Cuando Acudir Al Medico Si Estas Embarazada?

Cuando Acudir Al Medico Si Estas Embarazada

Dolor intenso en la boca del estómago. Sangrado o salida de líquido por la vagina, con o sin dolor. Disminución o ausencia de movimientos de tu hijo(a). Contracciones dolorosas en el abdomen antes de tiempo.

¿Cuándo tengo que ir al médico si estoy embarazada?

Conoce los test de embarazo, cuándo realizarlos, cuándo acudir al ginecólogo, de cuántas semanas estás y cuáles son los síntomas más comunes. Test de embarazo Existe una hormona determinante cuando una mujer se queda embarazada que va a ser la que determine que la prueba sea positiva.

Esa hormona se llama Gonadotropina Coriónica Humana (GCH). Esta hormona está presente en la orina y en la sangre. En las farmacias venden diferentes pruebas que sumergiéndolas en una muestra de orina pueden determinar la gestación, aunque la verdadera prueba es la realizada a través de una analítica sanguínea.

Los niveles de esta hormona son muy bajos en los primeros días debido a la falta de menstruación, incrementándose exponencialmente con el paso de los días. Por ese motivo, se recomienda retrasar unos días la prueba para evitar falsos positivos. ¿Cuándo realizar la prueba? La prueba se realiza a los 14 – 15 días de haber mantenido relaciones sin protección o transcurridos 3 – 4 días de la fecha en que debería haber aparecido la menstruación en el caso de reglas que sean regulares.

¿Cuál es más fiable? Existen diferentes tipos de pruebas en el mercado, algunas incluso pueden llegar a determinar las semanas de gestación. Las pruebas son muy diferentes unas de otras, pero todos tienen el mismo objetivo.

Podrás encontrar diferentes opiniones a cerca de los mismos en la web, lo que sí es cierto es que la prueba más fiable es la analítica de sangre. Lo más importante es seguir las instrucciones del prospecto y tener paciencia en el tiempo que determine de espera.

Te recomendamos que recojas la primera orina de la mañana para realizar la prueba ya que la orina está más concentrada y estará más condensada la hormona, aunque algunas pruebas no determinen la necesidad de hacerlo en ese momento.

¿Qué pasa si la prueba tiene una marca muy tenue? Para que una prueba de embarazo de positivo, deben existir dos líneas: la de control, que garantiza que la prueba está bien hecha, y la de prueba que detecta la hormona GCH. Esta hormona solo aparece en mujeres embarazadas y puede comenzar a detectarse a los 8 días después de la fecundación.

  1. La cantidad de esta hormona se llega a duplicar cada dos o tres días;
  2. Es muy probable que si repites la prueba pasados unos días, incluso una semana puedas salir de dudas;
  3. En el caso de que la prueba siga tenue te recomendamos que acudas a tu ginecólogo quién te pedirá una analítica para determinar la presencia de la hormona en sangre;

Es importante garantizar que se ha esperado el tiempo prescrito por el fabricante de la prueba y tener paciencia. Estás embarazada, ¿y ahora qué debes hacer? En primer lugar, te damos la enhorabuena. En Quirónsalud estamos a tu disposición para resolver todas las dudas que puedas tener ¿Cuándo ir al ginecólogo? Debes pedir cita con tu ginecólogo para que te realice la primera visita del embarazo.

Esto ayuda a llevar un mejor control de ti como futura madre y del bebé. La cita no tiene que ser inmediata a la prueba de embarazo, normalmente se realiza en torno a la semana 6 – 9 de embarazo. El ginecólogo necesitará obtener información relevante, por eso, te realizará una entrevista de salud con todos tu antecedentes personales o problemas de salud familiares.

Deberás recordar la fecha de la última regla para poder tener un referente de las semanas de embarazo, aunque si no lo recuerdas se podrá determinar mediante ecografía. Es importante mencionar los embarazos previos, aunque no hayan llegado a término. El médico controlará tu altura, peso y tu tensión arterial.

Te preguntará sobre consumo de hábitos saludables como el ejercicio o tóxicos como el tabaco y el alcohol. Dependiendo de la edad gestacional realizará una ecografía que confirmará que todo es correcto y te realizará, en caso necesario, una citología vaginal o determinación de HPV (la citología no es obligatoria si te has realizado una en el último año).

