Como Se Llama El Medico Del Sistema Inmunologico?

Como Se Llama El Medico Del Sistema Inmunologico
¿Qué enfermedades trata el inmunólogo?   – Un inmunólogo está capacitado para tratar diversas enfermedades, aunque su trabajo se centra especialmente en el control y mantenimiento del sistema inmunológico, así como el control de la defensa del organismo, prestando especial atención al control de las infecciones, enfermedades autoinmunes y las inmunodeficiencias.

  • El control de las defensas del individuo sano y enfermo en sus distintos componentes de inmunidad innata y adquirida.
  • Inmunodeficiencias primarias y secundarias: pacientes con infecciones recurrentes o graves. Inmunodeficiencias primarias más frecuentes : Deficiencia selectiva de IgA, inmunodeficiencia variable común, déficits de producción de anticuerpos, déficits parciales de complemento, etc. Inmunodeficiencias secundarias más frecuentes : pacientes con terapia inmunosupresora, pacientes con cáncer, pacientes trasplantados o pacientes con infecciones virales crónicas (infección por virus de inmunodeficiencia humana o por virus de hepatitis).
  • Enfermedades Autoinmunes : asesoría en casos complejos, síndromes poliglandulares autoinmunes, inmunosupresión ampliada en casos refractarios a terapia convencional.
  • Inmunología reproductiva : estudio y tratamiento de mujeres con abortos espontáneos de repetición con factor inmunológico.
  • Evaluación de alteraciones inmunológicas en mujeres con infertilidad.
  • Inmunología Ocular: Uveítis, rechazo de trasplante corneal.
  • Inmunología Digestiva : diagnóstico de enfermedad celiaca, evaluación de comorbilidad inmunológica en enfermedad inflamatoria intestinal, crioglobulinemias.
  • Inmunologia del Trasplante ; Trasplante de Órganos: monitorización de inmunocompetencia; asesoría en casos de rechazo.
  • Inmunologia del Paciente en estado crítico: riesgo de infección; riesgo de muerte tras sepsis.
  • Indicación de vacunas profilácticas y terapéuticas.
  • Terapias de base inmunológica: Gammaglobulina intravenosa o subcutánea, anticuerpos monoclonales e inmunosupresores, vacunas de mucosas.
  • Asesoría sobre terapia domiciliaria con inmunoglobulinas.
  • Estudio de susceptibilidad genética para enfermedades inmunológicas.
  • Neuro-Psico-Inmunología: Evaluación de alteraciones inmunológicas asociadas a Fatiga Crónica o Cansancio Inmunológico.
  • Comorbilidad inmunológica en pacientes con alergias.
  • Peritaje de casos con enfermedades de base inmunológica.

El análisis de sangre es un método  para detectar problemas en el  sistema inmunológico.

¿Qué enfermedades trata la inmunología?

Trata las enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario. También estudia los órganos, tejidos y células ante la presencia de agentes patógenos externos. Como por ejemplo bacterias, virus, parásitos, toxinas, etc. Asimismo, reconoce agentes extraños para poder combatirlos.

¿Qué estudios se realizan en el área de inmunología?

Resumen Durante los últimos años el avance tecnológico ha permitido desarrollar técnicas que ayudan al diagnóstico de múltiples enfermedades. En el caso de las enfermedades autoinmunes, las técnicas inmunológicas son de gran ayuda ya que permiten la detección de varios autoanticuerpos simultáneamente a partir de volúmenes de muestra pequeños.

Aunado al desarrollo de las nuevas técnicas, la sensibilidad y especificidad en la detección de las especificidades de los anticuerpos también han ido en aumento, de tal manera que el clínico puede contar con pruebas que le permiten hacer los diagnósticos tempranos con mayor certeza y hacer también el seguimiento del curso de la enfermedad en función de la variación de los anticuerpos presentes en las muestras de los pacientes.

Cabe destacar que las nuevas técnicas de laboratorio que se utilizan para el apoyo en el diagnóstico de las enfermedades autoinmunes ya no son exclusivas de laboratorios de investigación, sino que por su control de calidad, facilidad de estandarización y reproducibilidad pueden usarse en laboratorios clínicos medianos y pequeños.

En el presente trabajo se describen las técnicas de mayor aplicación en el laboratorio clínico para enfermedades autoinmunes. Palabras clave: Ensayos inmunoenzimáticos Laboratorio de autoinmunidad Enfermedades autoinmunes Abstract During the past few years technological advance have been allowed the developing of techniques that help to the diagnosis of multiple diseases.

