse de gente cariñosa y positiva

Aprenda más sobre la depresión poniéndose en contacto con una clínica local de salud mental. El programa de asistencia laboral al empleado (EAP, por sus siglas en inglés) en su lugar de trabajo también es un buen recurso. Los recursos en línea también pueden proporcionar buena información. Depresión – mayor; Depresión – clínica; Depresión clínica; Depresión unipolar; Trastorno depresivo mayor American Psychiatric Association website.

O vaya al servicio de emergencias de un hospital. NO espere mucho tiempo. Usted también puede llamar a la línea nacional de prevención del suicidio al 1-800-273-8255 (1-800-273-TALK), en donde puede recibir ayuda gratuita y confidencial en cualquier hora del día o de la noche.

Depressive disorders. In: American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 5th ed. Arlington, VA: American Psychiatric Publishing. 2013:155-188. Fava M, Østergaard SD, Cassano P. Mood disorders: depressive disorders (major depressive disorder).

In: Stern TA, Fava M, Wilens TE, Rosenbaum JF, eds. Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 29. Institute for Clinical Systems Improvement website.

Adult depression in primary care. www. icsi. org/wp-content/uploads/2019/01/Depr. pdf. Updated March 2016. Accessed July 28, 2021. Lyness JM. Psychiatric disorders in medical practice. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 369.

Versión en inglés revisada por: Fred K. Berger, MD, addiction and forensic psychiatrist, Scripps Memorial Hospital, La Jolla, CA. Internal review and update on 08/20/2021 by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.

Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc..

¿Qué es mejor un psicólogo o un psiquiatra?

Al tener un problema de salud mental y necesitar ayuda de un especialista, son muchas las personas que se plantean la duda acerca de si deben acudir a un Psicólogo o a un Psiquiatra. En este artículo aportamos información sobre qué hace cada uno de estos profesionales de salud mental, y cuáles son las diferencias entre un Psiquiatra y un Psicólogo Clínico.

  1. Empezamos señalando que tanto la psicología como la psiquiatría son disciplinas científicas en las que la labor de los profesionales debe venir avalada por haber superado unos estudios universitarios superiores;

Es decir, los psiquiatras deben disponer del título de licenciado o graduado en medicina, con la correspondiente especialidad en psiquiatría. Mientras, los psicólogos deben tener el título de licenciado o graduado en psicología y para poder ejercer en salud mental deben poseer la especialidad en psicología clínica.

  • Entonces ¿cómo podemos saber cuál de ambas profesiones de la salud mental es la que necesitamos? Básicamente tanto el psicólogo clínico como el psiquiatra están capacitados para diagnosticar cualquier problema de salud mental, pero cada uno realizará la atención desde perspectivas distintas;

¿Qué hace un psicólogo? En el caso del psicólogo, su formación le permitirá centrarse y valorar todos los aspectos psicológicos, comportamentales y sociales de la persona. El tratamiento se basara en corregir y rehabilitar el funcionamiento disfuncional del cerebro por un proceso de aprendizaje y rehabilitación llamado psicoterapia.

  1. Este proceso terapéutico comienza haciendo entender a la persona, por medio de un psicodiagnóstico adecuado, que es lo que le pasa;
  2. Con esta información la persona se hace consciente de lo que hay que modificar y entiende mejor lo que se va a trabajar en el proceso de la psicoterapia;
See also:  Donde Consigo Certificado Medico?

La psicoterapia consiste en técnicas y ejercicios con los que el psicólogo clínico va rehabilitando conductas, pensamientos o emociones disfuncionales, al mismo tiempo que modifica todas aquellas variables psicológicas que pueden influir en mantener la enfermedad mental.

Asimismo el psicólogo analiza el entorno social y emocional del paciente, intentando eliminar todas aquellas variables ambientales que puedan favorecer o mantener la patología presentada. ¿Qué hace la psiquiatría? En el caso del psiquiatra, su formación le permite centrarse y valorar todos los aspectos biológicos de la persona.

