Depresion Cuando Ir Al Medico?

Depresion Cuando Ir Al Medico
¿Cuándo buscar ayuda médica? – Entonces, ¿cuándo hay que preocuparse? ¿Cuándo esos sentimientos de abatimiento, apatía y tristeza, o síntomas como el insomnio, falta de concentración o dolor pueden enmascarar una depresión? ¿En qué momento se debe consultar al médico? Los expertos en salud mental recomiendan hacerlo siempre que:

  1. Las emociones consideradas normales -tristeza, miedo, culpa, estrés, ansiedad, etc. – modifiquen la vida diaria. El estrés y la ansiedad son dos reacciones normales. Sin embargo, mantenidas en el tiempo y de mucha intensidad, pueden provocar un trastorno de ansiedad o depresivo que impidan funcionar como se hacía antes.
  2. Además, si el entorno normal en el que vives lo percibes como amenazante o eres muy sensible a los acontecimientos estresantes que te rodean, generando desasosiego y preocupación excesiva, sería también el momento de buscar ayuda profesional.
  3. Cuando presentes estos síntomas :
    1. Cambio de ánimo marcado , con tendencial al llanto y malestar no justificado
    2. Pérdida de interés por actividades que antes te ilusionaban y con las que disfrutabas
    3. Alteraciones del sueño , ya sea dificultad para dormir como sueño excesivo
    4. Alto nivel de ansiedad ante todo tipo de acontecimientos.
    5. Síntomas físicos mantenidos en el tiempo como

Ante estas situaciones, es recomendable acudir al médico de familia para que realice una exploración profesional que confirme o descarte la sospecha de depresión, y pueda ofrecerte los recursos necesarios que necesites. Como explica la doctora Ana Cebrián, médico de familia en el Centro de Salud Casco Antiguo Cartagena (Murcia), y coordinadora del grupo de enfermedades crónicas de la Organización Mundial de Médicos de Familia (WONCA), “las personas que acuden a una primera consulta con su médico de familia no suelen referir los síntomas clásicos de la depresión, como la tendencia al llanto o la pérdida de ilusión.

  1. Es mucho más frecuente que hablen de insomnio, falta de concentración, estrés o dolor, entre otros”;
  2. Y, como también pone de manifiesto esta profesional, “es habitual que vengan a consultar por otra cosa y que al preguntarles e indagar sobre su estado emocional, lleguemos al diagnóstico de depresión”;

Abordar la situación lo antes posible es la mejor opción. Según la Dra. Cebrián , “un gran número de personas tarda mucho en buscar ayuda médica lo que, unido a la amplia variedad de síntomas, más allá de los clásicos de la depresión, retrasa el diagnóstico”. Depresion Cuando Ir Al Medico En caso de duda, es preferible buscar ayuda profesional, ya que la conversación con tu médico es terapéutica en sí misma, hablar y expresar lo que sientes es fundamental. Entre los criterios más importantes para el diagnóstico de depresión están la intensidad y duración de los síntomas , así como que estos provoquen malestar y sufrimiento, afectando negativamente al desarrollo de las actividades cotidianas, tal y como afirman los especialistas.

¿Que decirle al médico cuando tienes depresión?

¿Qué hará mi médico por mí? – Es posible que no se sienta cómodo al hablar con su médico sobre cualquier problema mental o emocional que tenga. Pero su doctor puede ayudarlo. Puede:

  • hacerle preguntas sobre sus pensamientos y sentimientos, que podrían ayudarlo a comprender mejor por lo que está pasando;
  • asegurarle que no está «loco» sino que tiene un problema médico;
  • le dirá qué tipos de apoyo están disponibles, como la terapia;
  • ofrecerle medicamentos, si corresponde;
  • recomendarle cambios en el estilo de vida que puedan ayudar a mejorar su salud mental, como el ejercicio;
  • referirlo a un especialista, si piensa que esto sería más útil;
  • verlo en las citas de seguimiento para supervisar cómo le va y cómo responde al tratamiento.

