Que Es El Tratamiento Medico?

Que Es El Tratamiento Medico

El tratamiento médico es el sistema que se utiliza para curar una enfermedad o tratar de reducir sus consecuencias, es decir, toda actividad posterior a la primera asistencia tendente a la sanidad de la persona y prescrita por un médico, siendo indiferente que sea realizada por el propio médico, se la encomiende a auxiliares sanitarios o se la imponga al paciente, bien por la prescripción de fármacos o de comportamientos a seguir, tales como dieta, rehabilitación, etc.

¿Qué significa tratamiento médico?

Conjunto planificado de medios que objetivamente se requiere como un plan terapéutico para curar o aliviar una lesión.

¿Qué es el tratamiento en la historia clínica?

El plan de tratamiento en la historia médica – El plan de tratamiento forma parte del historial clínico de un paciente. El historial médico recoge todos los datos relativos al paciente, desde la anamnesis, en la que se incluyen datos personales del paciente, hasta los planes de tratamiento que el paciente ha seguido a lo largo del tiempo.

¿Qué es un plan de tratamiento?

Plan detallado con información sobre la enfermedad del paciente, el objetivo del tratamiento, las opciones de tratamiento de la enfermedad y los posibles efectos secundarios, así como la duración esperada del tratamiento.

¿Qué es el tratamiento estándar?

Tratamiento que los expertos en medicina aceptan como apropiado para determinado tipo de enfermedad y que los profesionales de la salud usan de manera amplia. También se llama atención médica estándar, estándar de atención, terapia estándar y tratamiento de referencia.

¿Cuáles son los tipos de tratamiento?

¿Qué es un tratamiento según autores?

A la hora de determinar el origen etimológico del término tratamiento tenemos que dejar patente que este se encuentra en el latín. Así, podemos observar perfectamente que emana de la suma del verbo tractare , que puede traducirse como “tratar”, y del sufijo – miento , que es sinónimo de “instrumento o resultado”. Que Es El Tratamiento Medico Un tratamiento puede ser una intervención médica para mejorar la salud de un paciente.

¿Cómo hacer un plan de tratamiento terapeutico?

¿Cuál es la orden médica?

Orden Médica – Es un documento escrito donde el médico prescribe servicios y/o tratamientos para el paciente. TODA orden médica está firmada por el facultativo que la prescribe y el personal de enfermería que toma la misma.

¿Cuál es la historia médica?

La historia clínica (HC) es un documento obligatorio y necesario en el desarrollo de las prácticas de atención sanitarias de personas humanas y tiene diversas funciones que la constituyen en una herramienta fundamental de un buen desarrollo de la práctica médica.

Modernamente, se procura que ella no sea un mero registro burocrático, sino que constituya una suerte de “patobiografía” del paciente, que permita el seguimiento de la evolución de su salud a lo largo del tiempo.

Definición y regulación legal. La doctrina médica forense ha definido a la historia clínica como el documento o instrumento escrito en el que consta en forma metódica, ordenada y detallada la narración de todos los sucesos acaecidos y comprobaciones realizadas por el médico o el equipo médico, durante la asistencia de un paciente en un establecimiento público o privado desde su ingreso hasta el momento de su egreso por alta o por muerte (Patitó, 114).

En razón de las facultades constitucionales concurrentes que en el sistema federal argentino existen en materia de salud entre la nación y las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), la regulación básica de la historia clínica se encuentra comprendida en los artículos 12 a 21 de la Ley de Derechos del Paciente en su Relación con los Profesionales e Instituciones de la Salud ( ley 26.

529 , modificada por la ley 26. 742), que en el primero de esos artículos define a la historia clínica como el documento obligatorio cronológico, foliado y completo en el que conste toda actuación realizada al paciente por profesionales y auxiliares de la Salud.

Antecedentes normativos argentinos. Hasta la sanción de la ley 26. 529 no existió en nuestro país una regulación integral y con alcance nacional de la historia clínica, aun cuando pueden señalarse como antecedentes normativos las disposiciones contenidas en el decreto-ley 6216/67 , reglamentario de la ley 17.