Los tratamientos de psiquiatría están basados en abordar los problemas mentales prioritariamente desde su parte fisiológica, ya sea prescribiendo medicación u otro tipo de intervención médica que sea necesaria a fin de equilibrar la bioquímica del cerebro y reparar o compensar la fisiología que este deteriorada, teniendo siempre en cuenta las variables psicológicas.

En la práctica, cada uno realizará un tipo de intervención, pero en la mayor parte de los casos son intervenciones complementarias, es decir, el psicólogo tratará los problemas modificando por medio de ejercicios y rehabilitación psicológica de los pensamientos, emociones y conductas de las personas, mientras que el psiquiatra se centrará más en reequilibrar o curar la parte biológica, prescribiendo fármacos u otra intervención médica que considere necesaria.

En la actualidad no hay ninguna duda de que los psiquiatras y los psicólogos clínicos son “dos especialistas condenados a entenderse” , es decir, la complejidad del cerebro y la conducta humana lleva a que los tratamientos, en la mayor parte de los casos, tengan que ser tratados en conjunto por los dos profesionales.

Existen algunos tópicos populares sobre psicólogos y psiquiatras que no son ciertos, pero pueden servirnos para aclarar las diferencias entre las dos profesiones. Por ejemplo: 1) Si tengo un problema leve o moderado voy al psicólogo, mientras que si es grave voy al psiquiatra.

Falso. Tanto psicólogos como psiquiatras atienden problemas leves, moderados y graves, y como ya he apuntado antes, sus intervenciones se complementan. De hecho, la mayor parte de los problemas de salud mental se pueden beneficiar de intervenciones conjuntas de psicólogos clínicos y psiquiatras.

Tener que tomar medicación no significa que un problema sea más grave, simplemente significa que en ese momento es necesario reequilibrar la química cerebral, ya sea para evitar sufrimiento o para que se asimile la terapia psicológica más rápidamente.

En otras ocasiones como, por ejemplo, en un trastorno de personalidad, que puede ser un problema psicológico grave, es necesaria una intervención psicológica a largo plazo, pues las medicaciones no han demostrado ser eficaces en su tratamiento. 2) Es preferible ir al psiquiatra porque simplemente tomando las pastillas que me mande solucionaré mis problemas.

  1. Falso;
  2. Muchos de los psicofármacos que se recetan para problemas de salud mental solo alivian los síntomas, pero no eliminan el problema psicológico de fondo;
  3. En muchos casos es necesario un tratamiento psicológico que actúe para solucionar el origen del problema, haciendo que la persona entienda que es lo que la pasa de verdad y, de esta forma, poder rehabilitar el mal-funcionamiento cerebral;

Como he comentado antes, en muchos casos lo ideal es combinar la “pastilla” con la terapia psicológica para tratar eficazmente la raíz del problema. 3) Me niego a ir al psiquiatra porque prefiero solucionar mis problemas con terapia psicológica en vez de con medicamentos.

  • Error;
  • Algunos problemas de salud mental requieren necesariamente medicación para evitar que los síntomas afecten al bienestar de la persona o a su entorno familiar o social;
  • En ocasiones los psicofármacos posibilitan que la persona tenga un control sobre sus emociones o estado de ánimo que sin la medicación es imposible de conseguir;

4) Me niego a ir al psicólogo porque solo vamos a hablar y eso no solucionará mis problemas. Falso. Las técnicas terapéuticas utilizadas por los psicólogos clínicos cuentan con gran respaldo científico en cuanto a su efectividad para solucionar muchos problemas de salud mental.

Es cierto que en las sesiones de terapia se habla y a veces se habla mucho, ya que la palabra es uno de los medios (pero no el único) que tiene el psicólogo para modificar el funcionamiento cerebral. Una sesión de terapia psicológica no consiste en hablar por hablar , sino en diagnosticar, entender, evaluar y tratar el problema.

Es decir, el psicólogo en las sesiones de terapia realiza psicodiagnósticos y análisis psicológicos científicos que posibilitan el autoconocimiento. De este autoconocimiento se deriva un incremento del autocontrol y la autoestima. En la terapia, además del autoconocimiento, se entrena al paciente a identificar pensamientos erróneos y a corregirlos, se enseña y se hace practicar ejercicios diseñados especialmente para corregir y rehabilitar el funcionamiento disfuncional del cerebro, se entrena a la persona a adquirir nuevas habilidades en el ámbito social o emocional, se le instruye y se le entrena en técnicas de autocontrol emocional y cognitivo, se le enseña a identificar y controlar conductas, pensamientos y emociones desajustados que actúan como factores desencadenantes o como factores de mantenimiento del problema psicológico presentado, etc.

