Cuando Acudir Al Medico Por Embarazo?

Cuando Acudir Al Medico Por Embarazo
Dolor intenso en la boca del estómago. Sangrado o salida de líquido por la vagina, con o sin dolor. Disminución o ausencia de movimientos de tu hijo(a). Contracciones dolorosas en el abdomen antes de tiempo.

¿Cuándo se debe ir al médico si sé que estoy embarazada?

Conoce los test de embarazo, cuándo realizarlos, cuándo acudir al ginecólogo, de cuántas semanas estás y cuáles son los síntomas más comunes. Test de embarazo Existe una hormona determinante cuando una mujer se queda embarazada que va a ser la que determine que la prueba sea positiva.

  1. Esa hormona se llama Gonadotropina Coriónica Humana (GCH);
  2. Esta hormona está presente en la orina y en la sangre;
  3. En las farmacias venden diferentes pruebas que sumergiéndolas en una muestra de orina pueden determinar la gestación, aunque la verdadera prueba es la realizada a través de una analítica sanguínea;

Los niveles de esta hormona son muy bajos en los primeros días debido a la falta de menstruación, incrementándose exponencialmente con el paso de los días. Por ese motivo, se recomienda retrasar unos días la prueba para evitar falsos positivos. ¿Cuándo realizar la prueba? La prueba se realiza a los 14 – 15 días de haber mantenido relaciones sin protección o transcurridos 3 – 4 días de la fecha en que debería haber aparecido la menstruación en el caso de reglas que sean regulares.

¿Cuál es más fiable? Existen diferentes tipos de pruebas en el mercado, algunas incluso pueden llegar a determinar las semanas de gestación. Las pruebas son muy diferentes unas de otras, pero todos tienen el mismo objetivo.

Podrás encontrar diferentes opiniones a cerca de los mismos en la web, lo que sí es cierto es que la prueba más fiable es la analítica de sangre. Lo más importante es seguir las instrucciones del prospecto y tener paciencia en el tiempo que determine de espera.

Te recomendamos que recojas la primera orina de la mañana para realizar la prueba ya que la orina está más concentrada y estará más condensada la hormona, aunque algunas pruebas no determinen la necesidad de hacerlo en ese momento.

¿Qué pasa si la prueba tiene una marca muy tenue? Para que una prueba de embarazo de positivo, deben existir dos líneas: la de control, que garantiza que la prueba está bien hecha, y la de prueba que detecta la hormona GCH. Esta hormona solo aparece en mujeres embarazadas y puede comenzar a detectarse a los 8 días después de la fecundación.

  1. La cantidad de esta hormona se llega a duplicar cada dos o tres días;
  2. Es muy probable que si repites la prueba pasados unos días, incluso una semana puedas salir de dudas;
  3. En el caso de que la prueba siga tenue te recomendamos que acudas a tu ginecólogo quién te pedirá una analítica para determinar la presencia de la hormona en sangre;

Es importante garantizar que se ha esperado el tiempo prescrito por el fabricante de la prueba y tener paciencia. Estás embarazada, ¿y ahora qué debes hacer? En primer lugar, te damos la enhorabuena. En Quirónsalud estamos a tu disposición para resolver todas las dudas que puedas tener ¿Cuándo ir al ginecólogo? Debes pedir cita con tu ginecólogo para que te realice la primera visita del embarazo.

Esto ayuda a llevar un mejor control de ti como futura madre y del bebé. La cita no tiene que ser inmediata a la prueba de embarazo, normalmente se realiza en torno a la semana 6 – 9 de embarazo. El ginecólogo necesitará obtener información relevante, por eso, te realizará una entrevista de salud con todos tu antecedentes personales o problemas de salud familiares.

Deberás recordar la fecha de la última regla para poder tener un referente de las semanas de embarazo, aunque si no lo recuerdas se podrá determinar mediante ecografía. Es importante mencionar los embarazos previos, aunque no hayan llegado a término. El médico controlará tu altura, peso y tu tensión arterial.

