Cuando Ir Al Medico Por Presion Alta?

Cuando Ir Al Medico Por Presion Alta
Diagnóstico – El médico te preguntará acerca de tus antecedentes médicos y te realizará una exploración física. El médico, el enfermero u otro asistente médico colocará un brazalete inflable alrededor del brazo y medirá la presión arterial con un tensiómetro. Las mediciones de la presión arterial se clasifican en varias categorías:

  • Presión arterial normal. Tu presión arterial es normal si se encuentra por debajo de 120/80 mm Hg.
  • Presión arterial elevada. La presión arterial elevada es una presión sistólica de 120 a 129 mm Hg y una presión diastólica por debajo (no por encima) de 80 mm Hg. La presión arterial elevada tiende a empeorar con el tiempo, a menos que se tomen medidas para controlarla. La presión arterial elevada también puede llamarse prehipertensión.
  • Hipertensión de etapa 1. La hipertensión de etapa 1 es una presión sistólica que oscila entre 130 y 139 mm Hg o una presión diastólica que oscila entre 80 y 89 mm Hg.
  • Hipertensión de etapa 2. La hipertensión de etapa 2, que es una hipertensión más grave, es una presión sistólica de 140 mm Hg o superior, o una presión diastólica de 90 mm Hg o superior.
  • Crisis hipertensiva. Una presión arterial superior a los 180/120 mm Hg es una situación de emergencia que requiere atención médica de urgencia. Si tienes este resultado cuando tomas tus medicamentos para la presión arterial en casa, espera algunos minutos y vuelve a hacer la prueba.
    1. La presión arterial en general debe medirse en ambos brazos para determinar si hay alguna diferencia;
    2. Es importante usar un brazalete del tamaño adecuado;
    3. Si tu presión arterial todavía sigue alta, comunícate con tu médico de inmediato;

    Si también tienes dolor en el pecho, problemas de visión, entumecimiento o debilidad, problemas para respirar o algún signo o síntoma de un accidente cerebrovascular o ataque cardíaco, llama al 911 o al número médico de emergencia local.

Ambos números en una lectura de presión arterial son importantes. Pero después de los 50 años de edad, la medición sistólica es incluso más importante. La hipertensión sistólica aislada es un trastorno en que la presión diastólica es normal (menor de 80 mm Hg), pero la presión sistólica es alta (mayor de o igual a 130 mm Hg).

¿Qué pasa si tengo la presión en 150 90?

Síntomas y efectos de la Hipertensión Arterial – Contrariamente a la creencia popular, la presión arterial alta usualmente no presenta síntomas y el paciente la padece sin saberlo. En algunos casos raros, y especialmente cuando la presión sanguínea es muy alta, la persona puede presentar estos síntomas: Dolor de cabeza persistente, visión doble o borrosa, falta de aliento o agitación constante.

Si presenta alguno de estos síntomas debe concurrir al médico de inmediato. La presión arterial alta no tratada puede conducir a enfermedades graves, incluyendo accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca e incluso los riñones.

El aumento de la presión que ejerce la sangre en las arterias durante mucho tiempo tiene efectos en los vasos sanguíneos y en el corazón: – Accidente cerebrovascular o ACV: se rompe un vaso sanguíneo (o se obstruye) y se corta el suministro de sangre a una parte del cerebro.

  1. – Ataque al corazón: este órgano deja de recibir sangre repentinamente;
  2. – Embolia: se produce cuando una burbuja de aire o un coágulo obstruye el paso de la sangre en un vaso;
  3. – Aneurisma: la pared de un vaso sanguíneo se rompe por no soportar la presión y se produce una hemorragia;

También la hipertensión arterial tiene efectos sobre los riñones: la presión rompe los pequeños vasos sanguíneos que irrigan el riñón. Esto produce una serie de síntomas, como: Cansancio, p iernas, pies y manos hinchados por retención de agua, s angre en la orina, o rinar varias veces de noche y/o p icazón en la piel.

¿Qué pasa si tengo presión alta y no me médico?