132 , de Ejercicio de la Medicina en el ámbito nacional, y la Resolución 454/2008 del Ministerio de Salud de la Nación. Dada la ya aludida existencia de facultades constitucionales concurrentes, las provincias pueden también sancionar normas en la materia, en tanto no restrinjan las previsiones de la ley federal.

  • Titularidad;
  • El titular de la información contenida en una historia clínica es el paciente y por ello tiene derecho a que se le suministre copia autenticada por la autoridad competente o un informe de epicrisis, sin perjuicio de la posterior entrega de copia;

El registro soporte y la administración de su organización son de titularidad del centro asistencial. Legitimación para el acceso. Se encuentran legitimados para acceder al contenido de la historia clínica: 1) el paciente y su representante legal; 2) el cónyuge o conviviente o los herederos forzosos, con autorización del paciente, salvo que éste se encuentra imposibilitado de darla, y 3) los médicos y otros profesionales del arte de curar, cuando cuenten con expresa autorización del paciente o de su representante legal (art.

19,  ley 26. 529 ). Derecho de acceso a la información contenida en la historia clínica. Los sujetos legitimados gozan del derecho a que se les proporcione información sobre el contenido de la historia clínica y, en caso de negativa, demora o silencio del centro de Salud responsable, gozan de legitimación activa para requerir la provisión de dicha información por vía de acción de “habeas data”.

Forma de registro. La historia clínica puede ser confeccionada en soporte papel o en soporte magnético. La historia clínica elaborada en soporte papel debe seguir un estricto orden cronológico, sin espacios entre los registros ni enmendaduras no salvadas con la firma del profesional interviniente.

La definición legal de historia clínica, con su referencia a la foliatura, alude al aún difundido registro en papel, pero cada día se emplea más la historia clínica digital, que presenta múltiples ventajas para el logro de la finalidad básica de este documento, que es la de posibilitar el acceso rápido a información confiable y clara sobre la evolución de la salud del paciente, aspecto frente al que el soporte digital permite la transmisión a cualquier lugar del mundo, sin los problemas de lectura e interpretación que suele generar la intrincada grafía de los profesionales de la Salud.

Al respecto, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, recientemente se sanciono la ley 5669 Ley de historia clínica electrónica (B. 02/12/2016), Principios a los que debe sujetarse el registro. La confección de la historia clínica debe sujetarse a los principios de integridad, unicidad, inviolabilidad y confidencialidad.

  1. Principio de integridad;
  2. La historia clínica es un documento de elaboración progresiva y de carácter complejo, integrado por los consentimientos informados, las hojas de indicaciones médicas, las plantillas de enfermería, los protocolos quirúrgicos, las prescripciones dietarias, los estudios y prácticas realizadas o abandonadas, registradas mediante asientos efectuados con un breve sumario del acto de agregación y desglose autorizado con constancia de fecha, firma y sello del profesional actuante;

Principio de unicidad. La historia clínica tiene carácter único dentro de cada establecimiento asistencial público o privado y debe identificar al paciente por medio de una “clave uniforme”, la que deberá serle comunicada. Principio de inviolabilidad. La historia clínica es inviolable, los establecimientos asistenciales y los profesionales de la Salud, titulares de consultorios privados, tienen a su cargo su guarda y custodia, asumiendo el carácter de depositarios de ella.

See also:  Que Es Un Medico Especialista?

Principio de confidencialidad. Estrechamente vinculado con el principio de inviolabilidad, el principio de confidencialidad impone a los centros y profesionales de la Salud adoptar las medidas que pudieran resultar necesarias para evitar que personas no autorizadas accedan al contenido de la historia clínica, al tiempo que impone al personal autorizado el deber de no divulgarlo.

Si bien la normativa vigente exige que se obtenga el consentimiento del paciente para que un profesional distinto del que lo trata pueda acceder a la información de su historia clínica, es práctica habitual en los establecimientos sanitarios argentinos que el documento sea consultado por otros médicos del mismo establecimiento que se ocupen del seguimiento o del tratamiento del paciente alcanzados por el deber de confidencialidad (Flah, 431).