  1. Te preguntará sobre consumo de hábitos saludables como el ejercicio o tóxicos como el tabaco y el alcohol;
  2. Dependiendo de la edad gestacional realizará una ecografía que confirmará que todo es correcto y te realizará, en caso necesario, una citología vaginal o determinación de HPV (la citología no es obligatoria si te has realizado una en el último año);

Posteriormente te prescribirá las pruebas del primer trimestre. Te recomendamos que anotes todas tus dudas para que puedas preguntarlas en la consulta. ¿Dónde ir si estás embarazada? En Quirónsalud ponemos a tu disposición un gran cuadro médico. Una gran cantidad de especialistas estarán a tu alcance.

  1. Si estás interesada en nuestros centros selecciona el más cercano a tu domicilio o el que sea de tu interés en el siguiente enlace;
  2. ¿De cuántas semanas estás? A partir de ahora y desde que el ginecólogo confirme el embarazo y que todo está bien, comenzarás a contar las semanas de embarazo que llevas;

Es importante que sepas que la gestación se divide en tres trimestres , donde cada uno de ellos es completamente diferente. Nosotros te proporcionaremos información semanal sobre tu estado gestacional en todo momento, para que puedas conocer de cuántas semanas estás. ¿Cuándo aparecen los primeros síntomas? Los primeros síntomas pueden aparecer en la semana 6 – 8, siendo los más característicos los siguientes:

  • Ausencia de menstruación: Principal síntoma característico, llamado amenorrea.
  • Dolor de pecho y aumento del tamaño de los senos: En ocasiones puede confundirse con un síntoma premenstrual.
  • Náuseas: Incluso asco por determinados alimentos, percibes que tienes más olfato de lo normal.
  • Cambios de humor sin causa justificada que van a ser ocasionados por la elevada liberación de hormonas.
  • Existe una hormona que se eleva cuando la mujer está embarazada y es la progesterona. Altos niveles en la sangre, que son normales en la gestación, producen mucho cansancio y sueño. Puedes tener la sensación de querer dormir continuamente y que te falta energía.
  • Abdomen hinchado acompañado de dolor pélvico característico similar al de la menstruación.
  • Incremento de las ganas de orinar: Esto es debido a que el volumen sanguíneo se incrementa durante el embarazo para dar soporte al bebe que viene en camino. Tus riñones filtran más orina de lo normal.
  • En ocasiones puede aparecer sangrado vaginal que es característico de la implantación del embrión al endometrio. La cama que anidará al bebé durante los 9 meses.
  • Mareos y desmayos ya que la tensión arterial puede estar disminuida por efecto hormonal.
  • Estreñimiento: Puede ser debido a los cambios hormonales.

¿Es normal sentir dolor en el abdomen? Los dolores característicos son muy parecidos a los que sentirías en la pelvis cuando aparece la menstruación. Estos dolores son característicos durante las primeras semanas y pueden prolongarse durante el primer trimestre. El útero va a crecer y todos los ligamentos que lo sostienen se van a estirar..

See also:  Como Pido Mi Historial Medico?

¿Qué es lo primero que debo hacer al enterarme que estoy embarazada?

¿Que no se debe hacer en los primeros meses de embarazo?

¿Por qué no debe barrer una mujer embarazada?

A muchas mujeres embarazadas les entra el síndrome de la limpieza y no quieren dejar de limpiar la casa. En principio suena muy bien y muy útil, pero la verdad es que existen algunos quehaceres de casa que debes de evitar hacer. Es importante tener cuidado con los esfuerzos excesivos y con el desgaste innecesario. ¿Qué no hacer en casa?