Complicaciones – El exceso de presión en las paredes de las arterias que provoca la presión arterial alta puede dañar los vasos sanguíneos y los órganos. Mientras más alta sea la presión arterial y más tiempo pase sin controlarse, mayor será el daño. La presión arterial alta no controlada puede ocasionar complicaciones como las siguientes:

  • Ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. La presión arterial alta puede endurecer y engrosar las arterias (ateroesclerosis), lo cual puede ocasionar un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular u otras complicaciones.
  • Aneurisma. El aumento de la presión arterial puede causar el debilitamiento de los vasos sanguíneos y la aparición de protuberancias en ellos, lo que provoca la formación de un aneurisma. Si se rompe un aneurisma, puede ser mortal.
  • Insuficiencia cardíaca. Para bombear sangre con mayor presión en los vasos sanguíneos, el corazón debe realizar mayores esfuerzos. Esto hace que las paredes de la cámara de bombeo del corazón se engrosen (hipertrofia ventricular izquierda). Con el tiempo, el músculo engrosado tiene más dificultades para bombear la cantidad suficiente de sangre para cubrir las necesidades del cuerpo, lo que puede ocasionar insuficiencia cardíaca.
  • Vasos sanguíneos debilitados y estrechos en los riñones. Esto puede provocar el funcionamiento anormal de estos órganos.
  • Vasos sanguíneos engrosados, estrechos o rotos en los ojos. Esto puede ocasionar la pérdida de la vista.
  • Síndrome metabólico. Este síndrome es un grupo de trastornos del metabolismo del cuerpo que incluye un aumento del tamaño de la cintura, niveles altos de triglicéridos, niveles bajos de colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL) (el colesterol “bueno”), presión arterial alta y niveles altos de insulina.
  • Problemas de memoria o comprensión. La presión arterial alta no controlada también puede afectar tu capacidad para pensar, recordar y aprender. Los problemas con la memoria o con la comprensión de conceptos son más comunes en personas con presión arterial alta.
  • Demencia. El estrechamiento o bloqueo de las arterias puede limitar el flujo sanguíneo al cerebro y generar un cierto tipo de demencia (demencia vascular). Un accidente cerebrovascular que interrumpe el flujo sanguíneo hacia el cerebro también puede causar demencia vascular.

¿Qué debo hacer si se me sube la presión?

Presión Baja: ¿Cómo puedo hacer para subirla? – En contraparte, hay pacientes que, por diferentes motivos, pueden notar una caída de la presión arterial y que, en oportunidades, se puede acompañar de sensación de mareos, decaimiento general, sueño y hasta sensación de desvanecimiento en algunos casos. Mientras tanto, cuando el paciente note que su tensión está baja es muy importante que incorpore ciertas medidas:

  • Evitar incorporarse demasiado rápido
  • No hacer movimientos bruscos 
  • Evitar actividades extenuantes 
  • Contemplar la posibilidad de hacer reposo en el domicilio, para no agravar los síntomas.
  • Además, se recomienda ingerir mayor cantidad de líquidos o hasta algunas veces incorporar algún alimento con sal temporariamente.

Fuente: Dr. Tomás Amuchástegui.

¿Qué pasa si tengo 170 de presión arterial?

La presión arterial extremadamente alta —una presión máxima ( presión sistólica) de 180 milímetros de mercurio (mm Hg) o más o una presión mínima ( presión diastólica) de 120 mm Hg o más— puede dañar los vasos sanguíneos. Los vasos sanguíneos se inflaman y podrían generar pérdidas de líquido o sangre.

¿Por qué se sube la presión de repente?

Tu reacción al estrés puede afectar tu presión arterial – Tu cuerpo produce una oleada de hormonas cuando estás en una situación estresante. Estas hormonas aumentan temporalmente la presión arterial y hacen que tu corazón lata más rápido y que los vasos sanguíneos se estrechen. Ciertas conductas están relacionadas con una presión arterial más alta, como:

  • Fumar
  • Beber demasiado alcohol
  • Comer alimentos poco saludables

Además, las enfermedades cardíacas pueden estar asociadas a ciertos trastornos de salud relacionados con el estrés, como:

  • ansiedad
  • Depresión
  • Aislamiento de amigos y familiares

Pero no hay evidencia de que estos trastornos estén directamente relacionadas con la presión arterial alta. En cambio, las hormonas que produce tu cuerpo cuando estás estresado emocionalmente pueden dañar las arterias y producir una cardiopatía. Además, algunos síntomas, como los causados por la depresión, pueden hacer que te olvides de tomar los medicamentos para controlar la presión arterial alta u otras afecciones cardíacas.

No hay pruebas de que el estrés por sí solo cause presión arterial alta a largo plazo. Pero reaccionar al estrés de manera poco saludable puede aumentar el riesgo de tener presión arterial alta, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Los aumentos en la presión arterial relacionados con el estrés pueden ser drásticos. Pero cuando el estrés desaparece, la presión arterial regresa a la normalidad. Sin embargo, incluso los picos frecuentes y temporales en la presión arterial pueden dañar los vasos sanguíneos, el corazón y los riñones de una manera similar a la presión arterial alta a largo plazo.

