Cuando Ir Al Medico Por Una Herida?

Cuando Ir Al Medico Por Una Herida
Manejo de heridas en casa – Al tratar una herida en casa, observe si hay enrojecimiento, hinchazón y si no está sanando. El dolor que se incrementa, junto con la secreción y el calor en el sitio de la herida pueden indicar infección. Si el individuo herido empieza a tener fiebre, o se vuelve letárgico, contacte a un médico de inmediato.

¿Cuándo preocuparme por una herida?

– Alguien con una herida debe buscar atención médica si:

  • la herida es grande, profunda o tiene bordes irregulares
  • los bordes de la herida no permanecen juntos
  • se presentan síntomas de infección, como fiebre, aumento del dolor o enrojecimiento, o secreción de la herida
  • no se puede limpiar la herida correctamente o eliminar todos los restos, como vidrio o grava
  • la causa de la herida fue una mordida o una lesión con un objeto sucio, oxidado o contaminado

Busca atención médica urgente si sale sangre de la herida o si al aplicar presión sobre la herida no se detiene el sangrado.

¿Cómo saber si una herida está infectada por dentro?

¿Cómo saber si una herida es profunda o superficial?

Clasificación de las heridas – Las heridas se pueden clasificar desde diferentes puntos de vista o aspectos. A continuación veremos algunos de los más comunes, si bien se pueden encontrar otras categorizaciones: Según el objeto o el mecanismo causante , la herida puede ser:

  • Cortante o incisa: Es ocasionada por un objeto cortante, como un cuchillo o un vidrio. Los bordes de la herida están limpios y definidos. En este tipo de heridas, el sangrado suele ser abundante.
  • Punzante : Es producida por un objeto punzante, como un clavo. La gravedad de la herida depende de la profundidad y de si daña nervios o vasos sanguíneos.
  • Contusa : Es ocasionada por el impacto de un objeto como una piedra o un martillo. En estas heridas, los bordes son irregulares y suelen presentar un hematoma.
  • Por desgarro : Es producida por objetos con dientes en su parte cortante, como una motosierra. Los bordes son irregulares.
  • Por raspadura : Producidas por objetos con dientes o palas, como una trituradora de comida, o por el asfalto, cuando la piel se arrastra por él en un accidente de tráfico y la carne queda al descubierto.

Según la profundidad , la herida puede ser:

  • Superficial : Cuando solo atraviesa la piel.
  • Profunda : Cuando la herida atraviesa el tejido subcutáneo.
  • Penetrante : Cuando penetra una cavidad, como puede ser la boca, el abdomen, la vagina, etc.
  • Perforante : Cuando atraviesa el cuerpo.

Según la cicatrización, la herida puede ser:

  • Aguda : Es aquella que el organismo es capaz de cerrar o sanar en el tiempo esperado. La cicatrización se producirá sin infección y en un periodo que suele oscilar entre siete y catorce días.
  • Crónica : Es aquella que el organismo no puede cerrar o sanar en el tiempo esperado, ya que la herida suele ser más profunda y la zona suele estar inflamada. El proceso de reparación y cicatrización es desordenado se alarga en el tiempo.

Según su riesgo de infección, la herida puede ser:

  • Limpia : Es la realizada en un entorno aséptico, por ejemplo en un quirófano.
  • Contaminada : Ha estado expuesta a bacterias un corto periodo de tiempo.
  • Sucia o infectada : Ha estado expuesta a bacterias un periodo largo de tiempo

Según la integridad de la piel , la herida puede ser:

  • Abierta : Se observa la separación de los tejidos blandos de la piel. Estas lesiones tienden a infectarse con facilidad.
  • Cerrada : No se observa lesión aparente, pero hay hemorragia debajo de la piel, en cavidades o vísceras. Así, los tejidos dañados no están expuestos al exterior.

