Herpes Zoster Que Medico Lo Trata?

Herpes Zoster Que Medico Lo Trata
Dermatólogo especialista en herpes zóster (culebrilla) | Madrid.

¿Qué médico debe tratar el herpes zóster?

Herpes Zóster – La enfermedad con mayor incidencia entre la población, es una infección que produce erupciones cutáneas muy dolorosas constituidas por pequeñas vesículas llenas de líquido. El herpes zóster es una enfermedad impredecible y muy dolorosa y es causado por una reactivación del virus que causa la varicela.

La aparición del herpes zóster no siempre significa que exista alguna enfermedad grave. Es posible padecerla a cualquier edad, pero es más común en personas mayores de 50 años, diabéticos, personas con cáncer o que padecen VIH/SIDA porque su sistema inmunológico ya no tiene la misma capacidad de respuesta.

Causas Hasta el momento no se han establecido las causas del herpes zóster y sólo se sabe que el virus penetra en las terminaciones cutáneas de los nervios sensoriales durante la infección inicial de la varicela y pasa en sentido hacia el centro, a lo largo de las fibras nerviosas. Síntomas

  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Dificultades para orinar
  • Ardor y comezón en la zona de la piel
  • Aparición de vesículas llenas de líquido

El herpes zóster puede aparecer en el tórax, piernas y brazos, en la cara, en las mejillas, frente o las zonas que rodean el ojo, de ser así consulte de inmediato al oftalmólogo, ya que puede ocasionar ceguera. Las ampollas producidas por el herpes zóster pueden ser casi idénticas a la del herpes simple, por lo tanto, es importante que al presentar los síntomas anteriormente mencionados se acuda con un especialista, es decir un dermatólogo o un infectólogo, para diagnosticar la presencia de herpes zóster.

Tratamiento Entre los tratamientos más recomendados está el canalizar al paciente a una clínica de dolor, para aplicar el bloqueo al nervio, a través de analgésicos y sustancias como la cortisona que ayudarán al nervio a rehabilitarse.

Los antivíricos como el aciclovir o el famciclovir pueden ser empleados para reducir la duración de la erupción cutánea en las personas cuyo sistema inmunológico es deficiente. Otra alternativa de tratamiento puede ser la acupuntura , la cual puede disminuir el dolor.

Prevención Se puede prevenir en personas mayores con la aplicación de la vacuna para la varicela, que aumenta la inmunidad para bloquear el virus. El herpes zoster puede confundirse con otras erupciones en la piel, sólo el médico a través de un examen físico puede establecer el diagnóstico adecuado.

[email protected] NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO.

¿Qué debo hacer si tengo herpes zóster?

HERPES SIMPLE ⚔️ HERPES ZOSTER. ¿CÓMO SE CURAN? TRATAMIENTO HERPES| Medicina Clara

¿Cuánto tiempo tarda en desaparecer el herpes zóster?

¿Cuánto tiempo dura la culebrilla? – En la mayoría de los casos, la culebrilla dura de 3 a 5 semanas.

  • La primera señal a menudo es ardor o un hormigueo doloroso, que a veces incluye adormecimiento o picazón en un lado del cuerpo.
  • De 1 a 5 días después de empezar la sensación de hormigueo o ardor en la piel, aparecerá un sarpullido rojo.
  • Unos días después, el sarpullido se transformará en ampollas llenas de líquido.
  • Entre una semana y 10 días después, las ampollas se secan y forman una costra.
  • Después de un par de semanas, las costras sanan.

¿Qué nervios afecta el herpes zóster?

Aceptación: 10-12-01 INTRODUCCIÓN  El herpes zoster es el cuadro clínico constituido por las manifestaciones dermatológicas (erupción vesiculosa) y neurológica (dolor) que se produce por la reactivación del virus varicela zoster. El dolor es el síntoma más común por el que los pacientes con herpes zoster solicitan atención médica 1.

  • El herpes zoster se considera una enfermedad esporádica en la población, aunque existen pocos estudios que señalen la incidencia de esta infección en nuestro país en Atención Primaria;
  • La mayoría de los estudios están realizados en población hospitalaria y en Estados Unidos y Gran Bretaña 2;

Los datos de incidencia en la literatura oscilan entre 1,3 y 4,8 casos /1. 000 población por año 2. Existen diferencias en los distintos países, por ejemplo la incidencia es menor en Estados Unidos que en Gran Bretaña 2 ; y también dependiendo del ámbito donde se realice el estudio, aportando cifras más bajas en los realizados en el primer nivel.

  1. Los datos de incidencia en Atención Primaria oscilan entre 2,0/1;
  2. 000/año 3 en Islandia y 4,1/1;
  3. 000/año 2 en Italia en pacientes mayores de 15 años;
  4. En estos trabajos se presupone que todos los pacientes afectados de herpes zoster solicitan atención médica en el nivel primario, bien como primer paso por su accesibilidad y por la buena relación entre los médicos de primaria y los pacientes, o bien en un segundo paso después de acudir a urgencias o ser valorado por médicos de atención especializada 2;

CARACTERÍSTICAS EPIDEMIOLÓGICAS  La incidencia del herpes zoster aumenta con la edad 4. Es más frecuente en pacientes por encima de 50 años 5,6 y es raro en personas menores de 15 años 1. Además de ser más frecuente en pacientes ancianos, en éstos el dolor y la erupción del zoster al igual que en pacientes inmunocomprometidos es más severa 5.

  • En cuanto al sexo, no existen diferencias en la presentación del herpes zoster 7;
  • ETIOLOGÍA  El virus del herpes zoster puede producir dos tipos de patologías: a) varicela: más frecuente en la edad infantil; y b) herpes zoster: más frecuente en adultos;

El herpes zoster se produce por la reactivación del virus varicela zoster, que tras la infección primaria se encuentra en estado de latencia en los ganglios de los nervios raquídeos posteriores y en los ganglios sensitivos de los pares craneales (p.

e trigémino) 1,5,8. No se conocen claramente los factores que producen la reactivación del virus. La mayoría de los enfermos no tienen antecedentes de exposición a otras personas con infección por virus de varicela zoster 5 , pero sí es más frecuente en pacientes con la inmunidad disminuida 5 como ocurre en los pacientes con patología como cáncer (especialmente los pacientes con leucemia y linfoma), infección por el virus de la inmunodeficiencia adquirida (VIH) y el uso prolongado de corticoides1 añadiendo en otros estudios a los diabéticos 7.

Aunque en algunos trabajos se indica que el herpes zoster pudiera ser un indicador de patología maligna encubierta, en otros trabajos de revisión se encuentra que no hay evidencia suficiente para sostener esta teoría 9. CLÍNICA  El herpes zoster suele padecerse una única vez 1 , tan sólo en 1 a 5% de los enfermos vuelven a presentarlo otra vez y menos del 1% lo padecen más de dos veces.

La recidiva suele afectar al mismo dermatoma 10. Fase prodrómica  El herpes zoster suele comenzar con dolor de tipo punzante, parestesias o prurito, que precede normalmente a la aparición de las lesiones 1,8.

Este dolor se localiza en un dermatoma de forma unilateral 2,8 y varía desde una mayor sensibilidad al tacto o disestesias, que son más frecuentes en el paciente más joven, hasta dolor intenso mantenido o intermitente, más frecuente en el anciano 10.

