Que Medico Atiende La Trombosis?

Que Medico Atiende La Trombosis

Los especialistas en trombosis son los cirujanos vasculares.

¿Cuándo acudir al médico por trombosis?

Si no tienes visitas pendientes con tu médico y te ha dado el alta de la trombosis (solo tienes las consultas periódicas para equilibrar el INR), no existen motivos por los que debas acudir a la consulta en relación con la trombosis. Pero has de saber que la hinchazón, dolor, calambres, pesadez y/o enrojecimiento de la pierna (o del brazo) irán mejorando progresivamente, con el paso de las semanas.

¿Cuándo preocuparse por una trombosis?

¿CÓMO SE FORMAN? –    Así, el también jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital General Universitario de Alicante señala que en su formación están implicados muchos factores de riesgo clínicos, tales como la obesidad, el tabaquismo, la diabetes, la hipertensión, o el sedentarismo.

” Una serie de comorbilidades que incrementan su desarrollo “, según aprecia. Además, y por ejemplo en el caso de los trombos formados en las arterias, el especialista indica que su formación puede relacionarse también con lesiones locales, como un ateroma o placa de grasa en las arterias, junto con otras alteraciones locales de la circulación.

Mientras, señala que en el caso de aquellos que se originan a nivel venoso es fundamental la estasis vascular o lentitud del flujo sanguíneo, así como las alteraciones en la composición de sangre, muchas de ellas de tipo hereditario, y otras de tipo adquirido, donde el propio paciente desarrolla unas proteínas o ‘autoanticuerpos’ que producen una serie de lesiones vasculares.

El doctor Marco remarca que se debe acudir de inmediato a Urgencias si aparece dolor, inflamación o dificultad para caminar en personas sin ninguna lesión previa; si la pierna cambia de color, hacia un tono amoratado; o bien si percibe un cordón venoso en la pierna, perfectamente visible, inflamado y rojo.

No obstante, destaca que la alarma realmente importante por su gravedad se presenta como una dificultad súbita para respirar, acompañada con dolor en el pecho, principal manifestación de una embolia de pulmón..

¿Cómo se puede detectar una trombosis?

Trombosis venosa profunda –

  • La ecografía dúplex es una prueba que utiliza ondas de sonido para generar imágenes a fin de observar el flujo de sangre en las venas. Puede detectar bloqueos o coágulos de sangre en las venas profundas. Es la prueba por imágenes estándar para el diagnóstico de la trombosis venosa profunda.
  • La prueba de dímero D es un análisis de sangre que mide una sustancia que se libera en la sangre cuando un coágulo se desintegra. Si el resultado de esta prueba es negativo, significa que es probable que el paciente no tenga un coágulo sanguíneo.
  • La flebografía con medio de contraste es un tipo especial de radiografía en la que el material de contraste (tintura) se inyecta en una vena grande del pie o del tobillo para que el médico pueda ver las venas profundas de la pierna y la cadera. Es la prueba más precisa para diagnosticar los coágulos de sangre; sin embargo, se trata de un procedimiento invasivo, lo cual significa que requiere que los médicos utilicen instrumentos para entrar en el cuerpo. En consecuencia, esta prueba ha sido ampliamente sustituida por la ecografía dúplex y se usa únicamente en determinados pacientes.
  • La resonancia magnética (MRI), prueba que utiliza ondas de radio y un campo magnético para proveer imágenes del cuerpo, y la tomografía computarizada (TC), prueba radiográfica especial, son dos exámenes que ofrecen imágenes que ayudan a los médicos a diagnosticar y tratar varias afecciones. Estas pruebas proveen imágenes de las venas y los coágulos, pero no se utilizan por lo general para diagnosticar la trombosis venosa profunda.

¿Cómo se trata una trombosis en la pierna?