En definitiva, psicólogos clínicos y psiquiatras pueden ayudarte en caso de que tengas algún problema de salud mental, emocional o simplemente necesites orientación, coaching o apoyo psicológico, aunque cada uno desde una perspectiva diferente.

Por norma general, el psicólogo te ayudará fundamentalmente mediante terapia, mientras que el psiquiatra te ayudará principalmente con psicofármacos. Mi recomendación es que, en caso de duda, acudas a cualquiera de los dos profesionales y que sea el especialista quien diseñe el tratamiento.

Pero recuerda que en muchos de los casos, el tratamiento deberá combinar tanto medicación como terapia psicológica, no rechaces ninguno de los dos, pues mi experiencia clínica me ha demostrado que la suma de ambos es tremendamente efectiva.

Si sigues con dudas y no estás seguro de si es necesario ver un psicólogo o un psiquiatra, si deseas solicitar más información o pedir una cita, ponte en contacto con nuestro Centro de Psiquiatras y Psicólogos en Madrid  y te asesoraremos sin ningún compromiso.

¿Cómo saber si necesito un psicólogo o un psiquiatra?

Saber qué es un psiquiatra y cuáles son las circunstancias en las que se debe acudir a uno es vital para nosotros como para las personas que más queremos. Para ello, es necesario poder identificar los síntomas que requieren la intervención de un psiquiatra o contar con un especialista como un psicólogo, quien está en capacidad de diagnosticar la necesidad de la psiquiatría para un paciente.

  1. Es importante que en caso de presentar algún problema de salud mental te pongas en contacto con un psicólogo que te ayude a trabajar la problemática y, en caso de que se requiera de una ayuda externa te contacte con un psiquiatra para complementar tu tratamiento;

A continuación, te contamos un poco más de información sobre los psiquiatras y cómo saber cuando necesitamos uno:.

¿Cuál es el motivo de la depresion?

¿Cuáles son las causas de la depresión? – Salvo algunos casos de depresión asociada a enfermedades orgánicas (enfermedad de Parkinson, tuberculosis, etc. ), la depresión se produce generalmente por la interacción de unos determinados factores biológicos (cambios hormonales, alteraciones en los neurotransmisores cerebrales como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina, componentes genéticos, etc.

¿Cómo se siente una persona con depresión?

dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones; cambios en el apetito o de peso; pensamientos sobre la muerte, el suicidio, o intentos de suicidarse; molestias o dolores corporales, dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos sin una causa física clara o que no se alivian aun con el tratamiento.

¿Cómo curar la depresión sin ir al psicólogo?

¿Dónde buscar ayuda si tengo depresión?

De manera similar, si una persona sufre depresión, se la debe animar a consultar con un profesional de la salud conductual’. Un buen primer paso puede ser animarla a consultar al médico de cabecera. Este paso puede ser un poco menos abrumador que consultar directamente a un profesional de la salud conductual.

¿Qué hacer para salir de la depresión?

¿Cuáles son las consecuencias de la depresión?

Consecuencias de la depresión – Las consecuencias de la depresión pueden ser muchas y algunas de ellas muy graves. Como ya hemos comentado, hasta 800. 000 personas se suicidan al año en todo el mundo. Estos suicidios, en la mayoría de los casos, están relacionados con un trastorno depresivo. Las consecuencias más comunes suelen ser:

  • Aislamiento social. Estas personas tienen a quedarse en casa y no salir. Además, también tienden a no relacionarse con la gente.
  • Dolores físicos. Pueden producirse toto tipo de dolores físicos. Como ya vimos en el artículo sobre trastornos somáticos la depresión puede contribuir a la aparición de este tipo de dolores.
  • Pérdida de interés por la vida. Se pierde el interés por hacer las actividades cotidianas.
  • Pensamientos suicidas.
  • etc.
See also:  Cuando Un Medico Te Atiende Mal?