  • NO mover muebles. Ten cuidado con tu espalda, no es momento para cambiar de sitio el sillón. Además, si vas a agacharte, hazlo doblando las rodillas y con la espalda recta, en esos casos puede ser útil un cinturón de maternidad.
  • NO pintar las paredes de la recámara del bebé. Suena tierno que lo hagas tú, pero seguro que alguien puede hacerlo por ti. No es bueno por el esfuerzo físico y además porque la pintura tiene plomo lo cual puede dañar tu salud.
  • NO limpiar la caja del gato. También lo puede hacer alguien más, no te arriesgues a contraer tú –y tu pequeño- una infección parasitaria (toxoplasmosis). Esta se dispersa en el aire al momento de mover la arena del gato, permitiéndola volar libremente y pueda ponerte en riesgo de aspirarla.
  • NO matar insectos. No es tu chamba, al menos por ahora, los pesticidas son dañinos para las mujeres expectantes. De forma que si debes de matar alguno tendrás que hacer con una escoba, algún trapo o con tus manos en caso de ser un mosquito.
  • NO lavar ropa, barrer y limpiar el piso. No es a fuerzas, pero mejor evita esas tareas que te hacen agacharte repetitivamente. Sí las haces durante mucho tiempo, es posible que aparezcan dolores a la altura de la espalda baja y piernas, mismo caso a como sucede con mover muebles.

¡Tómalo con calma y deja que te ayuden! ¡Tiempo para que te consientan!.

¿Cuándo ir al ginecólogo después de un test positivo?

Una vez que el test de embarazo confirme que estás embarazada tendrás que pedir cita con el ginecólogo para el primer control del embarazo. La primera visita suele realizarse entre la semana 6 y la semana 9 de embarazo , siempre contando desde la fecha de la última menstruación. .

¿Qué frutas no se debe comer durante el embarazo?

Las frutas ácidas pueden agravar la acidez y el reflujo estomacal, así que es importante tomarlas con moderación en el embarazo. Durante estos meses es especialmente importante lavar bien la fruta antes de comerla para eliminar bacterias nocivas y residuos de plaguicidas o pesticidas.

¿Qué siente un hombre cuando tiene relaciones con una mujer embarazada?

Descubre qué es lo que desencadena en los hombres esa atracción especial que una mujer embarazada les provoca. Aunque el embarazo no es una etapa favorable para el cuerpo de la mujer, muchos hombres se sienten atraídos por ellas a pesar de estar gorditas, hinchadas o agotadas.

Tampoco es una etapa donde se elijan prendas sexys ya que se tiende a elegir ropa más cómoda. A pesar de todo, muchos hombres sienten una atracción muy especial hacia ellas. Sin embargo, no es algo para nada extraño según la sexóloga Logan Levkoff.

De acuerdo a varios estudios realizados, Logan advierte que las mujeres embarazadas se sienten mucho más confiadas con su cuerpo. “Estar embarazada da esta sensación de confianza al estar cómoda en tu propia piel”, comentó recientemente la sexóloga en la CNN.

Por otro lado, es una etapa donde se acrecientan los apetitos debido a los cambios hormonales. Al igual que los antojos durante el embarazo , muchas mujeres experimentan un aumento del deseo sexual. Esto sin duda es percibido por el hombre, ya que la actitud de la mujer cambia notablemente en este aspecto.

Muchos maridos declaran haber tenido más y mejores relaciones sexuales cuando su pareja cursaba el embarazo. Lo que sucede es que durante el embarazo las mujeres segregan mayor cantidad de feromonas como producto de los cambios hormonales. Dichas feromonas son las responsables de reducir los niveles de testosterona, lo que incrementa la producción de prolactina, una hormona que en el hombre provoca respuestas cerebrales que lo preparan para ser padre, despertando en él una necesidad de protección y apego con su pareja.

  1. Tampoco podía faltar algo más que enloquece a los hombres: el tamaño de los senos;
  2. El crecimiento mamario es uno de los cambios típicos del embarazo;
  3. El aumento de tamaño y la turgencia mamaria sin duda despierta el deseo sexual en muchos hombres;

Por último, una mujer embarazada es símbolo de fertilidad y es instintivamente más atractiva que una mujer que no lo es o no lo parece. De allí que el maquillaje sirve para acentuar rasgos saludables en el rostro que dan la apariencia de un buen estado de salud.

Por esta razón, los hombres maduros buscan estos “íconos” de la fertilidad, ya que una mujer embarazada habla por sí misma, estando maquillada o no. De modo que cuando te sientas mal con tu propio cuerpo, no te desanimes.

Recuerda que el embarazo y todos los cambios que conlleva son una ventaja a la hora de sentirte deseada y sin duda desviará muchas miradas cuando camines por la calle. ¡A disfrutar ese hermoso cuerpo!.