  1. Algunos pacientes, alrededor de un 5% (usualmente niños) 5 también pueden presentar febrícula, linfadenopatía, malestar general, fotofobia y cefalea de forma concomitante 11;
  2. Puede no existir ninguno de estos signos y síntomas descritos, siendo la erupción cutánea la primera manifestación 10;

Fase aguda  Las alteraciones dermatológicas comienzan con una erupción maculopapulosa eritematosa 1,10 que aparece típicamente entre las 48 y 72 horas posteriores a la aparición del dolor, pero puede aparecer pasada una semana o más tiempo 1,5,8. Las características de la erupción cutánea son que tiene una localización metamérica, unilateral, y cuyas lesiones elementales son eritema, pápulas, vesículas y costras 10.

Estas lesiones rápidamente evolucionan hacia la formación de vesículas 8 (12-24 horas), luego a pustulas (en 3-4 días) y finalmente a costras (en 7-10 días) 5,10. El proceso se repite en brotes durante 7 días aproximadamente, explicando la distinta antigüedad de las lesiones de una misma zona y la curación suele ser en 10-15 días 10.

En los sujetos inmunocompetentes las lesiones pueden ser escasas y continuar formándose sólo durante 3 a 5 días, pero pueden pasar 2 a 4 semanas antes de que la piel vuelva a la normalidad. En sujetos inmunodeprimidos la formación de las lesiones continúa durante más de una semana y las costras no aparecen en la mayoría de los enfermos hasta varias semanas de la enfermedad.

En sujetos inmunodeprimidos y pacientes ancianos la clínica es más intensa y extensa 5,10. La infectividad dura desde que aparecen las vesículas hasta que las lesiones se han secado 12 , por lo que los pacientes deberían evitar entrar en contacto con mujeres embarazadas, inmunodeprimidos y personas que usen crónicamente esteroides.

Los dermatomas más afectados son los que van de D3 a L2 5. Si se afectan las ramas del trigémino, pueden aparecer lesiones en la cara, boca, ojos (herpes zoster oftálmico) o lengua. Si se afecta la rama sensitiva del nervio facial (síndrome de Ramsay Hunt) aparecen lesiones en el conducto auditivo y la lengua.

  1. Fase de neuralgía post-herpética  La neuralgia post-herpética (NP), según algunos autores es el dolor que aparece en el dermatoma afectado por el herpes zoster, después de la desaparición de las lesiones cutáneas 4,6,13 , otros autores delimitan el tiempo y lo definen bien como el dolor que aparece al menos 30 días después de la desaparición de las lesiones cutáneas 2,8,14 ; o bien como el dolor que aparece al menos 3 meses después de la salida del episodio agudo 15;

El dolor puede ser quemante, lancinante y además se asocia con hipoestesia 1,8. Incluso el roce con la ropa, las sábanas o el viento provoca el dolor 1. DIAGNÓSTICO  El diagnóstico es fundamentalmente clínico 5,10. Pero en ocasiones es preciso confirmarlo mediante pruebas complementarias (que no se suelen usar en Atención Primaria).

  1. Las pruebas son las siguientes: citodiagnóstico de Tzanck (la única realmente útil en urgencias, por la rapidez de ejecución y la sencillez de interpretación); biopsia y estudio histopatológico; cultivo del virus; técnicas de biología molecular y serologías 16;

Diagnóstico diferencial  El diagnóstico diferencial hay que realizarlo con distintas entidades y se puede realizar el diagnóstico diferencial de las lesiones cutáneas y el del dolor del episodio agudo o de la neuralgia post-herpética 5,8 ( Tabla I ). CRITERIO DE DERIVACIÓN AL ESPECIALISTA  –Deben derivarse al oftalmólogo a los pacientes con herpes zoster oftálmico 1 , por la posibilidad de desarrollar complicaciones como conjuntivitis, queratitis y raramente uveítis y catarata puede ocurrir en un 2%. Al diagnóstico clínico del herpes zoster oftálmico debe acompañarle de forma inmediata una exploración oftalmológica que precise la posible afectación intraocular y su tratamiento precoz, para evitar en lo posible secuelas irreversibles como las opacidades corneales 10.

Los oftalmólogos instauran tratamiento con un antiviral vía oral en el herpes zoster oftálmico con o sin complicaciones 12,17 ( Fig. 1 )  –Debe derivarse al dermatólogo o internista, aquellos herpes zoster que: a) ocurren en pacientes con inmunosupresión severa; b) así como aquellos casos de herpes zoster en los que se detecten complicaciones del tipo de diseminación cutánea y visceral ( Fig.

1 ). En atención especializada en ambos casos se instaura tratamiento con aciclovir intravenoso (10 mg por kg de peso cada 8 horas durante 7 a 10 días), que ha demostrado que disminuye la frecuencia de complicaciones 18. Hay evidencia de la eficacia de este tratamiento en algunos casos aislados, pero las complicaciones son tan poco frecuentes que no existe un número suficiente de casos tratados como para poder hacer una recomendación tipo A (nivel de evidencia I) o B (nivel de evidencia II) 12.

  1. La recomendación de estas complicaciones con aciclovir in travenoso es tipo C (nivel de evidencia III, IV o V; basada en casos aislados o en recomendaciones de expertos) 12;
  2. La única excepción a esta afirmación es que en pacientes con diseminación cutánea, inmunocompetentes y con buen estado general se puede instaurar tratamiento con aciclovir oral 18;

COMPLICACIONES La tasa de complicaciones varía dependiendo del ámbito donde se realice el estudio. En general en estudios realizados en Atención Primaria se observa que en los pacientes con edades inferiores a 60 años, el curso clínico del herpes zoster es benigno y sin complicaciones 3. La principal complicación del herpes zoster es la neuralgia post-herpética 1,8. Como ya hemos visto antes, existen distintas variaciones según los diferentes autores en la definición. Esto unido a que la existencia de dolor se mide en diferentes tiempos después de la infección aguda, hace que existan muchas variaciones en las cifras de prevalencia y sea difícil comparar los diversos estudios 13,19,20.

En un estudio realizado por Paparatti et al. 2 la tasa de complicaciones fue de 26,1%. Las distintas complicaciones se reflejan en la tabla II 1,5,8. Las complicaciones son más frecuentes al aumentar el número de dermatomas afectados 2 y a mayor edad 2 y no hay diferencia significativa en cuanto al sexo 2.

Incluso se llega a hablar del dolor como una continuidad, refiriendo que es difícil indicar el momento en el que se establece el límite entre el dolor asociado al episodio agudo de zoster y el dolor de la NP 10,21,22. Otro de los problemas que también se plantea es la dificultad de medir el grado de intensidad del dolor, y el momento de finalización de la NP, porque éste se puede considerar cuando el dolor ha desaparecido por completo o bien cuando ha disminuido de intensidad 21.

La NP tiende a disminuir con el tiempo y se considera una enfermedad autolimitada 1. Asociado al dolor se presentan alteraciones sensitivas dentro del dermatoma, como parestesias, disestesias, anestesia y prurito.

En la literatura de forma general, las cifras de incidencia de neuralgia post-herpética varía desde 10 a 15% de todos los pacientes con zoster 5,6,8,19. Todos los estudios coinciden que la edad es el factor de riesgo más significativo para padecer la neuralgia post-herpética 1 , sin embargo hay otros factores que no todos los autores están de acuerdo y que varían según los distintos autores: Yaphe 13 no encuentra otros factores de riesgo que hagan que aumenten el riesgo de padecerla, Paparatti et al.