La trombosis venosa profunda se trata más comúnmente con anticoagulantes, también llamados diluyentes de la sangre. Estos medicamentos no disuelven los coágulos sanguíneos existentes, pero pueden evitar que los coágulos aumenten de tamaño o pueden reducir el riesgo de desarrollar coágulos adicionales.

¿Cuánto tiempo puede durar una trombosis en la pierna?

Lo normal es que la pierna o el brazo estén hinchados las primeras dos-tres semanas tras los síntomas iniciales. Poco a poco irán recuperando su forma habitual. Pero es verdad que 1 de cada 2 pacientes (50%) presenta molestias permanentes en la pierna un año después de haber sufrido la trombosis venosa profunda. ¿Y qué tipo de molestias son? Las siguientes:

  • dolor
  • calambres
  • hormigueos
  • picores
  • pesadez
  • hinchazón

Es lo que se conoce como síndrome postrombótico y es la complicación más frecuente tras una trombosis , que puede resultar muy molesta y llegar a alterar la vida del paciente. Si continúa evolucionando se corre el peligro de que aparezca una úlcera , una secuela no dolorosa, pero que se cronifica, se infecta fácilmente y supura..

See also:  Que Hace El Medico Forense?

¿Qué pasa si te da una trombosis en la pierna?

La sangre que va desde el corazón hacia los pies circula por las arterias. Una vez en el pie, a través de los capilares, la sangre vuelve por las venas hacia el corazón. Y del corazón a los pulmones, para oxigenarse. Cuando la sangre se coagula en el interior de una vena impide su retorno hacia el corazón , entonces la sangre se acumula en la pierna y por esto se hincha y duele.

  1. La trombosis en el interior de una vena profunda es un fenómeno que podríamos comparar al de la leche cuando se convierte en yogur: la sangre se solidifica y dificulta o impide su circulación habitual;

Como la sangre en el interior de las venas va siempre hacia el corazón, y de ahí a los pulmones a través de las arterias pulmonares, cuando un trombo venoso se rompe y se desengancha de la pared de la vena donde se ha formado va a parar en última instancia a las arterias de los pulmones.

¿Cuál es la vacuna de Covid que produce trombosis?

Para ser más exactos deberíamos llamarlo por su nombre: Trombosis trombocitopénica autoinmune inducida por vacunas SARS-CoV-2. Sin duda el tema que más está siendo motivo de discusiones, enfrentamiento, dudas, temores y malas explicaciones, con peores consejos. Esta entidad que se ha presentado en todas las vacunas en el mercado frente al Coronavirus-19, consiste en una rara respuesta autoinmune, más frecuente en mujeres, que se presenta como formación de trombos en seno cerebral (intracraneal) o en venas abdominales, asociada a un recuento bajo de plaquetas, y en ocasiones a hemorragias.

Se presenta entre el tercer y el vigésimo primer día post-vacunación. En las últimas investigaciones se ha evidenciado que esta excepcional entidad ocurre por el desarrollo de una trombocitopenia autoinmune mediada por anticuerpos activados frente a la proteína PF4 que origina una agregación plaquetaria (se apelotonan formando coágulos y dejan de hacer su trabajo).

Esta entidad es tremendamente similar a la trombocitopenia autoinmune inducida por heparina. Este proceso cuya evolución depende de: sospecha clínica precoz y tratamiento con inmunoglobulinas y nunca con heparina, se ha presentado con una incidencia muy baja de 1 de cada 100.

000 vacunados, teniendo en cuenta que la incidencia anual de trombosis en el seno cerebral en la población general es de 0. 22 a 1. 57 casos por 100. 000 habitantes por año. No existe un grupo de riesgo identificado para desarrollar este proceso, y desde luego pacientes con antecedentes de enfermedad vascular, o incluso trombosis, no son más propensos a desarrollarla.

