Fiebre Cuando Acudir Al Medico?

Fiebre Cuando Acudir Al Medico
La temperatura de nuestro cuerpo varía a lo largo del día y de la noche y es considerada como normal hasta 37,5º, por lo que solo podremos hablar de fiebre cuando la temperatura axilar sea mayor de 37,5ºC o mayor de 38ºC si es ótica o rectal. Generalmente la fiebre se produce como mecanismo natural de nuestro cuerpo para defenderse contra infecciones: víricas, bacterianas y/o micóticas. La fiebre no causa daño en nuestro cuerpo, sino la infección por la que se tiene fiebre. La elevación de la temperatura es un signo de presencia de enfermedad, pero no es la enfermedad. No es necesario tratar la fiebre sino el malestar que pueda producir. Para eso contamos en pediatría con medicamentos llamados antitérmicos ampliamente conocidos como son Paracetamol y el Ibuprofeno ¿Qué debemos hacer si nuestro hijo tiene fiebre?

  1. Ofrecer abundantes líquidos.
  2. Debemos buscar que el niño esté confortable y arroparle o quitar el exceso de ropa según se encuentre más a gusto.
  3. Administrar antitérmico si el niño esta molesto y la temperatura es elevada. El Paracetamol (gotas, jarabe o supositorio) y el ibuprofeno (jarabe) como promedio la disminuyen alrededor de un grado, al cabo de una hora de su administración. Es posible que la temperatura no baje por debajo de 38 a pesar de la medicación o que no dure 6 horas antes de que suba nuevamente, a pesar de eso, no es conveniente usar dos antitérmicos de forma simultánea o alternativa porque la fiebre no causa daño.
  4. Se puede bañar al niño con agua templada, permaneciendo unos minutos preferiblemente en bañera. No debemos usar compresas de alcohol ni agua fría ni hielo.

¿Cuándo acudir a urgencias? La Asociación Española de Pediatría recomienda consultar al pediatra si:

  1. La fiebre dura más de 48-72 horas.
  2. Si tiene de 3 a 6 meses y su temperatura supera los 39 ºC o si tiene 40 ºC con cualquier edad.
  3. El niño está muy irritable o adormilado.
  4. El niño tiene mal aspecto general o dificultad para respirar.
  5. Si le aparece una erupción en la piel.
  6. Si el niño tiene menos de 3 meses de edad.

Texto elaborado por la Doctora Adalgisa de Caro, pediatra de Hospital Quirónsalud Murcia.

¿Cuándo acudir al médico en caso de fiebre?

La fiebre en sí no es una enfermedad, sino un síntoma de algún problema de salud subyacente, como la presencia de un agente infeccioso en el organismo. Pero no siempre nos indica que algo va mal en nuestro cuerpo: muchas vacunas pueden causar fiebre tras su administración, y ello suele ser una señal de que están generando la respuesta que buscan en el organismo.

No obstante, en la situación actual, teniendo en cuenta que la fiebre es uno de los síntomas característicos de la covid-19 , debemos estar más atentos que nunca cuando aparece. ¿Cuándo se debe consultar con el médico? Si nuestra temperatura corporal aumenta a más de 38 ºC y/o si está presente durante varios días , lo recomendable es llamar al médico para que determine si debemos realizarnos una prueba para descartar el coronavirus.

¿Qué causa la fiebre? Es importante remarcar que la fiebre puede tener muchos otros orígenes, desde infecciones de oído hasta problemas gastrointestinales… Y es que se trata de un mecanismo de defensa que inhibe el crecimiento de células malignas y reduce la multiplicación de los microorganismos, al mismo tiempo que disminuye la producción de toxinas producidas por estos.

  • Las infecciones que con más frecuencia provocan la subida de la fiebre suelen ser las respiratorias (como enfermedades gripales o resfriados, dolores de garganta, las sinusales, mononucleosis infecciosa y bronquitis), las infecciones urinarias, las de oído, la gastroenteritis, la neumonía, las infecciones óseas, la apendicitis, la tuberculosis, infecciones cutáneas, la meningitis, etc;

En algunos casos, los trastornos inflamatorios (a veces autoinmunes) o tomar ciertos medicamentos –algunos antibióticos, antihistamínicos y anticonvulsivos– también pueden causar fiebre. La fiebre en los niños Cuando los niños tienen fiebre, que puede ser a menudo, los padres acostumbran a alarmarse.

Pero hay ciertas actitudes y comportamientos que pueden ayudar a determinar si esa fiebre esconde algo grave. En muchas ocasiones, la fiebre es algo pasajero que, si no supera los 38 ºC , los pediatras recomiendan no tratar.

En esos casos, el menor tiene un buen aspecto (la piel es de color normal), sigue queriendo jugar, come y bebe normalmente (aunque es posible que coma menos). Pero si el niño llora desconsoladamente, se siente irritado, presenta dificultad para permanecer despierto, presenta manchas o sarpullidos, tiene el cuello rígido o dolor de cabeza, le cuesta respirar, convulsiona o le duele el abdomen, está claro que hay que acudir al médico rápidamente.

A los bebés, un exceso de ropa o una temperatura del ambiente demasiado alta puede provocarles fiebre, ya que su organismo está en desarrollo y todavía no es capaz de regular la temperatura corporal. Cuando eso ocurre, siempre que se haya descartado cualquier otro motivo, lo recomendable es quitarles la ropa (dejarlos en ropa interior, preferiblemente de algodón) y darles algo de beber.