2 refiere que depende además de la edad del número de dermatomas afectados, Bowsher 15 de la distribución en el territorio del nervio trigémino, Choo et al. 23 de factores como la severidad y duración del episodio agudo y del grado de inmunosupresión, e incluso hay distintos autores, no todos, que hablan de la posibilidad de la influencia en el riesgo de padecer neuralgia post-herpética de factores psicosociales 3,24,25.

La neuralgia post-herpética además de ser más frecuente en personas de edad avanzada, presenta dolor más intenso que en personas jóvenes, por lo que se concluye que la edad avanzada favorece la aparición de dolor después del episodio agudo y de la aparición de dolor intenso 7.

  • El riesgo de neuralgia post-herpética a los 3 meses en estudios realizados en Atención Primaria es en personas menores de 60 años 1,8% (95% IC 0,59 a 4,18%) 7;
  • En otros estudios6,8,19,26 aparecen cifras mayores, siendo de un 50% en pacientes mayores de 60 años y de un 75% en los mayores de 75 años;
See also:  Medico Que Mira Los Ronquidos?

TRATAMIENTO  Tratamiento del episodio agudo del herpes zoster  Es difícil establecer unas pautas de actuación en el manejo del herpes zoster en Atención Primaria, debido a que no existen protocolos de consenso al respecto 26 , pero en lo que sí existe consenso basado en la evidencia es en que no se deben usar de forma habitual los fármacos antivirales 7.

  1. Además todos los ensayos randomizados con antivirales han sido limitados a pacientes con aparición del rash antes de las 72 horas, por lo que no existen datos disponibles del uso de antivirales iniciados después de las 72 horas 6;

De cualquier forma, gran parte de las pautas de tratamiento actuales son el resultado de reuniones de consenso, ya que no existen suficientes estudios adecuadamente estratificados y con un nivel de evidencia I que permitan hacer unas recomendaciones irrebatibles 12.

Por tanto en espera de estudios más fiables, los médicos deben sopesar el porcentaje de beneficio clínico, junto con otros factores como la toxicidad y el coste 19. Tratamiento sintomático  El dolor del episodio agudo puede ser tratado con analgésicos como el paracetamol y la codeína 8,19 , demostrándose en algunos trabajos que los AINEs son poco efectivos en el dolor neuropático 27.

En los pacientes con dolores más severos se podría plantear añadir un opiáceo potente, como la morfina 1. Otro síntoma de la fase aguda que puede requerir tratamiento es el prurito, que aparece preferentemente en jóvenes, siendo en ocasiones necesaria la administración de un antihistamínico 12.

Aunque no está basado en la evidencia, en la mayoría de los herpes zoster que se diagnostican y tratan en el nivel primario se utilizan productos astringentes, como el sulfato de cobre o de zinc. Tratamientos que intervienen sobre la duración del episodio agudo  En una reciente revisión en Clinical Evidence realizada por Yaphe et al.

13 indican que los únicos fármacos que intervienen sobre la duración del episodio agudo son la idoxuridina tópica y parcialmente los corticoides. Sobre el resto de tratamientos a los que se les atribuye este efecto no hay suficiente evidencia 13 , y además en estudios de revisión se pone en duda el porcentaje de beneficio.

Pero si que existen autores 28 que señalan que el aciclovir reduce la duración del episodio agudo y el tiempo de curación de las lesiones, e incluso en un estudio realizado en pacientes ancianos Schmader 29 señala que también disminuye la intensidad del dolor, si se comienza en las primeras 72 horas.

La idoxuridina tópica produce una reducción leve del tiempo de dolor en el episodio agudo. 13,19 Sobre el uso de corticoides para acelerar la curación del episodio agudo existe controversia, por un lado Yaphe et al. 13 refieren que existe limitada evidencia, y por el contrario MacFarlane et al.

  • 30 , indican que pueden reducir el dolor del episodio agudo;
  • Tratamientos para prevenir el riesgo de aparición de la neuralgia post-herpética  A pesar de que existen algunos estudios que sugieren que el tratamiento correcto de los síntomas en la fase aguda del zoster reduce el riesgo de neuralgia post-herpética 31 , otros autores 6,14 señalan que no existe suficiente evidencia científica que muestre que el inicio precoz del tratamiento del herpes zoster agudo prevenga o acorte la NP 6,14;

Incluso en una reciente revisión de Alper et al. 6 en Family Practice se señala que todavía existe una limitada evidencia sobre los distintos tratamientos para prevenir o acortar la neuralgia post-herpética. A continuación se muestra una revisión de la literatura sobre distintos fármacos relacionados con la neuralgia post-herpética:  Antivirales orales: ( Tabla III )  –Respecto al aciclovir existen dos revisiones sistemáticas: la primera de ellas se realizó en 1995 por Lancaster et al.

19 con aciclovir oral diario en la que se encuentra una reducción estadísticamente significativa del dolor a los 3 meses (OR de beneficio: 0,65, 95% IC: 0,46-0,93) 19 pero no se encuentra al mes y a los 6 meses; la segunda realizada en 1997 por Jackson et al.

32 con dosis de aciclovir oral diarios de al menos 4 gramos durante al menos 7 días, encuentra una reducción del riesgo de NP a los 6 meses en un 50% comparado con placebo (OR para la presencia de dolor 0,54; 95% IC 0,36 a 0,81). Estos dos estudios, aunque utilizan distintos grupos seleccionados y distintos métodos, muestran un leve beneficio del tratamiento con aciclocir oral 6. — Famciclovir en un ensayo clínico muestra que reduce la duración de la neuralgia post-herpética, sin afectar a la incidencia 4,6 ; valaciclovir en un ensayo clínico produce una leve disminución de la prevalencia de la NP a los 6 meses comparado con aciclovir 24. Antivirales tópicos  –Respecto al uso del aciclovir tópico no aparecen demasiados estudios, pero en una revisión reciente, se muestra que no existe evidencia que avale su utilización para prevenir la NP 6. –Sobre la idoxuridina tópica , sí que existe una revisión sistemática de ensayos clínicos, en la que se muestra que no existe evidencia de que reduzca el riesgo de NP 13,19.

Corticoides –Respecto al uso de corticoides , en la prevención o acortamiento de la neuralgia post-herpética, existe controversia sobre su utilización. En un metaanálilisis de 1990 33 se muestra que el uso de esteroides reduce significativamente el dolor después del episodio agudo al 1,5 mes y 3 meses, pero no a los 6 meses.

En 1995 Lancaster et al. 19 , realizaron una revisión sistemática sobre el efecto en la prevención de la NP del uso de corticoides solos, no pudiendo llegar a ninguna conclusión porque los diferentes ensayos clínicos que se revisaron aportaban resultados contradictorios 19.

Yaphe et al. 13 no encuentran evidencia de que los corticoides solos o junto a antivirales 34,35 reduzcan el riesgo de neuralgia post-herpética. Antidepresivos  –La amitriptilina utilizada en las primeras 48 horas desde el inicio del rash, a dosis de 25 mg por la noche durante un periodo de 3 meses, reduce la prevalencia de NP a los 6 meses 36 , sobre todo en pacientes ancianos 27 , aunque en éstos los efectos secundarios anticolinérgicos son más probables 6.