¿Cuáles son los meses más peligrosos en el embarazo?

Existen dos momentos de mayor riesgo, el primer trimestre hasta la semana 12, donde existe mayor riesgo de aborto y es el período en que se forman los órganos, fundamentalmente, en los dos primeros meses ; y el tercer trimestre, donde el estrés prolongado y otras alteraciones de la salud de la madre pueden adelantar el.

¿Qué es lo que le hace daño a una embarazada?

Ciertos alimentos – ¿Hay alimentos que debo evitar? Sí. Debe tratar de evitar o limitar su exposición a aquellos alimentos que con mayor probabilidad estén contaminados con bacterias o con metales pesados. Los que debe evitar durante todo el embarazo son los siguientes:

  • los quesos blandos no pasteurizados (con frecuencia promocionados como “frescos”), como el queso feta, el queso de cabra, el brie, el camembert, el queso azul y el queso fresco propiamente dicho
  • la leche, los jugos y la cidra de manzana que no estén pasteurizados
  • los huevos crudos o los alimentos que contienen huevos crudos, lo cual incluye la mousse, el tiramisú, la masa para hacer galletas que no esté totalmente cocida, el helado casero y la salsa César para ensaladas
  • el pescado crudo o poco cocido (sushi), los mariscos o las carnes crudos o poco cocidos
  • los patés y otros productos untables derivados de la carne
  • las carnes procesadas, como los perros calientes, los productos de charcutería (deben estar bien cocidos antes de comerlos)
See also:  Cuantos Años Son Para Estudiar Medico Cirujano?

Asimismo, si bien el pescado y los mariscos pueden ser una parte sumamente saludable de la dieta durante el embarazo (contienen ácidos grasos omega 3 beneficiosos, son una fuente elevada de proteínas y tienen un bajo contenido de grasas saturadas), debe evitar ciertos tipos de pescado debido a su elevado contenido de mercurio, que puede dañar el cerebro del bebé en desarrollo. Debe evitar los siguientes pescados:

  • tiburón
  • pez espada
  • carito, peto o sierra
  • blanquillo
  • filete de atún (puede comer cantidades limitadas de atún enlatado, preferentemente claro)

¿Cuáles son los riesgos para mi bebé? Si bien es importante comer muchos alimentos saludables durante el embarazo, también debe evitar las enfermedades que se transmiten a través de los alimentos, como listeriosis , toxoplasmosis y salmonella, que son provocadas por las bacterias presentes en ciertos alimentos. Estas infecciones pueden poner en riesgo la vida del bebé por nacer y pueden provocar malformaciones congénitas o abortos espontáneos. ¿Qué puedo hacer al respecto? Asegúrese de lavar completamente todas las frutas y verduras, que pueden portar bacterias o estar recubiertas con residuos de pesticidas.

  1. Y preste atención a lo que compra o lo que come fuera de casa;
  2. Cuando escoja frutos de mar, coma una variedad de pescados y mariscos, y limite la cantidad a aproximadamente 12 onzas por semana; esto equivale a aproximadamente dos comidas;

Los pescados y mariscos de consumo habitual que tienen un bajo contenido de mercurio incluyen los siguientes: atún claro enlatado, bagre, abadejo, salmón y camarones. Pero como el atún blanco o albacore tiene más mercurio que el atún claro en lata, conviene no comer más de 6 onzas (o una comida) de atún blanco por semana.

¿Qué dolores son normales en las primeras semanas de embarazo?

Es muy frecuente que al principio del embarazo muchas gestantes noten dolor en el bajo vientre o la zona baja de la tripa muy similar al que experimentan cuando les va a ‘bajar la regla’. Es el dolor uterino, que te acompañará con mayor o menor intensidad durante el primer trimestre de embarazo.

¿Qué siente el bebé cuando la madre tiene relaciones sexuales?

¿Está bien mantener relaciones sexuales durante el embarazo? – Tu bebé en desarrollo está protegido por el líquido amniótico del útero, así como también por los músculos fuertes del útero mismo. La actividad sexual no afectará a tu bebé, siempre y cuando no tengas complicaciones como un parto prematuro o problemas con la placenta.