Desde todos los estamentos sanitarios (gubernamentales y sociedades médicas) se han desarrollado los protocolos a seguir cuando aparece esta complicación por parte de los médicos tanto en el diagnóstico, como en el tratamiento. Los casos identificados se han visto en todas las vacunas, tanto las basadas en ADN viral: AstraZeneca y Johnson&Johnson, como las basadas en modificación de ARN también: ModeRNA y Pfizer-BioNTech.

Sin embargo, parece que se ha olvidado que la elevada mortalidad de la enfermedad por Covid-19 es del 1-2%, y el altísimo riesgo de desarrollar una trombosis secundaria a la infección es del 14 al 16%.

Para la población general hay que dejar claro dos mensajes y así tranquilizar sus temores: – El beneficio de la vacunación, en cualquiera de sus formas, sin duda supera el riesgo de padecer la enfermedad. – En caso de presentarse esta rara complicación, los médicos sabemos cómo actuar.

Y esto incluye a que NO se debe bajo ningún concepto tomar medicación profiláctica, ya que no sólo puede enmascarar los síntomas precoces, sino que como hemos hablado previamente la heparina no se debe dar en esta entidad.

Añadimos las recomendaciones de la Sociedad Española de Cirugía Vascular y de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia – El beneficio de la vacunación supera a los potenciales riesgos – La vacunación no supone un aumento estadísticamente significativo del riesgo global de aparición de coágulos (trombos) – Los pacientes con enfermedad venosa crónica, arterial o tromboembólica no constituyen un grupo de riesgo para la aparición de posibles efectos adversos de la vacunación.

– Su administración no esta contraindicada en estos grupos ni está indicado recibir ningún tipo de profilaxis antitrombótica por este motivo. Dr. Enrique Puras, Jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular Hospital La Luz Dra.

Marta Ramírez, Jefa asociado del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular Hospital La Luz.

See also:  Para Que Es Un Medico Urologo?

¿Que no se puede comer con una trombosis?

Alimentos a evitar si estás tomando Sintrom – Si estamos en tratamiento con fármacos anticoagulantes , debemos evitar los siguientes alimentos:

  • Alto contenido de vitamina K; coliflor, espinaca, espárragos, perejil, guisantes, coles de Bruselas, brócoli, nabos, garbanzos, lechuga, aguacate, kiwi, pasa, toronja, higos, uva y ciruelas.
  • Contenido moderado de vitamina K: mayonesa, aceite de soja, margarina, manzana, pimientos, cacahuetes, cebolla, setas, pepino, tomate, apio y zanahorias.
  • Carnes: hígado.
  • Existen plantas medicinales que pueden alterar los tiempos de coagulación como el ginseng y ginko biloba.
  • Alimentos fermentados como chucrut de repollo, pepinillos en vinagre y kimchi.
  • Carnes procesadas y curadas como jamón, salchichas, embutidos, longaniza, fuet, mortadela, bacon, chorizo, paté y salchichas de pollo.
  • Conservados de pescado: atún en lata, sardinas en aceite, surimi y salmón ahumado.
  • Infusiones con regaliz.
  • Salsa de soja.
  • Salsas industriales tipo kétchup.

¿Qué bacteria produce la trombosis?

Etiología de la trombosis del seno cavernoso Los patógenos más habituales son Staphylococcus aureus (70%), seguidos por especies de Streptococcus; los gérmenes anaerobios son más frecuentes en casos con infección dentaria o sinusal subyacente.

¿Por qué se dan las trombosis?

¿Qué es la trombosis? – La trombosis (enfermedad trombótica) es un trastorno que implica la formación de trombos o coágulos en el sistema circulatorio. Pueden ser trombos arteriales o venosos. Muchas enfermedades cursan con este fenómeno que puede afectar a cualquier órgano interno o a la circulación general.