Según la gravedad  de la herida : Es probablemente una de las categorizaciones más representativa. Una herida puede ser leve o grave. La gravedad se medirá en función de otros factores: si la herida es superficial o profunda, si está contaminada o no, si está abierta o cerrada, si el objeto o mecanismo que lo ha causado puede quedar en el interior del cuerpo, etc. Las heridas pueden clasificarse desde muchos puntos de vista y aspectos.

¿Cómo saber si la herida está sanando?

Una herida es una ruptura o abertura en la piel. La piel protege el cuerpo de los microbios. Cuando la piel se rompe, incluso durante una cirugía, los microbios pueden ingresar y causar infección. Las heridas ocurren a menudo a causa de un accidente o lesión. Los tipos de heridas abarcan:

  • Cortaduras
  • Raspaduras
  • Heridas punzantes
  • Quemaduras
  • Úlceras de decúbito

Una herida puede ser lisa o áspera. Puede estar cerca de la superficie de la piel o ser más profunda. Las heridas profundas pueden afectar:

  • Los tendones
  • Los músculos
  • Los ligamentos
  • Los nervios
  • Los vasos sanguíneos
  • Los huesos

Las heridas menores a menudo sanan fácilmente, pero todas las heridas necesitan cuidados para prevenir una infección. Las heridas sanan por etapas. Cuanto más pequeña sea la herida, más rápidamente sanará. Cuanto más grande o más profunda sea la herida, más tiempo puede tardar en sanar. Cuando usted se hace una cortadura, una raspadura o una punción, la herida sangra.

  • La sangre comenzará a coagularse al cabo de unos cuantos minutos y detendrá la hemorragia.
  • Los coágulos de sangre se secan y forman una costra, lo cual protege de microbios el tejido que está por debajo.

No todas las heridas sangran. Por ejemplo, las quemaduras, algunas heridas punzantes y las úlceras de decúbito no sangran. Una vez que se forma la costra, el sistema inmunitario del cuerpo entra en acción para proteger la herida de infección.

  • La herida se vuelve ligeramente hinchada, roja o rosada y sensible.
  • También se puede ver algo de líquido transparente supurando de la herida. Este líquido ayuda a limpiar la zona.
  • Los vasos sanguíneos se abren en la zona, así que la sangre puede llevar oxígeno y nutrientes a la herida. El oxígeno es esencial para la sanación.
  • Los glóbulos blancos ayudan a combatir las infecciones a causa de microbios y comienzan a reparar la herida.
  • Esta etapa tarda alrededor de 2 a 5 días.

El crecimiento y reconstrucción del tejido ocurren luego.

  • En las siguientes tres semanas más o menos, el cuerpo repara los vasos sanguíneos rotos y crece nuevo tejido.
  • Los glóbulos rojos ayudan a crear el colágeno, que son fibras duras y blancas que forman la base para el nuevo tejido.
  • La herida empieza a llenarse con tejido nuevo, llamado tejido de granulación.
  • Se comienza a formar nueva piel sobre este tejido.
  • A medida que la herida sana, los bordes tiran hacia adentro y la herida se hace más pequeña.

Se forma una cicatriz y la herida se vuelve más fuerte.

  • A medida que la cicatrización continúa, usted puede notar que la zona presenta picazón. Después de que la costra cae, la zona puede lucir estirada, roja y brillante.
  • La cicatriz que se forme será más pequeña que la herida original. Será menos fuerte y menos flexible que la piel circundante.
  • Con el tiempo, la cicatriz se desvanecerá y puede desaparecer por completo. Esto puede tardar hasta 2 años. Algunas cicatrices nunca desaparecen del todo.
  • Las cicatrices se forman porque el nuevo tejido vuelve a crecer de manera diferente al tejido original. Si usted sólo se lesionó la capa superior de la piel, probablemente no tendrá una cicatriz. Con heridas más profundas, será más probable que le quede una cicatriz.