¿Qué esfuerzos no se pueden hacer en el embarazo?

Aquellas mujeres embarazadas que no hayan realizado ejercicio antes del embarazo pueden comenzar a practicarlo sin peligro alguno, consultando siempre con su ginecólogo y evitando realizar ejercicios agotadores. Es recomendable comenzar con 10 minutos diarios de ejercicio, para aumentar posteriormente a 10 minutos dos veces al día, y subir poco a poco hasta 15 minutos dos veces al día. Durante el embarazo se debe evitar realizar los siguientes tipos de ejercicios:

  • Ejercicios en los que haya que tumbarse boca arriba después del primer trimestre del embarazo. El aumento del peso del útero puede presionar vasos sanguíneos importantes y producir desmayos.
  • Correr los días calurosos y húmedos. El aumento rápido de la temperatura corporal puede dañar al feto.
  • Pilates. Puede realizarse si son clases especiales para embarazadas pero las clases normales de Pilates concentran mucho ejercicio en la espalda y no benefician a las embarazadas.
  • Ejercicios de equilibrio. El aumento de tamaño uterino desplaza hacia adelante el centro de gravedad de las embarazadas alterando así su equilibrio. La realización de ejercicios de equilibrio en esta situación puede precipitar caídas que pudieran resultar fatales.
  • Ejercicios de alto impacto, como hockey, fútbol, baloncesto, equitación, esquí y gimnasia artística.

Al realizar ejercicio es recomendable:

  • Evitar comer durante al menos la hora previa al ejercicio.
  • Comenzar el ejercicio con un calentamiento de 5 minutos e ir aumentando la intensidad de forma gradual.
  • Finalizar el ejercicio con estiramientos suaves.
  • Evitar realizar ejercicio si hace mucho calor o humedad.
  • Beber mucha agua.
  • Utilizar un sujetador adecuado.
  • Realizar el ejercicio sobre superficies planas para evitar lesiones.
  • Incorporarse despacio de los ejercicios de suelo para evitar mareos.
  • No llegar nunca al agotamiento. Si no se puede hablar con normalidad mientras se realiza el ejercicio se debe bajar el ritmo.

Ante la aparición de cualquiera de los siguientes síntomas se debe interrumpir la actividad física e informar al ginecólogo, para saber si se puede continuar con el programa de ejercicios o se debe interrumpir definitivamente hasta después del parto:

  • Sangrado vaginal.
  • Dificultad para respirar.
  • Sensación de mareo, debilidad o náuseas.
  • Dolor torácico.
  • Dolor de cabeza.
  • Debilidad muscular.
  • Dolor abdominal, pélvico o contracciones.
  • Salida de líquido a través de la vagina.
  • Inflamación, dolor, enrojecimiento o calor en las piernas.
  • Disminución o ausencia de movimientos fetales.
  • Resfriado o catarro.
  • Palpitaciones.

¿Quién no debe realizar ejercicio durante el embarazo? Las mujeres embarazadas con diversas enfermedades como asma, enfermedades cardiovasculares o diabetes, no deben realizar ejercicio durante el embarazo. El ejercicio también está contraindicado en las siguientes situaciones:

  • Sangrado vaginal.
  • Placenta previa.
  • Amenaza de aborto o abortos recurrentes.
  • Historia de partos prematuros.
  • Debilidad del cuello del útero.

¿Cuándo se puede volver a hacer ejercicio después del parto? Es conveniente consultarlo con el médico ya que influyen diversos factores (el estado de cada mujer, si el parto ha sido natural o por cesárea, si han surgido complicaciones, etc. La recuperación del cuerpo tras el parto se realiza de forma gradual. La mayoría de las mujeres pueden comenzar con ejercicios de bajo impacto una o dos semanas después de un parto vaginal (tres a cuatro semanas tras una cesárea).

¿Qué pasa si una mujer embarazada se la pasa acostada?