Posteriormente te prescribirá las pruebas del primer trimestre. Te recomendamos que anotes todas tus dudas para que puedas preguntarlas en la consulta. ¿Dónde ir si estás embarazada? En Quirónsalud ponemos a tu disposición un gran cuadro médico. Una gran cantidad de especialistas estarán a tu alcance.

  • Si estás interesada en nuestros centros selecciona el más cercano a tu domicilio o el que sea de tu interés en el siguiente enlace;
  • ¿De cuántas semanas estás? A partir de ahora y desde que el ginecólogo confirme el embarazo y que todo está bien, comenzarás a contar las semanas de embarazo que llevas;

Es importante que sepas que la gestación se divide en tres trimestres , donde cada uno de ellos es completamente diferente. Nosotros te proporcionaremos información semanal sobre tu estado gestacional en todo momento, para que puedas conocer de cuántas semanas estás. ¿Cuándo aparecen los primeros síntomas? Los primeros síntomas pueden aparecer en la semana 6 – 8, siendo los más característicos los siguientes:

  • Ausencia de menstruación: Principal síntoma característico, llamado amenorrea.
  • Dolor de pecho y aumento del tamaño de los senos: En ocasiones puede confundirse con un síntoma premenstrual.
  • Náuseas: Incluso asco por determinados alimentos, percibes que tienes más olfato de lo normal.
  • Cambios de humor sin causa justificada que van a ser ocasionados por la elevada liberación de hormonas.
  • Existe una hormona que se eleva cuando la mujer está embarazada y es la progesterona. Altos niveles en la sangre, que son normales en la gestación, producen mucho cansancio y sueño. Puedes tener la sensación de querer dormir continuamente y que te falta energía.
  • Abdomen hinchado acompañado de dolor pélvico característico similar al de la menstruación.
  • Incremento de las ganas de orinar: Esto es debido a que el volumen sanguíneo se incrementa durante el embarazo para dar soporte al bebe que viene en camino. Tus riñones filtran más orina de lo normal.
  • En ocasiones puede aparecer sangrado vaginal que es característico de la implantación del embrión al endometrio. La cama que anidará al bebé durante los 9 meses.
  • Mareos y desmayos ya que la tensión arterial puede estar disminuida por efecto hormonal.
  • Estreñimiento: Puede ser debido a los cambios hormonales.
See also:  Cuando Acudir Al Medico Por Diarrea En Niños?

¿Es normal sentir dolor en el abdomen? Los dolores característicos son muy parecidos a los que sentirías en la pelvis cuando aparece la menstruación. Estos dolores son característicos durante las primeras semanas y pueden prolongarse durante el primer trimestre. El útero va a crecer y todos los ligamentos que lo sostienen se van a estirar..

¿Qué debo hacer si me acabo de enterar que estoy embarazada?

¿Cuáles son los signos de alarma en el embarazo?

¿Cuándo ir al ginecólogo después de un test positivo?

Una vez que el test de embarazo confirme que estás embarazada tendrás que pedir cita con el ginecólogo para el primer control del embarazo. La primera visita suele realizarse entre la semana 6 y la semana 9 de embarazo , siempre contando desde la fecha de la última menstruación. .

¿Por qué no debe barrer una mujer embarazada?

A muchas mujeres embarazadas les entra el síndrome de la limpieza y no quieren dejar de limpiar la casa. En principio suena muy bien y muy útil, pero la verdad es que existen algunos quehaceres de casa que debes de evitar hacer. Es importante tener cuidado con los esfuerzos excesivos y con el desgaste innecesario. ¿Qué no hacer en casa?

