Que Medico Trata El Hipertiroidismo?

Que Medico Trata El Hipertiroidismo
Una de las singularidades del tratamiento del cáncer de tiroides que lo diferencian de otros tipos de cáncer son los especialistas implicados, siendo pocas las personas que, a priori, conocen el papel del endocrinólogo y del médico nuclear en su abordaje.

  • La desinformación genera frecuentes malentendidos y son muchos los pacientes que al ser diagnosticado de cáncer de tiroides   se sienten inseguros cuando no se les deriva a  un oncólogo;
  • De hecho, el estudio realizado por AECAT sobre la percepción social del cáncer de tiroides , evidenció que para el 53,9%, es decir, para más de la mitad de las personas encuestadas, el oncólogo era el especialista de referencia, reconociendo el papel del endocrinólogo solo un 37,6% de quienes fueron preguntados;

El Dr. Galofré, Coordinador del Grupo de Cáncer de Tiroides de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición ( SEEN ), nos explica el importante papel del endocrinólogo en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de tiroides : a)   En el diagnóstico: El cáncer de tiroides se diagnostica en pacientes con nódulos tiroideos y solo el 5% de los diagnosticados son malignos, por lo que un oncólogo no podría tratar el 95% restante.

  • Sin duda es el endocrinólogo el que sabe diagnosticar esta enfermedad que, en un porcentaje altísimo, será tratada como hipertiroidismo, quiste, hiperplasia nodular, etc;
  • b)   En el tratamiento: El excelente pronóstico de este cáncer y su lento  crecimiento hacen que los tratamientos sean muy diferentes de la mayoría de los cánceres;

Su lento crecimiento hace que no pueda ser tratado con fármacos  ciclostáticos (quimioterapia), diseñados para atacar precisamente las células de rápido crecimiento y que, por tanto, se han mostrado ineficaces para esta patología. El primer paso en el tratamiento es la extirpación quirúrgica (como en la mayoría de cánceres), pero posteriormente se administra yodo radioactivo.

Aquí participan los médicos de Medicina Nuclear. El cáncer de tiroides es el único que se trata de este modo. c)   En el seguimiento: Al paciente operado de cáncer de tiroides se le debe suplir la hormona tiroidea.

Y el tratamiento de déficits hormonales es, precisamente, propio de los endocrinólogos. Generalmente un endocrinólogo seguirá a los pacientes ya operados con visitas cada 6 o 12 meses, les pedirá análisis para ver si la función de la glándula está bien sustituida, solicitará el marcador tumoral (la tiroglobulina) y le pedirá (según la evolución) pruebas de imagen: ecografías, rastreos con radioyodo, TAC, etc.

  1. Los resultados marcarán la oportunidad de iniciar nuevos tratamientos quirúrgicos, con radioyodo u otros más sofisticados;
  2. d) Cuando el cáncer de tiroides se complica el endocrinólogo coordina el concurso y la participación de otros especialistas, incluidos (si fuesen necesarios) los oncólogos;

Efectivamente, la tendencia actual es que, anta cada nuevo dato que suponga una toma de decisión en el tratamiento se pueda contar con la visión de los diferentes especialistas implicados, recomendando tanto las guías europeas como americanas, la creación en los centros hospitalarios de comités multidisciplinares de diagnóstico y tratamiento para el estudio y evaluación de esta enfermedad.

Manejo multidisciplinar especializado en cáncer de tiroides que incluiría, cuanto menos, endocrinólogos, cirujanos u otorrinolaringólogos, médicos nucleares, oncólogos y preferentemente también otros especialistas imprescindibles como patólogos, radio-oncólogos y responsables del Departamento de análisis clínicos.

Dichos comités se reunirían periódicamente para revisar internamente aquellos casos que requieran una intervención eintentar valorar y ajustar conjuntamente el tratamiento más adecuado. Como nos señalaba la    Dra. Dolores Abos , Presidenta del Grupo de Trabajo de Endocrinología de la Sociedad Española de Medicina Nuclear e Imagen Molecular ( SEMNIM ) : ” Considero que deben impulsarse los comités de Tumores Endocrinos, El tratamiento del cáncer diferenciado de tiroides es multidisciplinar.

¿Cómo se llama el especialista que trata la tiroides?

El especialista que trata las patologías de la tiroides es el endocrino, aunque hay tratamientos que se llevan a cabo por especialistas en Cirugía General.

¿Qué pasa si no se trata el hipertiroidismo?

