Medico Ingles Que Descubrio Las Vacunas?

Medico Ingles Que Descubrio Las Vacunas
Hubo una vez un programa de televisión sobre ciencia y salud que se mantuvo en antena durante casi toda la década de los años 1980 en España y, además, consiguió otra hazaña: que muchos españoles se tomasen en serio la salud y se cuidasen un poco más.

Esa idea venía de la antigua medicina oriental pero el primero que usó la ciencia para prevenir una enfermedad, en lugar de curarla, fue el médico inglés Edward Jenner (17 mayo 1749–26 enero 1823), que en 1796 desarrolló la primera vacuna de la historia.

Demostró su éxito con un polémico experimento en el que inyectó a James Phipps —un niño de ocho años, el hijo de su jardinero— pus de un enfermo de viruela. Entonces la viruela arrasaba Europa y mataba cada año a 400. 000 personas. Se cebaba sobre todo con los niños, pero no respetaba a nadie.

  • Uno de cada tres afectados moría —como el rey de Francia Luis XV— y muchos supervivientes quedaban ciegos o con la cara llena de cicatrices —como George Washington, el primer presidente de EEUU—, que dejaban tras secarse multitud de protuberancias con pus;

Pero la tradición popular decía que las lecheras eran inmunes a la enfermedad, igual que las personas que ya la habían padecido. En esos tiempos en que había pánico a quedar desfigurado por la viruela, el rostro liso y terso de las lecheras las convirtió en un mito erótico.

¿Quién fue el que inventó las vacunas?

Información – Información para la Comunidad ¿Qué son las vacunas? Las vacunas son una parte muy importante para el cuidado de la salud de toda la comunidad. Ellas son las encargadas de brindar protección sobre numerosas enfermedades muy serias. ¿Cómo se obtiene una vacuna? Las vacunas se obtienen a partir de un procedimiento por el cual se inactiva o debilita el microorganismo que causa la enfermedad.

  • Cuando la vacuna se administra a una persona hace que el cuerpo lo reconozca y produzca defensas contra la enfermedad;
  • Si esta persona entra en contacto con el microorganismo para el cual fue vacunada, las defensas se encargarán de protegerlo para que no tenga la enfermedad o ésta sea leve;

Breve historia de las vacunas A comienzos del siglo XX y antes del descubrimiento de las vacunas, hubiera sido un argumento de ciencia ficción pensar que se podría proteger a los hijos de muchas de las enfermedades infecciosas más graves. Edward Jenner (1749-1823), el “padre de las vacunas”, fue un gran médico investigador que descubrió la vacuna contra la viruela.

  1. Este descubrimiento permitió combatir y erradicar la viruela, enfermedad que se había convertido en una grave epidemia en varios continentes;
  2. Jonas Edward Salk (1914 – 1995), investigador médico y virólogo estadounidense, fue reconocido por el descubrimiento y desarrollo de la primera vacuna segura y eficaz contra la poliomielitis;

El virólogo polaco, Albert Bruce Sabin (1906 – 1993), fue quién se encargó de estudiar la poliomielitis y desarrolló una vacuna que se suministraba por vía oral. Esta forma de administración hizo mucho más fácil su aplicación masiva porque gracias a ello se logró prevenir la poliomielitis en millones de niños.

La viruela se declaró erradicada en 1978 y la poliomielitis fue eliminada en varias regiones del mundo. En la Argentina, el último caso fue en 1984. Louis Pasteur (1822-1895) fue el químico que estudió los procesos de fermentación.

A él se le debe el desarrollo de la técnica de pasteurización. Después de 1870, el químico orientó su actividad al estudio de las enfermedades contagiosas de las cuales supuso que se debían a gérmenes infecciosos que habrían logrado ingresar en el organismo.

  1. En 1881 consiguió preparar la primera vacuna de bacterias desactivadas;
  2. Pasteur continuó sus investigaciones lo que le permitió desarrollar la vacuna contra la rabia;
  3. Los descubrimientos desarrollados por Jenner, Salk, Sabin, Pasteur y muchos otros científicos son muy importantes para el desarrollo de la salud;

El progreso de las vacunas tuvo una evolución favorable porque representan una mejor calidad y esperanza de vida para la población en todos los países del mundo. Información para personal de Salud Las personas que trabajan en el sector de salud están habitualmente expuestas a agentes infecciosos.

  1. Una de las principales formas de disminuir el riesgo de adquisición de enfermedades infectocontagiosas y sus complicaciones se basa en una vacunación adecuada;
  2. Por un lado, se evita que el personal actúe como fuente de propagación de agentes infecciosos y pueda generar un brote intrahospitalario;

Por otro lado, se protege a los pacientes a quienes presta cuidado. Las vacunas indicadas en el personal de salud (si es que no tienen el esquema completo de vacunación) son las siguientes:

  • TRIPLE VIRAL
  • TRIPLE BACTERIANA ACELULAR (quienes prestan cuidado a niños menores de un año)
  • GRIPE (anual)
  • HEPATITIS B (3 dosis)
  • VARICELA
  • DOBLE ADULTOS

Manuales y Lineamientos del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles. Ver.

¿Cómo descubrió Jenner la vacunación?

James, Sarah y Blossom – En 1775, Jenner empezó un minucioso estudio sobre la relación entre la viruela bovina y la de humanos. después de experimentar con animales descubrió que si tomaba un extracto de una llaga de viruela bovina y se la inyectaba a un ser humano, esa persona quedaba protegida contra la viruela.

Fuente de la imagen, Wellcome images Pie de foto, Sarah se había contagiado de viruela bovina ordeñando a su vaca Blossom. En 1796, inoculó a su primer paciente humano, James Phipps, un niño de 8 años, con materia tomada de la mano de una ordeñadora llamada Sarah Nelmes a quien su vaca Blossom la había contagiado de viruela bovina.