In the case of the autoimmune diseases, immunological techniques are helpful since they allow the detection of multiple autoantibodies at the same time with small volumes of sample. Together with the development of the new techniques, sensitivity and specificity in the detection of the antibodies specificities’ also have been increased, in such a way that the clinicians can count with tests that allow them to make early diagnoses with greater certainty and also to follow the course of the disease based on the variation of the antibodies presents in the patient’s samples.

It is important to emphasize that the new techniques of laboratory that are used for the support of the diagnosis of autoimmune diseases, no longer are exclusive for research laboratories but by their facility of standardization, quality control and reproducibility they can be used in clinical laboratory of medium and small sizes.

In the present paper we describe those techniques with greater application in the clinical laboratory of autoimmune diseases. Keywords: Immunoenzimatic assays Autoimmunity laboratory Autoimmune disease Texto completo Introducción Desde la descripción de Hargraves del fenómeno de las células LE y su asociación con el lupus eritematoso generalizado (LEG), el estudio de los anticuerpos asociados a las enfermedades autoinmunes cobró gran importancia.

Actualmente, el apoyo por el laboratorio para el diagnóstico de las enfermedades autoinmunes consiste en un gran número de técnicas que permiten tanto identificar como confirmar el o los antígeno(s) específicos reconocidos.

Además, este tipo de técnicas han evolucionado de manera importante en las últimas décadas, ya que se han desarrollado pruebas con mayor especificidad y sensibilidad. Entre las técnicas más utilizadas se encuentran: la inmunofluorescencia indirecta (IFI), el ensayo inmunoenzimático (ELISA), el ensayo múltiple y la electroinmunotransferencia (EIT).

Cada una de ellas presenta diferencias pero conservan el fundamento general que es el reconocimiento de la unión antígeno-anticuerpo, por lo que presentamos las características más importantes de dichas pruebas.

Inmunofluorescencia indirecta La inmunofluorescencia indirecta (IFI) es una de las técnicas más utilizadas en los estudios de autoinmunidad debido a su fácil manejo y estandarización. Sin embargo, la lectura e interpretación requieren de amplia experiencia.

La técnica se basa en el reconocimiento de los anticuerpos que reconocen estructuras antigénicas celulares nativas. La interacción se evidencia por medio de un anticuerpo antiinmunoglobulina humana, producido en conejo, cabra o cobayo, dirigido contra las fracciones constantes (Fc) de las inmunoglobulinas IgG, IgA y/o IgM.

Este anticuerpo antiinmunoglobulina humano está conjugado o acoplado a un fluoróforo (generalmente isotiocianato de fluoresceína [FITC]). Los resultados del reconocimiento de los antígenos por los autoanticuerpos presentes en el suero, plasma o cualquier otro líquido, se evalúan en un microscopio de epifluorescencia.

  1. Actualmente, la IFI se utiliza en los estudios de autoinmunidad para la detección de anticuerpos anti-DNA de doble cadena (DNAcd) o DNA nativo (DNAn) utilizando como sustrato Crithidia luciliae;
  2. Para la detección de anticuerpos que reconocen antígenos nucleares se utilizan como sustratos líneas celulares epiteliales humanas como las células HEp-2 o las células HeLa;

En el caso de los anticuerpos contra componentes de los gránulos primarios y específicos de los polimorfonucleares o anticuerpos anticitoplasma de neutrófilos (ANCA), se utilizan neutrófilos fijados con etanol y formalina; y para los anticuerpos que reconocen antígenos órgano-específicos, se utilizan como sustratos cortes de tejidos específicos (v.

  • tiroides, esófago, estómago, glándulas suprarrenales, glándulas salivales, etc;
  • Detección de anticuerpos antiI-DNAn con Crithidia luciliae como sustrato El ensayo se fundamenta en el reconocimiento de los anticuerpos que reaccionan contra el DNAn de la mitocondria gigante (cinetoplasto) del parásito Crithidia luciliae 1;
See also:  Que Medico Trata Dolores De Espalda?

La prueba solo se considera positiva cuando se tiñe el cinetoplasto independientemente de la tinción en el núcleo, debido a que en el núcleo puede existir reactividad contra otros componentes, lo que da resultados falsos positivos. La técnica es altamente específica, pero poco sensible, por lo que es conveniente en ciertos casos confirmar los resultados con otras pruebas más sensibles como el ELISA.