¿Cómo bajar la presión arterial en minutos?

¿Cuando la presión arterial alta es peligrosa?

Diagnóstico – El médico te preguntará acerca de tus antecedentes médicos y te realizará una exploración física. El médico, el enfermero u otro asistente médico colocará un brazalete inflable alrededor del brazo y medirá la presión arterial con un tensiómetro. Las mediciones de la presión arterial se clasifican en varias categorías:

  • Presión arterial normal. Tu presión arterial es normal si se encuentra por debajo de 120/80 mm Hg.
  • Presión arterial elevada. La presión arterial elevada es una presión sistólica de 120 a 129 mm Hg y una presión diastólica por debajo (no por encima) de 80 mm Hg. La presión arterial elevada tiende a empeorar con el tiempo, a menos que se tomen medidas para controlarla. La presión arterial elevada también puede llamarse prehipertensión.
  • Hipertensión de etapa 1. La hipertensión de etapa 1 es una presión sistólica que oscila entre 130 y 139 mm Hg o una presión diastólica que oscila entre 80 y 89 mm Hg.
  • Hipertensión de etapa 2. La hipertensión de etapa 2, que es una hipertensión más grave, es una presión sistólica de 140 mm Hg o superior, o una presión diastólica de 90 mm Hg o superior.
  • Crisis hipertensiva. Una presión arterial superior a los 180/120 mm Hg es una situación de emergencia que requiere atención médica de urgencia. Si tienes este resultado cuando tomas tus medicamentos para la presión arterial en casa, espera algunos minutos y vuelve a hacer la prueba.
    • La presión arterial en general debe medirse en ambos brazos para determinar si hay alguna diferencia;
    • Es importante usar un brazalete del tamaño adecuado;
    • Si tu presión arterial todavía sigue alta, comunícate con tu médico de inmediato;

    Si también tienes dolor en el pecho, problemas de visión, entumecimiento o debilidad, problemas para respirar o algún signo o síntoma de un accidente cerebrovascular o ataque cardíaco, llama al 911 o al número médico de emergencia local.

Ambos números en una lectura de presión arterial son importantes. Pero después de los 50 años de edad, la medición sistólica es incluso más importante. La hipertensión sistólica aislada es un trastorno en que la presión diastólica es normal (menor de 80 mm Hg), pero la presión sistólica es alta (mayor de o igual a 130 mm Hg).

¿Qué pasa si me duermo con la presión alta?

el riesgo de la tensión alta de NOCHE Lo que el estudio deja patente es que hay mayor peligro de sufrir un accidente cardiovascular, como un ictus o un ataque al corazón, si los niveles de tensión están altos por la noche.

¿Qué pasa si tengo la presión 150 100?

Cuando Ir Al Medico Por Presion Alta Una crisis hipertensiva ( hipertensión arterial o presión alta) es cuando la presión arterial aumenta de forma rápida y grave con lecturas de 180/120 o más. Las consecuencias de la presión arterial no controlada en este rango pueden ser graves e incluyen:

  • Derrame cerebral
  • Pérdida de consciencia
  • Pérdida de memoria
  • Ataque al corazón
  • Daños en los ojos y los riñones
  • Deterioro de la función renal
  • Disección aórtica
  • Angina (dolor torácico inestable)
  • Edema pulmonar (acumulación de líquido en los pulmones)
  • Eclampsia

Una lectura elevada puede ir acompañada o no de uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Fuerte dolor de cabeza
  • Respiración entrecortada
  • Hemorragia nasal
  • Ansiedad grave

¿Cómo bajar la presion arterial rápido en casa?

¿Cómo reducir la presión arterial en 5 minutos?

¿Cómo bajar la presión 170 90?

¿Cuándo te va a dar un infarto se te sube la presión?

– La Asociación Americana del Corazón indica que, durante un ataque cardíaco, el músculo cardíaco sufrirá daños debido a la falta de oxígeno. Esto puede debilitar el corazón, lo que puede causar que la presión sanguínea disminuya durante o después de un ataque cardíaco.

La presión sanguínea baja puede comprometer el flujo sanguíneo al corazón. El estrés durante un ataque cardíaco también puede aumentar la presión sanguínea. Una vez que se comienza el tratamiento, los médicos controlarán la presión sanguínea y la estabilizarán, si es necesario.

La presión sanguínea más alta puede aumentar la demanda de oxígeno hacia el corazón.

¿Cuál es la presión arterial antes de un infarto?