Comprender los efectos secundarios – El reposo en cama durante el embarazo puede suponer riesgos para la salud, incluidos los siguientes:

  • Un coágulo sanguíneo en una vena profunda, como una vena de la pierna (tromboembolia venosa)
  • Disminución de la masa ósea (desmineralización ósea)
  • Desacondicionamiento muscular y cardiovascular
  • Estrés provocado por el sentimiento de culpa, problemas con el cuidado de los niños y preocupaciones por la pérdida del trabajo o las finanzas

Si el proveedor de atención médica te recomienda el reposo en cama o restricciones en las actividades, pídele que te explique las razones. Mientras tanto, concéntrate en mantenerte saludable y en el día en que puedas tener a tu bebé en los brazos. Feb. 12, 2022

  1. American College of Obstetricians and Gynecologists. Practice Bulletin No. 171: Management of preterm labor. Obstetrics & Gynecology. 2016; doi:10. 1097/AOG. 0000000000001711. Reaffirmed 2018.
  2. Sosa CG, et al. Bed rest in singleton pregnancies for preventing preterm birth. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2015; doi:10. 1002/14651858. CD003581. pub3.
  3. Simhan HN, et al. Inhibition of acute preterm labor. https://www. uptodate. com/content/search. Accessed Oct. 1, 2019.
  4. Caritis S, et al. Management of pregnant women after resolution of an episode of acute idiopathic preterm labor. https://www. uptodate. com/content/search. Accessed Oct. 1, 2019.
  5. Da Silva Lopes K, et al. Bed rest with and without hospitalization in multiple pregnancy for improving perinatal outcomes. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2017; doi:10. 1002/14651858. CD012031. pub2.
  6. Butler Tobah Y (expert opinion). Mayo Clinic. Accessed Nov. 12, 2019.
See also:  Que Preguntas Te Hacen En El Tribunal Medico?

See more In-depth.

¿Cuánto peso puede levantar una mujer embarazada?

La mayoría de las mujeres debe aumentar entre 25 y 35 libras (11. 5 a 16 kilogramos) durante el embarazo. La mayoría de ellas aumentará de 2 a 4 libras (1 a 2 kilogramos) durante el primer trimestre, y luego 1 libra (0. 5 kilogramos) por semana durante el resto del embarazo. La cantidad de peso que se aumente dependerá de su situación:

  • Las mujeres con sobrepeso deben aumentar menos (15 a 25 libras o 7 a 11 kilogramos o menos, según su peso antes del embarazo).
  • Las mujeres con bajo peso tendrán que aumentar más (28 a 40 libras o 13 a 18 kilogramos).
  • Usted debe aumentar más si tiene más de 1 bebé. Las mujeres que tienen gemelos necesitan aumentar de 37 a 54 libras (16. 5 a 24. 5 kilogramos).

Una dieta equilibrada y rica en nutrientes , junto con el ejercicio, es la base para un embarazo saludable. Para la mayoría de las mujeres embarazadas, la cantidad adecuada de calorías es la siguiente:

  • 1,800 calorías por día en el 1er. trimestre
  • 2,200 calorías por día en el 2do. trimestre
  • 2,400 calorías por día en el 3er. trimestre

La mayor parte del peso que se aumenta durante el embarazo no corresponde a grasa, sino que se relaciona con el bebé. A continuación se desglosa la forma como se componen 35 libras (16 kilogramos):

  • Bebé: 8 libras (3. 5 kilogramos)
  • Placenta: 2 a 3 libras (1 a 1. 5 kilogramos)
  • Líquido amniótico: 2 a 3 libras (1 a 1. 5 kilogramos)
  • Tejido mamario: 2 a 3 libras (1 a 1. 5 kilogramos)
  • Riego sanguíneo: 4 libras (2 kilogramos)
  • Depósitos de grasa: 5 a 9 libras (2. 5 a 4 kilogramos)
  • Crecimiento del útero: 2 a 5 libras (1 a 2. 5 kilogramos)

Algunas mujeres ya tienen sobrepeso cuando quedan embarazadas. Otras aumentan de peso demasiado rápido durante su embarazo. De cualquier manera, una mujer embarazada no debe hacer ninguna dieta ni tratar de bajar de peso durante el embarazo. Es mejor enfocarse en consumir los alimentos adecuados y mantenerse activa. Si no gana suficiente peso durante el embarazo, usted y su bebé pueden tener problemas.