James contrajo viruela bovina. Unos días después, inoculó al niño con gérmenes de viruela. Como anticipó, el niño no se enfermó de la versión humana de viruela. La inoculación con el virus de viruela bovina había producido un grado de protección definitivo contra la viruela.

  1. Fuente de la imagen, Srcyr16 En 1797 presentó el estudio ante la Royal Society describiendo su experimento;
  2. Jenner no podía explicar la razón por la que el método era efectivo, pues aún no se podía ver el virus con los microscopios de la época;

La respuesta de los científicos fue que sus ideas eran demasiado revolucionarias y que necesitaba presentar más pruebas.

¿Cuál fue el aporte del médico inglés Edward Jenner a la medicina?

Edward Jenner (17 de mayo de 1749 – 26 de enero de 1823) fue un médico y científico inglés que fue el pionero de la vacuna contra la viruela, la primera vacuna del mundo.

¿Cómo se llama la vacuna de Edward Jenner?

A mediados del siglo XVIII, Edward Jenner alcanzó fama mundial como inventor de la vacuna contra la viruela y cuyas polémicas investigaciones en este campo estaban destinadas a cambiar la historia de la medicina para siempre.

¿Quién inventó la primera vacuna y en qué año?

Hubo una vez un programa de televisión sobre ciencia y salud que se mantuvo en antena durante casi toda la década de los años 1980 en España y, además, consiguió otra hazaña: que muchos españoles se tomasen en serio la salud y se cuidasen un poco más.

  • Esa idea venía de la antigua medicina oriental pero el primero que usó la ciencia para prevenir una enfermedad, en lugar de curarla, fue el médico inglés Edward Jenner (17 mayo 1749–26 enero 1823), que en 1796 desarrolló la primera vacuna de la historia;

Demostró su éxito con un polémico experimento en el que inyectó a James Phipps —un niño de ocho años, el hijo de su jardinero— pus de un enfermo de viruela. Entonces la viruela arrasaba Europa y mataba cada año a 400. 000 personas. Se cebaba sobre todo con los niños, pero no respetaba a nadie.

Uno de cada tres afectados moría —como el rey de Francia Luis XV— y muchos supervivientes quedaban ciegos o con la cara llena de cicatrices —como George Washington, el primer presidente de EEUU—, que dejaban tras secarse multitud de protuberancias con pus.

Pero la tradición popular decía que las lecheras eran inmunes a la enfermedad, igual que las personas que ya la habían padecido. En esos tiempos en que había pánico a quedar desfigurado por la viruela, el rostro liso y terso de las lecheras las convirtió en un mito erótico.

¿Dónde se creó la primera vacuna?

Resumen La medicina china y su cultura ancestral parecen tener los antecedentes más remotos de los intentos por prevenir o curar el azote epidemiológico de esa época: la viruela. Estos conocimientos empíricos llegaron al Asia Central y Europa, y algunos granjeros hicieron observaciones de la utilidad de la inoculación o variolización sin llegar a documentar sus ensayos en la comunidad científica.

  • El mérito de Edward Jenner reconocido como el descubridor de la vacuna antivariólica, radica en haber demostrado con evidencia práctica la protección conferida frente a la enfermedad por la administración en un niño sano de un material proveniente de una persona con lesiones causadas por el cowpox, virus de la viruela vacuna;

Desde Europa en el siglo XVIII y comienzos del siglo XIX, la inoculación primero y luego la vacunación llegan a Hispanoamérica por vías informales o por determinación de la corona como un servicio a las colonias. La vacunación antivariólica tuvo el valor agregado de motivar y convencer a las autoridades gubernamentales sobre la necesidad de implementar políticas de salud pública para responder a las necesidades sanitarias de la población.

  1. En Chile, Fray Pedro Manuel Chaparro fue el pionero en la aplicación y difusión de la vacuna, realizó la primera campaña nacional y se cuenta entre los padres de la salud pública nacional;
  2. Palabras clave: Edward Jenner expedición filantrópica historia de la medicina Pedro Manuel Chaparro vacunas Summary Chinese medicine and its ancestral culture seem to have the most remote history of attempts to prevent or cure the epidemiological scourge of that era: smallpox;

This empirical knowledge reached Central Asia and Europe, and some farmers made observations of the usefulness of inoculation or variolization without documenting their trials to the scientific community. The merit of Edward Jenner, recognized as the discoverer of the smallpox vaccine, lies in having demonstrated with practical evidence the protection conferred against the disease by the administration in a healthy child of a material from a person with cowpox lesions.

From Europe in the eighteenth and early nineteenth centuries, first inoculation and then vaccination arrive in Latin America by informal means or by determination of the crown as a service to the colonies.

Smallpox vaccination had the added value of motivating and convincing government authorities about the need to implement public health policies to respond to the health needs of the population. In Chile, Fray Pedro Manuel Chaparro was the pioneer in the application and diffusion of the vaccine, conducted the first national campaign and is counted among the parents of national public health.

Keywords: Edward Jenner history of medicine Pedro Manuel Chaparro philanthropic expedition vaccines Texto completo El 14 de mayo de 1796, Edward Jenner tomó material de una lesión pustular de viruela de vacas causada por el cowpox virus, obtenido de la mano de la ordeñadora Sarah Nelmes y lo inoculó en el brazo de James Phipps, niño de 8 años, hijo del jardinero de la familia Jenner.

Dos meses después inoculó material de una lesión proveniente de un enfermo con viruela y demostró que James no contrajo la enfermedad planteando que había quedado “inmune”. Este hito en la ciencia médica fue recreado en forma magistral por el pintor Gaston Melingue más de 100 años después y su obra puede ser admirada en la Academia Nacional de Medicina en Paris ( Figura 1 ).