NUEVA YORK – Casi medio siglo después de que rigurosos estudios demostraron que los medicamentos que bajan la presión sanguínea evitan los ataques cardiacos , las apoplejías y las muertes, los investigadores siguen sin saber cuán baja debería ser la presión sanguínea.

  • Más de 58 millones de estadounidenses toman estos medicamentos, pero esta pregunta fundamental sigue sin ser respondida;
  • “Todos sabemos que tratar la hipertensión es bueno, pero no sabemos cuán agresivos deberíamos ser”, dijo el doctor Michael Lauer, director de la División de Ciencias Cardiovasculares del Instituto Nacional de Cardiología, Neumología y Hematología;

El instituto está buscando respuestas definitivas como parte de su misión para reducir las muertes por enfermedades cardiovasculares, continuando con el desplome de varias décadas en las tasas de mortalidad por este importante asesino. Los resultados de un estudio grande y riguroso, llamado SPRINT por la sigla en inglés de Ensayo de Intervención de la Presión Sanguínea Sistólica, se esperan para 2017.

Los investigadores están dando seguimiento a 9 mil adultos de edad mediana y mayores con alta presión sanguínea. A la mitad se les asignó al azar para hacer que su presión sistólica – el número superior que mide la presión sanguínea cuando el corazón se contrae – baje de 120 mientras que los otros debían bajarla a menos de 140.

El estudio medirá no solo los ataques cardiacos, apoplejías y enfermedades renales, sino también los efectos sobre el cerebro. ¿La gente piensa mejor y evita la demencia con una presión menor? 1 Cuando Ir Al Medico Por Presion Alta Mientras tanto, los médicos están tomando decisiones en medio de una neblina de incertidumbre. ¿Qué hay de un paciente como Glenn Lorenzen, de 67 años de edad, cuya presión sistólica alcanzó la atemorizante cifra de 220 en octubre? En un día frío en diciembre en la clínica cardiovascular en el hospital de Asuntos de Veteranos de Boston, había recibido la buena noticia de que los medicamentos y la pérdida de peso habían reducido su lectura a 124.

¿Debería estar contento? ¿Debería buscar reducirla a 120? ¿O debería bajarle un poco a los medicamentos y permitir que su presión subiera a 140 o incluso 150? Una forma de pensamiento dice que la presión sanguínea sube con la edad para bombear más sangre al cerebro.

Otra dice que la hipertensión daña al cerebro, quizá causando mini apoplejías silenciosas. “No sabemos qué es lo correcto”, dijo David Reboussin, un especialista en bioestadística en la Universidad Wake Forest que es un investigador principal del nuevo estudio federal.

La tendencia en la geriatría es permitir que la presión suba, aunque no por encima de 150, dijo el doctor Alfred Cheung, investigador del estudio que es nefrólogo y profesor de medicina en la Universidad de Utah.

“No se basa en datos duros”, dijo. La falta de evidencia está en el centro de una disputa que es en parte un artefacto de la forma en que evolucionó el pensamiento sobre la presión sanguínea. MEDICAMENTOS VS. SABIDURÍA POPULAR Cuando los medicamentos para reducir la presión sanguínea llegaron al mercado en los años 50, muchos médicos no sabían si deberían prescribirlos.

  1. Pensaban que la presión sistólica debía ser de 100 más la edad de una persona;
  2. La sabiduría popular era que los vasos sanguíneos se endurecían con la edad, de manera que la presión más alta ayudaba a impulsar la sangre a través de ellos;

Esa opinión fue desacreditada en 1967 cuando un riguroso estudio que comparaba los medicamentos con un placebo terminó antes porque quienes tomaban las medicinas tuvieron muchos menos apoplejías y ataques cardiacos. Los medicamentos se volvieron básicos en la medicina, y se les atribuye salvar millones de vidas.

Muchos primeros ensayos clínicos ni siquiera abordaban la presión sistólica, que es el centro de la atención hoy. En vez de ello, analizaban la presión diastólica, la cifra más baja, que representa la presión en los vasos sanguíneos cuando el corazón se relaja entre latidos.

“El pensamiento general – incorrectamente – era que conforme uno envejece, la presión sistólica aumenta naturalmente” para suministrar sangre al cerebro, dijo el doctor William C. Cushman, jefe de medicina preventiva en el Centro Médico VA en Memphis, Tennessee.

Fue solo en 1991 cuando se publicó el primer estudio sobre la presión sistólica. Este estudio e investigación subsecuente concluyeron que el objetivo del tratamiento debería ser un nivel por debajo de 150 para evitar ataques cardiacos, fallas cardiacas y apoplejías.