En resumen, y a pesar de la limitada evidencia del uso de los distintos fármacos, las pautas de actuación podrían ser las siguientes: los pacientes jóvenes (con edad menor de 55-60 años), y sanos deberían ser tratados de forma conservadora porque suelen tener pocos síntomas severos y un riesgo bajo de progresión a neuralgia post-herpética 3,8,19.

  1. Los antivirales se reservan para aquellos pacientes con riesgo elevado de una enfermedad severa y/o de aparición de NP, como ancianos, inmunocomprometidos y con herpes zoster oftálmico o zoster motor, porque en pacientes inmunocompetentes no queda claro la magnitud del beneficio clínico 1,2,19,37;

Cuando está indicado debe instaurarse dentro de las 72 horas de la aparición del rash 1 , durante 7 días. Se puede usar aciclovir (800 mg/5 veces al día durante 7 días), (que es el más estudiado) o los más nuevos como valaciclovir (1 g/8 horas durante 7 días) y famciclovir (500 mg/8 horas durante 7 días) que son igual de efectivos que aciclovir y que tienen la ventaja de su posología, debido a que se administra en un número menor de tomas 8.

Tratamiento de la neuralgia post-herpética establecida  En la literatura, existe una gran diversidad de pautas terapéuticas sobre el manejo de la NP 38. En la tabla IV se recoge las dosis de algunos de los fármacos utilizados en el tratamiento de la NP establecida:  –En una revisión sistemática realizada en 1996 basada en la evidencia, sobre la eficacia de los tratamientos para el dolor en la neuralgia post-herpética, se concluye que los antidepresivos tricíclicos son los únicos que aportan beneficios administrados durante 3 a 6 semanas (OR: 0,15, 95% IC: 0,08 a 0,27).

Respecto a la dosificación, debe irse aumentando progresivamente (desde 25 mg de amitriptilina por la noche) hasta controlar el dolor o hasta la aparición de efectos secundarios (sequedad de boca, retención urinaria, visión borrosa, sedación, hipotensión postural) 1,15,38 , durante un periodo de 3 meses después de que el dolor haya cesado, reintroduciéndolos si vuelve a aparecer el dolor. –Respecto a capsaicina es difícil comparar los distintos ensayos porque son muy heterogéneos; cuando se comparan los que son homogéneos, sí que se encuentra un beneficio significativo pero se describen reacciones cutáneas en el lugar de la aplicación [OR: 0,29 (95% IC: 0,16 a 0,54)], por lo que no se recomienda 14. –El paracetamol y la codeína , según algunos autores son considerados efectivos y situados en el primer escalón terapéutico 12,19 , por el contrario otros autores como Stankus et al. 1 refieren que los analgésicos no son efectivos en el tratamiento de la NP.

Otros autores, también consideran que los antidepresivos tricíclicos, reducen el dolor en la neuralgia post-herpética establecida, sin encontrar evidencia que otros como capsaicina, lorazepan, aciclovir, bencidamina tópica y acupuntura sean eficaces 5,27,37.

En lo que se refiere al uso de los AINEs se consideran inefectivos 1,27. –Respecto al uso de los narcóticos , existen diferentes posturas, algunos autores 1 consideran que deben usarse 1 , y otros 39 que los narcóticos vía oral no son claramente efectivos 39.

–En la utilización de los anticonvulsivantes también existe controversia recomendando ser usados junto a los antidepresivos tricíclicos, cuando estos por sí solos no son efectivos para mejorar el dolor lancinante 39.

No existe contraindicación en usar anticonvulsivantes en combinación con antidepresivos o analgésicos, sin embargo el riesgo de efectos secundarios aumenta cuando se utilizan varios medicamentos 1. Los efectos secundarios de los anticonvulsivantes son: sedación, alteraciones de la memoria, altera ciones electrocardiográficas, toxicidad hepática y trombocitopenia.

  • Estos efectos pueden ser reducidos o eliminados iniciando el tratamiento con dosis bajas 1;
  • –La carbamazepina (se comienza con 100 mg cada 8 horas y se aumenta hasta conseguir que desaparezcan las crisis lancinantes, sin pasar de 1;

000-1. 200 mg al día) 12 ha sido ampliamente usada. Y sobre la gabapentina 40 no existen revisiones sistemáticas, pero sí existe un ensayo clínico, multicéntrico, doble ciego, contra placebo, en el que se demuestra que administrando la gabapentina durante 8 semanas, se asocia con una reducción significativa del dolor (RRR 0,27, 95% IC: 0,08 a 0,30; NNT 5, 95% IC: 3 a 13).

–Aunque no se ha estudiado su evidencia científica otras terapias más invasivas como estimulación eléctrica transcutánea (TENS) y bloqueo nervioso puede ser considerado si otras terapias fallan 1,41.

Tratamiento de otras complicaciones  Del porcentaje de pacientes con herpes zoster que sufren una diseminación de las lesiones (entre un 2 y un 10% de todos los casos) la mayoría corresponden a los pacientes inmunodeprimidos 10. Excluyendo la NP, en la que los antivirales tienen una utilidad moderada una vez aparecida la complicación, en las demás complicaciones del herpes zoster se recomienda siempre tratamiento con aciclovir intravenoso, salvo en las complicaciones oculares y ótica en las que puede utilizarse antiviral oral 12 ( Fig.

1 ). VACUNACIÓN  La prevención primaria de la NP debería ser conseguida a través de la prevención de la varicela y a su vez del zoster a través de las vacunas. Se ha señalado que la vacunación con el virus de la varicela atenuado en ancianos es una posible medida de proteger a esta población del herpes zoster y atenuar sus complicaciones, como la NP 42,43 , pero también debería señalarse que los argumentos teóricos han dicho que la vacunación primaria de la varicela pudiera conducir a un aumento de la incidencia del zoster 44.

CONCLUSIÓN  Una vez diagnosticado clínicamente (placas eritematosas cubiertas de vesículas agrupadas con distribución unilateral y metamérica y asociadas a parestesias o dolor) el herpes zoster, el médico de Atención Primaria debe derivar a aquellos pacientes inmunodeprimidos y a los pacientes con zoster oftálmico al especialista y en el resto de pacientes valorar el beneficio del tratamiento con antivirales.

  • Lo que siempre hay que tratar es de forma sintomática el dolor y revisar a los pacientes con herpes zoster para la detección precoz de complicaciones, principalmente la neuralgia post-herpética;
  • CORRESPONDENCIA: Blanca Sanz Pozo C/ Alicante, 15 – 4º B 28903 Getafe (Madrid) e-mail: [email protected];

com Bibliografía  1. Stankus SJ, Dlugopolski M, Packer D. Management of herpes zoster and postherpetic neuralgia. Am Fam Physician 2000; 61: 2437-44. [ Links ] 2. di Luzio Paparatti U, Arpinelli F, Visona G. Herpes zoster and its complications in Italy: an observational survey.

See also:  Que Es El Nhc Medico?

J Infect1999; 38: 116-20. [ Links ] 3. Helgason S, Sigurdsson JA, Gudmundsson S. The clinical course of herpes zoster: a prospective study in primary care. Eur J Gen Pract 1996; 2: 12-6. [ Links ] 4.

Tyring DS, Barbarash RA, Nahlik JE, Cunningham A, Marley J, Heng M, et al. Famciclovir for the treatment of acute herpes zoster: effects on acute disease and postherpetic neuralgia. Ann Intern Med 1995; 123: 89-96. [ Links ] 5. McCrary M, Severson J, Tyring SK.