El camino hacia una mejor salud A veces puede ser difícil iniciar una conversación con su médico sobre su salud mental. Estos son algunos consejos que pueden ayudarlo antes, durante y después de su cita. Antes de su cita:

  1. Establezca metas razonables para la cita. Diagnosticar y tratar enfermedades mentales lleva tiempo. Si establece el objetivo de que sus síntomas desaparezcan de inmediato, es probable que se sienta decepcionado. En cambio, establezca algunos objetivos razonables. Estos podrían incluir explicarle sus síntomas a su médico, conocer un posible diagnóstico y elaborar un plan de tratamiento.
  2. Anote la información importante. Tómese un tiempo antes de su cita para escribir sobre lo que le gustaría hablar. Esto lo ayudará a asegurarse de no olvidar nada cuando esté en el consultorio del médico. Algunas cosas que puede escribir incluyen:
    • Sus síntomas. Estos pueden ser cambios físicos, mentales, emocionales o de comportamiento que haya notado en su vida.
    • Cómo su estado de ánimo afecta su vida cotidiana.
    • Información personal clave, como eventos traumáticos en su pasado o situaciones estresantes que enfrenta actualmente.
    • Su información médica, como otras afecciones físicas o mentales que tiene en este momento. También anote todos los medicamentos que esté tomando, incluidos los medicamentos de venta libre y los suplementos de hierbas.
    • Preguntas para hacerle a su médico.
See also:  Que Cubre El Seguro Medico Mapfre?

Durante su cita:

  1. Indique sus preocupaciones claramente. Es importante que le diga a su médico todos sus síntomas. Pero, antes de llegar a eso, dígale lo que cree que puede estar mal. Use frases claras como «Creo que puedo estar deprimido» o «Tengo problemas con la ansiedad». Esto ayudará a guiarlos y les permitirá saber en qué dirección ir.
  2. Sea lo más abierto y honesto posible con su médico. Ellos no pueden ayudarlo si no saben todo lo que está sucediendo. Puede ser difícil expresar sus sentimientos, especialmente con alguien que no conoce muy bien. Pero su médico está capacitado para tratar problemas delicados. Será comprensivo y profesional, y no le dirá nada que no haya escuchado antes.
  3. Consulte sus notas. Es común olvidar la mitad de lo que iba a decir una vez que llega al consultorio. Por eso es importante escribir las cosas de antemano. Si usa las notas que ha preparado con anticipación, no tendrá que preocuparse por olvidar detalles importantes.
  4. Comprender el proceso de diagnóstico. No existe una tomografía ni un análisis de sangre que pueda indicarle si tiene depresión, ansiedad, trastorno bipolar u otra enfermedad mental. A veces, puede ser difícil para su médico poder ponerle un nombre a la afección específica que tiene. Además, la causa de sus síntomas puede ser una combinación de afecciones.

    Por ejemplo, la depresión y la ansiedad a menudo suceden juntas. El trastorno bipolar comparte algunos síntomas con la depresión. Y las enfermedades depresivas a menudo suceden con afecciones físicas como enfermedades cardíacas, diabetes o cáncer.

    Es posible que su médico le haga preguntas que parecen no estar relacionadas con una enfermedad mental. Todo esto es un esfuerzo para asegurarse de que reciba el diagnóstico correcto.

  5. Lleve a alguien con usted. Si necesita ayuda, invite a un amigo o familiar para que vaya a su cita con usted. Pueden ayudarlo a comprender y recordar lo que le dice el médico. También pueden informarle al médico sobre los cambios que notaron en usted.

Después de su cita

  1. Seguir con un tratamiento. Después de que haya compartido sus inquietudes y su médico haya dado su diagnóstico, juntos elaborarán un plan de tratamiento. Esto puede incluir terapia de conversación, medicamentos, cambios en el estilo de vida o una referencia a un especialista. Es su trabajo seguir con el tratamiento.
  2. Haga un seguimiento con su médico. Su médico querrá volver a verlo en unas pocas semanas para ver si el tratamiento está funcionando. Es importante que programe una visita de seguimiento y vaya a la cita, ya sea que se sienta mejor o no. Si no se siente mejor, su médico puede tener otras ideas sobre cómo tratarlo.
  3. Sea paciente. Es importante que sea paciente consigo mismo y con su médico cuando atraviese este proceso. Es posible que tenga que probar diferentes medicamentos o una combinación de medicamentos. Es posible que necesite terapia de conversación y una combinación de estrategias de autocuidado.