  • NO mover muebles. Ten cuidado con tu espalda, no es momento para cambiar de sitio el sillón. Además, si vas a agacharte, hazlo doblando las rodillas y con la espalda recta, en esos casos puede ser útil un cinturón de maternidad.
  • NO pintar las paredes de la recámara del bebé. Suena tierno que lo hagas tú, pero seguro que alguien puede hacerlo por ti. No es bueno por el esfuerzo físico y además porque la pintura tiene plomo lo cual puede dañar tu salud.
  • NO limpiar la caja del gato. También lo puede hacer alguien más, no te arriesgues a contraer tú –y tu pequeño- una infección parasitaria (toxoplasmosis). Esta se dispersa en el aire al momento de mover la arena del gato, permitiéndola volar libremente y pueda ponerte en riesgo de aspirarla.
  • NO matar insectos. No es tu chamba, al menos por ahora, los pesticidas son dañinos para las mujeres expectantes. De forma que si debes de matar alguno tendrás que hacer con una escoba, algún trapo o con tus manos en caso de ser un mosquito.
  • NO lavar ropa, barrer y limpiar el piso. No es a fuerzas, pero mejor evita esas tareas que te hacen agacharte repetitivamente. Sí las haces durante mucho tiempo, es posible que aparezcan dolores a la altura de la espalda baja y piernas, mismo caso a como sucede con mover muebles.

¡Tómalo con calma y deja que te ayuden! ¡Tiempo para que te consientan!.

¿Qué es lo que le hace daño a una embarazada?

¿Cuáles son los factores de riesgo de un embarazo de alto riesgo? – A veces, un embarazo de alto riesgo es el resultado de una afección médica presente antes del embarazo. En otros casos, una afección médica que tú o tu bebé desarrollan durante el embarazo hace que se convierta en un embarazo de alto riesgo. Estos son algunos de los factores específicos que pueden incidir en un embarazo de alto riesgo:

  • Edad avanzada de la madre. Los riesgos del embarazo son más altos para las mujeres mayores de 35 años.
  • Opciones de estilo de vida. Fumar cigarrillos, beber alcohol y consumir drogas ilícitas puede aumentar el riesgo de un embarazo.
  • Problemas de salud materna. La hipertensión arterial, la obesidad, la diabetes, la epilepsia, las enfermedades de la tiroides, los trastornos cardíacos o sanguíneos, el asma con un control deficiente y las infecciones pueden aumentar los riesgos del embarazo.
  • Complicaciones en el embarazo. Existen diversas complicaciones que se desarrollan durante el embarazo que pueden plantear riesgos. Algunos ejemplos son la posición inusual de la placenta, un crecimiento fetal inferior al percentil 10 para la edad gestacional (restricción del crecimiento fetal) y la sensibilización al factor Rh, una afección potencialmente grave que puede presentarse cuando tu grupo sanguíneo es Rh  negativo y el de tu bebé es Rh  positivo.
  • Embarazo múltiple. Los riesgos son mayores para las mujeres que gestan más de un feto.
  • Embarazos previos. Los antecedentes de trastornos de hipertensión relacionada con el embarazo, como la preeclampsia, aumentan el riesgo de obtener este diagnóstico en el próximo embarazo. Si en tu último embarazo tuviste un parto prematuro o tuviste múltiples partos prematuros, tienes mayor riesgo de tener un parto prematuro en tu próximo embarazo.

¿Qué dolor es peligroso en el embarazo?

Síntomas del embarazo de riesgo – El embarazo transcurre de forma diferente en cada mujer, pero existen algunos signos de alarma para acudir de inmediato al médico:

  • Fiebre de 28  grados o superior, ya que la fiebre alta durante un tiempo prolongado (varios días) puede dañar al feto.
  • Dolor en un lado del vientre al principio del embarazo, ya que podría tratarse de un embarazo ectópico.
  • Dolor, molestias y sangre en la micción.
  • Vómitos continuos e incesantes.
  • Sangre al toser.
  • Diarrea frecuente que dura varios días, a veces acompañada de mucosidad o sangre.
  • Dolores intensos de cabeza, acompañados de trastornos de la visión como ver borroso, ver manchas o destellos.
  • Inflamación de las manos, los tobillos o la cara, puede ser síntoma de preeclampsia.
  • Dolor abdominal parecido a una contracción muy intensa que no cesa, así como calambres en el abdomen.
  • Sangrado vaginal abundante, el cual supone un importante riesgo de aborto.
  • A partir de los cinco meses de gestación, si se detecta una importante disminución de la actividad o movimiento del feto.

¿Que no se debe hacer antes de ir al ginecólogo?

¿Que esperar al visitar al ginecólogo?