Algunas personas son más propensas a las cicatrices que otras. Algunas pueden tener cicatrices antiestéticas y gruesas llamadas queloides. Las personas con tez más oscura son más propensas a formar queloides. El cuidado apropiado de la herida significa mantenerla limpia y cubierta. Esto puede ayudar a prevenir infecciones y cicatrización.

  • En caso de heridas menores, limpie la herida con agua y jabón suave. Cubra la herida con un vendaje estéril u otro apósito.
  • En caso de heridas mayores, siga las instrucciones del médico sobre cómo cuidar su lesión.
  • Evite hurgar o rascarse la costra. Esto puede interferir con la sanación y causar cicatrización.
  • Una vez que se forma la costra, algunas personas piensan que ayuda el hecho de masajear con vitamina E o vaselina. Sin embargo, no se ha comprobado que esto ayude a evitar una cicatriz o que ayude a desvanecerla. No se frote su cicatriz ni le aplique nada sin consultar primero con su médico.
See also:  Como Puedo Acceder A Mi Historial Medico?

Cuando se brindan los cuidados apropiados, la mayoría de las heridas sanan bien y dejan sólo una pequeña cicatriz o nada en absoluto. En el caso de las heridas más grandes, existe una mayor probabilidad de que le quede una cicatriz. Ciertos factores pueden impedir que las heridas sanen o retardan el proceso, tales como:

  • Una infección puede hacer que una herida sea más grande y que tarde más en sanar.
  • Diabetes. Las personas con diabetes son propensas a tener heridas, denominadas también heridas crónicas.
  • Mala circulación debido a las arterias obstruidas ( arterioesclerosis ) o afecciones como venas varicosas.
  • La obesidad aumenta el riesgo de infección después de la cirugía. Tener sobrepeso también puede ejercer tensión en los puntos de sutura, lo cual puede provocar que se abran.
  • Edad. En general, los adultos mayores sanan más lentamente que los jóvenes.
  • El consumo excesivo de alcohol puede retardar la curación y aumenta el riesgo de infecciones y complicaciones después de la cirugía.
  • El estrés puede llevarlo a no dormir lo suficiente, a comer mal y a fumar o beber más, lo que puede interferir con la sanación.
  • Los medicamentos como corticosteroides, antinflamatorios no esteroides (AINE) y algunos fármacos quimioterapéuticos pueden retrasar la sanación.
  • El tabaquismo puede retardar la sanación después de la cirugía. También aumenta el riesgo de complicaciones tales como infección y abertura de heridas.

Las heridas que sanan lentamente pueden necesitar cuidados adicionales por parte de su proveedor de atención médica. Llame a su proveedor de inmediato si tiene:

  • Aumento del dolor, enrojecimiento, pus amarillo o verde o líquido transparente excesivo alrededor de la lesión. Estos son signos de infección.
  • Bordes negros alrededor de la herida. Esto es un signo de tejido muerto.
  • Sangrado en el sitio de la lesión que no se detiene después de 10 minutos de presión directa.
  • Una fiebre superior a 100°F (37. 7°C) por más de 4 horas.
  • Dolor en la herida que no desaparece, incluso después de tomar analgésicos.
  • Una herida que se ha abierto o los puntos de sutura o las grapas que se han salido demasiado pronto.

Cómo sanan las cortaduras; Cómo sanan las raspaduras; Cómo sanan las heridas punzantes; Cómo sanan las quemaduras; Cómo sanan las úlceras de decúbito; Cómo sanan las laceraciones Leong M, Murphy KD, Phillips LG. Wound healing. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 6. Smith SF, Duell DJ, Martin BC, Aebersold M, Gonzalez L. Wound care and dressings.

  1. In: Smith SF, Duell DJ, Martin BC, Aebersold M, Gonzalez L, eds;
  2. Clinical Nursing Skills: Basic to Advanced Skills;
  3. 9th ed;
  4. New York, NY: Pearson; 2017:chap 25;
  5. Versión en inglés revisada por: Debra G;
  6. Wechter, MD, FACS, general surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA;

Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A. Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc..