Otras situaciones en las que los niños pueden presentar un aumento de la fiebre son tras la administración de una vacuna o fruto de la dentición , casos en los que un antipirético recomendado por un médico puede aliviar sus síntomas. En cualquier caso, si el origen de la fiebre es otro, se debe acudir al pediatra para que haga un diagnóstico y determine qué medicamento es el más adecuado para tratar la posible causa del problema. Fiebre Cuando Acudir Al Medico Cómo medir la temperatura Los termómetros tradicionales de mercurio están dando paso a aparatos electrónicos digitales , mucho más fiables, efectivos y, sobre todo, mucho más seguros (el mercurio es una toxina ambiental). Existen diferentes tipos, aunque lo habitual es tomar la temperatura así:

  • Bajo la axila: Es el método menos incómodo, aunque es más lento que los demás. Basta con levantar el brazo y colocar el termómetro bajo la axila durante el tiempo necesario para que el aparato realice una medición efectiva.
  • Temperatura timpánica: Existen termómetros específicos para medir la temperatura en el oído, que realizan su medición mediante rayos infrarrojos, muy efectivos para adultos y bebés mayores de tres meses (suelen desaconsejarse antes, ya que los conductos auditivos son demasiado pequeños).
  • Por infrarrojos. Con la pandemia de la covid-19, ha aumentado el uso de los termómetros láser. No son los más precisos, pero permiten obtener unos resultados orientativos de forma fácil y muy rápida, casi instantánea. Por ese motivo, son los que se utilizan habitualmente en los cribados masivos.

¿Cómo reaccionar ante la fiebre? A pesar de ser una respuesta natural para combatir enfermedades, el aumento de la temperatura corporal puede provocar malestar, escalofríos, delirios, deshidratación e incluso convulsiones. Para combatir esos síntomas y hacer bajar la fiebre, podemos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Identificar qué está causando la fiebre y administrar la medicación adecuada, siempre bajo prescripción médica.
  • Atacar directamente la fiebre con medicamentos antipiréticos (algunos analgésicos, como el paracetamol o el ibuprofeno, suelen ser los más utilizados; pero consulta siempre al médico cuál puedes tomar, para evitar contraindicaciones).
  • Destapar al afectado y proporcionarle ropa ligera.
  • Si la temperatura del ambiente es excesivamente alta, abrir una ventana o airear la estancia para que disminuya.
  • Aplicar compresas tibias en la frente y en la nuca. Un baño con agua templada (nunca fría, porque podría provocar un choque térmico) o un baño de esponja pueden ayudar a refrescar a alguien con fiebre. Esto es especialmente eficaz después de suministrar un medicamento.
  • Combatir la posible deshidratación bebiendo líquidos lentamente.

Dr. CarlesRabassa Centre Mèdic Atlàntida.

¿Cuando me debo preocupar por la fiebre?

  1. ¿Por qué nos sube la fiebre?

La fiebre de forma aislada no es una enfermedad, sino una respuesta de nuestro cuerpo generalmente ante una infección. Podríamos considerar por tanto, que la fiebre es una defensa natural de nuestro organismo que se desarrolla cuando un patógeno, como un virus o una bacteria, logra penetrar las barreras físicas de nuestro cuerpo. En ese contexto, nuestro organismo lo que hace es aumentar la temperatura con el fin de activar nuestro sistema inmune y lograr la destrucción de esos gérmenes perjudiciales.

  1. ¿Cuándo se puede considerar que tenemos fiebre y hasta cuánto puede subir?

La temperatura corporal normal varía de una persona a otra, incluso varía a lo largo del día, es decir, sigue un ritmo circadiano, esto significa que existen momentos donde la temperatura será ligeramente más elevada. Comúnmente este aumento de la temperatura corporal aparece entre las 16:00 y las 20:00 horas para posteriormente descender hasta aproximadamente las 6:00. Por definición, el límite considerado normal para la temperatura corporal, son 37ºC medidos en la región axilar.

  1. ¿En qué momento hay que empezar a intervenir?

Como regla general, cuando la subida de la temperatura sea bien tolerada no es necesario intervenir. Es recomendable comenzar a tratar la fiebre por encima de los 38ºC, especialmente en el caso de personas con otras enfermedades como diabetes, insuficiencia renal, cardiaca o personas especialmente vulnerables. Existen medidas físicas y/o farmacológicas para reducir la temperatura corporal.

A partir de ese límite, consideramos que aparece febrícula y, por encima de 37. 8ºC, se considera fiebre, pudiendo llegar a sobrepasar los 41ºC. Se puede recurrir a fármacos para controlar los síntomas, siendo de elección, de no existir contraindicación médica, el paracetamol.

Se trata de un medicamento antipirético, es decir un fármaco que reduce la fiebre, además de tener un efecto sobre el control del dolor. Es preciso recordar la utilidad de los medios físicos para reducir la fiebre, como son los baños con agua templada, paños de agua fría o desnudar al enfermo.

  1. ¿Se pueden dar convulsiones por fiebre? ¿Qué hacer?

Las convulsiones febriles son aquellas desencadenadas por la fiebre, por definición pueden aparecen entre los 6 meses y los 5 años de edad, siendo más frecuentes durante los primeros años de vida. En caso de presenciar un episodio, se debe mantener la calma, intentar cuantificar la duración aproximada del cuadro, colocar al enfermo de tumbado sobre uno de sus lados y retirar aquellos objetos de alrededor que pudieran provocarle una lesión accidental.