Una visita al ginecólogo es una parte importante de la atención médica de una mujer. Pero más que otros tipos de revisiones, el momento coloca a las pacientes en una posición vulnerable de examinación íntimo. Un ginecólogo que trató a estudiantes de la Universidad del Sur de California (USC) en un centro de salud del campus durante casi 30 años está acusado de comportarse de manera inapropiada durante los exámenes médicos.

En muchos casos, las pacientes nunca antes habían ido a un ginecólogo y no sabían qué esperar. Decenas de ellas dijeron que sabían que algo no parecía correcto durante el examen con el Dr. George Tyndall, a pesar de que había una chaperona en la habitación.

Pero no sabían que su incomodidad podría ser un signo de la mala conducta de un médico. “Al ser tan joven, no tenía un marco para lo que era aceptable”, afirmó la expaciente Chelsea Wu al Times. Más de 410 expacientes han contactado a la universidad acerca del ginecólogo desde que The Times publicó su informe.

See also:  Higado Graso Que Medico Lo Trata?

El Departamento de Policía de Los Ángeles está investigando más de 50 quejas relacionadas con Tyndall, a quien se le permitió renunciar, en 2017, con un acuerdo financiero. Tyndall ha dicho que sus interacciones con las pacientes fueron apropiadas y negó cualquier mal proceder, aunque una investigación interna de la USC encontró que sus exámenes pélvicos calificaban como acoso sexual.

La Junta Médica de California lo está investigando, y el Departamento de Educación de Estados Unidos inició una investigación sobre el manejo por parte de USC de las denuncias por mala conducta en su contra. Como estos casos evidencian, a veces es difícil para las pacientes saber cuándo el comportamiento de un médico cruza la línea, especialmente durante el primer examen de una mujer.

¿Qué es normal? ¿Qué debe esperar una paciente? ¿Qué tipo de cosas nunca deberían pasar? Aquí hay algunas respuestas: Un examen ginecológico de rutina para una persona menor de 21 años generalmente no incluye un examen pélvico interno.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos recomienda una evaluación inicial en el consultorio del ginecólogo entre las edades de 13 y 15 años para establecer la confianza entre una paciente y un médico. Esa visita incluiría un examen general del peso, la altura y la presión arterial de la paciente.

  1. También se puede discutir cualquier problema médico que necesite un examen, como un período intenso, doloroso o irregular;
  2. La visita también podría incluir un examen visual de los senos y un examen genital externo;

Si la paciente es menor de 18 años, podría recibir una vacuna contra el VPH para prevenir futuras infecciones, si no fue vacunada entre las edades recomendadas de 11 y 12 años. Nada de esto implica un examen pélvico interno, que generalmente es “innecesario durante la visita inicial de salud reproductiva”, dijo la Dra.

Sigal Klipstein, expresidenta del comité de ética del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos. “Un espéculo o un examen interno no se ofrece rutinariamente a las mujeres menores de 21 años, a menos que existan preocupaciones específicas”, afirmó Klipstein.

Estas podrían incluir dolor o sangrado anormal, o un problema que se descubre al tomar el historial médico de una paciente, dijo. Si una paciente es sexualmente activa, es posible que se le realice una prueba para detectar infecciones de transmisión sexual.

  1. Sin embargo, la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) se pueden detectar con una muestra de orina;
  2. Un médico debe usar guantes en todo momento durante un examen interno;
  3. Para revisar los órganos internos, se le pide a una mujer que se acueste en la mesa de examen con las rodillas dobladas y que coloque los pies en dos estribos, en la base de la mesa;

Un médico colocará uno o dos dedos enguantados y lubricados en la vagina y el cuello uterino de una paciente. Con su otra mano, el médico presionará el abdomen desde afuera. “Las precauciones universales dictan que los médicos siempre deben usar guantes cuando realicen un examen interno”, afirmó Klipstein.

Un médico debe comunicarse con una paciente antes de un examen y se le debe ofrecer la presencia de una chaperona. El médico debe explicar el propósito del examen pélvico interno antes de comenzar con él, y responder cualquier pregunta que pueda tener la paciente, añadió Klipstein.

“A la paciente en este momento también se le debe ofrecer una chaperona para la parte del examen físico de la visita”, agregó. De acuerdo con el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, la chaperona puede tranquilizar a una paciente sobre el “contexto profesional, el contenido del examen y la intención del médico”.