  • Anticuerpos antinucleares La identificación y cuantificación de los anticuerpos antinucleares (ANA) no solo incluye antígenos que se localizan en el núcleo de células HEp-2, sino también antígenos del citoplasma;

La importancia de usar células HEp-2 como sustrato se fundamenta principalmente en que tienen un núcleo más grande de lo normal debido a su gran cantidad de antígenos nucleares (v. más de 46 cromosomas, más de 3 nucleolos, abundantes ribonucleoproteínas, etc.

  • ) y citoplásmicos (v;
  • mitocondrias, lisosomas, ribosomas, etc;
  • ) lo que permite hacer una fácil detección e identificación de los antígenos reconocidos por los autoanticuerpos presentes en los sueros de los pacientes con enfermedades autoinmunes;

Además, por ser una línea celular muy activa, se pueden observar todas las fases del ciclo celular en los cultivos, con lo que se facilita la identificación de antígenos presentes solo en las fases de división, como los centrómeros o aquellos conocidos como proliferating cell nuclear antigens (PCNA) La detección de ANA mediante IFI utilizando como sustrato células HEp-2 es útil como prueba de tamizado inicial, debido a que los patrones de tinción más comunes se relacionan con una gran variedad de antígenos ( tabla 1 ); sin embargo, resulta necesario realizar pruebas más sensibles y específicas como el ELISA para identificar el antígeno o antígenos reconocidos por los autoanticuerpos.

  • También se pueden observar patrones de tinción específicos para antígenos, como: proteínas de la lámina nuclear, centríolos, Jo-1 y Scl-70, en cuyos casos el patrón observado es de gran utilidad para identificar específicamente al antígeno reconocido, el cual puede ser confirmado mediante ELISA o EIT;

Anticuerpos anticitoplasma del neutrófilo Para la detección de los ANCA, la IFI se utiliza también como prueba de tamizado inicial, debido a que en ella se observan los 3 patrones de tinción que se relacionan con manifestaciones clínicas de autoinmunidad.

Los patrones son: el citoplásmico o cANCA, el perinuclear o pANCA y el atípico o xANCA. El patrón cANCA se caracteriza por presentar una tinción citoplásmica en neutrófilos fijados con etanol o acetona. Los anticuerpos que dan el patrón cANCA reconocen proteínas débilmente catiónicas o neutras como la proteinasa-3 (PR-3) y la proteína catiónica de 57 kDa (CAP-57), las cuales se liberan de los gránulos específicos por el tratamiento de las células con alcohol o acetona y se distribuyen de manera homogénea en el citoplasma de los neutrófilos ( fig.

1 ). El patrón pANCA se observa en neutrófilos fijados con etanol o acetona y es perinuclear homogéneo. El patrón está dado por los anticuerpos que reconocen proteínas fuertemente catiónicas como: mieloperoxidasa (MPO), elastasa y azurocidina, las cuales cuando son liberadas de los gránulos primarios y específicos del neutrófilo se reorganizan en la periferia del núcleo, el cual tiene carga negativa por el DNA ( fig.

2 A). El patrón pANCA se debe confirmar en neutrófilos fijados con formalina. La formalina es un solvente orgánico que reduce el efecto de atracción de las proteínas catiónicas (MPO, elastasa y azurocidina) hacia el DNA, con lo que quedan distribuidas en el citoplasma.

Los anticuerpos que las reconocen dan un patrón citoplásmico en la IFI ( fig. 2 B). El patrón xANCA o atípico es el resultado del reconocimiento de las proteínas: catepsina G, lisozima y lactoferrina. Dichas proteínas se liberan de los gránulos específicos de los neutrófilos y se redistribuyen en la periferia del núcleo cuando son tratados con etanol, acetona o formalina.

Es importante enfatizar que el efecto de reacomodo perinuclear de las proteínas mencionadas no se ve modificado en los neutrófilos fijados con formalina ( fig. 3 ). Por ser un patrón perinuclear se puede confundir con el patrón pANCA, por lo que es importante estudiar las muestras de los pacientes que presentan dicho patrón en neutrófilos fijados con alcohol o acetona y en neutrófilos fijados con formalina.