En definitiva, no siempre debemos recurrir a la toma de fármacos para bajar la temperatura, de hecho, hay que recordar que se trata de una defensa natural del organismo. Por otro lado, no se debe intentar sujetar al enfermo durante la convulsión puesto que de intentarlo es posible que se genere alguna lesión a nivel osteoarticular.

See also:  A Que Medico Ir Por Ganglios Inflamados?

Una vez cesa el episodio convulsivo, debemos intentar reducir la fiebre del enfermo y acudir a un centro médico para recibir una correcta valoración.

  1. ¿De qué depende el umbral de la fiebre? ¿Por qué una persona con dos décimas se encuentran muy mal y otras con 38,5ºC apenas lo notan?

La manera en la que cada enfermo vive un síntoma, como es el caso de la fiebre, es única. De la misma manera que, ante un dolor exacto, dos personas lo toleran de forma muy distinta, igual ocurre con el aumento de la temperatura corporal. Por este motivo es importante realizar un registro de la temperatura corporal en los procesos infecciosos, siendo el método más recomendable la medición axilar mediante termómetros de contacto.

¿Cuándo ir a urgencias por fiebre adultos?

¿Cuándo se debe acudir a la Urgencia por fiebre? – En adultos, la fiebre en sí misma no debería ser una causa para acudir a la urgencia a no ser que:

  • Sea muy elevada, por encima de 41ºC, lo que se denomina hiperpirexia.
  • Se asocie a síntomas que pudieran sugerir gravedad (dolor de cabeza muy intenso, adormecimiento o disminución del nivel de conciencia, aparición de hematomas (moratones) en la piel, aparición de un exantema (sarpullido), dolor intenso localizado en cualquier zona del cuerpo, etc.
  • Afecte a personas con defensas bajas (cáncer, trasplantados, infectados por el VIH, personas en tratamiento con medicinas que bajan las defensas, como corticoides, inmunomoduladores, tratamientos para el cáncer u otros).
  • Afecte a personas ancianas.
  • Se haya viajado recientemente a un país tropical.

En el resto de situaciones hay que valorar el estado general del paciente, su edad, la capacidad que tiene para beber líquidos y evitar la deshidratación, etc. Aunque esta información ha sido redactada por un especialista médico, su edición ha sido llevada a cabo por periodistas, por lo que es un contenido meramente orientativo y sin valor de indicación terapéutica ni diagnóstica. Recomendamos al lector/a que cualquier duda relacionada con la salud la consulte directamente con el profesional del ámbito sanitario correspondiente..

¿Qué pasa si tengo más de 38 grados de temperatura?

¿Qué es la fiebre y cuáles son sus causas? – La fiebre es un síntoma que produce un aumento de la temperatura corporal. En general, se dice que tenemos fiebre cuando es mayor de 38 ºC. La subida se puede acompañar de escalofríos y/o dolor de cabeza y la bajada de sudoración. Estas son algunas de las más comunes que la pueden provocar:

  • Un resfriado, gripe
  • Una infección de vías respiratorias
  • Una infección gastrointestinal

La mayoría de estas infecciones no son graves y mejoran solas. La fiebre es un síntoma de covid-19, es recomendable que sigas el protocolo vigente. .

¿Cómo bajar la fiebre en menos de 5 minutos?

¿Cuándo debo llevar a mi hijo a urgencias por fiebre?

También llame al médico de su hijo si: –

  • Su hijo sigue comportándose como si estuviera enfermo una vez que su fiebre ha bajado.
  • Su hijo parece estar empeorando.
  • La fiebre persiste por más de 24 horas en un niño menor de 2 años.
  • La fiebre persiste por más de 3 días (72 horas) en un niño de 2 años en adelante.

Última actualización 1/5/2016 Fuente Fever and Your Child (Copyright © 2007 American Academy of Pediatrics, updated 5/2012) La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales..

¿Cuánto tiempo puede durar una persona con fiebre?

– Una fiebre viral se refiere a cualquier fiebre que resulta de una infección viral, como el resfriado o fiebre por dengue. Aunque la mayoría de las fiebres virales se resuelven solas en uno o dos días, algunas son más graves y requieren tratamiento médico.

¿Cuándo preocuparse por la fiebre Covid?

Información sobre el COVID-19 – El COVID-19 es una enfermedad viral que puede afectar los pulmones y las vías respiratorias. Los síntomas del COVID-19 pueden ser leves o graves. Pueden incluir:

  • Fiebre superior a 100. 4 °F (38 °C) o escalofríos
  • Tos
  • Problemas respiratorios (como dificultad para respirar o presión en el pecho)
  • Fatiga (sentirse muy cansado o tener muy poca energía)
  • Dolor muscular o corporal
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del sentido del gusto o el olfato
  • Dolor de garganta
  • Goteo o congestión nasal
  • Náuseas (sensación de que uno va a vomitar) y vómitos
  • Diarrea (defecaciones sueltas o aguadas)

Puede comenzar a notar los síntomas de 2 a 14 días después de estar expuesto al virus. Los síntomas pueden durar de 1 a 3 semanas. En general, las personas con cáncer no tienen síntomas diferentes a los de otras personas. Algunas personas que se infectan con COVID-19 no presentan síntomas (son asintomáticos). Incluso aunque no tenga síntomas, usted puede transmitir el virus a otras personas.

Muchas personas tienen una tos que se prolonga durante varias semanas tras haber sufrido alguna enfermedad viral como el COVID-19. Mientras la tos se mantenga igual o mejore, no necesita preocuparse. Tosa en la parte interna del codo o cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo cuando tosa.