  1. La acompañante también sirve como testigo del examen, en el caso de cualquier malentendido;
  2. En la USC, varias chaperonas expresaron su preocupación a sus supervisores con respecto al comportamiento poco convencional de Tyndall durante los exámenes;

La acompañante no debe ser un miembro de la familia. Incluso si se solicita la presencia de un miembro de la familia durante el examen, una chaperona también debe estar presente. Los médicos preguntarán sobre la historia sexual de una paciente, pero no deben hacer comentarios sexualmente provocativos.

  • La historia sexual de una paciente debe ser parte de la conversación durante un examen ginecológico, para identificar la atención correcta que debe brindarse;
  • Las preguntas sobre la actividad sexual, la tolerancia al dolor, el ciclo menstrual y el control de la natalidad son frecuentes;

“Al comienzo de una visita ginecológica, el médico debe preguntarle a la paciente si ha habido algún cambio en su salud desde que se vieron por última vez”, afirmó Klipstein. “El médico también debe preguntarle a la paciente sobre su estado de salud en general, preguntar sobre cualquier inquietud que tenga, preguntar acerca de cualquier posible exposición reciente a infecciones de transmisión sexual, cualquier problema con sangrado y sus preocupaciones sobre anticoncepción o reproducción”.

  1. Una expaciente de Tyndall le dijo a The Times que el ginecólogo de la USC parecía obsesionado con su orientación sexual y la instó a perder peso, sugiriendo que probablemente podría “conseguir un hombre en lugar de una novia”;

Ese tipo de conversación es inapropiada, remarcaron los expertos. Si la paciente inicia una conversación inapropiada, su médico debería redirigirla a un problema médico, consideró la Dra. Julie Cantor, que se formó como médica y ahora es profesora de derecho en la UCLA.

“Se supone que debes ser muy clínico”, destacó. Las áreas del cuerpo de una mujer que no están siendo examinadas deben permanecer cubiertas. “Generalmente se le pide a una mujer que levante su bata para exponer su pelvis para el espéculo y la porción interna del examen”, escribió Klipstein.

See also:  Donde Conseguir Justificante Medico?

“Se le pide que exponga su pecho para el examen de los senos. En general, cualquier área que no esté siendo examinada en ese momento permanece cubierta, para proteger la privacidad de la mujer en la medida de lo posible”. Según los informes, Tyndall les pedía que se acostaran desnudas sobre la mesa de examen, mientras inspeccionaba cada parte de su cuerpo.

  • Él llamaba a estos exámenes “escaneos de cuerpo completo”, y decía que estaba buscando lunares;
  • Ese grado de desnudez, sin embargo, es poco común e inapropiado;
  • Un médico solo debe hacer el contacto físico necesario con una paciente;

Se debe realizar un examen con una cantidad mínima de contacto físico, según el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos. Cada procedimiento durante el examen también debe incluir una explicación de lo que se está realizando, y por qué. Si una mujer se queja de sangrado rectal, una “inspección visual del ano o un examen rectal puede justificarse” para detectar hemorroides, dijo Klipstein.

Si una mujer siente que algo no está bien durante un examen, debe decirlo. Una paciente tiene todo el derecho a hacer preguntas, consultar sobre procedimientos y solicitar la presencia de una chaperona, indicó Klipstein.

“Si una mujer se siente insegura o incómoda durante un examen, se le debe alentar a verbalizar estas preocupaciones con su médico de inmediato”, dijo. “Si no hay una acompañante en la habitación cuando se ve afectada, debe solicitar inmediatamente que se ponga una a disposición y el resto del examen debe retrasarse hasta que esté presente una chaperona”.

Si una mujer piensa que puede haber sido abusada durante un examen, ¿qué debería hacer? Cantor sugiere usar un acrónimo, como la palabra TRUTH en inglés, para ayudar a las mujeres a pensar qué hacer si creen que un médico actuó de manera inapropiada durante un examen.

T: Trust your gut (Confíe en su instinto) “Si tiene la sensación de que algo es inapropiado o incorrecto, confíe en eso”, dijo Cantor. Incluso si resulta que todo es legítimo, el malentendido puede ser un momento de aprendizaje para todos los involucrados sobre la importancia de una comunicación clara.