Anticuerpos órgano específico Mediante IFI se identifica la reactividad de los autoanticuerpos presentes en las muestras de pacientes con enfermedades autoinmunes, los cuales reconocen antígenos específicos de determinados órganos. Para caracterizar el o los antígenos específicos reconocidos por los anticuerpos, es necesario utilizar ELISA que contienen los antígenos específicos.

  • Para la detección de anticuerpos órgano específico, se emplean laminillas que contienen cortes de tejidos de órganos, en su mayoría de primates;
  • Entre estos cortes se cuentan: glándulas adrenales, músculo cardiaco, esófago (para identificar anticuerpos antiendomisio), riñón (para identificar anticuerpos antimembrana basal glomerular) y páncreas (para identificar anticuerpos anticélulas de los islotes pancreáticos);

Ensayo inmunoenzimático Como se mencionó anteriormente, el ELISA es una de las técnicas más utilizadas para identificar o confirmar la especificidad de los anticuerpos presentes en las muestras de los pacientes con enfermedades autoinmunes. Además, por su fácil estandarización, manejo y variedad de antígenos disponibles, ha desplazado notablemente a otras técnicas como el radioinmunoensayo para la detección de anticuerpos anti-DNAcd (conocido también como prueba de Farr), ya que no utiliza radionúclidos, lo que hace que sea una técnica accesible y de bajo riesgo.

  • Si bien existen diferentes tipos de ELISA, el más utilizado en el laboratorio de diagnóstico de autoinmunidad es el ELISA indirecto, el cual se fundamenta en el reconocimiento de los anticuerpos específicos presentes en las muestras de los pacientes, mediante un anticuerpo dirigido contra la región Fc humana de cualquier isotipo (IgG, IgA o IgM) e inclusive de cualquier subclase (IgG1, IgG2, IgG3, IgG4, IgA1 o IgA2);

Los anticuerpos anti-Fc están unidos a enzimas como la peroxidasa o la fosfatasa alcalina. Los antígenos utilizados en las placas de ELISA pueden ser nativos, recombinantes (antígeno completo o epítopo específico) o sintéticos (epítopo específico). Después de permitir la interacción de los anticuerpos de las muestras de los pacientes con el antígeno pegado a la placa de ELISA, se realizan lavados para eliminar los anticuerpos inespecíficos y se agrega el anticuerpo antiinmunoglobulina humana unido a enzima, permitiendo la interacción por un tiempo determinado.

  • Posteriormente, se adiciona la solución que contiene el sustrato-cromogénico específico de la enzima (3, 3′, 5, 5′-Tetrametilbenzidina [TMB] para la peroxidasa o p-nitrofenilfosfato para la fosfatasa alcalina) el cual cambiará de color en función de la cantidad de anticuerpos conjugados con la enzima y cuya cantidad depende de los anticuerpos del paciente que reconocieron al antígeno pegado a la placa;
See also:  Como Hacer Un Certificado Medico?

En otras palabras, la intensidad de coloración es directamente proporcional a la cantidad de anticuerpo del paciente unido al antígeno 3 ( fig. 4 ). La técnica puede ser cualitativa si solo se requiere conocer si existen o no anticuerpos con reactividad por determinado antígeno o cuantitativa si se requiere conocer la cantidad de anticuerpos presentes en las muestras, para lo cual el ensayo debe incluir una curva patrón de reactividad especifica.

El ELISA tiene como ventaja que no se necesita un equipo sofisticado para su lectura. Ensayo luminométrico múltiple En los últimos años el ensayo luminométrico múltiple (ELM) se ha vuelto popular, debido a que permite la detección de hasta 100 diferentes autoanticuerpos que reconocen el mismo número de antígenos en una sola determinación y con un volumen pequeño de muestra (aproximadamente 50 μL).

Estas son las ventajas más importantes del ensayo comparado con el ELISA, ya que para realizar el mismo número de determinaciones específicas por ELISA se requerirían 100 placas y 5 mL de muestra. La técnica es una variante del ELISA indirecto, pero la detección es distinta: en el ELISA se utiliza un compuesto cromogénico, en tanto que en el ELM la detección se realiza por fluorescencia, con lo que la sensibilidad del ensayo es mayor.

El ELM se fundamenta en la detección de anticuerpos que reaccionan contra antígenos específicos, los cuales recubren esferas que contienen diferentes proporciones de un fluoróforo (combinaciones de un fluoruro rojo y otro infrarrojo).

