Cuando Acudir Al Medico Por Infeccion De Orina?

Cuando Acudir Al Medico Por Infeccion De Orina
¿Entonces cuándo acudir a urgencias por infección urinaria en síntomas graves? – Cuando tienes una infección urinaria esta se puede descontrolar y puede complicarse , en estos casos es conveniente acudir a urgencias para visitar a un médico y que este valore como tratar la infección de una manera más directa.

Hemos elaborado un listado detallando que problemas podemos tener cuando se complica una infección de orina: ■ Infecciones crónicas de la orina : Aunque suele suceder mas en mujeres también puede pasar en hombres y es que cuando cuando tenemos varias infecciones de orina durante un tiempo por ejemplo 4 infecciones en un año esto ya se considera un síntoma grave y debes de acudir a urgencias o tu médico.

■ Una infección de orina también puede provocar daño renal permanente, lo que quiere decir que una infección urinaria puede llegar a provocar una infección renal, en estos casos es una situación de urgencia. ■ Infección de orina en el embarazo: No cabe duda de que si tienes los síntomas de infección de orina que hemos mencionado anteriormente debes de acudir inmediatamente a tu médico de urgencias ya que puede provocar un bebé prematuro y con un peso muy bajo.

■ Hay un caso urgente que sólo afecta a los hombres y es cuando se estrecha la uretra debido a una uretritis recurrente lo que es peligroso al juntarse con una infección de orina. ■ Septicemia: Este caso es muy muy urgente y debes acudir a urgencias por infección urinaria rápidamente ya que la septicemia es cuando la infección se propaga por el resto del cuerpo sobretodo a los riñones que serían los mas cercanos y los más comunicados a las zonas comunes de infección de orina.

Es tan grave que puede llevar a la muerte. Estos serían los casos mas relevantes aunque  cualquier infección de orina debe de ser tratada por un médico especialista para llevar un mayor control y saber hasta donde llega la infección. En el caso de que los síntomas de infección urinaria sean graves y si los dolores comienzan a ser intensos incluso que no dejan llevar una vida normal debes acudir a urgencias y hablar con tu médico diciéndole que tus síntomas son muy similares a los de una infección de orina grave.

¿Cuándo ir al médico infección de orina?

Beber líquidos y utilizar jabones pH neutros, claves para la prevención – ¿Se puede prevenir? Relativamente. Ayudan unos hábitos de vida saludables, beber muchos líquidos, evitar las retenciones y vaciar la vejiga cuando se noten las primeras ‘ganas’, una dieta equilibrada con mucha fibra, mantener una higiene íntima correcta utilizando jabones de pH neutro, evitando limpiezas demasiado abrasivas para la piel y usando ropa íntima de calidad y holgada.

  1. Pese a ello, son muy habituales, en especial en embarazadas, personas que padecen estreñimiento o que sufren enfermedades del sistema inmune como la diabetes tipo 2;
  2. La buena noticia es que la infección de orina tiene buen pronóstico y se cura fácilmente con antibióticos, en especial las cistitis esporádicas y simples;

En algunos casos, sin embargo, puede ser urgente consultar con un médico. En general, deberíamos llamar al doctor si aparece alguno de estos síntomas: fiebre, dolor de lumbares, diarrea o ganas de vomitar. Probablemente, nos prescribirá antibiótico para tratar la infección, que debería hacer que los síntomas desaparecieran después de cinco días en adultos y dos en niños.

¿Cuánto tiempo dura una infección urinaria sin tratamiento?

Una infección de las vías urinarias o IVU es una infección del tracto urinario. La infección puede ocurrir en diferentes puntos en el tracto urinario, que incluyen la:

  • Vejiga — una infección en la vejiga también se denomina cistitis o infección vesical.
  • Riñones — una infección de uno o en los dos riñones se denomina pielonefritis o infección renal.
  • Uréteres — los conductos que llevan la orina desde cada riñón hasta la vejiga solo en pocas ocasiones son el único sitio de una infección.
  • Uretra — una infección del conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior se denomina uretritis.