  1. Rol del establecimiento sanitario;
  2. El rol del establecimiento sanitario con relación a la historia clínica es el de custodio y titular del soporte material y, eventualmente, del sistema de base de datos en el que se confecciona;

Debe adoptar las medidas necesarias para asegurar su confidencialidad, unicidad, integridady disponibilidad, así como el acceso a la información en ella contenida por los legitimados a requerirla. Dado que la historia clínica reúne información relevante sobre el paciente y su custodia, hace a la responsabilidad del centro de Salud en el que fue elaborada, es de buena práctica judicial que, en caso de ser necesario incorporarla como prueba en un proceso iniciado o a iniciarse, el juez ordene que la medida se cumpla por medio de la extracción de una copia –en soporte papel o digital, según la forma de confección–y no del secuestro de los originales.

Contenido. De acuerdo a lo establecido por la legislación y por la práctica médica, la historia clínica debe contener: 1) la fecha correspondiente a cada uno de los asientos en ella efectuados, en orden cronológico y la identificación de cada uno de los profesionales que los realizan, con indicación de su especialidad; 2) los datos identificatorios del paciente y de integrantes de su grupo familiar, representantes legales, apoyos (art.

43,CCyCN) en información social relevante; 3) los antecedentes médicos y sanitarios relevantes del paciente –genéticos, fisiológicos y patológicos–; 4) el registro claro y preciso de cada acto realizado por los profesionales y auxiliares intervinientes, sea que se trate de prescripción y suministro de medicamentos, realización de tratamientos, prácticas, estudios principales y complementarios afines con el diagnóstico presuntivo y en su caso de certeza, constancias de intervención de especialistas, diagnóstico, pronóstico, procedimiento, evolución y toda otra actividad inherente, en especial ingresos y altas médicas, realizados sobre la base de nomenclaturas y modelos universales adoptados y actualizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS); 5) los instrumentos que den cuenta del consentimiento informado del paciente para prácticas que lo requieren (art.

59,CCyCN) o su revocación o de la negativa a recibir determinado tratamiento o a ser informado sobre su estado de salud o su revocación; en el caso de pacientes adolescentes, debe agregarse la información relativa a su información y opinión respecto de las prácticas médicas realizadas (art.

26,CCyCN); 6) el registro del consentimiento del paciente o de sus representantes legales, así como del profesional interviniente, para la futura divulgación de datos vinculados con la atención del paciente con fines académicos, así como de su eventual revocación; 7) el asiento de las directivas anticipadas del paciente o del otorgamiento de mandato respecto de su salud y en previsión de su propia incapacidad (art.

  1. 60,CCyCN), que el paciente hubiera dispuesto y que hubieran sido comunicadas al centro asistencial;
  2. Cada asiento por los profesionales intervinientes importa la certificación del hecho del que da cuenta;

Secciones de la historia clínica. Dado que la historia clínica debe contener un registro unificado de la atención médica del paciente por las distintas áreas de un centro asistencial, lo habitual es que la historia clínica presente las siguientes secciones: 1) información de identificación y datos personales del paciente, incluyendo los vínculos conocidos; 2) hoja médico legal en la que se asientan los datos de apertura del registro, la información médica obtenida al tiempo de la interacción inicial médico-paciente en el centro asistencial, signos vitales, sintomatología, lesiones, motivo de consulta, etcétera, y provisión de información a los pacientes adolescentes (conf.

  1. art;
  2. 26,CCyCN y pautas de la Organización Panamericana de la Salud –OPS–); 3) hoja de guardia, en la que se detalla la información anterior pero en forma específica para los supuestos de ingreso por esa vía; 4) antecedentes médicos, en la que se registran datos relevantes sobre enfermedades o intervenciones quirúrgicas existentes en la biografía del paciente, antecedentes familiares, etcétera; 5) registros de evolución y tratamiento; 6) interconsultas; 7) hoja de enfermería, que debe guardar lógica correspondencia con las indicaciones terapéuticas establecidas en los asientos de evolución por el médico tratante; 8) parte quirúrgico, con el detalle de la evolución del paciente durante la intervención, hasta su estabilización y agregación del consentimiento informado; 9) hoja de epicrisis, confeccionada por el médico tratante cuando ello es necesario; 10) ficha epidemiológica, y 11) otras informaciones relevantes en la atención del paciente, como por ejemplo el resultado de la consulta a un Comité de Ética Hospitalaria;

Funciones de la información asentada en la historia clínica. 1) función médica: pues posibilita la reunión de datos y registros necesarios para la evaluación de los tratamientos y criterios a desarrollar frente al paciente por los distintos profesionales que pueden intervenir en su atención; 2) función jurídica: pues se trata de un registro de los distintos actos y prácticas desarrolladas por los profesionales médicos y auxiliares de la Medicina en la atención del paciente, que permite satisfacer su derecho constitucional a la información y resulta de especial relevancia en caso de evaluarse la posible existencia de mala praxis en la atención, tanto en el ámbito penal como en el civil.