  1. Varicella zoster virus;
  2. J Am Acad Dermatol 1999; 41: 1-14;
  3. [ Links ] 6;
  4. Alper B, Lewis P;
  5. Does treatment of acute herpes zoster prevent or shorten postherpetic neuralgia? A systematic review of the literature;

J Fam Pract 2000; 49: 255-64. [ Links ] 7. Helgason S, Petursson G, Gudmundsson S, Sigurdsson JA. Prevalence of postherpetic neuralgia after a single episode of herpes zoster: prospective study with long term follow up. BMJ 2000; 321: 1-4. [ Links ] 8.

Herpes zoster. Prodigy guidance 2000. University of Newcastle (http://www. prodigy. nhs. uk). [ Links ] 9. Smith JB, Fenske NA. Herpes zoster and internal malignancy. South Med J 1995; 88: 1089-92. [ Links ] 10.

Guerra Tapia A. Diagnóstico del herpes zoster en urgencias. Emergencias 2000; 12: S9-S18. [ Links ] 11. Donahue JG, Choo PW, Manson JE, Platt R. The incidence of herpes zoster. Arch Int Med 1995; 155: 1605-9. [ Links ] 12. Moya Mir MS. Tratamiento del herpes zoster y manejo en urgencias.

Emergencias 2000; 12: S35-S41. [ Links ] 13. Yaphe J, Lancaster T. Postherpetic neuralgia. Clinical Evidence 2000; 3: 358-65. [ Links ] 14. Volmink J, Lancaster T, Gray S, Silagy C. Treatments for postherpetic neuralgia- a systematic review of randomized controlled trials.

Fam Pract 1996; 13: 84-91. [ Links ] 15. Bowsher D. The management of postherpetic neuralgia. Postgrad Med J 1997; 73: 623-9. [ Links ] 16. Ruocco V, Ruocco E. Tzanck smear an old test for the new millenium: when and how. Inter J Dermatol 1999; 38: 830-4.

[ Links ] 17. Cobo LM, Foulks GN, Liesegang T, Lass J, Sutphin JE, Wihelmus K, et al. Oral aciclovyr in the treatment of acute herpes zoster ophtalmicus. Ophtalmology 1986; 93: 763-70. [ Links ] 18.

Whitley RJ, Gnann Jr JW, Hinthorn D, Liu C, Pollard RB, Hayden F, et al. Disseminated herpes zoster in te inmunocompromised host: a comparative trial of acyclovir and vidarabine. J Infect Dis 1992; 165: 450-5. [ Links ] 19. Lancaster T, Silagy C, Gray S.

  • Primary care manegement of acute herpes zoster: systematic review of evidence from randomized controlled trials;
  • Br J Gen Pract 1995; 45: 39-45;
  • [ Links ] 20;
  • McKendrick MW, Wood MJ;
  • Acyclovir and post-herpetic neuralgia: two other participating study centres report different results;

BMJ 1995; 310: 1005. [ Links ] 21. Wood MJ. How to measure and reduce the burden of zoster-associated pain. Scand J Infect Dis Suppl 1996; 100: 55-8. [ Links ] 22. Dworkin H, Carrington D, Cunningham A, Kost RG, Levin MJ, McKendrick MW, et al.

Assessment of pain in herpes zoster: lessons learned from antiviral trials. Antiviral Res 1997; 33: 73-85. [ Links ] 23. Choo PW, Galil K, Donahue JG, Walker AM, Spiegelman D, Platt R. Risk factores for posherpetic neuralgia.

Arch Intern Med 1997; 157: 1217-24. [ Links ] 24. Beutner KR, Friedman DJ, Forszzpaniak C, Andersen PL, Wood MJ. Valaciclovir compared with acyclovir for improved therapy for herpes zoster in inmunocompetent adults. Antimicrob Agents Chemother 1995; 39: 1546-53.

[ Links ] 25. Bowsher D. The lifetime ocurrence of herpes zoster and prevalence of pos-herpetic neuralgia: a retrospective survey in an elderly population. Eur J Pain 1999; 3: 335-42. [ Links ] 26.

Does treating acute zoster stop postherpetic neuralgia? Bandolier 1995: 12-7. [ Links ] 27. Johnson RW. Current and future management of herpes zoster. Antiviral Chemistry & Chemotherapy 1997; 8: 19-29. [ Links ] 28. Huff JC. Therapy of herpes zoster with oral acyclovir.

  • American Journal of Medicine 1988;85 (Supl 2A): 84-9;
  • [ Links ] 29;
  • Schmader K;
  • Management of herpes zoster in elderly patients;
  • Infect Dis Clin Pract 1995; 4: 293-9;
  • [ Links ] 30;
  • MacFarlane LL, Simmons MM, Hunter MH;

The use of corticosteroids in the managemente of herpes zoster. J Am Board Fam Pract 1998; 11: 224-8. [ Links ] 31. McQuay HJ. Antidepressants and chronic pain. Effective analgesia in neuropathic pain and other syndromes. BMJ 1997; 314: 763-4. [ Links ] 32.

Jackson JL, Gibbons R, Meyer G, Inouye L. The effect of treating herpes zoster with oral acyclovir in preventing postherpetic neuralgia: a meta-analysis. Arch Intern Med 1997; 157: 909-12. [ Links ] 33.

Lycka BAS. Postherpetic neuralgia and systemic corticosteroid therapy: efficacy and safety. Int J Dermatol 1990; 29: 523-7. [ Links ] 34. Wood MJ, Johnson RW, McKendrick MW, Taylor J, Mandal BK, Crooks J. A randomised trial of acyclovir for 7 days or 21 days with and without prednisolone for treatment of acute herpes zoster.

N Eng J Med 1994; 330: 896-900. [ Links ] 35. Whitley RJ, Weiss H, Gnann JW, Tyring S, Mertz GJ. Acyclovir with and without prednisone for the treatment of herpes zoster. A randomized, placebo-controlled trial.

The National Institute of Allergy and Infectious Diseases Collaborative Antiviral Study Group. Ann Intern Med 1996; 125: 376-83. [ Links ] 36. Bowsher D. The effects of pre-emptive treatment of postherpetic neuralgia with amitriptyline: a randomised, double-blind, placebo-controlled trial.

  • J Pain Symptom Manage 1997; 13: 327-31;
  • [ Links ] 37;
  • Wallace MS, Oxman MN;
  • Acute herpes zoster and postherpetic neuralgia;
  • Anesthesiology Clinics of North America 1997; 15: 371-405;
  • [ Links ] 38;

Watson CPN. The treatment of postherpetic neuralgia. Neurology 1995; 45: S58-S60. [ Links ] 39. Kost RG, Straus SE. Post-herpetic neuralgia: pathogenesis, treatment and prevention. New Engl J Med 1996; 335: 32-42. [ Links ] 40. Rowbotham M, Harden N, Stacey B, Bemstein P, Magnus-Miller L.

Gabapentin for the treatment of postherpetic neuralgia: a randomised controlled trial. JAMA 1998; 280: 1837-42. [ Links ] 41. Menke JJ, Heins JR. Treatment of postherpetic neuralgia. J Am Pharm Assoc (Wash) 1999; 39: 217-21.