Si la tos empeora, tiene sangre en el esputo (la mucosidad que expectora) que nunca antes había tenido, o comienza a toser con más esputo, llame a su proveedor de cuidados de la salud. Volver al principio.

¿Por qué la fiebre sube a la noche?

¿Por qué sube la fiebre por la tarde-noche? – En realidad la fiebre no sube por la noche, lo que sube cada día por la tarde-noche es la temperatura corporal, independientemente de si se está enfermo o no. Hay una serie de procesos biológicos que se producen cada día en nuestro organismo a intervalos regulares de tiempo, son los llamados ritmos circadianos.

Como la tensión arterial o los niveles de glucosa, la temperatura corporal es uno de esos fenómenos que varían sistemáticamente cada día: de madrugada, entre las 2. 00 y las 6. 00, nuestro cuerpo registra las temperaturas más bajas y posteriormente van aumentando hasta marcar su máximo entre las 16.

00 y a las 20. 00 horas. Por eso, si ese día se tiene fiebre, a esas horas hay que sumar ese aumento de la temperatura corporal, que suele ser en torno a 0,4 ºC y 0,6 ºC. Fiebre Cuando Acudir Al Medico.

¿Cómo bajar la fiebre de 38 grados en adultos?

¿Cuánto tiene que ser la fiebre por Covid?

Uno de los principales síntomas para identificar al coronavirus Covid-19 en el organismo es la presencia de fiebre. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la temperatura media causada por la enfermedad del coronavirus es de 38 grados o más.

Pero esta temperatura debe de ir acompañada de otros síntomas, como la tos persistente, dificultad para respirar, dolor de cabeza intenso, vómitos persistentes o diarrea persistente. Así, según el CDC, la fiebre debe de estar persistente durante más de 48 horas en el organismo para que sea un síntoma claro de coronavirus.

Y es que este organismo recuerda que la fiebre no siempre es síntoma claro de coronavirus, dado que puede estar asociado a otra enfermedad infecciosa. De este modo, el CDC asocia la temperatura febril de 38 grados a otros síntomas, como dificultad para respirar.

  1. En este sentido, la persona es incapaz de exhalar aire hacia dentro o hacia afuera, es incapaz de recuperar el aliento;
  2. Estos síntomas también pueden significar que el paciente tiene una infección respiratoria como neumonía;

De ahí que las autoridades recomienden la realización de una PCR.

¿Qué pasa si tengo 39.2 de temperatura?

Adultos – Llama al proveedor de atención médica si tu temperatura es de 103 °F (39,4 °C) o más. Busca atención médica inmediata si alguno de estos signos o síntomas acompaña a la fiebre:

  • Dolor de cabeza intenso.
  • Sarpullido.
  • Sensibilidad inusual a la luz brillante.
  • Rigidez en el cuello y dolor cuando inclinas la cabeza hacia adelante.
  • Confusión mental, comportamiento extraño o problemas en el habla.
  • Vómitos constantes.
  • Dificultad para respirar o dolor en el pecho.
  • Dolor abdominal.
  • Dolor al orinar.
  • Convulsiones o crisis epilépticas.

¿Que no se debe hacer en caso de fiebre?

¿Dónde poner los paños fríos para bajar la fiebre?

Colocar paños de agua templada –

Puede ser agua tibia, pero no fría. Al igual que con los baños, la idea es evitar un contraste muy agresivo con la temperatura corporal. Se pueden aplicar en la frente o en la nuca e ir enfriando los paños a medida que baja la fiebre.

  • .

    ¿Qué pasa si tengo 39.2 de temperatura?

    Adultos – Llama al proveedor de atención médica si tu temperatura es de 103 °F (39,4 °C) o más. Busca atención médica inmediata si alguno de estos signos o síntomas acompaña a la fiebre:

    • Dolor de cabeza intenso.
    • Sarpullido.
    • Sensibilidad inusual a la luz brillante.
    • Rigidez en el cuello y dolor cuando inclinas la cabeza hacia adelante.
    • Confusión mental, comportamiento extraño o problemas en el habla.
    • Vómitos constantes.
    • Dificultad para respirar o dolor en el pecho.
    • Dolor abdominal.
    • Dolor al orinar.
    • Convulsiones o crisis epilépticas.

    ¿Cuándo se considera que tiene fiebre un adulto?

    La fiebre es una temperatura corporal elevada. La temperatura se considera alta si es superior a 38 ° C cuando se mide con el termómetro en la boca, o superior a 38,2 ° C cuando se mide con un termómetro rectal. Muchas personas utilizan el término fiebre de forma vaga, a menudo para expresar que se sienten demasiado calientes, demasiado fríos o sudorosos, pero en realidad no han medido su temperatura.

    A pesar de que se considera como normal una temperatura de 37 ° C, la temperatura corporal varía a lo largo del día, siendo más baja por la mañana y más alta al finalizar la tarde, cuando puede alcanzar los 37,7 ° C.

    De igual forma, cuando hay fiebre la temperatura no se mantiene constante. A veces existen picos de fiebre diarios que vuelven después a la normalidad. Este proceso se denomina fiebre intermitente. En ocasiones la temperatura varía pero no regresa a la normalidad.

    Este proceso se denomina fiebre remitente. En la actualidad, para el diagnóstico de algunas enfermedades, no se considera que el patrón de ascenso y descenso de la fiebre sea demasiado importante. Los síntomas se deben principalmente al trastorno que causa la fiebre más que a la fiebre en sí misma.