  • Desde tal punto de vista, la historia clínica puede ser considerada tanto un elemento central para la defensa de los profesionales que han actuado conforme los requerimientos de su profesión, como de cargo o prueba, para que la víctima directa o los damnificados indirectos puedan acreditar la inobservancia de las reglas de una buena práctica; 3) función estadística: pues el seguimiento de los datos surgidos de las historias clínicas puede aportar información valiosa para la elaboración de políticas sanitarias, y 4) función académica y científica: pues previo consentimiento del paciente (art;

59,CCyCN), la información en ella contenida puede constituir una valiosa fuente para el estudio y la investigación de determinadas patologías y de la eficacia de determinados tratamientos. Valor probatorio de la historia clínica. Aun cuando sea confeccionada en establecimientos públicos, la historia clínica es en esencia un documento particular reglado por disposiciones de orden público sanitario.

Por ello, de acuerdo a lo establecido en el artículo 319 del CCyCN, su valor probatorio debe ser apreciado por el juez teniendo en cuenta, entre otras pautas, la congruencia entre lo sucedido y narrado, la precisión y claridad técnica del texto, los usos y prácticas del tráfico, las relaciones precedentes y la confiabilidad de los soportes utilizados y de los procedimientos técnicos que se apliquen.

Enmiendas. Las raspaduras, enmiendas o entrelíneas que afecten partes esenciales del acto instrumentado deberán ser salvadas con la firma de su autor y, de no hacerse de tal modo, el juez puede determinar en qué medida el defecto excluye o reduce la fuerza probatoria del instrumento (art.

  1. 316,CCyCN);
  2. Consecuencias en materia de responsabilidad civil o penal por anomalías en su confección;
  3. La ausencia de la historia clínica o la violación de su integridad pueden ser consideradas como un indicio grave en la elaboración de presunciones judiciales con relación a la determinación de la existencia de supuestos de mala praxis en perjuicio del paciente;
See also:  Cual Es El Mejor Seguro Medico Para Embarazo?

La violación del deber de confidencialidad por el personal sanitario puede generar responsabilidad penal para el autor directo (art. 156, Código Penal –CP–) y civil para él y para el centro de Salud y sistema prestacional en el que presta servicios. La falsificación o adulteración de una historia clínica pueden dar lugar a los delitos previstos en los artículos 292 y 294 del Código Penal (CP), los que pueden entrar en concurso con el de encubrimiento previsto en el artículo 277, inciso 2º,CP, cuando aquéllos actos se realizan con tal finalidad.

  1. De ello puede derivarse también responsabilidad civil para el autor material, para el centro asistencial o para el sistema prestacional en el que desarrollen su actividad los autores del hecho;
  2. Bibliografía FLAH, Lily (2002);

Confidencialidad, uso y abuso de la historia clínica. En VV. AA. , Sorokin, Patricia (Coordinadora). Bioética: entre utopías y desarraigos. Buenos Aires: Ad-Hoc. PATITÓ, José A. (2000). Medicina Legal. Buenos Aires, Centro Norte. VV. AA. , Historia Clínica del Adolescente y Formularios Complementarios.

¿Cuál es la importancia de un tratamiento?

‘El tratamiento es para sacarlos de la crisis, y para luego mantenerlos estables, y arriesgarse a suspenderlo por mostrar mejoría, siempre resulta en una recaída y esto es en problema muy grave a mediano y largo plazo’, asegura el también neumólogo intensivista.

¿Por qué es importante un plan de tratamiento?

Información básica –

  • El objetivo de su plan tratamiento en evitar que su enfermedad empeore y restaurar el buen funcionamiento físico.
  • Al seguir su plan de tratamiento, hacer ajustes con su reumatólogo cuando sea necesario y hacer preguntas acerca de su atención actual, usted aumenta las posibilidades de que el tratamiento sea exitoso.