[ Links ] 42. Oxman MN. Inmunization to reduce the frequency and severity of herpes zoster and its complications. Neurology 1995; 45(Supl): S41-S46. [ Links ] 43. Raeder CK, Hayney MS. Inmunology of varicella inmunization in the elderly. Ann Pharmacother 2000; 34: 228-34.

¿Cómo curar el herpes zóster en adultos?

¿Cómo se trata el herpes zóster? –

  • Tratamiento

El tratamiento del herpes zoster se realiza con fármacos antivirales por vía oral o intravenosa, pero no siempre es necesario tratarlo, ya que se resuelve espontáneamente en unos 7 días. El tratamiento se indica principalmente en pacientes inmunosuprimidos, por el riesgo de diseminación del virus a otros órganos. En estos pacientes es necesaria la utilización de la vía intravenosa para el tratamiento. También está indicado el tratamiento con fármacos antivirales por vía oral en pacientes mayores de 50 años, para disminuir la posibilidad de desarrollar una neuralgia postherpética (brivudina, aciclovir, valaciclovir, famciclovir).

  • Es importante señalar que el tratamiento es eficaz si se comienza en las primeras 72 horas desde el inicio de las vesículas y que hay que evitar la sobreinfección de las lesiones mediante el uso de antisépticos tópicos;

La neuralgia postherpética, en caso de presentarse, puede ser tratada mediante analgésicos y, si no mejora, pueden utilizarse otros fármacos como antiepilépticos o antidepresivos.

¿Por qué duele el herpes zóster?

Síntomas – Los signos y síntomas de la neuralgia posherpética, por lo general, se limitan a la zona de la piel donde se produjo el brote del herpes zóster por primera vez, con mayor frecuencia en una banda alrededor del tronco, normalmente en uno de los lados del cuerpo. Los signos y síntomas podrían incluir los siguientes:

  • Dolor que dura tres meses o más después de que se haya curado la erupción cutánea del herpes zóster. Se ha descrito el dolor asociado como urente, incisivo y punzante, o bien intenso, sordo y persistente.
  • Sensibilidad al tacto suave. A menudo, las personas con la enfermedad ni siquiera pueden soportar el contacto de la ropa con la piel afectada (alodinia).
  • Picazón y entumecimiento. Con menor frecuencia, la neuralgia posherpética puede provocar una sensación de picazón o entumecimiento.

¿Que no comer si tienes herpes zóster?

Para prevenir la transmisión del VVZ a los demás: –

  • Cubra el sarpullido.
  • Evite tocarse o rascarse el sarpullido.
  • Evite el contacto con las siguientes personas hasta que se formen costras en el sarpullido:
    • Mujeres embarazadas que nunca hayan tenido varicela o no se hayan vacunado contra esta enfermedad.
    • Bebés prematuros o con bajo peso al nacer.
    • Personas con el sistema inmunitario debilitado, como las que toman medicamentos inmunodepresores o están recibiendo quimioterapia, las que han recibido trasplantes de órganos y las que tienen la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

¿Que no debo comer si tengo herpes zóster?

La importancia de la alimentación en caso de herpes labial – ¿Existen alimentos que ayudan a prevenir los brotes de herpes labial? Si ya ha brotado la calentura, ¿hay comidas que debo evitar? Sigue leyendo para encontrar las repuestas:

  • Evita la arginina. La arginina es un aminoácido presente en algunos alimentos que sirve de sustento al virus del herpes; si cortamos el suministro de arginina se lo pondremos difícil al virus. Estos son algunos de los alimentos que debes evitar: café, chocolate y cacao, mariscos y algunas carnes, como la de cerdo.
  • Consume alimentos ricos en lisina. La lisina también es un aminoácido, pero a diferencia de la arginina, su consumo nos ayudará a reducir los síntomas de la calentura. Entre los productos ricos en lisina destacan: frutas y verduras como las coles , la remolacha , el aguacate , el mango, el tomate, la manzana, el albaricoque, la pera, el higo y la papaya.
  • ¡Fuera procesados! En especial a aquellos que contengan edulcorantes artificiales y grasas saturadas.
  • Ingiere alimentos con vitamina C, bioflavonoides y zinc. Mantener una piel saludable te ayudará a acelerar la curación de las calenturas además de hacerte más resistente a los síntomas que aparecen durante los brotes.

Corre al mercado y llena tu cesta de alimentos ricos en vitamina C, como la naranja, la fresa o la papaya. Las hortalizas de hoja como lechuga, col o espinacas; y el brécol, las coles de Bruselas, la coliflor, los pimientos y el perejil, también tienen mucha vitamina C. Y además de vitamina C, los cítricos como el pomelo, el limón, la lima y la mandarina; las cerezas, las berenjenas, los arándanos, las uvas y las ciruelas; también son ricos en bioflavonoides.

  • Busca recetas apetitosas con coles de Bruselas, repollo, coliflor, brécol o col rizada. Estas verduras contienen indol-3-carbinol, un compuesto que ayuda a combatir el herpes.
  • Incluye frutas, hortalizas y verduras crudas en tu dieta. Conviértelo en un estilo de vida y te ayudará, además de a tener menos brotes de herpes labial, a mantener un peso adecuado, a tener más energía y vitalidad y a conservar una piel joven y sana.
  • Aprovéchate de la comida “anti-estrés”. Un alto nivel de estrés se relaciona con una mayor frecuencia y duración de los síntomas del herpes labial. Los alimentos ricos en magnesio y vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6, B9, B12) nos ayudan a minimizar el degaste del estrés en el organismo.
    1. Las nueces, la avena, las avellanas y las uvas pasas también son ricas en arginina;
    2. La carne de pavo, la soja y la yema de huevo también son ricos en lisina;
    3. Los mariscos, las semillas de calabaza, los lácteos, las legumbres, los cereales integrales, también tienen que entrar en tu lista de la compra porque son ricos en zinc;

    Llena la despensa de plátanos, pasta y pan integral, vegetales de hoja verde, cebada, soja, pavo, atún, salmón, carne, lácteos, setas y huevos.

  • Toma alimentos ricos en antioxidantes. Los antioxidantes de algunos alimentos combaten los radicales libres, ayudándonos a preservar nuestra salud. Algunos de los alimentos ricos en antioxidantes son: bayas, albaricoques, ciruelas, brécol, coles de Bruselas, alcachofas, kale, espinacas, chile, pimientos, col lombarda, remolacha, perejil, limón, jengibre, tomates, uvas rojas, ajo, té verde, zanahorias, soja y cereales integrales.
  • Bebe mucha agua. La hidratación es buena para todo, recuerda beber agua de forma constante.
  • Utiliza algún suplemento que te ayude a aumentar las defensas. Puedes tomar echinacea, jalea real o uña de gato para ayudar a tu sistema inmunológico. Algunos suplementos alimenticios tienen efectos secundarios o están contraindicados con algunos medicamentos. Recuerda que tienes que consultar al farmacéutico antes de su uso.

¿Que no hacer con herpes zóster?

Es fácil que las personas con herpes zóster contagien a otras, por lo tanto, mientras las ampollas de la piel estén abiertas y supuren, se recomienda evitar cualquier contacto con personas que no hayan tenido la varicela, especialmente las mujeres embarazadas, los recién nacidos y las personas inmunodeprimidas.

¿Cómo bañarse con herpes zóster?