  • Implica una falta de circulación (aporte de riego sanguíneo) que daña los órganos, como por ejemplo: infarto cerebral, infarto de miocardio, trombosis venosa, embolia pulmonar, entre otros;
  • Existen factores de riesgo externos y genéticos que predisponen a esta enfermedad lo que hace necesario un estudio profundo para pautar el tratamiento más eficaz;

Al implicar varios sistemas, el especialista en Medicina Interna es el adecuado para evaluar al paciente. Una trombosis venosa es la formación de un coágulo de sangre en el interior de una vena, que puede deberse a un problema de hipercoagulabilidad, lesiones de la pared del vaso o a un problema de éxtasis (estancamiento) de la sangre.

Existen dos tipos de trombosis: la flebotrombosis y la tromboflebitis. La primera consiste en la formación de un coágulo en el interior de la vena, sin inflamación pero con una gran capacidad de desprendimiento, dado que está poco unido a la pared del vaso.

En el caso de la tromboflebitis, suele estar unido a la pared venosa.

¿Cómo saber si es trombosis o dolor muscular?

¿Qué tan grave es la trombosis?

Complicaciones de la trombosis venosa profunda – La complicación más grave de la TVP ocurre cuando una parte del coágulo se desprende y viaja por el torrente sanguíneo hasta los pulmones, causando un bloqueo llamado embolia pulmonar (EP). Si el coágulo es pequeño, con un tratamiento adecuado la persona se puede recuperar de una EP.

Sin embargo, puede dejar secuelas en los pulmones. Si el coágulo es grande, puede impedir que la sangre llegue a los pulmones y es mortal. Además, cerca de una tercera parte de las personas con TVP presentarán complicaciones a largo plazo a causa del daño que ocasiona el coágulo en las válvulas de la vena, lo que se conoce como síndrome postrombótico (SPT).

Las personas con síndrome postrombótico tienen síntomas como inflamación, dolor, decoloración y, en los casos graves, descamación o úlceras en la parte del cuerpo afectada. En algunos casos, los síntomas pueden ser muy graves y ocasionar discapacidad en la persona.

¿Dónde empieza la trombosis?

Cuando el coágulo crece – Hay muchas cosas que pueden causarle dolor e inflamación en la pierna, pero si los síntomas son el resultado de un coágulo sanguíneo en una vena profunda de la pierna, esto puede ser peligroso. Los coágulos sanguíneos pueden ocurrirle a cualquier persona en cualquier momento. Pero algunas personas corren un riesgo mayor. Tomar medidas para reducir la probabilidad de que se le forme un coágulo sanguíneo en una vena puede ayudarlo a evitar problemas potencialmente graves.

  1. Los coágulos sanguíneos pueden formarse en cualquier parte del cuerpo;
  2. Se desarrollan cuando la sangre se vuelve más espesa y se aglutina;
  3. Cuando se forma un coágulo en una vena profunda del cuerpo, se le llama trombosis venosa profunda;

Los coágulos sanguíneos en una vena profunda suelen presentarse en la parte baja de la pierna o en el muslo. “La trombosis venosa profunda tiene síntomas clásicos, como inflamación, dolor, calor y enrojecimiento en la pierna”, dice el Dr. Andrei Kindzelski, experto en enfermedades de la sangre de los NIH.

See also:  Medico Estomatologo Que Significa?

“Pero aproximadamente el 30-40% de los casos pasan desapercibos, ya que no se presentan los síntomas habituales”. De hecho, algunas personas no se dan cuenta de que tienen un coágulo en una vena profunda hasta que este provoca una enfermedad más grave.

Los coágulos en venas profundas, en especial los que ocurren en los muslos, pueden soltarse y viajar a través del torrente sanguíneo. Si el coágulo se aloja en una arteria en los pulmones, puede obstruir el flujo de sangre y provocar una enfermedad llamada embolia pulmonar, que puede ser mortal.

Este trastorno puede dañar los pulmones y reducir los niveles de oxígeno en la sangre, lo que también puede afectar otros órganos. Algunas personas corren más riesgo que otras de desarrollar trombosis venosa profunda.