¿Cómo saber si una herida está infectada de tétanos?

¿Cuáles son los signos de las heridas?

¿Qué es lo blanco que se ve en una herida?

Cuando Ir Al Medico Por Una Herida Un motivo frecuente de duda tras una cirugía es la posibilidad de que aparezcan infecciones subclínicas, especialmente a nivel de las zonas de sutura o puntos. Tras una cirugía se produce una respuesta inflamatoria en el cuerpo que busca evitar las infecciones y favorecer la cicatrización de los tejidos. Esta situación desencadenada por la agresión quirúrgica conlleva la estimulación de células de defensa que al reaccionar enrojecen los tejidos, calientan las cicatrices e incluso generan exudados o colecciones líquidas alrededor de las heridas sin que ello indique la presencia de una infección.

  1. En las zonas suturadas es frecuente la presencia de enrojecimiento y leves secreciones resultado del proceso de reparación;
  2. Esas secreciones blanco amarillentas son fisiológicas y deseables ya que son ricas en factores de crecimientos y otros estimulantes del cierre de las heridas;

Cuando aparecen malolientes puede ocurrir por tres fenómenos, en orden de frecuencia: insuficiente limpieza de la zona, lo que es frecuente en los primeros días tras la cirugía; por maceración o sufrimiento de la herida, lo que es habitual en zonas como la axila o el ombligo o si no secamos bien las heridas y por último puede deberse a infecciones subclínicas.

Otro signo que se confunde con frecuencia con una infección de la herida quirúrgica es la presencia de exudado blanquecino en los puntos similar al pus pero de menor densidad. Por lo general, lo que observamos es fibrina, creada por el organismo para cicatrizar.

En pacientes con baja tolerancia a los puntos internos o que no son capaces de reabsorberlos esta formación de fibrina aumenta hasta aparecer en la zona de la herida. Es incluso frecuente, que días después veamos asomar los extremos de algún punto que el organismo no es capaz de digerir y trata de expulsarlo.

La presencia de pequeñas zona de piel blanquecina en la herida que suele crear alarma es debida, con cierta frecuencia, a la tensión a la que se encuentra la cicatriz que determina que la circulación llegue con dificultad a los bordes de la herida produciéndose un déficit de oxígeno en la zona y generándose una zona que el propio cuerpo elimina generando esa zona blanquecina y de aspecto poco agradable que suele desaparecer dejando una pequeña costra en su lugar mientras en profundidad se inicia la reparación del tejido.

En todos los casos anteriores lo ideal es mantener un contacto sencillo y ágil con el equipo quirúrgico, muchas veces con una simple foto podemos obtener una respuesta tranquilizadora por parte del especialista. Por otro lado, sí que debemos sospechar infección si aparece fiebre mayor de 37,5 grados, aparición de secreciones y exudados continuos y densos o ante enrojecimiento y rubor de grandes áreas alrededor de las suturas..

¿Cuánto tiempo tarda en sanar una herida infectada?

Algunas heridas no se curan como deberían. Una herida infectada puede ser más peligrosa que la herida en sí misma. Te ayudamos a detectar los síntomas que indican que una herida se ha infectado y cómo puedes tratarla. – En AXA Health Keeper te damos consejos de salud para que te cuides y cuides de los tuyos.

Regístrate y descubre nuestro amplio cuadro médico. Una herida pasa por varias etapas de curación naturales: tras el sangrado, empieza a formarse una costra. Puede haber algo de hinchazón, dolor o enrojecimiento, pero no debe durar demasiado.

A medida que la herida empieza a sanar, comenzará a crecer tejido nuevo sobre la herida. En general, esto lleva unas dos semanas , en función de la gravedad de la herida. Cuando esto no es así, lo más probable es que se haya infectado.

¿Cómo se puede curar una herida infectada?