Casi ningún estudio examinó los resultados en metas más bajas. 1 Cuando Ir Al Medico Por Presion Alta Así que los médicos y los formuladores de lineamiento tienen un dilema, dijo Cushman. “La epidemiología es congruente en que tener una presión sistólica de 120 o incluso por debajo de 120 se asocia con una mortalidad cardiovascular reducida. Pero eso no necesariamente significa que el tratamiento con medicamentos para llegar a ese nivel le dará beneficio a la persona”.

La preocupación es que los medicamentos siempre tienen más efectos que aquel por el cual se usan. Así que una presión sanguínea reducida con medicamentos no necesariamente es la misma que una reducida naturalmente.

Los lineamientos de los expertos cubren todo el espectro. Un comité designado por el Instituto Nacional de Cardiología, Neumología y Hematología sugiere una presión sistólica por debajo de 150 para las personas mayores de 60 años. La Asociación Americana del Corazón y otros grupos dicen que debería ser menor a 140.

Y no es solo la cuestión de la meta correcta para la presión sistólica. La presión sanguínea y los niveles de colesterol son tratados ahora de manera muy diferente. Los lineamientos sobre el colesterol toman en cuenta el riesgo general de un paciente de un ataque cardiaco.

Pero con la presión sanguínea , al menos para los lineamientos estadounidenses, lo único que importa son los niveles de presión sanguínea y no otros factores como el historial familiar o los niveles de colesterol. Sin embargo, así fue cómo se diseñaron los estudios, dijo Cushman.

  1. Los ensayos sobre el colesterol tomaron en cuenta otros riesgos;
  2. Los ensayos sobre la presión sanguínea analizaron solo la presión sanguínea;
  3. Pero evidentemente algunas personas están en menor riesgo que otras aun cuando tengan la misma presión sanguínea;

No obstante, a todos se les trata igual. ¿Eso debería cambiar? DIETA Y EJERCICIO, UNA OPCIÓN Ese tipo de inconsistencia deja a muchos médicos en un dilema. El doctor de Lorenzen en el hospital de Asuntos de Veteranos de Boston, el doctor J. Michael Gaziano, un profesor de medicina en Harvard, considera el riesgo general de un paciente y es un predicador de la pérdida de peso y el ejercicio para estimular los efectos de los medicamentos para la presión sanguínea.

  1. Vive así él mismo, siguiendo una dieta mediterránea baja en carnes y practicando deportes como correr y el esquí a campo traviesa;
  2. “Es usted la persona más delgada que conozco”, dijo Lorenzen a Gaziano en la visita reciente;

Lorenzen, quien ha tenido dos ataques cardiacos, sigue siendo pesado, pero es uno de los alumnos estrella de Gaziano. Ha perdido 27 kilos y se ejercita la mayoría de los días. Cuando su presión era de 200 o más, dijo que se sentía abatido y le dolía la cabeza “como con una insolación”.

  • Aunque la hipertensión a menudo es llamada el asesino silencioso, cuando las presiones son muy altas, la gente podría sentir los efectos de una presión mayor en el cerebro, dijo Gaziano;
  • “Su presión sanguínea va en una buena dirección, mejor de lo que yo esperaba”, le dijo Gaziano;

“El medicamento por sí solo no lo habría hecho. Tengo la sensación de que su ejercicio y su reducción de peso han desempeñado un papel importante”. “Obtuve un 10”, dijo orgullosamente Lorenzen. “Si SPRINT muestra que debajo de 120 es evidentemente mejor, eso cambiará todo el panorama”, dijo Cushman.

Pero si el estudio encuentra que debajo de 120 no es mejor que debajo de 140, “nos quedamos como estamos ahora”, añadió. Una tercera posibilidad es que una presión por debajo de 120 sea realmente perjudicial.

Pocos esperan eso pero, advirtió Cushman, “nunca se sabe qué se encontrará en un estudio hasta que se abre el sobre”..

¿Cuál es la presión arterial peligrosa?

Una presión arterial superior a los 180/120 mm Hg es una situación de emergencia que requiere atención médica de urgencia.

¿Cómo bajar la presión arterial alta rápido en casa?

¿Cuál de las dos tensiones es más peligrosa?

Los especialistas, cuando una persona mayor tiene la tensión sistólica en 140 o más y la diastólica por debajo de 90, que es frecuente, consideran que esa tensión alta es más peligrosa ya que es el factor más importante del ictus, insuficiencia cardiaca y cardiopatía isquémica.

Adblock
detector