  • La viruela era una enfermedad altamente prevalente, causante de un gran problema epidemiológico, distribuida en casi todo el mundo, que no distinguía edades ni clases sociales, y además causaba alta mortalidad (30 a 60% en los no vacunados) y producía secuelas significativas no sólo estéticas (cicatrices, calvicie) y hasta un tercio de los sobrevivientes quedaban ciegos cuando se comprometía la córnea;
See also:  Cuantos Años Se Necesita Para Ser Medico De Familia?

Entre muchas víctimas se incluyen faraones de Egipto según certifican sus momias, Isabel I de Inglaterra, músicos clásicos como Mozart y Beethoven, y presidentes de los Estados Unidos como Lincoln y Washington. Durante el siglo XVIII sufrieron la enfermedad el emperador José I de Austria, el rey Luis I de España, el zar Pedro II de Rusia, la reina Ulrika Eleonora de Suecia y el rey francés Luis XV.

En América se cuenta al gobernante del Imperio Inca Huayna Capac y en Chile al Abate Molina y a la destacada cantautora Violeta Parra que se sentía acomplejada por las cicatrices faciales dejadas por la enfermedad.

Edward Jenner (1749-1823) nació en Berkeley, Gloucestershire, Reino Unido. Era un naturalista, muy observador desde niño y a los 13 años empezó a trabajar con un cirujano. Información no confirmada señala que el rostro sin marcas de las jóvenes ordeñadoras fue un elemento trascendente para llevar a cabo sus experiencias.

Rechazó incorporarse a la expedición científica al mando del marino británico James Cook a bordo del barco Endeavour (expedición que doblando el Cabo de Hornos se dirigió al sur del Pacífico y Oceanía y luego dio la vuelta al mundo, y realizó desde agosto de 1768 hasta julio de 1771 estudios cartográficos, astronómicos y biológicos de flora y fauna).

Jenner realizó varios estudios sobre anatomía y fisiología y aunque la Royal Society of London (Academia Nacional de Ciencias en Reino Unido) rechazó sus trabajos sobre la vacuna de la viruela, finalmente lo aceptó como miembro muchos años después por un trabajo sobre la conducta de un ave ( Cuculus canorus ).

Si bien Jenner ha recibido todo el mérito de la comunidad científica por el descubrimiento de la vacuna antivariólica, existen antecedentes de inoculación antes de las investigaciones de Jenner. En la lápida funeraria de Benjamin Jesty se puede leer “…partió de esta vida el 16 de abril 1816 a la edad de 79 años.

Nació en Yetminster en este condado, y fue un destacado hombre honesto: particularmente destacó por haber sido la primera persona (conocida) que introdujo la inoculación con cowpox, y con su gran visión hizo el experimento en su esposa y dos hijos en el año 1774″.

  • Aún se conserva la granja Upbury en Yetminster, Inglaterra, hogar de la familia Jesty en el momento en que las inoculaciones pioneras tuvieron lugar y allí existe una placa conmemorativa de este suceso;

Es probable que en otros lugares de Europa se realizaran procedimientos similares no publicados. A modo de ejemplo, se cita la presentación de Fester en la Sociedad Médica de Londres en 1765 titulada ” Cowpox y su capacidad de prevenir la viruela “. Jobst Bose de Göttingen, Alemania en 1769, Plett y Jensen de Holstein, Dinamarca inoculaban con viruela vacuna (cowpox) pero no existen publicaciones científicas de esos eventos.

En 1714 Emmanuel Timoni, médico griego formado en Padua y Oxford, residente en Estambul, publicó en el Philosophical Transactions, órgano de la Royal Society una comunicación con sus experiencias favorables con la inoculación de viruela vacuna, logrando en 48 de 50 sujetos una forma de viruela atenuada.

Había aprendido la técnica de dos mujeres que hacían este procedimiento en Estambul con fines estéticos. En este relato histórico no puede ser omitida Lady Mary Wortley Montagu (1689-1762). Nació en Londres, y ha sido definida como aristócrata viajera y escritora.

Hija mayor del Duque de Kingston y Marqués de Dorchester. Su madre, hija del conde de Denbigh, murió siendo ella aún niña. Mantuvo una estrecha amistad con Mary Astell, luchadora por los derechos de la mujer.

El padre de Lady Mary rechazó el matrimonio con Edward Wortley Montagu y cuando Lord Dorchester insistió en otro matrimonio para su hija, Edward y Mary se fugaron (1712). Edward Wortley era miembro del Parlamento Inglés desde 1715 y fue nombrado embajador ante el Imperio Turco.

Lady Mary le acompañó en su viaje hasta Constantinopla. La historia de este viaje y sus observaciones de la vida en Oriente se cuentan en sus ” Cartas desde Estambul “, llenas de descripciones gráficas, inspiración de las siguientes viajeras/escritoras femeninas y de gran parte de la producción artística englobada en el concepto de orientalismo.

Fue la primera mujer occidental en acceder a los harenes otomanos. Escribió: “Las mujeres turcas tienen más libertad que las inglesas y… la religión musulmana no es muy distinta del cristianismo”. Aprendió el idioma y adoptó la vestimenta turca para identificarse con las mujeres de esa región.

Del Imperio otomano, Lady Mary que mostraba en su piel las cicatrices de la viruela, y había visto morir a su hermano por ese flagelo, trajo a su vuelta a Inglaterra la práctica de la inoculación como profilaxis contra la enfermedad.

Hizo inocular a sus propios hijos, y se enfrentó a los poderosos prejuicios que había contra tal práctica. En 1796 (70 años después), Jenner supo de los trabajos de Lady Mary, perfeccionó la técnica y pasó a la historia como el descubridor de la vacuna contra la viruela.

  • El aporte de Jenner fue la demostración de la capacidad protectora de su ensayo, considerado como primera prueba de inmunidad conferida por una vacuna;
  • Otros datos señalan que, con anterioridad, ya en el siglo VI a;

en China practicaban la inoculación o aspiración vía nasal de costras de enfermos como prevención de la viruela, y en el siglo V a. el historiador griego Tucídides se refiere al tema. La primera evidencia escrita relacionada con la inoculación como profilaxis se sitúa en el siglo XI.