Ya tenemos aquí otro consejo para ayudar al Farmacéutico en su labor de consejero para el paciente con herpes zósper que necesita más información. También se pueden descargar los consejos en la web app en el idioma del paciente. Con la web app de UniversalPharmacist Speake r, además de ayudar a comunicar con tu cliente extranjero y permitir conversar en un formato dinámico a través de pantallas facilitadoras con diferentes “pop-up” de preguntas y respuestas muy específicas, te aportamos consejos de salud escritos en el idioma del paciente para así ayudarle a gestionar de manera adecuada su malestar. Herpes zóster El herpes zóster es una enfermedad viral  aguda y localizada que ocasiona erupción dolorosa en la piel y, en términos generales, puede presentarse en cualquier persona. También llamada coloquialmente culebrilla o herpes. El nombre de herpes zóster se refiere a estas pústulas, que se extienden -generalmente en un lado- como un sarpullido-cinturón alrededor del cuerpo. Dolores en una zona limitada de la piel pueden ser los primeros síntomas de la erupción de un herpes zóster.

  1. UniversalPharmacist Speaker 2;
  2. 0 es accesible ahora en España a través de múltiples plataformas gracias a Menarini España;
  3. Aprovecha para descargártela y empieza a “entender” a tus pacientes/clientes extranjeros;

Antes de los primeros síntomas apreciables pueden presentarse estos dolores. Si no se tratan a tiempo pueden tornarse crónicos. A menudo también empieza con una ligera fiebre, cansancio y dolores en una zona limitada de la piel. Sólo después se desarrollan en la zona de cadera, vientre o la baja espalda unas pústulas llenas de líquido.

  1. En el caso de herpes facial -como indica su nombre- las pústulas se presentan en la cara;
  2. El torso es el que más a menudo está afectado por el herpes zóster;
  3. El herpes zóster se presenta con mayor frecuencia en personas mayores;

En las personas de más de 60 años el riesgo de contraer un herpes zóster es especialmente alto. Consejos cuando se tiene un herpes zóster

  • Higiene.
  1. La ducha es preferible al baño. Con el baño existe el riesgo de una invasión bacteriana de las zonas de piel afectadas.
  2. No usar jabón o gel de ducha perfumados. Pueden irritar la piel, por esto se recomienda excluir las zonas de piel infectadas.
  3. Al lavar su ropa se mata el virus, no hay que observar especiales medidas de precaución.
  • Ropa Cómoda. Lleve ropa cómoda que no se ajuste al cuerpo, ya que las zonas de piel afectadas son muy sensibles al roce. Deje que el aire toque su piel, a los virus no les gusta la sequedad.
  • Riesgo de contagio : el herpes zóster en sí no es contagioso. No obstante, puede provocar varicela en aquellos que no la han tenido. Infeccioso es especialmente el contenido de las pústulas. Si los ha tocado, debería lavarse cuidadosamente las manos para no contagiar sobre todo a niños pequeños o personas enfermas.
  • Respaldo de la terapia : aumente sus defensas. Siga una alimentación equilibrada, o sea, rica en fibras y vitaminas. Pasee con frecuencia, duerma lo suficiente y evite el alcohol y la nicotina. Una actitud positiva ante la vida ayuda en su proceso de curación.
  • Indicaciones del Médico. Si su médico no le ha prescrito pomadas especiales, debería prescindir de cremas o polvos en las zonas de piel afectadas. Y no olvide tomar sus medicamentos regularmente de acuerdo con las indicaciones de su médico.

¿Qué pasa si tengo herpes y no tomo aciclovir?

¿Qué pasa si no recibo tratamiento? – El herpes genital puede causar llagas genitales dolorosas y puede ser grave en personas con el sistema inmunitario deprimido. Si se toca las llagas o toca el líquido de estas, puede pasar el herpes a otras partes de su cuerpo, como a los ojos.

No se toque las llagas ni toque el líquido para evitar propagar el herpes a otra parte del cuerpo. Si se toca las llagas o toca el líquido, lávese bien las manos inmediatamente para evitar propagar la infección.

Si está embarazada, tanto usted como su bebé en gestación o recién nacido pueden tener problemas. Vea la información anterior sobre el tema “Estoy embarazada. ¿Cómo podría el herpes genital afectar a mi bebé?”.

¿Qué es el herpes por estrés?

El herpes zóster, también conocido como herpes a secas o ‘culebrilla’, es un sarpullido cutáneo causado por una infección de origen viral que afecta a los nervios que se encuentran justo debajo de la piel.

¿Dónde sale el herpes por estrés?

Herpes zoster – Sí, el herpes y el estrés van de la mano, pero hay que tener cuidado. Aunque suele aparecer en personas demás de 50 años, un estrés crónico durante una temporada puede favorece el brote del herpes zoster. Es una infección que nace del virus varicela-zoster cuando este se reactiva. Herpes Zoster Que Medico Lo Trata.

¿Qué pasa si no se trata la culebrilla?

La complicación más común de la culebrilla es el dolor de los nervios a largo plazo que se llama neuralgia posherpética (NPH). La NPH se presenta en las áreas donde apareció el sarpullido de la culebrilla, incluso después de que el sarpullido haya desaparecido.

Puede durar meses o años después de que haya desaparecido el sarpullido. El dolor de la NPH puede ser tan intenso y debilitante que interfiere en la vida diaria. Aproximadamente del 10 al 18 % de las personas que contraen la culebrilla tendrán NPH.

El riesgo de presentar NPH aumenta con la edad. Es más probable que un adulto de más edad con culebrilla presente NPH y tenga dolor más duradero e intenso que una persona más joven con culebrilla. Las personas menores de 40 años raramente presentan NPH.

¿Cómo curar el herpes en tres días?

Es normal estar preocupado después de descubrir que tiene herpes genital. Pero sepa que no está solo. Millones de personas son portadoras del virus. Aunque no hay cura, el herpes genital se puede tratar. Siga las instrucciones de su proveedor de atención médica para el tratamiento y control. Esto se puede desencadenar por:

  • Fatiga
  • Irritación genital
  • Menstruación
  • Estrés físico o emocional
  • Lesión

El patrón de los brotes varía ampliamente entre personas con herpes. Algunas personas portan el virus a pesar de nunca haber tenido síntomas. Otros pueden tener un solo brote o los brotes pueden ser infrecuentes. Algunas personas tienen brotes regulares que suceden cada 1 a 4 semanas. Para aliviar los síntomas:

  • Tome paracetamol, ibuprofeno o ácido acetilsalicílico ( aspirin ) para aliviar el dolor.
  • Aplique compresas frías en las llagas varias veces al día para aliviar el dolor y la picazón.
  • Las mujeres con llagas en los labios de la vagina (labios vaginales) pueden intentar orinar en una tina de agua para evitar el dolor.

Hacer lo siguiente puede ayudar a que las llagas sanen:

  • Lave suavemente las llagas con jabón y agua. Luego seque dando palmaditas.
  • No ponga vendajes en las llagas. El aire acelera la curación.
  • No se rasque las llagas. Pueden infectarse y esto retrasa la curación.
  • No use pomada ni loción en las llagas a menos que su proveedor se lo recete.

Use ropa interior de algodón holgada. No use medias ni ropa interior de nailon u otra fibra sintética. Adicionalmente, no use pantalones apretados. El herpes genital no se puede curar. Los medicamentos antivirales (aciclovir y otros medicamentos relacionados) pueden aliviar el dolor y la molestia y ayudar a que el brote desaparezca más rápidamente.