¿Qué es mejor ir al psicólogo o al psiquiatra?

Al tener un problema de salud mental y necesitar ayuda de un especialista, son muchas las personas que se plantean la duda acerca de si deben acudir a un Psicólogo o a un Psiquiatra. En este artículo aportamos información sobre qué hace cada uno de estos profesionales de salud mental, y cuáles son las diferencias entre un Psiquiatra y un Psicólogo Clínico.

  1. Empezamos señalando que tanto la psicología como la psiquiatría son disciplinas científicas en las que la labor de los profesionales debe venir avalada por haber superado unos estudios universitarios superiores;

Es decir, los psiquiatras deben disponer del título de licenciado o graduado en medicina, con la correspondiente especialidad en psiquiatría. Mientras, los psicólogos deben tener el título de licenciado o graduado en psicología y para poder ejercer en salud mental deben poseer la especialidad en psicología clínica.

  • Entonces ¿cómo podemos saber cuál de ambas profesiones de la salud mental es la que necesitamos? Básicamente tanto el psicólogo clínico como el psiquiatra están capacitados para diagnosticar cualquier problema de salud mental, pero cada uno realizará la atención desde perspectivas distintas;

¿Qué hace un psicólogo? En el caso del psicólogo, su formación le permitirá centrarse y valorar todos los aspectos psicológicos, comportamentales y sociales de la persona. El tratamiento se basara en corregir y rehabilitar el funcionamiento disfuncional del cerebro por un proceso de aprendizaje y rehabilitación llamado psicoterapia.

Este proceso terapéutico comienza haciendo entender a la persona, por medio de un psicodiagnóstico adecuado, que es lo que le pasa. Con esta información la persona se hace consciente de lo que hay que modificar y entiende mejor lo que se va a trabajar en el proceso de la psicoterapia.

La psicoterapia consiste en técnicas y ejercicios con los que el psicólogo clínico va rehabilitando conductas, pensamientos o emociones disfuncionales, al mismo tiempo que modifica todas aquellas variables psicológicas que pueden influir en mantener la enfermedad mental.

Asimismo el psicólogo analiza el entorno social y emocional del paciente, intentando eliminar todas aquellas variables ambientales que puedan favorecer o mantener la patología presentada. ¿Qué hace la psiquiatría? En el caso del psiquiatra, su formación le permite centrarse y valorar todos los aspectos biológicos de la persona.

Los tratamientos de psiquiatría están basados en abordar los problemas mentales prioritariamente desde su parte fisiológica, ya sea prescribiendo medicación u otro tipo de intervención médica que sea necesaria a fin de equilibrar la bioquímica del cerebro y reparar o compensar la fisiología que este deteriorada, teniendo siempre en cuenta las variables psicológicas.

En la práctica, cada uno realizará un tipo de intervención, pero en la mayor parte de los casos son intervenciones complementarias, es decir, el psicólogo tratará los problemas modificando por medio de ejercicios y rehabilitación psicológica de los pensamientos, emociones y conductas de las personas, mientras que el psiquiatra se centrará más en reequilibrar o curar la parte biológica, prescribiendo fármacos u otra intervención médica que considere necesaria.

En la actualidad no hay ninguna duda de que los psiquiatras y los psicólogos clínicos son “dos especialistas condenados a entenderse” , es decir, la complejidad del cerebro y la conducta humana lleva a que los tratamientos, en la mayor parte de los casos, tengan que ser tratados en conjunto por los dos profesionales.

Existen algunos tópicos populares sobre psicólogos y psiquiatras que no son ciertos, pero pueden servirnos para aclarar las diferencias entre las dos profesiones. Por ejemplo: 1) Si tengo un problema leve o moderado voy al psicólogo, mientras que si es grave voy al psiquiatra.

Falso. Tanto psicólogos como psiquiatras atienden problemas leves, moderados y graves, y como ya he apuntado antes, sus intervenciones se complementan. De hecho, la mayor parte de los problemas de salud mental se pueden beneficiar de intervenciones conjuntas de psicólogos clínicos y psiquiatras.