La determinación de la cantidad de anticuerpo unido al antígeno se revela por la interacción de un anticuerpo anti-inmunoglobulina humana conjugado con biotina. Posteriormente, se adiciona un conjugado estreptavidina-ficoeritrina (PE). El ensayo se lee en un luminómetro, instrumento que tiene el mismo principio que el citómetro de flujo.

De manera breve, cuando se hacen pasar por un detector de fluorescencia, las microesferas que contienen los complejos antígeno-anticuerpo-estreptavidina-PE, el colorante de las microesferas y la PE se excitan por haces de luz de longitudes de onda de 635 y 488 nm respectivamente.

La luz del láser que pasa por el filtro de longitud de onda de 635 nm excita al fluoróforo de la microesfera, lo que permite la identificación de los antígenos y el láser que pasa por el filtro de 488 nm excita a la PE conjugada con estreptavidina, permitiendo la detección de la cantidad de anticuerpo específico presente en la muestra del paciente ( fig.

5 ) 2,4. Electroinmunotrasferencia La EIT, junto con el ELISA y el ELM son las técnicas de mayor sensibilidad y especificidad para la detección de anticuerpos contra antígenos específicos; sin embargo, la EIT tiene la desventaja de ser cualitativa o semicuantitativa.

Se fundamenta en el reconocimiento de anticuerpos que tienen especificidad por antígenos que se absorben en una membrana (de nitrocelulosa o nylon). Los antígenos adsorbidos en la membrana fueron previamente separados en geles de poliacrilamida-dodecil sulfato de sodio (PAGE-SDS) y transferidos a las membranas.

La unión de los anticuerpos a los antígenos específicos se detecta mediante la adición de un anticuerpo que reconoce la región Fc de las inmunoglobulinas humanas, el cual está acoplado a una enzima (fosfatasa alcalina o peroxidasa).

La unión se revela con la adición de un sustrato-cromogénico soluble (alfa-naftol/Fast red o NBT/BCIP [cloruro de azul de tretrasodio/sal de toluidina de 5-bromo-4-cloro-3-indolfosfato], para cada enzima, respectivamente) el cual se precipita en el sitio en donde se encuentra el complejo antígeno-anticuerpo por la acción de la enzima.

La EIT es una técnica accesible y de fácil interpretación ya que no requiere de ningún instrumento para su lectura, pues se hace de forma visual 6. Nanoensayo luminométrico múltiple El nanoensayo luminométrico múltiple (NALIA) es uno de los métodos de detección múltiple de reciente desarrollo.

Permite identificar la reactividad simultánea contra 10 autoantígenos. Es una técnica que deriva de la EIT y se fundamenta en el reconocimiento de autoantígenos adsorbidos en pequeñas cantidades o puntos, en placas de 96 pozos de ELISA con fondo de membrana de nitrocelulosa.

  1. El complejo antígeno-anticuerpos se detecta por medio de un segundo anticuerpo que reconoce la región Fc de las inmunoglobulinas humanas, el cual esta conjugado con un fluoróforo;
  2. La reactividad se mide por medio de un analizador de imágenes 5;

La técnica es cualitativa y requiere de un instrumento lector y de un programa de computadora para su interpretación ( fig. 6 ). Conclusiones

  • • La IFI es una técnica de tamizado inicial que, de acuerdo a los sustratos utilizados (células HEp-2, neutrófilos o tejidos) permite identificar los posibles antígenos reconocidos por los autoanticuerpos presentes en los sueros de los pacientes con enfermedades autoinmunes.
  • • Entre las técnicas inmunológicas que apoyan al diagnóstico de las enfermedades autoinmunes se cuenta la IFI, el ELISA, la EIT y los ensayos múltiples (ELM y NALIA).
  • • El ELISA, la EIT y los ELM son pruebas confirmatorias de la reactividad de los anticuerpos presentes en las muestras de pacientes. Su sensibilidad y especificidad son mayores comparadas con las pruebas de tamizado inicial.

Conflicto de intereses Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses. Bibliografía [1] Aarden LA, de Groot ER, Felkamp TEW. Immunology of DNA III. Crithidia luciliae a sample substrate for the detection of anti-ds DNA with immunofluorescence techniques. Ann NY Acad Sci, 1985;254:505–15. [2] S. Binder. Autoantibody detection using múltiplex technologies.