    Aunque muchas personas se preocupan de que la fiebre pueda ser perjudicial, las típicas elevaciones temporales de la temperatura corporal comprendidas entre 38° C y 40º C que producen la mayoría de las infecciones agudas son bien toleradas por los adultos sanos.

    1. Sin embargo, una fiebre moderada puede ser un poco peligrosa en adultos con enfermedades cardíacas o pulmonares debido a que la fiebre hace que aumente la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria;

    La fiebre también puede empeorar el estado mental en personas con demencia. Las sustancias que producen fiebre reciben el nombre de pirógenos. Estos pueden provenir del interior o del exterior del organismo. Los microorganismos y las sustancias que ellos producen (como las toxinas) son ejemplos de pirógenos que se forman en el exterior del cuerpo.

    Los pirógenos formados dentro del organismo suelen ser producidos por monocitos y macrófagos (dos tipos de glóbulos blancos o leucocitos). Los pirógenos exteriores al organismo provocan fiebre al estimularlo para que produzca sus propios pirógenos, o bien afectando directamente el área del cerebro que controla la temperatura corporal Fiebre.

    Muchos trastornos pueden causar fiebre. En general se los clasifica como

    • Infecciosos (más común)
    • Neoplásicos (cáncer)
    • Inflamatorios

    Es muy probable que una infección sea la causa en los adultos con una fiebre que dura 4 días o menos. Es más probable que una causa no infecciosa sea responsable de la fiebre cuando esta dura mucho tiempo o es recurrente. Muchos cánceres producen fiebre. Los trastornos inflamatorios que causan fiebre incluyen las enfermedades articulares, las enfermedades del tejido conjuntivo y los trastornos de los vasos sanguíneos, como la artritis reumatoide Artritis reumatoide La artritis reumatoide es una artritis inflamatoria en la que las articulaciones, entre las que se suelen incluir las de manos y pies, se inflaman, dando lugar a hinchazón, dolor y frecuentemente. obtenga más información , el lupus eritematoso sistémico Lupus eritematoso sistémico (LES) El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad inflamatoria autoinmunitaria crónica del tejido conjuntivo que afecta las articulaciones, los riñones, la piel, las membranas mucosas y las paredes. obtenga más información y la arteritis de células gigantes Arteritis de células gigantes La arteritis de células gigantes es una inflamación crónica de las grandes y medianas arterias de la cabeza, el cuello y la parte superior del cuerpo. Se afectan de modo característico las arterias. obtenga más información. Además, una fiebre aislada, de corta duración (aguda) en personas con cáncer o un trastorno inflamatorio conocido tiene más probabilidades de tener una causa infecciosa. En las personas sanas, es poco probable que la fiebre aguda sea el primer signo de una enfermedad crónica.

    Los fármacos causan a veces fiebre. Por ejemplo, los antibióticos beta-lactámicos (como la penicilina Penicilinas Las penicilinas son una subclase de antibióticos llamados antibióticos beta-lactámicos (antibióticos que contienen una estructura química llamada anillo beta-lactámico).

    Pediatría: Fiebre, cuando acudir al médico

    Los carbapenémicos,. obtenga más información ) y las sulfamidas pueden desencadenar fiebre. Las sustancias que pueden causar una temperatura extremadamente alta incluyen ciertas drogas ilícitas (como cocaína Cocaína La cocaína es una droga estimulante adictiva elaborada a partir de hojas de la planta de coca.

    • La cocaína es un estimulante potente que aumenta el estado de alerta, provoca euforia y hace que;
    • obtenga más información , anfetaminas Anfetaminas Las anfetaminas son fármacos estimulantes que se utilizan para tratar ciertas afecciones médicas, aunque también son objeto de abuso;

    Las anfetaminas aumentan el estado de alerta, mejoran el. obtenga más información o fenciclidina Ketamina y fenciclidina La ketamina y la fenciclidina son fármacos químicamente similares utilizados para la anestesia, si bien algunas veces se emplean con fines recreativos.

    La ketamina se encuentra disponible en. obtenga más información ), anestésicos Anestésicos Los analgésicos son los principales fármacos utilizados para tratar el dolor. El médico elige el analgésico en función del tipo de dolor y de su duración y, además, sopesa los posibles riesgos.

    obtenga más información y fármacos antipsicóticos Antipsicóticos La esquizofrenia es un trastorno mental caracterizado por la existencia de pérdida de contacto con la realidad (psicosis), alucinaciones (por lo general consistentes en oír voces), falsas creencias. Pero en general, las causas infecciosas más probables son

    • Infecciones de las vías respiratorias superior e inferior
    • Infecciones gastrointestinales

    La mayoría de las infecciones agudas de las vías respiratorias y del tracto gastrointestinal son víricas. Ciertas circunstancias (factores de riesgo) hacen que las personas sean más propensas a tener fiebre. Estos factores de riesgo incluyen:

    • El estado de salud del sujeto
    • La edad del sujeto
    • Ciertas ocupaciones
    • El uso de ciertos procedimientos médicos y medicamentos
    • Exposición a las infecciones (por ejemplo, a través de los viajes o el contacto con personas, animales o insectos infectados).