Tener que tomar medicación no significa que un problema sea más grave, simplemente significa que en ese momento es necesario reequilibrar la química cerebral, ya sea para evitar sufrimiento o para que se asimile la terapia psicológica más rápidamente.

En otras ocasiones como, por ejemplo, en un trastorno de personalidad, que puede ser un problema psicológico grave, es necesaria una intervención psicológica a largo plazo, pues las medicaciones no han demostrado ser eficaces en su tratamiento. 2) Es preferible ir al psiquiatra porque simplemente tomando las pastillas que me mande solucionaré mis problemas.

Falso. Muchos de los psicofármacos que se recetan para problemas de salud mental solo alivian los síntomas, pero no eliminan el problema psicológico de fondo. En muchos casos es necesario un tratamiento psicológico que actúe para solucionar el origen del problema, haciendo que la persona entienda que es lo que la pasa de verdad y, de esta forma, poder rehabilitar el mal-funcionamiento cerebral.

Como he comentado antes, en muchos casos lo ideal es combinar la “pastilla” con la terapia psicológica para tratar eficazmente la raíz del problema. 3) Me niego a ir al psiquiatra porque prefiero solucionar mis problemas con terapia psicológica en vez de con medicamentos.

Error. Algunos problemas de salud mental requieren necesariamente medicación para evitar que los síntomas afecten al bienestar de la persona o a su entorno familiar o social. En ocasiones los psicofármacos posibilitan que la persona tenga un control sobre sus emociones o estado de ánimo que sin la medicación es imposible de conseguir.

4) Me niego a ir al psicólogo porque solo vamos a hablar y eso no solucionará mis problemas. Falso. Las técnicas terapéuticas utilizadas por los psicólogos clínicos cuentan con gran respaldo científico en cuanto a su efectividad para solucionar muchos problemas de salud mental.

  1. Es cierto que en las sesiones de terapia se habla y a veces se habla mucho, ya que la palabra es uno de los medios (pero no el único) que tiene el psicólogo para modificar el funcionamiento cerebral;
  2. Una sesión de terapia psicológica no consiste en hablar por hablar , sino en diagnosticar, entender, evaluar y tratar el problema;

Es decir, el psicólogo en las sesiones de terapia realiza psicodiagnósticos y análisis psicológicos científicos que posibilitan el autoconocimiento. De este autoconocimiento se deriva un incremento del autocontrol y la autoestima. En la terapia, además del autoconocimiento, se entrena al paciente a identificar pensamientos erróneos y a corregirlos, se enseña y se hace practicar ejercicios diseñados especialmente para corregir y rehabilitar el funcionamiento disfuncional del cerebro, se entrena a la persona a adquirir nuevas habilidades en el ámbito social o emocional, se le instruye y se le entrena en técnicas de autocontrol emocional y cognitivo, se le enseña a identificar y controlar conductas, pensamientos y emociones desajustados que actúan como factores desencadenantes o como factores de mantenimiento del problema psicológico presentado, etc.

  • En definitiva, psicólogos clínicos y psiquiatras pueden ayudarte en caso de que tengas algún problema de salud mental, emocional o simplemente necesites orientación, coaching o apoyo psicológico, aunque cada uno desde una perspectiva diferente;

Por norma general, el psicólogo te ayudará fundamentalmente mediante terapia, mientras que el psiquiatra te ayudará principalmente con psicofármacos. Mi recomendación es que, en caso de duda, acudas a cualquiera de los dos profesionales y que sea el especialista quien diseñe el tratamiento.

Pero recuerda que en muchos de los casos, el tratamiento deberá combinar tanto medicación como terapia psicológica, no rechaces ninguno de los dos, pues mi experiencia clínica me ha demostrado que la suma de ambos es tremendamente efectiva.

Si sigues con dudas y no estás seguro de si es necesario ver un psicólogo o un psiquiatra, si deseas solicitar más información o pedir una cita, ponte en contacto con nuestro Centro de Psiquiatras y Psicólogos en Madrid  y te asesoraremos sin ningún compromiso.

¿Cómo curar la depresión sin ir al psicólogo?

¿Qué hacer para salir de la depresión?