¿Qué otros problemas puede causar el hipertiroidismo? – Si el hipertiroidismo no se trata, puede causar algunos problemas de salud graves, incluyendo:

  • Latido cardíaco irregular que puede provocar coágulos de sangre , accidente cerebrovascular , insuficiencia cardíaca y otros problemas cardíacos
  • Oftalmopatía de Graves: Una enfermedad del ojo que puede causar visión doble, sensibilidad a la luz y dolor ocular. En casos raros, puede llevar a una pérdida de la visión
  • Adelgazamiento de los huesos y osteoporosis
  • Problemas de fertilidad en mujeres
  • Complicaciones en el embarazo como parto prematuro , bajo peso al nacer , presión arterial alta en el embarazo y pérdida del embarazo
See also:  Que Es Un Medico Titular?

¿Cuál es el mejor tratamiento para el hipertiroidismo?

¿Cómo se trata el hipertiroidismo? –

  • Tratamiento conservador del hipertiroidismo
  • Cirugía para el hipertiroidismo
  • Tratamiento con yodo radiactivo

Una vez se diagnostica el hipertiroidismo, se debe instaurar tratamiento medicamentoso con antitiroideos por vía oral (carbimazol, metimazol, propiltiouracilo), que inhiben la formación de hormonas tiroideas y conseguirán mejorar los síntomas en un plazo de 7-15 días. En casos de enfermedad de Graves-Basedow se puede intentar un tratamiento prolongado durante uno o dos años con fármacos antitiroideos, administrados de forma exclusiva o en combinación con tiroxina (para evitar que se produzca hipotiroidismo). En el periodo de tratamiento es necesario realizar revisiones cada 3-4 meses en las que se deben vigilar posibles efectos secundarios de los antitiroideos como son las reacciones cutáneas y excepcionalmente la disminución de glóbulos blancos o agranulocitosis.

En el caso de que el hipertiroidismo se produzca en el embarazo, puede tratarse con medicamentos, si bien deben utilizarse aquellos que crucen en la menor medida posible la barrera feto-placentaria (Propiltiouracilo).

En tal circunstancia se encuentra contraindicado el tratamiento con yodo radioactivo. Tras ese período, cerca del 40% de casos remiten definitivamente, mientras que el resto recidiva. Tanto en esta situación como en los bocios nodulares causantes de hipertiroidismo es necesario aplicar un tratamiento definitivo.

  1. Si el bocio es de gran tamaño, produce síntomas compresivos o se acompaña de alteraciones oculares propias de la enfermedad de Graves-Basedow se encuentra indicado el tratamiento quirúrgico;
  2. Consiste en quitar una parte del tiroides para así dejar una glándula más pequeña que produzca menos hormonas;

Hoy en día los resultados son muy buenos, si bien la afectación del nervio recurrente que da lugar a afonía o el daño de las glándulas paratiroides, que produce disminución del calcio en la sangre, son posibles pero infrecuentes complicaciones de la cirugía.

  • Si el bocio es de pequeño tamaño o existe riesgo quirúrgico alto, puede administrarse por vía oral una dosis de yodo radioactivo que hará efecto en 1-2 meses;
  • Esta opción tiene el inconveniente de causar con frecuencia hipotiroidismo y de favorecer con más frecuencia que la cirugía el deterioro de las alteraciones oculares en la enfermedad de Graves-Basedow;

Tanto la cirugía como el yodo radioactivo pueden producir hipotiroidismo, que debe tratarse de por vida con comprimidos de tiroxina. El ajuste de la dosis es sencillo y en estado de compensación la condición no supone limitación alguna.

¿Qué le pasa a una persona con hipertiroidismo?

Descripción general – El hipertiroidismo (tiroides hiperactiva) se produce cuando la glándula tiroides secreta demasiada hormona tiroxina. El hipertiroidismo puede acelerar el metabolismo del cuerpo, lo cual causa una pérdida de peso involuntaria y latidos rápidos o irregulares.

Existen varios tratamientos para el hipertiroidismo. Los médicos utilizan medicamentos antitiroides y yodo radioactivo para retrasar la producción de las hormonas tiroideas. En ocasiones, el tratamiento del hipertiroidismo implica hacer una cirugía para extirpar toda o parte de la glándula tiroides.

Aunque el hipertiroidismo puede ser serio si se lo ignora, la mayoría de las personas responden bien una vez que se lo diagnostica y se lo trata.

¿Que no se debe comer cuando se tiene hipertiroidismo?

¿Cómo se hace el diagnóstico de hipertiroidismo?