Una monja budista que vivió durante el reinado del emperador chino Jen Tsung (1022 a 1063) y a la cual se le atribuye el texto ” El tratamiento adecuado de la viruela “, registra el procedimiento de soplar el polvo de costras secas, pulverizadas y mezcladas con plantas específicas mediante un tubo de plata en las fosas nasales.

Otro libro perteneciente a la literatura china ” El espejo dorado de la Medicina ” describía diferentes formas de inoculación antivariólica tales como: Introducir en los orificios de la nariz un pedazo de algodón empapado de pus extraído de pústulas de enfermos leves; pulverizar costras desecadas e introducirlas mediante un tubo de bambú por los orificios nasales (a los niños en la ventana nasal izquierda y a las niñas en la derecha) y poner a un niño sano las ropas usadas de un enfermo.

A comienzos del siglo XI murió víctima de viruela el primogénito del Primer Ministro chino Wang Tan de los emperadores Sung. Se convocó una junta de médicos, sabios y magos de todo el Imperio y un ermitaño proveniente de O-Mei Shan catalogado de “médico sagrado”, “inmortal” trajo la técnica de la inoculación.

Monjes taoístas (religión ancestral china) y alquimistas vivían en cuevas en la famosa montaña de O-Mei Shan, y conocían el secreto de la variolización que, según la tradición, habían recibido por “dictado de los espíritus”. (Actualmente una escultura del Gran Buda de Leshan esculpida en piedra de la montaña y el paisaje panorámico del monte O-Emei son importantes legados culturales en la historia del budismo en China donde se fusionan la belleza natural, la historia y la arquitectura religiosa, es considerado un lugar sagrado y fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) Patrimonio de la Humanidad desde 1996).

  • En 1672 según otros datos históricos, una anciana circasiana en Constantinopla aplicaba exudado de viruela en una herida abierta en la piel del paciente;
  • ¿Cómo se trasmitió el conocimiento sobre prevención de la viruela desde el antiguo imperio chino hasta la región de Circasia y el Cáucaso en el Asia Central? Diferentes fuentes refieren que evitar la viruela entre las jóvenes era trascendente para su familia y su futuro ya que muchos padres pretendían que sus hijas llegaran a las cortes como esposas o concubinas de los emperadores, sultanes y reyes;

Alcanzar este honor requería de belleza física como principal virtud y, por lo tanto, tener un rostro y un cuerpo sin cicatrices de la viruela era fundamental. Se estima que las jóvenes eran sometidas a los procedimientos de prevención de la viruela para este logro y por lo tanto la prevención era una inversión vital y los elementos empleados fueron un producto de belleza.

Los relatos y algunos escritos revelan que fue a través de la Ruta de la Seda que se produjo esta transmisión de conocimientos. Esta ruta se utilizó entre el siglo II a. hasta el siglo XVI, sirvió de nexo entre numerosas civilizaciones y propició intercambios comerciales, de creencias religiosas, conocimientos científicos, innovaciones técnicas, usos culturales y expresiones artísticas.

En 2014 la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad un tramo de 5. 000 kilómetros desde Chang’an/Luoyang, antigua capital principal de China durante el reinado de las dinastías Han y Tang, hasta la región de Zhetysu, en el Asia Central, corredor que une China, Kazajstán y Kirguistán.

Los 33 componentes del tramo comprenden ciudades capitales, palacios de varios imperios y kanatos, asentamientos mercantiles, templos budistas, antiguos senderos, casas de postas, pasos entre montañas, torres de almenaras, tramos de la Gran Muralla, fortificaciones, tumbas y edificios religiosos.

El rey Carlos IV de España programó y financió la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna con especial motivación por cuanto una de sus hijas había sufrido la enfermedad, y comisionó al médico valenciano Francisco Xavier de Balmis para que llevara la vacunación contra la viruela a las colonias españolas en el Nuevo Mundo y Ultramar.

De Balmis partió con 22 niños abandonados de la Casa de Expósitos y un grupo de asistentes, vacunando a los niños brazo a brazo en grupos de dos a lo largo del viaje, para que hubiera pústulas frescas en todo momento.

El médico valenciano a cargo de la Expedición tenía una vasta experiencia en el tema de la vacuna y había traducido del francés en marzo de 1803 el libro de Jacques Louis Moreau de la Sarthe ” Tratado histórico y práctico de la Vacuna “, material que sirvió de guía general de la vacunación y alrededor de 500 ejemplares fueron distribuidos en las distintas Juntas de Vacunación que fueron organizándose en las colonias.

Los objetivos de la Expedición fueron “Difundir la vacuna desde el Reino de España a todos los virreinatos ultramarinos, instruir a los sanitarios locales de las poblaciones visitadas para dar continuidad a la práctica de la vacunación a lo largo del tiempo, y crear en los virreinatos “Juntas de Vacunación” como centros para conservar, producir y abastecer de vacunas activas para mantener la campaña de forma permanente” ( Figura 2 ).

El 30 de noviembre de 1803 zarparon de La Coruña en la corbeta “María Pita” acompañados por la enfermera y rectora de la Casa de Expósitos Doña Isabel Sendales, junto con otros tres médicos: José Salvany, Antonio Gutiérrez y Manuel Julián Grajales y 6 enfermeros.

Luego de vacunar en Tenerife, en febrero de 1804 llegaron a Puerto Rico y el 19 de marzo de ese año desembarcaron en Puerto Cabello, Venezuela. Aquí la expedición se dividió, Balmis siguió a Cuba y México, y Salvany y Grajales se dirigieron a Colombia, Perú, Buenos Aires y Chile.