Paso 3 – Aplica una pomada antibiótica y cubre la herida con una venda limpia. Si la zona tiene ampollas o secreción, lo ideal es mantener la herida bien tapada para evitar que la infección empeore. La elección de esta pomada suele hacerla un profesional.

  • Sin embargo, algunas marcas muy reconocidas ofrecen opciones de pomadas antibióticas que puedes comprar sin prescripción médica y mantener en casa o en tu botiquín de primeros auxilios;
  • Una vez limpia y tapada la herida, es fundamental que la vigiles y la limpies diariamente hasta que comience a cicatrizar ; también puedes optar por soluciones naturales para agilizar la cicatrización como el aloe vera;
See also:  Angiologista É Medico De Que?

Si observas que pasan los días y la herida aún presenta un aspecto rojo y la zona está caliente e hinchada, lo más probable es que se trate de una infección más complicada por lo que recomendamos que asistas a tu centro médico más cercano para recibir un diagnóstico profesional.

  1. Ahora que ya conoces cómo limpiar una herida infectada, es importante que procures mantener productos especializados en casa para actuar de forma inmediata en caso de presentar heridas como por ejemplo; gasas, suero fisiológico, vendajes, pomada antiséptica, etc;

En la tienda online de Mi Farma puedes adquirir todos los productos que necesitas para curar heridas infectadas y garantizar tu salud y la de toda tu familia. Para usar directamente en la limpieza y desinfección de cualquier clase de herida Nutre, calma, repara y regenera la piel, formulado sin parabenos y sin colorantes artificiales Pomada cicatrizadora para curar heridas y piel dañada.

¿Qué tipo de herida es más grave?

Las heridas son el resultado de una rotura de la superficie de la piel, causada muchas veces por un objeto cortante. Las lesiones tisulares se reparan mediante el recambio del tejido lesionado. Si la pérdida de tejido es poco importante, suele bastar con aproximar los bordes de la herida, pero si la pérdida de tejido es considerable la curación se prolonga durante mucho más tiempo.

Las heridas son causadas por cortes, desgarros, quemaduras y aplastamientos de la piel. También pueden ser consecuencia del calor y del enfriamiento. El calor excesivo desnaturaliza las proteínas y el enfriamiento por debajo de los cero grados produce formación de cristales en el interior de las células.

También son causa de heridas las corrientes eléctricas intensas, la agresión química y la interrupción del aporte sanguíneo. Es importante conocer la causa de la herida para establecer el tratamiento más adecuado y el tiempo previsto de cicatrización. También hay que saber cuánto tiempo ha transcurrido desde que se produjo la herida, para evitar complicaciones.

Hay que evaluar la posibilidad de que el paciente no declare la verdad sobre el origen de sus heridas. Si se trata de un niño, debe tenerse en cuenta la posibilidad de que la lesión haya sido causada en el entorno doméstico y que no sea accidental.

Otras veces el paciente oculta la causa de su lesión porque ésta se ha producido en circunstancias que no quiere que los demás conozcan, como el desarrollo de alguna actividad ilegal o de relaciones que prefiere no desvelar. Tipos de heridas Las heridas se clasifican según su extensión, localización, profundidad, gravedad, pronóstico y agente causal.

Una de las clasificaciones más habituales de las heridas es la siguiente: ­ Abiertas. Cuando muestran una abertura en la piel. ­ Contusas. Son lesiones de los tejidos sin solución de continuidad en la piel.

­ Incisas. Producidas por objetos cortantes. ­ Penetrantes. Las que entran en una cavidad corporal. ­ Punzantes. Causadas por instrumentos punzantes. Heridas agudas La causa más frecuente de heridas agudas es el bisturí del cirujano. En las intervenciones quirúrgicas, las incisiones son lineales para tener acceso a las estructuras subyacentes.