    Programe citas con un especialista o un terapeuta. Haga llenar su receta y tome el medicamento según las indicaciones. Intente los cambios en el estilo de vida aunque no tenga ganas. Esto podría incluir cambiar su medicamento, agregar otro medicamento o recomendar otros cursos de acción.

    Puede llevar tiempo encontrar el plan de tratamiento adecuado para usted. Simplemente no se rinda. Se sentirá mejor mientras siga intentando encontrar una solución.

¿Cómo saber si estás pasando por una depresión?

¿Qué hacer si creo que tengo depresión?

¿Cómo curar la depresión sin ir al psicólogo?

¿Cómo te puede matar la depresion?

“La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” – OMS El 7 de abril se celebra el  Día Mundial de la Salud , en conmemoración del aniversario de fundación de la  Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cada año se aprovecha este día para unir esfuerzos en la concienciación de un tema específico de salud, siendo este año la campaña:  “Hablemos de la depresión”. El objetivo de  “Hablemos de la depresión “, busca informar a la población en general, sobre esta enfermedad, que la causa, sus posibles consecuencias mortales y la importancia de que familiares y amigos puedan apoyar a personas que padezcan depresión.

Segunda causa de muerte entre los jóvenes La depresión es una enfermedad seria que puede llevar al suicidio, y que se ha convertido en la segunda causa de muerte entre personas de 15 a 29 años. Es importante recordar que esta enfermedad puede aparecer en cualquier persona y que no es un signo de debilidad. Puede acompañarse de los siguientes síntomas:

  • Pérdida de peso
  • Insomnio o hipersomnia
  • Agitación o enlentecimiento de las acciones
  • Pérdida de la energía
  • Sentimientos de inutilidad
  • Capacidad disminuida de pensar o concentrarse
  • Incluso, pensamientos de muerte o de ideas suicidas

La  OMS , como parte de esta campaña de salud, pone a disposición de todos, varios folletos informativos con datos puntuales y relevantes, que podrá encontrar en este  link. Es muy importante empoderar a estudiantes de las carreras de salud, a los profesionales de la salud, al público en general y a los pacientes con esta enfermedad, para tomar acciones urgentes y combatir la depresión. Esto se puede realizar por medio de la difusión adecuada de información sobre el tema, la prevención y tratamiento oportuno y la creación de espacios de confianza para romper los estigmas que envuelven a la enfermedad.

  1. Se puede tratar satisfactoriamente con terapia psicológica, con medicación antidepresiva o con la combinación de ambos;
  2. La depresión es una enfermedad catalogada según el ‘Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales’ (DSM V), como un estado del ánimo depresivo en la mayor parte del día, con disminución considerable del placer o interés por las actividades que antes disfrutaba;

Si usted o alguna persona cercana está enfrentando una depresión, no tema en buscar ayuda profesional y apoyarse en personas de su confianza. Y recuerde, hablemos de la depresión. Autor: Pablo Estrella Porter, Vicepresidente de Asuntos Externos de AEMPPI Ecuador Fuente Campaña mundiales de salud pública de la OMS – Informe 2017.

¿Cuál es el peor tipo de depresión?

La depresión clínica es la forma más grave de depresión y también se la denomina « depresión mayor» o «trastorno depresivo mayor». No es igual a la depresión provocada por una pérdida, como la muerte de un ser querido, o por una enfermedad, como un trastorno tiroideo.

¿Qué órganos del cuerpo se pueden afectar por la depresión?

¿Cómo vive una persona con depresión y ansiedad?

Tener malestar, dolores, dolores de cabeza o problemas estomacales que no se mejoran con tratamiento. Tener dificultad para concentrarse, recordar detalles o tomar decisiones. Sentirse cansado, aun después de dormir bien. Sentirte culpable, que no vale nada o desamparado.

¿Cuánto tiempo puede durar una depresión?

La duración de un episodio depresivo puede variar desde varias semanas a varios meses o incluso años. La mayoría de las personas suelen estar completamente bien entre 4 y 6 meses. Sin tratamiento puede durar semanas, meses e incluso años. Lo habitual, es la desaparición de todos los síntomas con el tratamiento, aunque existe el riesgo de desarrollar otro episodio depresivo después de la recuperación total.