En México se establecieron numerosas juntas a lo largo de todo el Virreinato y Balmis con la fracción de la expedición a su cargo siguió hacia Manila en el navío Santa Bárbara con 26 niños mexicanos reclutados y que padecieron condiciones mucho peores de los embarcados en A Coruña (mareos, vómitos, fiebre, calor, tormentas y tifones durante la navegación).

  • Desde Filipinas siguieron en otra embarcación a la colonia portuguesa de Macao desde donde se realizaron campañas de vacunación en territorio chino;
  • Por cansancio y enfermedad Balmis cedió la dirección de la expedición a su ayudante Antonio Gutiérrez y decidió regresar a Lisboa y luego a Madrid donde fue recibido con honores por el rey Carlos IV el 7 de septiembre de 1806;
See also:  Por Que Quieres Ser Medico?

Algunos niños murieron durante el viaje, en el largo recorrido se incorporaron otros niños de las colonias y se desconoce cuántos regresaron. La mayoría de los niños “vacuníferos” pertenecían a hogares de menores, habían sido abandonados por sus familias y las condiciones extremas a que fueron sometidos merecerían un análisis más profundo.

  1. ¿QUÉ DATOS TENEMOS DE CHILE? El sacerdote jesuita y naturalista Juan Bautista Ignacio Molina González (1740-1829), más conocido como el Abate Molina, entre sus numerosas publicaciones científicas destaca su aporte a la medicina con la descripción clínica de la viruela en Chile en su obra escrita en versos y en latín De peste variolarum , año 1761 y De peste variolis vulgo dicta , testimonio vivido por cuanto fue afectado gravemente por esta enfermedad;

Los textos junto con describir los síntomas y signos, critica los tratamientos médicos y métodos hospitalarios utilizados en esa época previa a la llegada de la inoculación, y constituye la primera descripción de esta y otras enfermedades en el país. Pedro L.

Ferrer escribió en la Historia General de la Medicina en Chile: ” En 1765, el sistema de las inoculaciones fue inventado en Chile por el Padre Chaparro, sin que a esa fecha se conociera en el país que dicho tratamiento se hubiera practicado en Europa “.

Fray Pedro Manuel Chaparro, cuya fecha de nacimiento y datos sobres sus progenitores no son bien conocidos, el 8 de noviembre de 1767 profesó como fraile de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y el 16 de diciembre de 1767 ingresó en la Real Universidad de San Felipe para estudiar Medicina, donde fue el primer alumno que obtuvo su título de médico en Chile en 1772.

Variolizando (vacunando) a miles de personas, su trabajo fue fundamental en detener la epidemia de viruela de fines del siglo XVIII y el siglo siguiente. La variolización aplicada por fray Pedro Manuel Chaparro, provocaba la muerte de algunos variolizados, dejaba inmune al resto, logrando reducir la mortalidad drásticamente (a un 1-4%).

Historiadores afirman que fueron beneficiadas unas 5 mil personas y que los favorecidos pertenecían a las clases más acomodadas de las ciudades más pobladas porque en el campo y en pequeños pueblos se resistían y faltaban medios para aplicar el procedimiento.

  • En lo que se considera la primera campaña de vacunación en este país, el martes 9 de octubre de 1805 vacunó en la plaza de Santiago a todos quienes quisieran recibir tal inóculo;
  • Además, alcanzó el rango de profesor de Medicina y diputado del primer Congreso Nacional;

Falleció en diciembre de 1811. En Perú, Salvany delegó en Manuel Julián Grajales la misión de llevar la vacuna a Chile. La vacuna ya había llegado en 1804 a Brasil desde Lisboa por medio de niños esclavos que sirvieron de portadores y viajaron con ese fin.

Desde Bahía llegó a Montevideo, el 5 de julio de 1805 en la fragata portuguesa “Rosa del Río”, con la vacuna conservada en vidrios y en 38 esclavos vacunados brazo a brazo. Luego el fluido fue enviado a Buenos Aires, en vidrios y a través de dos esclavos recién vacunados.

En septiembre de 1805, el Virrey de la Plata, Marqués de Sobremonte, envió la vacuna a las provincias argentinas, a los indios guaraníes, a Lima y a Chile donde se recibió a fines de septiembre o principios de octubre, aplicándose por primera vez el 8 de octubre de 1805, en el pórtico de la Catedral de Santiago.

  • Fray Pedro Manuel Chaparro continuó vacunando en la Plaza Mayor, en la Casa de Huérfanos, en los hospitales, en la cárcel pública y otros asilos completando en un mes casi 300 personas inoculadas ( Figura 3 );

En 1806 el gobernador Muñoz de Guzmán encargó al regidor Nicolás Matorras y al administrador del Hospicio de Pobres, Manuel de Salas, reactivar la vacunación frente al surgimiento de nuevos casos de viruela. El método que resultó más eficaz para transportar la vacuna fueron los brazos de niños especialmente huérfanos y el Estado asignó recursos económicos para mantener y trasladarlos a otras regiones.

Según los reportes se vacunaron más de 7500 personas cuando en diciembre de 1807 llegó a Valparaíso Grajales con la vacuna de la Expedición. Con las nóminas de recién nacidos que debían registrarse en las parroquias, el gobernador obligó a los padres que se resistían a la vacunación de sus hijos.

Esto permitió a Grajales vacunar en Santiago y alrededores a unas 8. 000 personas. Además, redactó un reglamento para la organización de la Junta Central de Vacunas y juntas provinciales, y el presupuesto aprobado en octubre de 1808 consideró la compra de materiales para conservar y trasportar la vacuna y mantener en el Hospicio a los niños vacunados y pagar a otros colaboradores.