R: Report (Denuncie) Si una mujer cree que ha sido víctima del abuso de un médico, Cantor sugiere acudir a un fiscal de distrito, que decide si presenta cargos criminales, o a la junta médica estatal, que se encarga de las licencias.

En el condado de Los Ángeles, se puede comunicar a la Oficina de Servicios para Víctimas, por teléfono al (800) 380-3811 o en línea. U: Understand (Entender) Las amigas, los familiares y las colegas pueden ofrecer una visión para ayudar a una mujer a descifrar si lo que experimentó estaba fuera del ámbito de la normalidad.

  • Si una mujer no está segura desde el principio sobre qué hacer, Cantor sugiere esto como un posible primer paso;
  • T: Talk to others;
  • (Hable con otros) Un abogado podría ayudar a una mujer a determinar si tiene un caso civil contra su médico;

Si busca apoyo emocional, un terapeuta o un consejero de crisis por violación podría ayudar. H: Have to persist (Deber persistir) Una mujer puede tener que abogar por sí misma y dar seguimiento a las preguntas después de que se haya presentado un informe a la policía o una junta médica, dijo Cantor.

¿Qué debo hacer antes de ir al ginecólogo?

¿Que decir en la primera cita con el ginecólogo?

¿Qué esperar de la primera visita al ginecólogo? – Si acabas de tener la menarquia, la primera visita al ginecólogo será muy sencilla. De hecho, es posible que ni siquiera necesites una evaluación física. Entonces, ¿qué esperar de la primera cita ginecológica? ¡Una conversación! Sí, así como lo lees. ; te hará un par de preguntas :

  • A qué edad -o hace cuánto- tuviste tu primera regla.
  • Qué sientes antes, durante y después del periodo.
  • Cuál fue el primer día (fecha) de tu última menstruación.
  • Cada cuánto tiempo suele venir tu periodo menstrual.
  • Cuántos días -aproximadamente- dura tu regla.

El especialista también podría preguntarte otras cosas, como si ya has tenido relaciones sexuales y, de ser así, qué método de protección usaste o estás usando. Como ves, ¡no hay nada que temer! Puedes abrirte al 100 % con el médico. Todo lo que digas en la consulta será privado (ni siquiera tus padres tienen por qué saberlo). Consejo de Loop. Te recomendamos aprovechar este espacio para preguntarle al ginecólogo todo lo que quieras: si es malo dormir con tampones , qué color debería tener la regla ; por qué sientes náuseas premenstruales , qué causa el acné hormonal ; qué es normal y qué no; etc.

¿Cuántas veces hay que ir al ginecólogo durante el embarazo?

Pruebas y visitas ordinarias – Debería programar su primera revisión para cuando lleve de 6 a 8 semanas de embarazo, o cuando tenga un retraso en la menstruación de 2 a 4 semanas. Muchos profesionales de la salud no programan la primera visita antes de las 8 semanas, a menos que haya un problema. Si usted está en buen estado de salud y no tiene factores de riesgo, lo más probable tenga consultas con el profesional de la salud:

  • cada 4 semanas, hasta la semana 28 del embarazo
  • a continuación, las consultas serán cada 2 semanas hasta la semana 36
  • después, todas las semanas, hasta el momento del parto

En cada revisión prenatal, la pesarán y le tomarán la tensión arterial. También es posible que le midan el tamaño y la forma del útero, empezando en la semana 22 de embarazo, para saber si el feto está creciendo y se está desarrollando con normalidad. Durante una o más de las visitas, le recogerán una muestra de orina (pis) para analizar la presencia de azúcar (glucosa) y proteínas en sangre. Esto incluye a las mujeres que:

  • tuvieron un bebé que pesó más de 9 libras (4,1 kg)
  • tienen antecedentes familiares de diabetes
  • son obesas

Al resto de las mujeres embarazadas se les hace la prueba de la glucosa entre las semanas 24 y 28 de embarazo. Beberán un líquido azucarado y les sacará sangre al cabo de una hora para analizar la concentración de glucosa en sangre. Si la concentración de azúcar en sangre es alta, se harán pruebas complementarias para confirmar si se trata de una diabetes gestacional.

Adblock
detector