    Por lo general, el médico puede determinar que una infección está presente basándose en una breve historia clínica, la exploración y, en ocasiones, realizando algunas pruebas complementarias simples como la radiografía de tórax y el análisis de orina. A veces, sin embargo, la causa de la fiebre no es fácil de identificar. Cuando el médico evalúa a un paciente con fiebre aguda, se centra en dos cuestiones básicas:

    • En identificar otros síntomas como dolor de cabeza o tos: estos síntomas ayudan a limitar las posibles causas de la fiebre.
    • En determinar si se presenta una enfermedad grave o crónica: muchas de las posibles infecciones víricas agudas son difíciles de diagnosticar de forma específica (es decir, determinar cuál es exactamente el virus que está causando la infección). Limitar las pruebas únicamente a aquellos que presentan una infección grave o crónica puede ayudar a evitar muchas búsquedas costosas, innecesarias y, a menudo, infructuosas.

    En las personas con fiebre aguda, algunos signos y características son motivo de preocupación. Entre estos signos se incluyen los siguientes

    • Alteración de la función mental, como confusión
    • Dolor de cabeza, rigidez de cuello o ambos
    • Manchas planas, pequeñas, de color rojo púrpura en la piel (petequias), que indican un sangrado debajo de la piel
    • Hipotensión arterial
    • Frecuencia cardíaca rápida o respiración acelerada
    • Dificultad respiratoria (disnea)
    • Temperatura mayor de 40° C o inferior a 35° C.
    • Viaje reciente a un área donde es común (endémica) alguna enfermedad infecciosa grave, como la malaria.
    • Tratamiento reciente con fármacos que inhiben el sistema inmunitario (inmunosupresores)

    Si existe algúnos signos de alarma se debe ver a un médico de inmediato. En estos casos suele ser necesario realizar pruebas complementarias de forma inmediata y, a menudo, es necesario el ingreso en el hospital. Si no existen signos de alarma se debe llamar al médico si la fiebre dura más de 24 a 48 horas. Dependiendo de la edad de la persona, la presencia de otros síntomas y enfermedades conocidas, el médico puede querer valorarla en la consulta o recomendarle un tratamiento en su domicilio.

    1. obtenga más información;
    2. Prácticamente todos los trastornos infecciosos pueden causar fiebre;
    3. Por lo general, es necesario consultar con un médico si la fiebre dura más de 3 o 4 días, independientemente de otros síntomas;

    En primer lugar, el médico pregunta acerca de los síntomas del paciente y su historial médico. A continuación, realiza una exploración física. Los antecedentes clínicos y la exploración física a menudo sugieren la causa de la fiebre y las pruebas que pueden ser necesarias.

    1. El médico comienza preguntando al paciente por los síntomas y las enfermedades presentes y previas, la medicación que está tomando, si ha recibido transfusiones de sangre, si ha estado expuesto a infecciones, los viajes recientes, a vacunas y las hospitalizaciones, intervenciones quirúrgicas u otros procedimientos médicos a los que se haya sometido;

    El patrón de la fiebre rara vez ayuda a hacer el diagnóstico. Sin embargo, una fiebre que se repite cada dos o tres días es característica de la malaria. Se considera que la malaria es una posible causa de la fiebre únicamente si se ha viajado a un área donde la malaria es frecuente.

    • Los viajes recientes orientan a veces sobre la causa de la fiebre, ya que algunas infecciones solo se presentan en áreas determinadas;
    • Por ejemplo, la coccidioidomicosis (una infección por hongos) aparece casi exclusivamente en las regiones desérticas del sudoeste de Estados Unidos, América Central y del Sur;

    Las exposiciones recientes también son importantes. Por ejemplo, los sujetos que trabajan en un matadero o en una planta envasadora de carne son más propensos a desarrollar brucelosis (una infección bacteriana transmitida a través del contacto con animales domésticos).

    1. Otros ejemplos incluyen agua o alimentos inseguros (como leche y productos lácteos no pasteurizados y carne, pescado y marisco crudos o poco cocidos), picaduras de insectos (como garrapatas o mosquitos), relaciones sexuales sin protección y exposiciones ocupacionales o recreativas (como la caza, el senderismo y los deportes acuáticos);

    El dolor es una clave importante para el posible origen de la fiebre, por lo que el médico pregunta acerca de cualquier dolor de oídos, cabeza, cuello, dientes, garganta, tórax, abdomen, flancos, recto, o cualquier dolor muscular y articular. Otros síntomas que ayudan a determinar la causa de la fiebre incluyen congestión y/o secreción nasal, tos, diarrea y síntomas urinarios (frecuencia, urgencia y dolor al orinar).

    Saber si el paciente presenta un aumento de volumen de los ganglios linfáticos o una erupción cutánea (incluyendo el aspecto, localización y el momento de aparición en relación con otros síntomas) puede ayudar al médico a identificar la causa.

    Cuando existe fiebre recurrente, sudoración nocturna y pérdida de peso, las personas afectadas pueden tener una infección crónica como la tuberculosis o la endocarditis (infección del revestimiento interno del corazón y, por lo general, de las válvulas cardíacas). El médico también puede preguntar acerca de lo siguiente:

    • Contacto con cualquier persona que tenga una infección
    • Cualquier patología conocida que predisponga a la infección, como la infección por VIH, diabetes, cáncer, trasplante de órganos, anemia de células falciformes o lesiones de las válvulas cardíacas, sobre todo si se tiene implantada una válvula artificial
    • Cualquier trastorno conocido que predisponga a la fiebre en ausencia de infección como el lupus, gota, sarcoidosis, hipertiroidismo (glándula tiroidea hiperactiva) o cáncer
    • El uso de cualquier fármaco que predisponga a la infección, como los medicamentos para la quimioterapia del cáncer, corticoesteroides u otros fármacos que inhiben el sistema inmunitario
    • La adicción a drogas intravenosas

    La exploración comienza confirmando que el paciente presenta fiebre. La fiebre se determina con mayor precisión mediante la medición de la temperatura rectal. A continuación el médico realiza una exploración completa para comprobar si hay una fuente de infección o datos que sugieran la presencia de una enfermedad. La necesidad de realizar pruebas complementarias depende de los hallazgos efectuados durante la anamnesis y la exploración.