  • La historiadora chilena Paula Caffarena publicó su tesis doctoral en el libro “Viruela y vacuna” donde aporta vasta información sobre el tema y destaca el valor agregado de la introducción de la vacuna antivariólica y de las campañas de vacunación en Hispanoamérica y en particular en Chile;

En la publicación destaca que, en Europa, a fines del siglo XVIII hubo esfuerzos de los gobernantes por establecer políticas de salud pública tales como regular y controlar la práctica de la inoculación o variolización, destinar recursos a campañas, elaborar planes para contagiados y evitar la propagación de la enfermedad.

  1. Antes de la Expedición Filantrópica existe una historia de conexiones entre Europa y América más allá de las rutas convencionales propias de la corona con sus colonias;
  2. La viruela causaba alta mortalidad especialmente en niños menores de 5 años, sin distinción de clases sociales, tenía rápida contagiosidad difícil de controlar, por lo que era motivo de importantes trastornos de la vida pública;

Las autoridades del gobierno tuvieron que determinar aislamientos poblacionales masivos, declarar zonas en cuarentena y control de rutas ocasionando restricciones al tránsito comercial y de personas, además de centralizar las medidas para detener el avance de la enfermedad, medidas que se consideran como el principio y las bases de las políticas de salud pública.

  • A comienzos del siglo XIX en América se vivía la transición del período colonial a la época republicana;
  • Las Juntas de Vacunas promovidas por la Expedición facilitaron la difusión de la vacuna antivariólica y se estima que este proceso sirvió de enlace entre el régimen colonial y el republicano, y se sobrepuso a los conflictos políticos y bélicos de la época de la independencia;

La variolización se usaba en forma curativa cuando ya había empezado una epidemia, en cambio la vacunación originó un cambio hacia una visión preventiva. Además, reforzó las acciones nacionales de protección de la salud sobre esfuerzos locales que realizaban los cabildos.

El presidente Balmaceda en 1887 presentó un programa de vacunación en recién nacidos, y durante la presidencia de Juan Luis Sanfuentes, se implementó la vacunación universal obligatoria en 1918. Entre 1978 y el 8 de mayo de 1980 la Organización Mundial de la Salud declaró solemnemente y certificó la erradicación mundial de la viruela, primera enfermedad infecciosa eliminada gracias a una vacuna.

En la historia del desarrollo de la Vaccinología no es posible olvidar a Louis Pasteur (1822-1895) y sus estudios sobre la vacuna antirrábica. Un diario francés recoge el dramático episodio acaecido con motivo de la invasión nazi. “P arís, 17 junio 1940. Ayer se encontró el cadáver de Joseph Meister, portero del Instituto Pasteur y guardián de su cripta.

Joseph Meister conoció por primera vez a Louis Pasteur en 1885, cuando tenía 9 años de edad. La madre de Joseph le llevó al hospital del doctor Pasteur porque había sido atacado por un perro rabioso y estaba condenado a una muerte terrible.

El doctor que estaba investigando una posible cura, se decidió a probarla en el niño. Tras doce días de tratamiento y hasta diez inyecciones diarias, el niño sanó milagrosamente, dando esperanzas a los demás afectados… Algunos de los soldados nazis que llegaron con la ocupación a París, decidieron visitar el Instituto Pasteur, pero al pedirle a Joseph Meister que les dejara entrar a la cripta donde descansa el doctor desde 1895, éste prefirió cometer suicido antes que permitirles la entrada a la tumba de su salvador” 1-17.

¿Que observó el doctor Jenner?

Jenner observó que las vacas padecían una enfermedad llamada Vaccina o viruela de las vacas, que produce erupciones en las ubres semejantes a las que produce la viruela humana. En ocasiones, contagiaban la enfermedad a las lecheras, en las que aparecían pústulas en las manos.

¿Quién descubrió la vacuna de la viruela?

Edward Jenner
Información profesional
Área Medicina, historia natural
Conocido por Descubrir la vacuna contra la viruela o antivariólica.
Miembro de Royal Society Real Academia de las Ciencias de Suecia Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias

.

¿Quién inventó la vacuna viruela?

–> Durante siglos, las epidemias de viruela (una infección provocada por el virus de la viruela) afectaron a gente de todo el mundo y esta enfermedad solía ser grave. Pero en el año 1796, el doctor británico Edward Jenner descubrió una forma de proteger a la gente contra esta enfermedad, lo que le llevó a desarrollar la primera vacuna contra la viruela.

  1. La vacuna funcionó tan bien que en EE;
  2. UU;
  3. se dejó de vacunar a la población general contra la viruela en el año 1972, puesto que esta enfermedad había dejado de ser una amenaza (el último caso de viruela detectado en EE;

UU. data de 1949). El último caso mundial conocido de viruela se detectó en África en el año 1977. Por lo tanto, en 1980, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que la viruela había desaparecido por completo de todo el mundo, la primera (y la única) vez en toda la historia en que una enfermedad infecciosa se declara eliminada de todo el planeta.

¿Cuál fue la primera vacuna en el mundo?

ORIGEN E HISTORIA DE LAS VACUNAS – Según un  recurso educativo   elaborado por el Colegio de Médicos de Filadelfia, sociedad decana fundada en 1787, el origen de las vacunas se encuentra en China con una técnica llamada  variolización. Esta técnica, que buscaba prevenir la viruela, consistía en  pulverizar las costras de una persona enferma con síntomas leves para insuflarlas por la nariz  de personas sanas para inmunizarlas. Se calcula que esta práctica puede tener más de mil años de antigüedad, pero el primer registro lo encontramos en varios relatos del siglo XVI.

Para la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics),  la era de las vacunas la inicia el médico Edward Jenner. El británico observó que las personas que ordeñaban vacas y contraían la viruela bovina estaban protegidas contra la viruela humana.