  1. Las incisiones se hacen en condiciones de asepsia y procurando producir el menor traumatismo posible a los tejidos circundantes;
  2. Terminada la intervención, se utilizan suturas para aproximar los bordes cutáneos;

De esta forma, queda minimizado el trabajo de reparación de los nuevos tejidos. Algunas heridas producen complicaciones graves en los pacientes, pero lo habitual es que si reciben un tratamiento adecuado se curen y no dejen secuelas. Uno de los problemas de las heridas agudas es el aspecto estético.

  1. Hay heridas que clínicamente están bien cicatrizadas, pero que afean el aspecto de la persona, lo que reduce su calidad de vida;
  2. En lo posible, hay que seguir técnicas de intervención y curación que no sólo conduzcan a la cicatrización, sino también a la menor desfiguración posible;

Una laceración o erosión facial, después de curada, supone una grave complicación para el paciente, ya que puede comportar una desfiguración permanente, con problemas psicológicos y complicaciones familiares, emotivas y laborales. Un porcentaje de heridas experimenta complicaciones.

Durante el proceso de curación pueden producirse necrosis, dehiscencia de la sutura, hematomas e infecciones. Las infecciones y los hematomas producen hinchazón y aumento de la tensión en la herida suturada.

La tensión reduce el aporte sanguíneo, por lo que la cicatrización es más lenta y puede incluso llegar a producirse la muerte celular, es decir, la necrosis, que es la complicación más grave de las heridas, tengan o no un origen quirúrgico. Heridas pequeñas y erosiones Hay heridas que se reducen a arañazos, rozaduras o cortes superficiales, que suelen ser producidas por elementos cortantes limpios, como cuchillos y hojas de afeitar.

En estos casos basta secar las gotas de sangre y aplicar una tira, que será de plástico cuando el corte se haya producido en los dedos o las manos y se deba tocar agua con cierta frecuencia. Si la herida superficial es consecuencia de una caída, puede ser poco sangrante pero con pérdida de una cierta porción de piel.

Este tipo de heridas requiere una limpieza y desinfección a fondo para eliminar los restos de suciedad que hayan podido quedar adheridos a los bordes de la herida y para evitar el riesgo de infecciones y las reacciones que retrasarían la cicatrización.

Las he ridas producidas por instrumentos de labranza o por caídas en jardines, campos y cuadras tienen un elevado riesgo de producir tétanos. Debe consultarse al médico para que éste decida si es conveniente la administración de la vacunación antitetánica.

La gravedad de las quemaduras aumenta cuando resultan afectadas áreas amplias de piel o cuando la lesión es profunda Heridas incisas profundas Las heridas superficiales pueden ser tratadas sin necesidad de la asistencia de un médico. Por el contrario, las heridas profundas siempre deben ser tratadas por facultativos.

  • Algunas caídas y golpes producen heridas incisas de pequeño tamaño pero muy profundas;
  • Las heridas de arma blanca suelen presentar un corte exterior pequeño y una gran profundidad, por lo que son muy peligrosas;

Según el tamaño de la herida, será conveniente la aplicación de algunos puntos de sutura después de que se haya procedido a la desinfección de la herida. Quemaduras Después de una quemadura se produce una lesión por coagulación y desnaturalización de las proteínas celulares.

Las quemaduras se deben al contacto directo con una llama, con un objeto caliente o con líquidos a temperaturas elevadas, por radiación causada por una fuente de calor o por el paso de la corriente eléctrica.

La gravedad de las quemaduras aumenta cuando resultan afectadas áreas amplias de piel o cuando la lesión es profunda. El tamaño es muy importante, pues determina el volumen de líquido perdido. La quemadura es más profunda cuanto mayor haya sido la temperatura causante de la lesión.

  • Además de la tradicional clasificación en grados, las quemaduras se clasifican según su profundidad: ­ Superficial parcial;
  • Curará sin cicatriz;
  • ­ Profunda parcial;
  • Al curar puede dejar una cicatriz significativa;
See also:  Medico Que Inseminaba A Sus Pacientes?