Una vez que el reumatólogo confirma su diagnóstico, el siguiente paso es elaborar un plan de tratamiento de la enfermedad reumática para su caso particular. Su reumatólogo trabajará junto con usted en la elaboración de este plan, de manera que usted pueda participar en todas las decisiones relacionadas con su propia atención. El Colegio Estadounidense de Reumatología elaboró unas pautas para el tratamiento y el manejo de distintas enfermedades reumáticas.

¿Cómo se debe tratar a los pacientes?

La educación de los pacientes les permite participar más en su propio cuidado. También se alinea con la atención centrada en la familia y el paciente. Para que sea eficaz, es necesario que la educación al paciente sea algo más que instrucciones e información. El éxito de la educación al paciente depende en gran medida de qué tan bien evalúa usted su(s):

  • Necesidades
  • Preocupaciones
  • Disposición para aprender
  • Preferencias
  • Apoyo
  • Barreras y limitaciones (tales como la capacidad física y mental, así como los conocimientos y habilidades matemáticas en salud)

Con frecuencia, el primer paso es averiguar lo que el paciente ya sabe. Utilice estas pautas para hacer una evaluación exhaustiva antes de empezar con la educación del paciente:

  • Reúna pistas. Hable con otros miembros del equipo médico y observe al paciente. Tenga cuidado de hacer suposiciones. La enseñanza al paciente con base en suposiciones incorrectas probablemente no sea muy eficaz y puede llevar más tiempo. Averigüe lo que el paciente quiere saber o llevarse de la reunión.
  • Conozca al paciente. Preséntese y explique su papel en el cuidado del paciente, revise su historia clínica y haga preguntas básicas “para conocerlo”.
  • Establezca una buena relación. Mírelo a los ojos cuando sea apropiado, ayude a que el paciente se sienta cómodo con usted y preste atención a sus inquietudes. Siéntese cerca del paciente.
  • Gánese la confianza. Muestre respeto y trate a cada paciente con consideración y sin hacer juicios.
  • Determine la disposición del paciente para aprender. Averigüe acerca de las expectativas, la actitud y la motivación de su paciente.
  • Conozca la perspectiva del paciente. Averigüe sobre preocupaciones potenciales, temores y posibles conceptos erróneos del paciente. La información que reciba puede ayudar a guiar su enseñanza.
  • Formule las preguntas correctas. No solo indague si el paciente tiene preguntas; pregúntele si tiene inquietudes. Utilice preguntas abiertas que le exijan al paciente revelar más detalles. Escuche atentamente. Las respuestas del paciente le ayudarán a descubrir sus creencias básicas, le mostrarán qué las motiva y le ayudarán a planear las mejores formas de enseñarle.
  • Conozca las habilidades del paciente. Averigüe lo que el paciente ya sabe. Usted puede utilizar el método “repetir lo aprendido” (también llamado el método “demostrativo” o “cerrar el círculo”) para ver si la enseñanza previa fue eficaz o lo que el paciente puede haber aprendido de otros profesionales de la salud.

    Los educadores y los médicos necesitan ser capaces de evaluar las necesidades del paciente y comunicarse claramente. Repetir lo aprendido es una forma de confirmar que usted le ha explicado a su paciente lo que necesita saber de una manera que él entienda al pedirle que actúe como si le estuviera enseñando a usted.

    Igualmente, averigüe qué habilidades su paciente todavía necesita desarrollar.

  • Comprometa a otros. Averigüe si el paciente quiere hacer participar a otros en sus cuidados. Es posible que la persona que se ofrece voluntariamente a participar en el cuidado del paciente no sea la persona que dicho paciente prefiera incluir. Conozca más sobre el apoyo disponible para su paciente.
  • Identifique barreras y limitaciones. Usted puede percibir barreras para la educación y el paciente puede confirmarlas. Algunos factores, como el poco conocimiento y estadísticas de salud, pueden ser más sutiles y pueden ser más difíciles de reconocer.
  • Tómese el tiempo para establecer una buena relación. Haga una evaluación integral. Vale la pena, porque sus esfuerzos para educar al paciente serán más eficaces.