La mayoría de las IVU son causadas por bacterias que ingresan a la uretra y luego a la vejiga. La infección se desarrolla con mayor frecuencia en la vejiga, pero puede propagarse a los riñones. La mayoría de las veces, el cuerpo puede librarse de estas bacterias. Sin embargo, ciertas afecciones aumentan el riesgo de padecer IVU. Las mujeres tienden a contraerlas con más frecuencia debido a que su uretra es más corta y está más cerca del ano que en los hombres. Los siguientes factores también incrementan sus probabilidades de tener una IVU:

  • Diabetes
  • Edad avanzada y enfermedades que afectan los hábitos de cuidados personales (como enfermedad de Alzheimer y delirio )
  • Problemas para vaciar completamente la vejiga
  • Tener una sonda vesical
  • Incontinencia intestinal
  • Próstata agrandada , uretra estrecha o cualquier otro factor que bloquee el flujo de orina
  • Cálculos renales
  • Permanecer quieto (inmóvil) por un período de tiempo largo (por ejemplo, mientras se está recuperando de una fractura de cadera)
  • Embarazo
  • Cirugía u otro procedimiento en las vías urinarias

Los síntomas de una infección vesical incluyen:

  • Orina turbia o con sangre que puede tener un olor fuerte o fétido (maloliente)
  • Fiebre baja en algunas personas
  • Dolor o ardor al orinar
  • Presión o calambres en la parte inferior del abdomen o en la espalda baja
  • Fuerte necesidad de orinar con frecuencia, incluso poco después de haber vaciado la vejiga

Si la infección se propaga a los riñones, los síntomas pueden incluir:

  • Escalofríos y temblores o sudoración nocturna
  • Fatiga y sensación de indisposición general
  • Fiebre por encima de 101ºF (38. 3ºC)
  • Dolor de costado, en la espalda o la entrepierna (ingle)
  • Piel ruborizada, enrojecida o caliente
  • Cambios mentales o confusión (en personas mayores, estos síntomas a menudo son los únicos signos de una IVU)
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal muy fuerte (algunas veces)

Su proveedor de atención médica primero debe descubrir si la infección está simplemente en la vejiga o si se ha diseminado a los riñones y qué tan grave es. INFECCIONES LEVES DE LA VEJIGA Y EL RIÑÓN

  • En la mayoría de los casos, usted deberá tomar antibióticos para evitar la propagación de la infección a los riñones.
  • Para una infección vesical simple, usted tomará antibióticos durante 3 días (mujeres) o de 7 a 14 días (hombres).
  • Si está embarazada o tiene diabetes, o una infección renal leve, en la mayoría de los casos tomará antibióticos durante 7 a 14 días.
  • Termine todos los antibióticos, incluso si se siente mejor. Si no termina el tratamiento completo del medicamento, la infección podría retornar y ser más difícil de tratar posteriormente.
  • Tome siempre mucha agua cuando tenga una infección renal o vesical.
  • Antes de tomar estos medicamentos, coméntele al proveedor si podría estar embarazada.
See also:  De Que Se Encarga El Medico Digestivo?

INFECCIONES VESICALES RECURRENTES Algunas mujeres tienen infecciones vesicales repetidas. Su proveedor puede sugerirle que:

  • Tome una sola dosis de un antibiótico después del contacto sexual para prevenir una infección.
  • Tenga antibióticos para un tratamiento de 3 días en casa para usarlos si presenta una infección.
  • Tome una sola dosis diaria de un antibiótico para prevenir infecciones.

INFECCIONES RENALES MÁS GRAVES Puede ser necesario que acuda al hospital si usted está muy enfermo y no puede tomar medicamentos por vía oral o beber suficientes líquidos. También lo pueden internar en el hospital si:

  • Es un adulto mayor
  • Tiene cálculos renales o cambios en la anatomía de sus vías urinarias
  • Le han realizado recientemente una cirugía de las vías urinarias
  • Tiene cáncer, diabetes, esclerosis múltiple, lesión en la médula espinal u otros problemas de salud
  • Está embarazada y tiene fiebre o cualquier otra afección

En el hospital, le administrarán líquidos y antibióticos por vía intravenosa. Algunas personas tienen IVU que siguen reapareciendo o que no desaparecen con tratamiento. Esas infecciones se denominan IVU crónicas. Si usted tiene una IVU crónica, puede necesitar antibióticos más fuertes o tomar medicamento por más tiempo. Usted puede necesitar cirugía si la infección es causada por un problema de la estructura del tracto urinario.