    • Los sujetos sanos que tienen un episodio de fiebre agudo y síntomas vagos y generales (por ejemplo, con malestar o dolor generalizado) probablemente sufran una enfermedad vírica que va a desaparecer sin necesidad de tratamiento;

    Por lo tanto, no requieren pruebas complementarias. La excepción son aquellos que han estado expuestos a un animal o insecto (llamado vector) que transportan y transmiten una enfermedad específica, como los sujetos con una picadura de garrapata, y las personas que han estado recientemente en un área donde un trastorno en particular (como la malaria) es común.

    Si el sujeto, por otro lado sano, tiene algún hallazgo que sugiera un trastorno particular, puede ser necesario realizar pruebas complementarias. El médico selecciona las pruebas necesarias en función de los hallazgos.

    Por ejemplo, si se tiene dolor de cabeza y rigidez en el cuello, se realiza una punción lumbar para buscar una meningitis. Si se presenta tos y congestión pulmonar, se realiza una radiografía de tórax para detectar si existe una neumonía. Los sujetos que presentan un riesgo elevado de infección, aquellos que tienen una afectación importante y aquellos con una edad avanzada, a menudo necesitan pruebas complementarias, incluso cuando los hallazgos no sugieran un trastorno particular. En estos casos a menudo se practican las siguientes pruebas:

    • Un hemograma completo (incluyendo el número y la proporción de los diferentes tipos de glóbulos blancos o leucocitos)
    • Radiografía de tórax
    • Un análisis de orina

    El aumento en el número de glóbulos blancos (leucocitos) suele indicar infección. La proporción de los diferentes tipos de glóbulos blancos o leucocitos (recuento diferencial) facilita más pistas. Un aumento de neutrófilos, por ejemplo, sugiere una infección relativamente reciente por bacterias. Un aumento de eosinófilos indica la presencia de parásitos, por ejemplo tenias o gusanos nematelmintos. La fiebre de origen desconocido se puede diagnosticar cuando

    • La persona afectada presenta fiebre de 38,3° C como mínimo durante varias semanas
    • Una investigación exhaustiva no detecta una causa

    En tales casos, la causa puede ser una infección crónica poco frecuente (como tuberculosis Tuberculosis (TB) La tuberculosis es una infección contagiosa crónica causada por una bacteria, transportada por el aire, denominada Mycobacterium tuberculosis. Generalmente afecta los pulmones. La tuberculosis. obtenga más información , infección cardíaca bacteriana Endocarditis infecciosa La endocarditis infecciosa es una infección del revestimiento interno del corazón (endocardio), que también suele afectar a las válvulas cardíacas. La endocarditis infecciosa se produce cuando. obtenga más información , Infección por VIH Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) La infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un trastorno vírico que, progresivamente, destruye ciertos glóbulos blancos (leucocitos) y puede causar el síndrome de inmunodeficiencia. obtenga más información , citomegalovirus Infección por citomegalovirus (CMV) La infección por citomegalovirus es una infección frecuente por un virus herpes que presenta una gran variedad de síntomas: desde una evolución asintomática hasta la aparición de fiebre y fatiga. obtenga más información o virus de Epstein Barr Mononucleosis infecciosa El virus de Epstein-Barr (VEB) es el causante de algunas enfermedades, entre ellas la mononucleosis infecciosa. El virus se contagia a través de los besos. Los síntomas varían, pero los más. obtenga más información ) o algo más que una infección, como un trastorno del tejido conjuntivo (como lupus Lupus eritematoso sistémico (LES) El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad inflamatoria autoinmunitaria crónica del tejido conjuntivo que afecta las articulaciones, los riñones, la piel, las membranas mucosas y las paredes. obtenga más información o artritis reumatoide Artritis reumatoide La artritis reumatoide es una artritis inflamatoria en la que las articulaciones, entre las que se suelen incluir las de manos y pies, se inflaman, dando lugar a hinchazón, dolor y frecuentemente. obtenga más información ) o cáncer (como linfoma Introducción a los linfomas Los linfomas son cánceres de los linfocitos, que residen en el sistema linfático y en los órganos hematopoyéticos (formadores de sangre). Se trata de cánceres de un tipo específico de glóbulos. obtenga más información o leucemia Introducción a la leucemia Las leucemias son cánceres de los glóbulos blancos (leucocitos) o de las células precursoras de estos. Los glóbulos blancos se originan a partir de las células madre (células progenitoras) en. obtenga más información ). Otras causas incluyen reacciones a medicamentos, coágulos sanguíneos ( trombosis venosa profunda Trombosis venosa profunda La trombosis venosa profunda consiste en la formación de coágulos de sangre (trombos) en las venas profundas, por lo general en las piernas.