­ Profunda total. Siempre deja como secuela una cicatriz significativa. Las más dolorosas son las primeras, porque resultan afectados los receptores nerviosos. Las segundas y las terceras son más graves pero menos dolorosas, porque han resultado destruidos los receptores nerviosos.

La pérdida de líquido, cuando es considerable, puede implicar riesgos de insuficiencia renal. Otra posible complicación de las quemaduras son las infecciones: al quemarse la piel se pierden las defensas ante los gérmenes.

La infección resultante puede ser local o generalizada si pasa al torrente sanguíneo. Algunos grupos de personas son propensos al riesgo de sufrir quemaduras: niños, epilépticos, alcohólicos, drogadictos, ancianos y pacientes que tienen alterada su conciencia y sensibilidad.

Si la quemadura se ha producido por agua hirviente, vapor, aceite caliente o con una plancha, hay que colocar cuanto antes la parte afectada bajo un chorro de agua fría. Es muy aconsejable aplicar cubitos de hielo dentro de un pañuelo.

Se consigue bajar la temperatura de la parte quemada, reducir la inflamación y disminuir la aparición de ampollas. Además, el frío tiene un efecto anestésico. Cuando la causa de la quemadura ha sido el fuego, hay que actuar de forma similar. Debe cubrirse la parte quemada con una venda, incluso con una sábana limpia si la zona afectada es muy grande, y trasladar al enfermo a un hospital para que reciba el tratamiento adecuado.

  • Úlceras Las úlceras son zonas heridas que curan lentamente;
  • Su cicatrización es difícil y requieren atención continuada durante mucho tiempo;
  • Se trata de heridas crónicas en las que ha resultado impedida la restauración de los tejidos afectados;

Es habitual que aparezcan en personas postradas y en enfermos crónicos, sobre todo en ancianos. Si el paciente permanece mucho tiempo en la cama o sentado en una silla de ruedas, la presión que los huesos ejercen sobre la piel produce un bloqueo de los vasos sanguíneos y la consiguiente degeneración de los tejidos.

El riesgo aumenta en presencia de humedad, ya sea causada por el sudor o por la incontinencia. Para prevenir la aparición de úlceras es necesario cambiar de posición a los enfermos cada 2-3 horas y con una frecuencia mayor cuando permanecen sentados, ya que el riesgo es mayor.

Se deben hacer masajes en las partes afectadas por la presión de los huesos, con alcohol o con una crema hidratante. El masaje no debe realizarse si ya existen lesiones ulcerosas. La piel debe mantenerse seca y limpia, empleando un jabón de pH 5. Las sábanas deben estar secas y sin arrugas.

¿Cuáles son las heridas complicadas?

Hay diferentes tipos de heridas , unas necesitan una atención más urgente que otras. Su aspecto nos dará una idea de a qué tipo de herida nos enfrentamos y cómo actuar ante ellas:

  • Heridas abiertas: con separación de la piel. Debemos comprobar la distancia que hay de un borde a otro de la herida, y la profundidad. Si no es muy abierta, no será necesaria una sutura.
  • Heridas cerradas: no se observa separación de la piel, pero generalmente hay hematoma. Suelen estar producidas por golpes, y requieren una atención rápida para descartar el compromiso de algún órgano o de la circulación.
  • Heridas simples: alcanzan solamente a la piel sin afectar ninguna función del organismo. La persona solo manifiesta dolor local, no se queja de dolor en órganos internos.
  • Heridas complicadas: son extensas y profundas, con hemorragia abundante, y generalmente conllevan lesiones de músculos, nervios, vasos u órganos internos. Son muy llamativas y se reconocen fácilmente.

¿Qué es una herida grave?

Son aquellas que reúnen uno o más factores de gravedad. Este tipo de heridas suelen llevar una patología asociada más grave que la propia herida, por ello el socorrista sólo debe realizar la primera atención para que posteriormente sea tratada en un Centro Asistencial.