  1. Debido a esto, las mujeres tienen mayor probabilidad de contraer una infección después de la actividad sexual o al usar un diafragma para el control de la natalidad;
  2. La menopausia también aumenta el riesgo de una IVU;

La mayoría de las IVU se puede curar. Los síntomas de una infección de la vejiga en la mayoría de los casos desaparecen al cabo de 24 a 48 horas después de que empieza el tratamiento. Si usted tiene una infección renal, puede pasar 1 semana o más tiempo para que sus síntomas desaparezcan. Las complicaciones pueden incluir:

  • Infección de la sangre potencialmente mortal ( sepsis ): el riesgo es mayor para los jóvenes, los adultos de edad muy avanzada y personas cuyos cuerpos no pueden combatir las infecciones (por ejemplo, debido a VIH o quimioterapia para el cáncer).
  • Cicatrización o daño renal.
  • Infección renal.

Consulte a su proveedor si presenta síntomas de una IVU. Llame de inmediato si se presentan signos de una posible infección renal, por ejemplo:

  • Dolor de espalda o de costado
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Vómitos

Llame también si los síntomas regresan poco después de haber recibido tratamiento con antibióticos. Los cambios en el estilo de vida y en la dieta pueden ayudar a prevenir algunas infecciones de las vías urinarias. Después de la menopausia, una mujer puede usar crema de estrógenos alrededor de la vagina para reducir las infecciones. Cuando Acudir Al Medico Por Infeccion De Orina Infección vesical – adultos; Infección de las vías urinarias (IVU) – adultos; Cistitis – bacteriana – adultos; Pielonefritis – adultos; Infección renal – adultos Cooper KL, Badalato GM, Rutman MP. Infections of the urinary tract. In: Partin AW, Dmochowski RR, Kavoussi LR, Peters CA, eds. Campbell-Walsh-Wein Urology. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 55. Nicolle LE, Drekonja D. Approach to the patient with urinary tract infection. In: Goldman L, Schafer AI, eds.

Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 268. Sobel JD, Brown P. Urinary tract infections. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett’s Principles and Practice of Infectious Diseases.

9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 72. Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.

¿Cómo curar infección de orina sin ir al médico?

¿Qué pasa si no se trata una infección urinaria?

La infección urinaria es la contaminación bacteriana del tracto urinario inferior que causa cistitis o inflamación de la vejiga. Esta inflamación es la que produce dolor y la necesidad urgente y frecuente de orinar, entre otros síntomas. Pese a ser muy común, existe una serie de mitos y datos que suelen confundir a gran parte de la población. La doctora Lorena Flores, nefróloga de Clínica Dávila , aclara a continuación varios puntos que te pueden servir de gran ayuda:

  • La infección urinaria no es contagiosa : No es efectivo que puede adquirirse en baños y piscinas públicas o que se trasmita sexualmente, aunque sí se recomienda orinar después de tener relaciones para limpiar el tracto de gérmenes.
  • No siempre se vuelve recurrente: Si se toman las precauciones y cuidados recomendados , es posible que no vuelva a repetirse.
  • Se puede sufrir en cualquier época del año : Comúnmente asociada con el invierno y el frío, esta enfermedad también puede afectarnos en verano, cuando el uso de ropa mojada y humedad de los trajes de baño pueden favorecer la propagación de bacterias.
  • También afecta a los hombres: Si bien lo sufren más las mujeres, ya que su uretra más corta facilita el acceso a los microorganismos, ante la presencia de molestias los hombres también deben consultar, ya que puede deberse a factores anatómicos, como alguna obstrucción o problemas a la próstata.
  • La cistitis aguda es frecuente en el embarazo y después de la menopausia : Los cambios hormonales característicos de estas etapas de la vida de una mujer modifican el PH de la zona genital y favorecen la adherencia de los gérmenes en la pared vesical.
  • En los niños pequeños, orinarse accidentalmente durante el día puede ser una señal de infección urinaria. También puede presentarse fiebre, vómito o pérdida de apetito.
  • No siempre presenta dolor: En algunas personas, la infección urinaria puede no tener síntomas muy notorios, por lo que es necesario acudir al médico ante cualquier cambio en la orina o modificación en la frecuencia o molestias al orinar.
  • Si no se trata correctamente, la infección puede complicarse y llegar a dañar los riñones, produciendo una pielonefritis , que se caracteriza por dolor lumbar, fiebre y decaimiento general. Puede requerir hospitalización. Por eso es necesario acudir al especialista ante cualquier síntoma de este cuadro.
  • Si bien se recomienda mantener limpia la zona genital, se debe evitar el uso de desodorantes, jabones u otros productos que pueden irritar y afectar la vejiga y la uretra y disminuir los mecanismos naturales de defensa que poseen. Solo debe usarse agua. Tampoco se recomienda el uso prolongado de protectores diarios o tampones.
See also:  Que Significa Reembolso En Seguro Medico?