Un tipo del virus del herpes permanece en el cuerpo ocultándose dentro de las células nerviosas. Puede permanecer “dormido” (latente) por un largo tiempo. El virus puede “despertar” (reactivarse) en cualquier momento.

También pueden reducir la cantidad de brotes. Siga las instrucciones del proveedor sobre cómo tomar estos medicamentos si se le han recetado. Hay dos maneras de tomarlas:

  • Una manera es tomarlas por aproximadamente 7 a 10 días cuando se presentan los síntomas. Esto normalmente acorta el tiempo que los síntomas tardan en desaparecer.
  • La otra manera es tomarlas diariamente para prevenir los brotes.

En general, los efectos secundarios de este medicamento son muy pocos, o inexistentes. De presentarse, pueden incluir:

  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Salpullido
  • Convulsiones
  • Temblor

Considere tomar medicamentos antivirales todos los días para evitar que se presenten brotes. Tomar medidas para mantenerse saludable también puede minimizar el riesgo de brotes futuros. Las cosas que puede hacer incluyen:

  • Dormir lo suficiente. Esto le ayuda a mantener su sistema inmunitario fuerte.
  • Comer alimentos saludables. Una buena nutrición también le ayuda a su sistema inmunitario a mantenerse fuerte.
  • Mantener el estrés controlado. El estrés constante puede debilitar su sistema inmunitario.
  • Protegerse del sol, el viento, el frío y el calor extremos. Use protector solar, sobre todo en los labios. En días de viento, frío o calor, permanezca en espacios bajo techo o tome medidas para protegerse del clima.

Aun cuando usted no tenga llagas, puede transmitir (contagiar) el virus a alguien durante la relación sexual u otro tipo de contacto cercano. Para proteger a los demás:

  • Coméntele a todas sus parejas sexuales que usted tiene herpes antes de tener relaciones sexuales. Permítales decidir qué hacer.
  • Usen condones de látex o de poliuretano y eviten el contacto sexual durante brotes de síntomas.
  • No tenga relaciones sexuales vaginales, anales u orales cuando tenga llagas en o cerca de los genitales, el ano o la boca.
  • No bese ni practique sexo oral cuando tenga una llaga en los labios o dentro de la boca.
  • No comparta sus toallas, cepillos de dientes ni lápiz labial. Cerciórese de que los platos y utensilios que usted utiliza se laven bien con detergente antes de que otros los usen.
  • Lávese bien las manos con agua y jabón después de tocar una llaga.
  • Considere utilizar medicamentos antivirales diariamente para limitar la transmisión viral y reducir el riesgo de transmitir el virus a su pareja.
  • También puede ser buena idea considerar hacer pruebas de detección a su pareja, aun si nunca ha tenido un brote. Si ambos tienen el virus del herpes, no hay riesgo de transmisión.

Llame a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes problemas:

  • Síntomas de un brote que empeoran a pesar del medicamento y los cuidados personales
  • Síntomas que incluyen dolor intenso y llagas que no sanan
  • Brotes frecuentes
  • Brotes durante el embarazo

Herpes – genital – cuidados personales; Herpes simple – genital – cuidados personales; Herpesvirus 2 – cuidados personales; VHS-2 – cuidados personales Gardella C, Eckert LO, Lentz GM. Genital tract infections: vulva, vagina, cervix, toxic shock syndrome, endometritis, and salpingitis. In: Lobo RA, Gershenson DM, Lentz GM, Valea FA, eds. Comprehensive Gynecology. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 23. Whitley RJ, Gnann JW. Herpes simplex virus infections.

In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 350. Workowski KA, Bolan GA; Centers for Disease Control and Prevention. Sexually transmitted diseases treatment guidelines, 2015.

MMWR Recomm Rep. 2015;64(RR-03):1-137. PMID: 26042815 pubmed. ncbi. nlm. nih. gov/26042815/. Versión en inglés revisada por: John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA.

¿Cómo bañarse con herpes zóster?

Ya tenemos aquí otro consejo para ayudar al Farmacéutico en su labor de consejero para el paciente con herpes zósper que necesita más información. También se pueden descargar los consejos en la web app en el idioma del paciente. Con la web app de UniversalPharmacist Speake r, además de ayudar a comunicar con tu cliente extranjero y permitir conversar en un formato dinámico a través de pantallas facilitadoras con diferentes “pop-up” de preguntas y respuestas muy específicas, te aportamos consejos de salud escritos en el idioma del paciente para así ayudarle a gestionar de manera adecuada su malestar. Herpes zóster El herpes zóster es una enfermedad viral  aguda y localizada que ocasiona erupción dolorosa en la piel y, en términos generales, puede presentarse en cualquier persona. También llamada coloquialmente culebrilla o herpes. El nombre de herpes zóster se refiere a estas pústulas, que se extienden -generalmente en un lado- como un sarpullido-cinturón alrededor del cuerpo. Dolores en una zona limitada de la piel pueden ser los primeros síntomas de la erupción de un herpes zóster.

UniversalPharmacist Speaker 2. 0 es accesible ahora en España a través de múltiples plataformas gracias a Menarini España. Aprovecha para descargártela y empieza a “entender” a tus pacientes/clientes extranjeros.

Antes de los primeros síntomas apreciables pueden presentarse estos dolores. Si no se tratan a tiempo pueden tornarse crónicos. A menudo también empieza con una ligera fiebre, cansancio y dolores en una zona limitada de la piel. Sólo después se desarrollan en la zona de cadera, vientre o la baja espalda unas pústulas llenas de líquido.

En el caso de herpes facial -como indica su nombre- las pústulas se presentan en la cara. El torso es el que más a menudo está afectado por el herpes zóster. El herpes zóster se presenta con mayor frecuencia en personas mayores.

En las personas de más de 60 años el riesgo de contraer un herpes zóster es especialmente alto. Consejos cuando se tiene un herpes zóster

  • Higiene.
  1. La ducha es preferible al baño. Con el baño existe el riesgo de una invasión bacteriana de las zonas de piel afectadas.
  2. No usar jabón o gel de ducha perfumados. Pueden irritar la piel, por esto se recomienda excluir las zonas de piel infectadas.
  3. Al lavar su ropa se mata el virus, no hay que observar especiales medidas de precaución.
  • Ropa Cómoda. Lleve ropa cómoda que no se ajuste al cuerpo, ya que las zonas de piel afectadas son muy sensibles al roce. Deje que el aire toque su piel, a los virus no les gusta la sequedad.
  • Riesgo de contagio : el herpes zóster en sí no es contagioso. No obstante, puede provocar varicela en aquellos que no la han tenido. Infeccioso es especialmente el contenido de las pústulas. Si los ha tocado, debería lavarse cuidadosamente las manos para no contagiar sobre todo a niños pequeños o personas enfermas.
  • Respaldo de la terapia : aumente sus defensas. Siga una alimentación equilibrada, o sea, rica en fibras y vitaminas. Pasee con frecuencia, duerma lo suficiente y evite el alcohol y la nicotina. Una actitud positiva ante la vida ayuda en su proceso de curación.
  • Indicaciones del Médico. Si su médico no le ha prescrito pomadas especiales, debería prescindir de cremas o polvos en las zonas de piel afectadas. Y no olvide tomar sus medicamentos regularmente de acuerdo con las indicaciones de su médico.
Adblock
detector