Diagnóstico – El hipertiroidismo se diagnostica mediante los siguientes procedimientos:

  • El historial médico y un examen físico. Durante la exploración física el médico tratará de detectar un fino temblor en los dedos cuando estás relajado, reflejos hiperactivos, cambios y temperatura de los ojos, piel seca. El médico también examinará la glándula tiroides cuando tragas para ver si está agrandada, irregular o blanda y controlará el pulso para ver si está acelerado o si es irregular.
  • Análisis de sangre. Los análisis de sangre que miden la tiroxina y la hormona estimuladora de la tiroides (TSH) pueden confirmar el diagnóstico. Los niveles altos de tiroxina y pocas o nulas cantidades de TSH indican una tiroides hiperactiva. La cantidad de TSH es importante porque es la hormona que le da la señal a la glándula tiroides para que produzca más tiroxina.
    • Estos análisis son particularmente necesarios para los adultos mayores, quienes podrían no tener los síntomas clásicos del hipertiroidismo;
    • Los análisis de sangre de la tiroides pueden dar resultados falsos si estás tomando biotina, un suplemento de vitamina B que también se puede encontrar en suplementos multivitamínicos;

    Informa al médico si estás tomando biotina o un suplemento multivitamínico con biotina. Para garantizar un análisis preciso, deja de tomar biotina al menos 12 horas antes de que la extracción de sangre.

Si los análisis de sangre indican hipertiroidismo, el médico recomendará uno de los siguientes estudios para ayudar a determinar por qué la tiroides es hiperactiva.

  • Prueba de captación de yodo radioactivo. Para este examen, debes tomar una pequeña dosis oral de yodo radiactivo para ver cuánto se acumulará en la glándula tiroides. Se controlará luego de cuatro, seis o 24 horas, y a veces luego de tres periodos para determinar cuánto yodo absorbió la glándula tiroides.
  • Gammagrafía de tiroides. Durante el escaneo, se te inyectarán isótopos radioactivos en una vena a un lado del codo. Luego, te acostarás en una mesa con la cabeza estirada hacia atrás mientras una cámara especial produce una imagen de la tiroides en la computadora. Este examen muestra cómo se acumula el yodo en la tiroides.
  • Ecografía de tiroides. Esta prueba utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para producir imágenes de la tiroides. La ecografía puede ser mejor que otras pruebas para detectar nódulos tiroideos y no hay exposición a ningún tipo de radiación.

¿Qué tipo de tiroides es más peligrosa?

Hipotiroidismo – Cuando la actividad en la glándula tiroides es baja y, como consecuencia, se da la deficiente presencia de la hormona en el organismo, la enfermedad se conoce como hipotiroidismo y produce una inflamación en la glándula tiroides. El ritmo normal del cuerpo disminuye causando pesadez mental y física.

Al contrario del hipertiroidismo, en este caso se genera una ralentización del metabolismo causado por la falta de producción de hormonas tiroideas. La disminución de la actividad orgánica afecta las funciones metabólicas, neuronales, cardiovasculares y digestivas, entre otras.

Aparece más frecuentemente en mujeres mayores de 50 años, en personas obesas o en quienes atravesaron una cirugía de tiroides. Algunas mujeres desarrollan hipotiroidismo después del embarazo, lo que se conoce como “Tiroiditis Postparto”. En su forma más severa, el hipotiroidismo se conoce como mixedema, lo que representa una emergencia médica.

  • Puede ser causado por una infección, enfermedad, exposición al frío o determinados medicamentos en personas que no reciben tratamiento para el hipotiroidismo;
  • Se presenta cuando el nivel de la hormona tiroidea se vuelve extremadamente bajo, lo que puede llevar a un coma y a la muerte;

Sin embargo es un cuadro poco frecuente. Defectos congénitos, la extirpación quirúrgica de la tiroides, la exposición a rayos X, el yodo radiactivo usado para tratar el hipertiroidismo, la falla de la glándula pituitaria para estimular la tiroides, el uso de algunos fármacos o afecciones inflamatorias pueden contarse entre las causas, pero la forma más frecuente de hipotiroidismo es de origen autoinmune y se conoce como  Tiroiditis de Hashimoto o tiroiditis crónica.

¿Cuáles son los tipos de hipertiroidismo?

¿Cómo se cura la tiroides en la mujer?

¿Cuáles son los síntomas de problemas en la tiroides?

¿Cómo es el dolor de la tiroides?

Es una reacción inmunitaria de la glándula tiroides que a menudo se presenta después de una infección de las vías respiratorias superiores. La glándula tiroides está ubicada en el cuello, justo en el medio, sobre donde se encuentran las clavículas. La tiroiditis subaguda es una enfermedad poco común.