¿Cuándo ir a urgencias por una cistitis?

Recomendaciones en caso de cistitis DEBE SABER

  • Le han diagnosticado una infección de orina es decir, algunos gérmenes han infectado la orina. Esta infección ha ocasionado una inflamación en la vejiga que conocemos como CISTITIS.
  • Los síntomas normalmente son molestias al orinar (quemazón, dolor), aumento de la frecuencia y urgencia urinarias y dolor con pesadez en el bajo vientre. Puede que tenga ganas de orinar incluso tendiendo la vejiga vacía. En ocasiones aparecen cambios en la coloración de la orina, que puede ser turbia o incluso sanguinolenta, sin que esto traduzca mayor gravedad del cuadro.
  • En ocasiones puede aparecer también dolor lumbar e incluso náuseas.
  • Debemos de tratar esta infección para que no afecte a otros órganos del aparato urinario. Por ello es importante tomarse el tratamiento prescrito y medirse la temperatura para detectar si aparece fiebre en las siguientes horas.
  • Recomendaciones:
    • Debe tomar los antibióticos que le han recomendado
    • Tome analgésicos-antiinflamatorios para mejorar los síntomas, especialmente los primeros días.
    • Beba abundantes líquidos, si no tiene indicaciones de no hacerlo por otro motivo de salud.
    • Debe informar a su Urólogo si padece cistitis con frecuencia. Un estudio podría diagnosticar la causa de que esto ocurra y evitar estas infecciones.

SIGNOS DE ALARMA Acuda a urgencias o consulte a su Urólogo en caso de:

  • Fiebre alta ( > 38ºC), que puede ir acompañada de escalofríos.
  • Dolor lumbar importante.
  • Lleve tomando 48 horas el antibiótico y no mejore la sintomatología, o incluso empeore.

Para dudas o consultas llame al 93 5656000 / 900 301 013.

¿Cuándo debo preocuparme por una cistitis?

Signos de alarma o posibles complicaciones de la cistitis – En ocasiones, un episodio de cistitis no tratado a tiempo o de la form adecuada puede llegar a complicarse y provocar complicaciones. Si notas algunos de los siguientes signos indican que debes acudir de forma urgente al médico, ya que podría tratarse de una infección renal :

  • Dolor lumbar en la zona de la espalda o lateral.
  • Fiebre alta (más de 38 ºC) o escalofríos.
  • Vómitos o náuseas.

Del mismo modo, acude a tu doctor:

  • Si tras las primeras 48 horas de tratamiento antibiótico sigues teniendo síntomas o no notas mejoría.
  • Si presentas síntomas de cistitis durante una semana sin haber recibido tratamiento.
  • Si además presentas flujo vaginal, se debería valorar la posible presencia de una infección de transmisión sexual ( tricomoniasis , cándida, herpes…) o uretritis.
  • Si tienes cistitis aguda de repetición, es decir, que los episodios se repiten más de tres veces al año o más de dos veces al semestre, acude al experto para valorar si tienes cistitis crónica.

¿Cómo saber si una infección urinaria es grave?

¿Qué es una infección del tracto urinario? – Las infecciones bacterianas del tracto urinario son el tipo de infección más común en el tracto urinario. La orina, o pis, es el líquido que los riñones filtran del torrente sanguíneo. La orina contiene sales y productos de desecho, pero no suele contener bacterias.

Las infecciones del tracto urinario aparecen cuando las bacterias entran en la vejiga o los riñones y se multiplican en la orina. Hay tres tipos principales de infecciones del tracto urinario. Las bacterias que infectan solo la uretra (el tubo corto que envía la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo) provocan uretritis.