“Por lo general, las personas que desarrollan trombosis venosa profunda tienen algún riesgo de trombofilia, es decir que su sangre se coagula con más rapidez o con más facilidad”, dice Kindzelski. Tener un coágulo sanguíneo suele ser el primer signo de esta enfermedad porque, de lo contrario, es difícil de notar.

En estos casos, el estilo de vida puede contribuir a que se formen los coágulos, por ejemplo, si usted no se mueve lo suficiente. El riesgo es más alto si usted ha tenido una cirugía o una fractura ósea reciente, si está enfermo y en la cama durante un largo tiempo, o si ha viajado durante un período prolongado (como durante un viaje largo en coche o avión).

Tener otras enfermedades o trastornos también puede aumentar sus probabilidades de tener un coágulo sanguíneo. Entre ellos se incluyen los accidentes cerebrovasculares, la parálisis (incapacidad para moverse), la enfermedad cardíaca crónica, la presión arterial alta, un procedimiento quirúrgico o haber recibido un tratamiento reciente para el cáncer.

Las mujeres que toman píldoras de terapia hormonal o píldoras anticonceptivas, o en las primeras seis semanas luego de dar a luz, también corren un riesgo más alto. Lo mismo ocurre con las personas que fuman o que son mayores de 60 años.

Pero la trombosis venosa profunda se puede presentar a cualquier edad. Usted puede tomar medidas sencillas para reducir su probabilidad de formación de coágulos sanguíneos. Si está sentado durante un largo período al viajar, ejercite los músculos de la parte baja de las piernas.

Levántese de la cama y muévase en cuanto pueda hacerlo después de una cirugía o una enfermedad. Cuanto más activo esté, mayor será su probabilidad de evitar un coágulo sanguíneo. Tome los medicamentos que le recete su médico para prevenir la formación de coágulos luego de algunos tipos de cirugía.

Un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado pueden ayudar a prevenir las complicaciones de los coágulos sanguíneos. Si observa algún signo o síntoma de trombosis venosa profunda o embolia pulmonar, consulte a su médico de inmediato (vea el cuadro Elecciones inteligentes).

  • Un examen físico y otras pruebas pueden ayudar a los médicos a determinar si tiene un coágulo sanguíneo;
  • La trombosis venosa profunda se puede tratar de muchas maneras;
  • Hay tratamientos para evitar que el coágulo sanguíneo crezca, para evitar que se desprenda y llegue a los pulmones, o para reducir su probabilidad de desarrollar otro coágulo sanguíneo;

Los científicos de los NIH continúan investigando nuevos medicamentos y mejores opciones de tratamiento. Si cree que podría correr riesgo de desarrollar trombosis venosa profunda, hable con su médico..

¿Cómo saber si es trombosis o dolor muscular?

¿Cómo saber si tienes un coágulo en la pierna?

Síntomas de la presencia de un coágulo – Es posible que se le haya formado un coágulo si ve o siente:

  • Una hinchazón nueva en un brazo o pierna.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Dolorimiento o dolor en su brazo o pierna.
  • Un punto caliente en una pierna.

¡Importante! Si cree tener un coágulo, ¡llame a su médico o vaya inmediatamente a un servicio de emergencias! Los coágulos pueden ser peligrosos. Los que se forman en las venas de las piernas, brazos o ingles pueden desprenderse y desplazarse a otras partes del cuerpo, como serían los pulmones. La presencia de un coágulo en los pulmones se denomina embolia pulmonar. Si ésta llega a ocurrir, puede poner su vida en peligro. La aparición repentina de alguno de los siguientes síntomas indica la probable presencia de un coágulo en los pulmones:

  • Dificultad para respirar.
  • Dolor de pecho.
  • Latidos cardiacos rápidos.
  • Desmayos.
  • Fiebre leve.
  • Tos, con o sin sangre.

Regresar al contenido.