En 1796 inoculó a un niño de ocho años fluido de las pústulas de viruela bovina y cuando, posteriormente, le inyectó el virus de la viruela humana el niño ni se contagió ni tuvo síntomas. Ya en el siglo XIX, el médico francés Louis Pasteur desarrolló la  segunda generación de vacunas,  entre otras contra el cólera o la rabia, e introdujo el término vacuna en honor a los experimentos con las vacas de Jenner. Además, señala que con un programa de vacunación adecuado se podría evitar que 24 millones de personas caigan en la pobreza en países en desarrollo y es que, aunque  la inmunización con vacunas evita de dos a tres millones de muertes al año,  todavía hay casi 20 millones de  lactantes en el mundo sin acceso a las vacunas básicas . Las vacunas son herramientas poderosas, efectivas y económicas para prevenir la enfermedad, la muerte y la pobreza. La historia de las vacunas durante el último siglo.   VER INFOGRAFÍA: La historia de las vacunas durante el último siglo [PDF].

See also:  Que Carrera Hay Que Estudiar Para Ser Medico Forense?

¿Qué experimento hizo Jenner Para comprobar su hipótesis?

El experimento realizado por Edward Jenner permitió demostrar la eficacia de lo que a la postre fue la primera vacuna de la historia. Este experimento consistió en la introducción de viruela vacuna procedente de una pústula de una ordeñadora a un niño de ocho años de edad.

La descripción de tal evento se encuentra en su ensayo Investigación sobre las causas y los efectos de la viruela vacuna : “Para observar mejor cómo evolucionaba la infección, inoculé la viruela vacuna a un niño sano de ocho años.

La vacuna procedía de una pústula del brazo de una ordeñadora, a quien había contagiado la vaca de su señor. El 14 de mayo de 1796 se la inyecté al niño a través de dos cortes superficiales en el brazo, cada uno de los cuales tenía la anchura de un pulgar.

  • El séptimo día se quejó de pesadez en el hombro; el noveno, perdió el apetito, tuvo algo de frío y un ligero dolor de cabeza; durante todo el día se encontró enfermo y pasó la noche inquieto, pero al día siguiente volvió a encontrarse bien;

La zona de los cortes evolucionaba hacia la fase de supuración, ofreciendo exactamente el mismo aspecto que adquiere la materia virulosa. Para cerciorarme de que el niño, levemente infectado por la viruela vacuna, había quedado realmente inmunizado contra la viruela humana, el 1 de julio le inyecté materia virulosa que había extraído con anterioridad de una pústula humana.

Se la apliqué profusamente mediante varios cortes y punturas, pero no dio lugar a ningún ataque de viruela. En los brazos aparecieron los mismos síntomas que provocan las sustancias virulosas en los niños que han sufrido variola o viruela vacuna.

Al cabo de unos meses, le volví a inocular materia virulosa, que en esta ocasión no produjo ningún efecto visible en el cuerpo”. Jenner demostró las ventajas de la vacunación con viruela vacuna con respecto a la variolización: la inmunización con viruela vacuna no producía pústulas, no ocasionaba riesgo de muerte ni era foco de contagio a través de las personas vacunadas.

Además, se trataba de una técnica relativamente fácil de realizar, por lo que en el libro Origen y descubrimiento de la vacuna  se recomendaba su aplicación por parte de los padres o cuidadores de los niños: “La inoculación de la vaccina no pide preparación alguna, ni un cuidado muy particular, ni remedio alguno que deba precederla, seguirla, ni acompañarla.

Se puede igualmente practicar en todas las edades, y en todas las estaciones del año. La vaccina no perjudica a la sociedad, porque no propaga su infección a causa de esta enfermedad, ni se comunica por el aire, ni por los vestidos, ni por el simple contacto (como las viruelas) sino precisamente por la incisión.

La operación de la vaccina es fácil y poco dolorosa, pues consiste únicamente en hacer en la piel algunas ligeras picaduras o incisiones con la punta de un instrumento mojado en fluido que se halla en los granos vaccinos.

Los padres, las madres, las amas de cría o nodrizas lo pueden practicar igualmente con la misma utilidad y buen suceso: toda la atención y precaución que se necesita se reduce solamente al modo de hacer las picaduras inoculatorias. Finalmente la inoculación de la vaccina es tan segura que jamás le acompaña ni sigue daño alguno, ni accidente grave.

¿Por qué se nombró vacuna?

El origen, según Pasteur, viene de la palabra latina vacca (vaca), en homenaje a los experimentos de Edward Jenner con la inoculación de la viruela bovina (también conocida como viruela vacuna ).

¿Por qué se le dio el nombre de vacuna?

La palabra vacuna viene de ‘vaca’ porque el Doctor Edward Jenner, uno de los padres de este invento, pudo desarrollarlo gracias a sus observaciones en granjas lecheras Aunque muchos creen que las vacunas son una innovación de Occidente, existe evidencia de que los chinos emplearon la inoculación de la viruela en el año 1.

000 D. Esta técnica también se practicó en África y Turquía, antes de que llegara a Europa y América. La palabra vacuna viene de ‘vaca’. ¿La razón? El Doctor Edward Jenner, quien era médico rural, observó que las mujeres que ordeñaban las vacas se contagiaban de la viruela vacuna.

Sin embargo, el doctor también evidenció que estas mujeres se volvían inmunes a la viruela común. Las observaciones de Edward Jenner resultaron en el uso exitoso de material de viruela vacuna en 1796 para crear inmunidad contra la enfermedad. Esto, gracias a la vacunación de un niño.

  • El desarrollo de estas investigaciones de Jenner resultó en la erradicación de la viruela;
  • La vacuna contra la rabia de 1885 de Louis Pasteur fue la siguiente en tener un impacto en las enfermedades humanas;

Gracias a este desarrollo, durante la década de 1930, se crearon antitoxinas y vacunas contra otras enfermedades como la difteria, el tétano, el ántrax y la cólera, entre otras..

¿Quién fue el primer científico en crear una vacuna y contra qué enfermedad?