¿Cómo saber si hay pus en una herida?

¿Cuántas veces al día se cura una herida?

Lavado de la herida Cuando sea seguro lavar la herida, hágalo sólo 1 ó 2 veces al día. No frote ni sumerja la herida.

¿Qué antibiotico es bueno para una herida infectada?

De forma empírica, en las heridas contaminadas se utiliza como antibioterapia profiláctica: amoxicilina 500 mg + ácido clavulánico 125 mg, una dosis cada 8 horas o cefazolina y en casos de alergias doxiciclina más clindamicina.

¿Qué pasa cuando una herida no sana?

‘Si una herida no cicatriza o el proceso es más lento que lo normal, el riesgo más importante es que se pueda infectar y esto puede condicionar una infección sistémica o que aumente de tamaño y desarrolle una gangrena en la extremidad afectada.

¿Cuánto tiempo es normal que supura una herida?

El cuerpo humano es muy sabio y ante cualquier herida, pone en marcha de inmediato un complejo mecanismo celular y vascular para controlar la hemorragia, protegerse de una posible infección y reparar los tejidos dañados. En las heridas agudas el proceso de cicatrización natural dura de 7 a 14 días, y a los 21 días la herida está ya totalmente cerrada.

  • Cuando una herida no se ha curado espontáneamente dentro de ese plazo, es porque hay alteraciones en los mecanismos de cicatrización y estamos ante una herida cutánea crónica , también llamada úlcera;

Las heridas crónicas suelen afectar a tejidos más profundos -dermis, tejido muscular, tendones-, y se manifiestan mediante inflamación, enrojecimiento de los bordes de la herida y dolor. Los tratamientos de cura húmeda como los apósitos Tiritas® EFFECT se utilizan preferiblemente en la cura de heridas agudas, dado que aceleran el proceso de cicatrización, además de proteger la herida y dar mejores resultados estéticos.

¿Qué causa la mala cicatrización?

Las condiciones que reducen el flujo sanguíneo y la oxigenación son causas comunes de mala cicatrización de heridas. La edad avanzada, la diabetes, la enfermedad vascular periférica y la presión arterial alta pueden afectar la circulación e interferir con la curación.

¿Qué hacer en caso de una herida infectada?

Paso 3 – Aplica una pomada antibiótica y cubre la herida con una venda limpia. Si la zona tiene ampollas o secreción, lo ideal es mantener la herida bien tapada para evitar que la infección empeore. La elección de esta pomada suele hacerla un profesional.

  1. Sin embargo, algunas marcas muy reconocidas ofrecen opciones de pomadas antibióticas que puedes comprar sin prescripción médica y mantener en casa o en tu botiquín de primeros auxilios;
  2. Una vez limpia y tapada la herida, es fundamental que la vigiles y la limpies diariamente hasta que comience a cicatrizar ; también puedes optar por soluciones naturales para agilizar la cicatrización como el aloe vera;

Si observas que pasan los días y la herida aún presenta un aspecto rojo y la zona está caliente e hinchada, lo más probable es que se trate de una infección más complicada por lo que recomendamos que asistas a tu centro médico más cercano para recibir un diagnóstico profesional.

  • Ahora que ya conoces cómo limpiar una herida infectada, es importante que procures mantener productos especializados en casa para actuar de forma inmediata en caso de presentar heridas como por ejemplo; gasas, suero fisiológico, vendajes, pomada antiséptica, etc;

En la tienda online de Mi Farma puedes adquirir todos los productos que necesitas para curar heridas infectadas y garantizar tu salud y la de toda tu familia. Para usar directamente en la limpieza y desinfección de cualquier clase de herida Nutre, calma, repara y regenera la piel, formulado sin parabenos y sin colorantes artificiales Pomada cicatrizadora para curar heridas y piel dañada.

Adblock
detector