Bowman D, Cushing A. Ethical practice and clinical communication. In: Feather A, Randall D, Waterhouse M, eds. Kumar and Clarke’s Clinical Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 5. Bukstein DA. Patient adherence and effective communication. Ann Allergy Asthma Immunol.

2016;117(6):613-619. PMID: 27979018 pubmed. ncbi. nlm. nih. gov/27979018/. Gilligan T, Coyle N, Frankel RM, et al. Patient-clinician communication: American Society Of Clinical Oncology consensus guideline. J Clin Oncol.

2017;35(31):3618-3632. PMID: 28892432 pubmed. ncbi. nlm. nih. gov/28892432/. Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA.

¿Qué es un tratamiento en enfermería?

Nº de teléfono Prefiere que le llamemos. * Horarios de atención según hora de España peninsular. He leído y acepto la  política de privacidad. Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted. Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74.

¿Cuántas fases tiene un medicamento?

¿Cuánto cuesta producir un medicamento? – El descubrimiento y el desarrollo de nuevos fármacos es un proceso muy largo y costoso. En una situación normal, suele durar unos 10 – 15 años aproximadamente , desde las primeras investigaciones hasta la salida del nuevo producto al mercado (la búsqueda de una solución para evitar el contagio por coronavirus, por ejemplo, es un esfuerzo excepcional de la industria).

En consecuencia, la inversión que se realiza en este procedimiento es inmensa , no sólo en personal cualificado capaz de llevar a cabo todos estos protocolos sino también en infraestructuras. Se puede llegar a cifras de mil millones de euros, y sólo 1 de cada 5.

000 medicamentos llegan al mercado. El proceso de desarrollo se puede dividir en 3 fases: descubrimiento del fármaco, fase preclínica y ensayo clínico.

¿Cuál es el cáncer más difícil de curar?

El despertar de la función Zeb1 – Fuente de la imagen, SPL Pie de foto, Entre las formas más comunes de cáncer, el de páncreas se considera el más agresivo. Los investigadores descubrieron que en las células de los cánceres agresivos que empiezan la metástasis muy temprano se activa un mecanismo molecular llamado Factor Zeb1 , que forma parte de un programa embrionario llamado EMT común en los seres humanos y animales.

Este mecanismo molecular es esencial en la etapa inicial del desarrollo embrionario, cuando el organismo se está formando y hace falta que las células del embrión se puedan mover de un sitio a otro y se puedan adaptar para dar lugar a los distintos tejidos del cuerpo, como piel, hueso, cerebro, etc.

Después del desarrollo embrionario, en las células normales adultas, este factor se queda inactivo o bloqueado, porque podría ser potencialmente peligroso. “En un adulto una célula del páncreas, o de la mama o de donde sea, no debería poder moverse por el cuerpo e ir a parar al cerebro o a cualquier otro lado o órgano”, le explicó Brabletz a BBC Mundo.

  • Pero las células de los tumores más agresivos tienen la capacidad de “reactivar” esta peligrosa cualidad, clave para el desarrollo de la metástasis;
  • “Cuando el Factor Zeb1 está presente las células malignas pueden empezar a moverse e instalarse en distintas partes del cuerpo como los pulmones, el hígado, el cerebro;

y empezar a hacer metástasis”, dijo el experto y líder de la investigación, cuyas conclusiones acaban de ser publicadas en la revista especializada Nature Cell Biology. Así, cuando ocurre una metástasis, las células cancerosas se separan del tumor original o primario, viajan a través del sistema sanguíneo o linfático y forman un tumor nuevo en otros órganos o tejidos del cuerpo.

Por ejemplo, si el cáncer de mama se disemina al pulmón, las células cancerosas del pulmón son células del cáncer de mama, no son células de cáncer de pulmón. Según el profesor Brabletz, el motivo por el que el Factor Zeb1 está presente en las células de los cánceres agresivos se debe a una mutación en genes específicos, que desencadena la reactivación del mencionado programa embrionario.

FACTORES PARA VALORAR LA AGRESIVIDAD DE UN CÁNCER -Detección tardía -Pobre respuesta a tratamiento -Metástasis temprana ¿ Un factor clave también en o tr as formas de cáncer ? Fuente de la imagen, SPL Pie de foto, El cáncer de páncreas suele detectarse tarde, no responde bien a tratamientos y empieza a hacer metástasis muy pronto.