Sin embargo, usted puede hacer cambios en su alimentación para obtener los nutrientes que necesita sin engordar demasiado. Hable con su proveedor de atención médica para obtener ayuda con la planificación de una dieta saludable.

A continuación, se presentan algunos consejos sobre la alimentación saludable que le deben ayudar a empezar. Opciones saludables:

  • Las frutas y las verduras frescas son buenos refrigerios. Están llenas de vitaminas y son bajas en calorías y grasa.
  • Coma panes, galletas y cereales hechos con granos integrales.
  • Elija productos lácteos bajos en grasa. Usted necesita por lo menos 4 porciones de productos lácteos cada día. Sin embargo, consumir leche descremada, al 1% o al 2%, reducirá en gran medida la cantidad de calorías y grasa que come. Igualmente, escoja queso o yogur con contenido bajo de grasa o sin grasa.

Alimentos que se deben evitar:

  • Los alimentos endulzados de manera natural son mejores que los alimentos y las bebidas con azúcar o edulcorantes artificiales.
  • Los alimentos y bebidas que tengan en la lista el azúcar o el jarabe de maíz como uno de los primeros ingredientes no son buenas opciones.
  • Muchas bebidas azucaradas tienen muchas calorías. Lea la etiqueta y tenga cuidado con las bebidas con alto contenido de azúcar. Reemplace los refrescos y bebidas de frutas por agua.
  • Evite los refrigerios de comida chatarra, como papas fritas, dulces, pasteles, galletas y helados. La mejor manera de evitar el consumo de comida chatarra u otros refrigerios malsanos es no tener estos alimentos en su casa.
  • Consuma pocas grasas. Las grasas abarcan los aceites de cocina, la margarina, la mantequilla, la salsa de carne, las salsas, la mayonesa, los aderezos para ensaladas, la manteca, la crema agria y el queso crema. Pruebe las versiones bajas en grasa de estos alimentos.

Comer afuera:

  • Conocer la cantidad de calorías, grasas y sal en los alimentos puede ayudarle a comer más sano.
  • La mayoría de los restaurantes tiene los menús y la información nutricional en sus sitios web. Utilícelos para planear con anticipación.
  • En general, coma en lugares que ofrezcan ensaladas, sopas y verduras.
  • Evite las comidas rápidas.

Cocinar en casa:

  • Prepare las comidas con métodos de cocción bajos en grasa.
  • Evite los alimentos fritos. Freír los alimentos en aceite o mantequilla aumentará las calorías y la grasa de esa comida.
  • Hornear, cocinar al vapor, asar o hervir son métodos de cocción más saludables y bajos en grasas.

Ejercicio:

  • El ejercicio moderado, como se lo recomiende su proveedor, puede ayudar a quemar calorías adicionales.
  • Caminar y nadar generalmente son ejercicios seguros y eficaces para mujeres embarazadas.
  • No olvide hablar con su proveedor antes de comenzar un programa de ejercicios.

Si usted ha luchado con su peso en el pasado, le puede resultar difícil aceptar que ahora está bien aumentar de peso. Es normal sentirse ansiosa a medida que los números en la balanza suben. Tenga en cuenta que el aumento de peso es necesario para un embarazo saludable. Los kilos de más desaparecerán después de haber tenido el bebé. Por otro lado, si aumenta mucho más peso de lo recomendado, su bebé también será más grande.

  • Esto algunas veces puede conducir a problemas con el parto;
  • Una alimentación sana y el ejercicio regular son las mejores formas de garantizar un embarazo y un bebé saludables;
  • Cuidados prenatales – manejo del peso Berger DS, West EH;

Nutrition during pregnancy. In: Landon MB, Galan HL, Jauniaux ERM, et al, eds. Gabbe’s Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 6. Bodnar LM, Himes KP. Maternal nutrition. In: Resnik R, Lockwood CJ, Moore TR, Greene MF, Copel JA, Silver RM, eds.

Creasy and Resnik’s Maternal-Fetal Medicine: Principles and Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 12. Versión en inglés revisada por: John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA.

Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A. Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc..

Adblock
detector