Las recaídas son más frecuentes en personas cuyos síntomas no desaparecen del todo entre episodios. Sin embargo cuando la persona está recibiendo tratamiento y realiza un seguimiento adecuado, el riesgo de que los síntomas y el sufrimiento vuelvan a aparecer se reduce notablemente.

De ahí el interés en la atención temprana de la enfermedad así como en mantener el tratamiento todo el tiempo necesario (como mínimo varios meses después de la mejoría). Para la mejoría es importante que sigas las recomendaciones de los profesionales acerca de los tratamientos (farmacológicos, psicoterapéuticos, e indicaciones varias).

  1. En algunos casos, los síntomas pueden mantenerse durante más tiempo, pese al tratamiento, en este caso hablamos de depresión resistente;
  2. La depresión no puede ser contemplada como un episodio de enfermedad aislado, sino como una enfermedad crónica, que incapacita en los episodios intercurrentes;

Además cuantos más episodios se padezcan mayor es la probabilidad de presentar otros episodios depresivos. En algunos casos, la depresión puede instalarse en el tiempo y puede durar varios años; es lo que conocemos como depresión crónica. Si hay menos síntomas y éstos son menos intensos se le denomina distimia.

Las personas que padecen distimia refieren que siempre o la mayor parte del tiempo están tristes. Los síntomas más frecuentes son: una disminución del interés y el placer, causando malestar e interferencia en la vida cotidiana, sentimientos de rendir poco, de impotencia, de culpa o rumiaciones sobre el pasado, irritabilidad o enfados frecuentes.

Una persona que sufre distimia puede tender a aislarse, a retirarse de las actividades sociales; en el trabajo puede presentar una disminución de la actividad, de la eficacia y de la productividad. Con los años, este trastorno se convierte en parte integrante de su vida o su personalidad.

  1. La persona dice: “siempre he sido así” o “yo soy así”;
  2. Los profesionales sanitarios y familiares también corren el riesgo de ser víctimas de esta confusión entre el funcionamiento normal y la distimia;

Esta enfermedad a menudo comienza de manera discreta y en una edad temprana (Infancia, adolescencia o inicio de la edad adulta). Si no se trata adecuadamente, se corre el riesgo de que se vaya agravando con la edad..

¿Cómo salir de la depresión y la ansiedad sin medicamentos?

¿Cómo es la vida de una persona depresiva?

Síntomas – Si bien la depresión puede producirse solamente una vez en la vida; por lo general, las personas tienen varios episodios de depresión. Durante estos episodios, los síntomas se producen durante gran parte del día, casi todos los días y pueden consistir en:

  • Sentimientos de tristeza, ganas de llorar, vacío o desesperanza
  • Arrebatos de enojo, irritabilidad o frustración, incluso por asuntos de poca importancia
  • Pérdida de interés o placer por la mayoría de las actividades habituales o todas, como las relaciones sexuales, los pasatiempos o los deportes
  • Alteraciones del sueño, como insomnio o dormir demasiado
  • Cansancio y falta de energía, por lo que incluso las tareas pequeñas requieren un esfuerzo mayor
  • Falta de apetito y adelgazamiento, o más antojos de comida y aumento de peso
  • Ansiedad, agitación o inquietud
  • Lentitud para razonar, hablar y hacer movimientos corporales
  • Sentimientos de inutilidad o culpa, fijación en fracasos del pasado o autorreproches
  • Dificultad para pensar, concentrarse, tomar decisiones y recordar cosas
  • Pensamientos frecuentes o recurrentes sobre la muerte, pensamientos suicidas, intentos suicidas o suicidio
  • Problemas físicos inexplicables, como dolor de espalda o de cabeza

Para muchas personas con depresión, los síntomas suelen ser lo suficientemente graves para causar problemas evidentes en las actividades cotidianas, como el trabajo, la escuela, las actividades sociales o las relaciones con otras personas. Algunas personas pueden sentirse infelices o tristes en general sin saber realmente porqué.

Adblock
detector