Las bacterias también pueden provocar una infección de la vejiga, que se denomina cistitis. Otro tipo más grave de infección del tracto urinario es la infección de los riñones, que recibe el nombre de pielonefritis ). En este tipo de infección, las personas suelen tener dolor de espalda, fiebre elevada y vómitos.

¿Cómo saber si tengo infección de orina en casa?

¿Qué te duele cuando tienes infección urinaria?

Solicitá un Asesor – Definición Es una infección de cualquier parte de las vías urinarias, que comprenden los órganos que recogen, almacenan y eliminan la orina del cuerpo: los riñones, uréteres, la vejiga y la uretra. Es la más común de todas las infecciones bacterianas.

  1. Abarca una variedad de cuadros clínicos cuyas manifestaciones dependerán de los mecanismos de defensa de quien la padece y del grado de agresividad y cantidad de bacterias que causa la infección;
  2. De acuerdo a la magnitud y localización de la misma la infección se manifestará como: – Pielonefritis aguda: Es la inflamación de la pelvis renal (vía urinaria alta) y del riñón causada por una infección;

Se caracteriza por presentar dolor lumbar unilateral o bilateral (de uno o ambos riñones) que se puede extender al abdomen inferior (bajo vientre) asociado a fiebre, escalofríos, náuseas y vómitos. Puede asociarse a cistitis. – Cistitis: es el proceso inflamatorio de la vejiga conocido como infección urinaria baja, muy frecuente en la mujer.

Cuando es aguda, significa súbita o grave. Se caracteriza por ardor intenso y aumento de la frecuencia al orinar, a veces incontinencia de orina y con menor frecuencia por la aparición de sangre en la orina (hematuria).

– Prostatitis: es la inflamación aguda de la próstata provocada habitualmente por el ingreso de orina infectada dentro del tejido prostático. Los síntomas son fiebre, ardor y dificultad para orinar, dolor perineal (dolor y sensación de peso entre los testículos y el ano).

  1. Existe otra forma de presentación más frecuente que es la prostatitis crónica y se manifiesta como episodios de infección urinaria reiterada y síntomas menos severos – Bacteriuria asintomática: es la presencia de bacterias en la orina en ausencia de signos y síntomas de infección urinaria;

Como en cualquier patología infecciosa resulta esencial tratar de conocer el germen causal,  para lograr así un tratamiento más efectivo. En el caso de las infecciones urinarias el análisis del sedimento de orina y el urocultivo (UC) son los estudios de mayor utilidad.

  1. En la infección urinaria adquirida el microorganismo más frecuentemente aislado se denomina Escherichia Coli (80%);
  2. Los siguientes exámenes se pueden hacer para ayudar a descartar problemas en el aparato urinario que podrían llevar a infección o dificultar el tratamiento de una infección urinaria: – Tomografía computarizada del abdomen – Pielografía intravenosa (PIV) – Gammagrafía del riñón – Ecografía del riñón – Cistouretrograma miccional Los siguientes factores también incrementan las probabilidades de desarrollar una infección urinaria: – Diabetes – Cualquier alteración en la anatomía del sistema urinario que altere el flujo de orina – Edad avanzada (sobre todo las personas en asilos de ancianos) – Problemas para vaciar la vejiga (retención urinaria) debido a trastornos neurológicos o cerebrales – Predisposición biológica de las mujeres con anatomía normal de la vía urinaria;
See also:  Medico Frances Que Invento El Estetoscopio?

– Un tubo llamado sonda vesical introducido en las vías urinarias – Incontinencia intestinal – Cálculos renales – Permanecer quieto (inmóvil) por un período de tiempo largo – Embarazo Síntomas Los síntomas de una infección vesical abarcan: – Orina turbia o con sangre que puede tener un olor fuerte o fétido – Fiebre baja (no toda persona tendrá fiebre) – Dolor o ardor al orinar – Presión o calambres en la parte inferior del abdomen (por lo general en la mitad) o en la espalda – Fuerte necesidad de orinar con frecuencia, incluso poco después de haber vaciado la vejiga Si la infección se propaga a los riñones, los síntomas pueden abarcar: – Escalofríos y temblores o sudores nocturnos – Fatiga y sensación de malestar general – Fiebre por encima de 38º C – Dolor de costado, en la espalda o la ingle – Piel enrojecida o caliente – Cambios mentales o confusión (en las personas ancianas, estos síntomas a menudo son los únicos signos de una infección urinaria) – Náuseas y vómitos – Dolor abdominal intenso (algunas veces) Prevención y Tratamiento La mejor manera de disminuir las consecuencias de una infección urinaria es la prevención.