El 14 de mayo de 1796 Edward Jenner vacuna al niño de ocho años James Phipps, quien posteriormente es expuesto a la viruela sin mostrar síntomas. Jenner demuestra la protección contra la viruela y diseña el método para extraer el material para la vacuna de las personas vacunadas, en lugar de emplear vacas.

¿Quién fue el inventor de la vacuna contra la influenza h1n1?

Maurice Hilleman, el gigante de la medicina que fue el creador de vacunas más rápido de la historia.

¿Quién inventó la primera vacuna Wikipedia?

Origen [ editar ] – Antes de la introducción de la vacunación con viruela bovina (inmunización hetero típica), la viruela era prevenida por inoculación deliberada de cepas débiles del virus de la viruela humana obtenidas de epidemias con baja mortalidad. Estas inoculaciones desarrollaban la enfermedad con un riesgo de muerte bajo en comparación con las muertes causadas por epidemias de cepas más agresivas, proporcionando inmunidad frente a estas epidemias de viruela. Los primeros indicios de la práctica de la inoculación con viruela se registran en China durante el siglo X, [ 14 ] ​ mientras que la primera práctica documentada se remonta al siglo XV.

  1. Esta práctica consistía en una insuflación nasal de un polvo constituido por fragmentos de pústulas secas molidas, a fin de lograr la inmunización de pacientes que sufrían tipos leves de viruela;
  2. Se registra asimismo el uso de otras técnicas de insuflación en China durante los siglos XVI y XVII;

[ 15 ] ​ En 1718 , Lady Mary Wortley Montagu informó que los turcos tenían la costumbre de inocularse con pus tomado de enfermos de viruela humana, lo que les enfermaba levemente. Lady Montagu inoculó a sus propios hijos de esta manera. [ 16 ] ​ Disertacion physico medica, en que. se demuestra la utilidad y seguridad de la inoculacion de las viruelas, y las grandes ventajas, que de ella se siguen a la humana sociedad, escrita en lengua toscana por Spallarossa y traduccida al idioma castellano en 1766. En 1796 , durante el momento de mayor extensión del virus de la viruela en Europa, un médico rural de Inglaterra , Edward Jenner , observó que las recolectoras de leche adquirían ocasionalmente una especie de viruela bovina por el contacto continuado con estos animales, y que luego quedaban a salvo de enfermar de viruela común.

  1. Efectivamente se ha comprobado que esta viruela bovina es una variante leve de la mortífera viruela «humana»;
  2. Trabajando sobre este caso de inoculación, Jenner tomó viruela bovina de la mano de la granjera Sarah Nelmes e inoculó este fluido a través de inyección en el brazo de un niño de ocho años, James Phipps;

El pequeño mostró síntomas de la infección de viruela bovina. Cuarenta y ocho días más tarde, después de que Phipps se hubiera recuperado completamente de la enfermedad, el doctor Jenner le inyectó al niño infección de viruela humana, pero esta vez no mostró ningún síntoma o signo de enfermedad. [ 18 ] ​ «The Cow-Pock—or—the Wonderful Effects of the New Inoculation!» (1802), viñeta satírica de James Gillray , de las Publications of ye Anti-Vaccine Society , que muestra a Edward Jenner administrando vacunas contra el virus de la viruela bovina en el hospital de San Pancracio. El temor popular era que la vacuna provocaría el crecimiento de «apéndices vacunos» en los pacientes. La segunda generación de vacunas fue introducida en la década de 1880 por Louis Pasteur , quien desarrolló vacunas para el cólera aviar y el ántrax. Para comprobar la efectividad de la vacuna antiantráxica lleva a cabo un audaz y brillante experimento público en la granja de Pouilly-le-Fort.

  • [ 17 ] ​ Como la inoculación con la variante bovina era mucho más segura que la inoculación con viruela humana por insuflación, se prohibió esta última en Inglaterra en el año 1840;
  • Desde entonces este procedimiento de vacunación fue extendiéndose por toda Europa y América, aunque no sin alguna oposición de algunos sectores (en el siglo  XVIII , un destacado reverendo cristiano de Londres, Edmund Massey , ante los progresos que acabarían desembocando en la vacuna de Jenner, atacó las medidas sanitarias preventivas, porque a su juicio se oponían a los designios de Dios; y estos argumentos se han reproducido incluso modernamente);

El desarrollo del experimento fue como sigue: [ cita requerida ] El 5 de mayo inyecta 24 carneros, 1 chivo y 6 vacas con 58 gotas de un cultivo atenuado de Bacillus anthracis. El 17 de mayo, estos mismos animales fueron inoculados nuevamente con la misma cantidad de un cultivo menos atenuado, o sea más virulento.

  • El 31 de mayo se realizó la prueba suprema;
  • Se inyectaron con cultivos muy virulentos, todos los animales ya vacunados, y además, 24 carneros, 1 chivo y 4 vacas no vacunados, que sirvieron como grupo testigo a la prueba;

El 2 de junio, una selecta y nutrida concurrencia apreció los resultados, que fueron los siguientes: Todos los carneros vacunados estaban bien. De los no vacunados, 21 habían muerto ya, 2 más murieron durante la exhibición ante la propia concurrencia y el último al caer de la tarde de ese día.

De las vacas, las 6 vacunadas se encontraban bien, mientras que las 4 no vacunadas mostraban todos los síntomas de la enfermedad y una intensa reacción febril. Al comunicar estos resultados, Pasteur introdujo los términos de vacuna y vacunación, que provienen de la palabra latina vacca.

Mediante la elección de dicho término rinde homenaje a Edward Jenner , su ilustre predecesor, quien había sido pionero en esta práctica al inocular el virus de la viruela de la vaca. Hacia fines del siglo XIX, el desarrollo y la adopción de vacunas se consideraron motivo de orgullo nacional y se aprobaron varias leyes de vacunación obligatoria.

Adblock
detector