Se cree que es resultado de una infección viral. La afección a menudo ocurre pocas semanas después de una infección viral del oído, los senos paranasales o la garganta, como paperas y gripe o un resfriado común.

La tiroiditis subaguda se presenta más frecuentemente en mujeres de mediana edad con síntomas de una infección viral de las vías respiratorias superiores en el pasado mes. El síntoma más obvio de la tiroiditis subaguda es el dolor en el cuello, causado por la glándula tiroides hinchada e inflamada. Otros síntomas incluyen:

  • Sensibilidad al ejercer presión suave en la glándula tiroides
  • Dificultad o dolor para tragar, ronquera
  • Fatiga , sentirse débil
  • Fiebre

La glándula tiroides inflamada puede liberar demasiada hormona tiroidea, causando síntomas de hipertiroidismo , incluyendo:

  • Movimientos intestinales más frecuentes 
  • Pérdida del cabello
  • Intolerancia al calor
  • Períodos menstruales irregulares (o escasos)
  • Cambios del estado de ánimo
  • Nerviosismo, temblor (temblor en las manos)
  • Palpitaciones
  • Sudoración
  • Pérdida de peso, pero con aumento de apetito

A medida que la glándula tiroides sana, puede liberar muy poca hormona tiroidea, causando síntomas de hipotiroidismo , que incluyen:

  • Intolerancia al frío
  • Estreñimiento
  • Fatiga
  • Períodos menstruales irregulares (muy abundantes)
  • Pérdida de peso
  • Piel seca
  • Cambios de humor

La función de la glándula tiroides a menudo vuelve a la normalidad después de unos meses. Es posible que durante este tiempo necesite tratamiento para su tiroides hipoactiva. En pocos casos, el hipotiroidismo puede ser permanente. El propósito del tratamiento es reducir el dolor y la inflamación y tratar el hipertiroidismo si se presenta. Los medicamentos antinflamatorios, como el ácido acetilsalicílico ( aspirin ) o el ibuprofeno, se emplean para controlar el dolor en los casos leves.

  • Algunas veces, el dolor puede extenderse (irradiarse) a la mandíbula o a los oídos;
  • La glándula tiroides puede estar dolorida e hinchada por semanas o, en pocos casos, meses;
  • Los casos más serios pueden requerir un tratamiento temporal con esteroides (por ejemplo, prednisona) para controlar la hinchazón y la inflamación;

Los síntomas de hipertiroidismo se tratan con un tipo de medicamentos denominados betabloqueantes. Si la tiroides se vuelve hipoactiva durante la fase de recuperación es posible que necesite hormonas tiroideas de reemplazo. La afección debe mejorar por sí sola. Consulte con su proveedor de atención médica si:

  • Tiene síntomas de este trastorno.
  • Presenta tiroiditis y los síntomas no mejoran con el tratamiento.

Las vacunas que previenen las afecciones virales, como la gripe, pueden ayudar a prevenir la tiroiditis subaguda. Es posible que otras causas no sean prevenibles. Tiroiditis de DeQuervain; Tiroiditis no supurativa subaguda; Tiroiditis de células gigantes; Tiroiditis granulomatosa subaguda; Hipertiroidismo – tiroiditis subaguda Guimaraes VC. Subacute and Riedel’s thyroiditis.

Pero la enfermedad puede durar por meses. A menudo no se presentan complicaciones graves ni prolongadas. La enfermedad no es infecciosa. Las personas no pueden contagiarse de usted. No es hereditaria como algunas afecciones de la tiroides.

In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 87. Hollenberg A, Wiersinga WM. Hyperthyroid disorders. In: Melmed S, Auchus RJ, Goldfine AB, Koenig RJ, Rosen CJ, eds.

  1. Williams Textbook of Endocrinology;
  2. 14th ed;
  3. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 12;
  4. Lakis ME, Wiseman D, Kebebew E;
  5. Management of thyroiditis;
  6. In: Cameron AM, Cameron JL, eds;
  7. Current Surgical Therapy;
  8. 13th ed;

Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:764-767. Tallini G, Giordano TJ. Thyroid gland. In: Goldblum JR, Lamps LW, McKenney JK, Myers JL, eds. Rosai and Ackerman’s Surgical Pathology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 8. Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, board certified in Metabolism/Endocrinology, Seattle, WA.

¿Cuáles son los síntomas de la tiroides en la garganta?

Adblock
detector