    1. También se pueden remitir muestras de sangre y otros fluidos corporales al laboratorio para intentar identificar el microorganismo en un cultivo;
    2. Se pueden realizar otros tipos de análisis de sangre para detectar anticuerpos contra microorganismos específicos;

    Estos trombos se forman cuando las venas están lesionadas. obtenga más información ), inflamación de los tejidos orgánicos ( sarcoidosis Sarcoidosis La sarcoidosis es una enfermedad en la que se forman acúmulos anormales de células inflamatorias (granulomas) en muchos órganos del cuerpo. La sarcoidosis se suele desarrollar en personas de. obtenga más información ) y enfermedad inflamatoria intestinal Introducción a la enfermedad inflamatoria intestinal En la enfermedad inflamatoria intestinal, se inflama el intestino, lo que ocasiona con frecuencia retortijones abdominales y diarrea recurrentes. Los dos tipos principales de enfermedad inflamatoria. obtenga más información. En las personas mayores, las causas más frecuentes de la fiebre de origen desconocido son arteritis de células gigantes Arteritis de células gigantes La arteritis de células gigantes es una inflamación crónica de las grandes y medianas arterias de la cabeza, el cuello y la parte superior del cuerpo.

    Se afectan de modo característico las arterias. obtenga más información , linfomas, abscesos y tuberculosis Tuberculosis (TB) La tuberculosis es una infección contagiosa crónica causada por una bacteria, transportada por el aire, denominada Mycobacterium tuberculosis.

    Generalmente afecta los pulmones. La tuberculosis. obtenga más información . Si los resultados de todas las pruebas anteriores son negativos, el médico necesita obtener una muestra de tejido del hígado, de la médula ósea o de otra zona en la que sospeche que pueda localizarse la infección para su estudio (biopsia). La muestra se examina al microscopio, se hace un cultivo y se analiza.

    1. Dado que la fiebre ayuda al organismo a defenderse contra la infección, y dado que la fiebre en sí no representa un peligro (a menos de que sobrepase los 41,1º C), no está claro si se debe reducir la temperatura en todas las personas con fiebre;

    Sin embargo, un paciente con fiebre alta suele sentirse mucho mejor cuando se trata la fiebre. Además, se considera que los pacientes con una enfermedad cardíaca o pulmonar, y aquellos con demencia tienen mayor riesgo de presentar complicaciones peligrosas, por lo que en estos casos se debe tratar la fiebre. Por lo general, las personas pueden recibir tratamiento con una de las siguientes opciones:

    • 650 mg de paracetamol (acetaminofeno) cada 6 horas (no se debe exceder de 4000 mg en 1 día).
    • 200 a 400 mg de ibuprofeno cada 6 horas.

    Debido a que muchos medicamentos sin receta para el resfriado o la gripe contienen paracetamol (acetaminofeno) , se debe tener cuidado de no tomar al mismo tiempo varios fármacos que contengan paracetamol. Únicamente si la temperatura sobrepasa los 41,1º C es preciso aplicar otras medidas para reducir la temperatura del afectado (como rociarle con agua tibia o utilizar toallas húmedas). Se debe evitar utilizar una esponja con alcohol porque el alcohol puede ser absorbido por la piel y puede tener efectos perjudiciales.

    • Los fármacos utilizados para bajar la temperatura del cuerpo se llaman antipiréticos;
    • Los fármacos antitérmicos (o antipiréticos) más eficaces y usados son el paracetamol (acetaminofeno) y los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como aspirina (ácido acetilsalicílico) , ibuprofeno y naproxeno;

    Las personas que sufren una infección de la sangre (septicemia) o presentan una alteración de los signos vitales (como tensión arterial baja, pulso rápido y frecuencia respiratoria elevada) necesitan ingreso hospitalario. La fiebre puede ser problemática en las personas mayores, porque el cuerpo no responde de la manera que lo haría en una persona más joven.

    Por ejemplo, en los ancianos frágiles, es menos probable que una infección cause fiebre. Incluso cuando la temperatura esté aumentada debido a una infección, esta puede ser más baja que la definición convencional de fiebre, y la elevación de la temperatura puede no corresponder a la gravedad de la enfermedad.

    Del mismo modo, otros síntomas, como el dolor, pueden ser menos evidentes. Con frecuencia, un deterioro en el funcionamiento físico y/o mental habitual es el único signo inicial de neumonía Neumonía adquirida en el hospital La neumonía nosocomial (o intrahospitalaria) es una infección pulmonar que se desarrolla en personas hospitalizadas, por lo general, después de 2 o más días a partir del ingreso.

    • Son muchas;
    • obtenga más información o de infección de las vías urinarias Introducción a las infecciones urinarias (IU) En las personas sanas, la orina de la vejiga es estéril, no hay en ella bacterias ni otros microorganismos infecciosos;

    El conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo. obtenga más información que acompañan a la fiebre.

    • En las personas sanas la mayor parte de los casos de fiebre están producidos por una infección respiratoria o gastrointestinal debido a un virus.
    • Generalmente, el médico puede identificar una infección en base a una breve historia médico, el examen físico y, en ocasiones, algunas pruebas complementarias simples. A continuación, teniendo en cuenta los resultados y, en particular, los síntomas del sujeto, se determina si son necesarias otras pruebas complementarias.
    • Una posible causa de fiebre de larga evolución son los trastornos crónicos subyacentes, en particular los que afectan al sistema inmunitario.
    • El paracetamol (acetaminofeno) o un AINE por lo general reducen la fiebre y mejoran el estado de la persona afectada, aunque en la mayoría de los casos, este tratamiento no es crucial.
    • En las personas mayores, es menos probable que una infección cause fiebre y los otros síntomas pueden ser menos evidentes.
Adblock
detector