  1. El principal mecanismo de defensa del aparato urinario es el vaciado periódico, para ello se necesitan dos medidas básicas: tomar líquidos y orinar;
  2. Se le recomendará al paciente beber al menos 2,5 litros de líquido al día y vaciar la vejiga cada tres horas durante el día;

Al ser la vejiga un órgano reeducable es de suma importancia hacer hincapié en estos conceptos si es que el paciente no los cumple. Otras medidas que en las mujeres resultan importantes son: orinar antes y después de tener relaciones y limpiar el área genital y anal antes y después de la actividad sexual.

Evitar la higiene genital excesiva que barre con la flora normal y el uso de cremas espermicidas por la misma causa. Además limpiar siempre de adelante hacia atrás después de usar el baño. Evitar los pantalones apretados y usar ropa interior de tela de algodón.

Se puede beber jugo de arándano o usar  tabletas de arándano agrio, pero no si tiene antecedentes personales o familiares de cálculos renales. No tomar líquidos que irriten la vejiga, como el alcohol y la cafeína. Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir algunas infecciones urinarias.

  • Antes de empezar un tratamiento, el médico definirá si el paciente tiene una infección renal o vesical simple o si es un cuadro más complejo;
  • Para las infecciones leves de la vejiga y el riñón, generalmente se recomiendan antibióticos tomados por vía oral debido a que hay un riesgo de que la infección se extienda a los riñones;

Es importante terminar de tomar el antibiótico incluso si el paciente se siente mucho mejor; las personas que no lo hacen pueden padecer una infección que resultará más difícil de tratar. Además, el médico puede recomendar medicamentos para aliviar el dolor y la necesidad urgente de orinar.

Toda persona con una infección renal o vesical debe tomar mucha agua. Si el paciente está muy enfermo, lo pueden hospitalizar para administrarle líquidos y antibióticos vía endovenosa. También lo pueden internar en el hospital si: – Es una persona de edad avanzada – Tiene cálculos renales o cambios en la anatomía de sus vías urinarias – Ha tenido recientemente una cirugía de las vías urinarias – Tiene cáncer, diabetes, esclerosis múltiple, lesión de la médula espinal u otros problemas médicos – Está embarazada y tiene fiebre o aparte de esto está enferma Algunas personas tienen infecciones urinarias que siguen reapareciendo o que no desaparecen con tratamiento.

Se denominan infecciones urinarias crónicas. En esos casos, el paciente puede necesitar antibióticos por un período de tiempo prolongado (quizás de hasta 6 meses a 2 años), o se pueden prescribir antibióticos más fuertes. Si un problema estructural (anatómico) está causando la infección, se puede recomendar la cirugía.

¿Cómo tratar una infección urinaria desde casa?

¿Cuando una mujer tiene infección urinaria puede tener relaciones sexuales?

Relaciones sexuales con infección de orina – Tal como apuntábamos, las infecciones de orina están causadas por bacterias como el E-coli, que se adhieren a las paredes del sistema urinario. Por ello, y contrariamente a lo que se podría pensar en primera instancia, la infección de orina no se transmite por vía sexual.

Y es que a través del coito el hombre no transmite la bacteria a la mujer ni a la inversa, sino que se facilita la infección por la compresión de la uretra y se favorece la entrada de bacterias. De esta forma, las infecciones urinarias no se consideran una enfermedad de transmisión sexual (ETS) , pero lo cierto es que el acto sexual puede propiciarlas.

Asimismo, es necesario tener en cuenta que algunos síntomas de esta afección resultan dolorosos y el coito puede incrementar el dolor , por lo que las relaciones sexuales cuando se padece infección de orina no suelen resultar placenteras. De este modo, se recomienda tratar la infección y esperar a que haya desaparecido por completo para retomar la actividad sexual habitual.

¿Cómo saber si tengo infección de orina en casa?

¿Cómo saber si tengo infección urinaria o cistitis?