Lo que los investigadores alemanes lograron hacer por primera vez, según Brabletz, fue desactivar este factor particular, Zeb1, en el cáncer de páncreas en ratones. ” Al desactivarlo pudimos reducir fuertemente la capacidad del cáncer de páncreas para hacer metástasis “, dijo el investigador.

“Esto digamos que es una prueba de algo sobre lo que que se venía especulando desde hace años”, le dijo el experto a BBC Mundo. “No podemos hacer experimentos en pacientes, por supuesto, pero sí podemos constatar la presencia del factor Zeb1 en tumores humanos con alto riesgo de metástasis”, explicó.

Según Brabletz la activación del Factor Zeb1 se ha encontrado también en otras formas de cáncer que entran en metástasis rápidamente, como algunas formas muy agresivas de cáncer de mama y de cáncer de pulmón, así como de ovario, entre otros.

Esto sugiere que algunos subtipos agresivos de cáncer pueden tener más similitudes entre ellos que distintos tipos de cáncer de un mismo órgano. Según el experto alemán en el futuro quizás sea más relevante una nueva clasificación de los tipos de cáncer basada en la firma molecular de las células malignas, y no en el órgano al que afectan.

  • El especialista apunta que el Factor Zeb1 no es el único necesario para hacer metástasis, “también hay otros factores, pero nosotros creemos que esta es una manera muy importante para desencadenar la metástasis en muchas formas de cáncer común”;

A corto plazo el hallazgo de su equipo de investigadores puede servir como un marcador de prognosis, para identificar la agresividad del tipo de cáncer. Y a largo plazo, espera Brabletz, para desarrollar nuevas estrategias de terapia..

¿Qué es la historia clínica y cuáles son sus partes?

La historia clínica es una recopilación de informaciones que hace un especialista de salud sobre un paciente, con el fin de conocer su estado actual. Para ello, realiza un interrogatorio, exámenes físicos y estudios de laboratorio. Y es así como agrupa todos los datos pertinentes para atender correctamente a las personas que acuden a su consultorio,  en busca de una mejoría y del tratamiento adecuado. Este registro de la entrevista, se une a los apuntes de enfermería y el médico llega a las conclusiones. Seguro te preguntarás ahora ¿Cómo se hace? ¿Cuáles son las partes de una historia clínica ? Y es lo que vamos a explicar a continuación:.

¿Cuáles son los elementos de una historia clínica?

Los cuatro primeros elementos son: la presentación mutua, la toma de los datos generales, el registro del motivo de consulta y la enfermedad actual como el paciente mismo la describe.

¿Cuáles son los elementos de la historia clínica?

Todo profesional sanitario debe conocer de forma clara qué es una historia clínica y qué datos debe incluir, ya que este documento es clave dentro de la práctica sanitaria. En España, la ley 41/2002 de 14 de noviembre, de Autonomía del Paciente y los Derechos y Obligaciones en materia de Información y Documentación Clínica en su artículo 14 nos indica que: La historia clínica comprende el conjunto de los documentos relativos a los procesos asistenciales de cada paciente, con la identificación de los médicos y de los demás profesionales que han intervenido en ellos.

¿Cuántas partes tiene una historia clínica?

La Historia Clínica – La conversación con el paciente es fundamental para conocer qué le pasa. En niños o personas con trastornos mentales o de conciencia, siempre va a ser necesario recurrir a alguien que nos pueda aportar información (sus familiares directos, testigos, etc.

  1. La información que se obtiene es lo que viene a constituir la Historia Clínica;
  2. El orden cómo se va recogiendo la información podrá variar de una persona a otra, de cómo surgen las oportunidades de hacer una u otra pregunta, pero al final, lo importante, es captar lo que a la persona le está ocurriendo, en qué circunstancias y todo lo que pueda ser pertinente;

Al momento de presentar o escribir la información se ordena de acuerdo a un esquema previamente establecido que viene a ser el siguiente. Secciones que forman parte de la historia clínica. 1) Identificación del paciente. 2) Problema principal o motivo de consulta.

Adblock
detector