  • Lupus, 15 (2006), pp;
  • 412-421 [3] E;
  • Engvall, P;
  • Perlman;
  • Enzyme-linked immunosorbent assay (ELISA);
  • Quantitative assay of immunoglobulin;
  • G Immunochem, 8 (1971), pp;
  • 871-874 [4] M;
  • Fritzler;
  • Advances and applications of multiplexes diagnóstic technologies in autoinmune diseases;

Lupus, 15 (2006), pp. 422-427 [5] J. McBride, F. Guy, J. Fordham, T. Kolind, G. Bárcenas-Morales, D. Isenberg, et al. Screening Autoantibody Profiles in Systemic Rheumatic Disease with a Diagnostic Protein Microarray That Uses a Filtration-Assisted Nanodot Array Luminometric Immunoassay (NALIA).

Clin Chem, 54 (2008), pp. 883-890 [6] W. Neal. Western blotting: electrophoretic transfer of proteins from sodium dodecyl sulfate-polyacrylamide gels to unmodified nitrocellulose and radiographic detection with antibody and radioiodinated protein A.

Anal Biochem, 112 (1981), pp. 195-203 Nota: Sección acreditada por el SEAFORMEC con 1,7 créditos. Consultar preguntas de cada artículo en: URL: http://reumatologíaclínica. org. Copyright © 2009. Elsevier España, S. Todos los derechos reservados.

¿Cómo saber si el sistema inmunológico está mal?

¿Cuándo ir a un Inmunologo?

Es necesario acudir al inmunólogo clínico cuando se tiene muchas infecciones o una grave; cuando se tienen problemas inflamatorios que no se solucionan; las mujeres con abortos de repetición o infertilidad; los pacientes con trasplantes; los pacientes con procesos en los que se sospecha que hay un problema de defensas;.

See also:  Que Es Un Avance Medico?

¿Cómo puedo saber si tengo las defensas bajas?

¿Qué examen detecta una enfermedad autoinmune?

La prueba de ANA trata de detectar anticuerpos antinucleares en la sangre. Si encuentra anticuerpos antinucleares en la sangre, eso podría significar que usted tiene un trastorno autoinmune. Un trastorno autoinmune hace que el sistema inmunitario ataque por error células, tejidos u órganos propios.

¿Cómo se cura el sistema inmunológico?

¿Cuál es la mejor vitamina para el sistema inmunológico?

Vitamina D. A menudo conocida como vitamina del sol, la vitamina D juega un papel importante en nuestro sistema inmunológico.

¿Qué vitaminas son buenas para el sistema inmunológico?

El cuerpo necesita de ciertas vitaminas para fortalecer el sistema inmunológico, entre ellas, se hallan la vitamina A, E, C y D. Todas ellas se encuentran, en mayor o menor medida, disponibles en los alimentos. Para mantener el sistema inmune en un estado óptimo, es importante tener en cuenta ciertos factores, como el consumo de alimentos nutritivos, realizar actividad física diaria, mantener la hidratación del cuerpo, tener un adecuado descanso, además de las buenas prácticas de higiene durante la manipulación y preparación de alimentos.

  1. Al respecto, el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN) brinda información sobre los aportes de algunas vitaminas y en qué alimentos se encuentran: Vitamina A: ayuda a la salud de la piel, vista y dientes; se encuentra en la leche y sus derivados, en la yema de huevo, zapallo, acelga, zanahoria, berro, mamón, mango;

Vitamina C: es una de las propulsoras del sistema inmunológico, ayuda a la cicatrización de las heridas y a la absorción del hierro de los vegetales. Algunos alimentos ricos en vitaminas C son las frutas cítricas, como naranja, mandarina, acerola, limón, y otras frutas, como la guayaba, kiwi, piña, frutillas; verduras, como tomate, coliflor, brócoli, espinaca, repollo, locote, entre otros.

  1. Vitamina E: actúa en la conservación de tejidos, vasos sanguíneos y del sistema nervioso;
  2. Se encuentran en aceites vegetales (oliva, girasol, coco), aguacate, maní, nuez, entre otros;
  3. Vitamina D: ayuda a mantener la musculatura, contribuye a la absorción y metabolismo del fósforo y calcio;

Los alimentos ricos en esta vitamina son: yema de huevo, hígado de vaca, leche, sardina y también se puede conseguir mediante la exposición a los rayos del sol durante las horas recomendadas. ¿Cómo aumentar el consumo de los alimentos ricos en vitaminas? Consumir todos los días al menos tres frutas de estación, ya sean enteras como ensaladas de diferentes frutas, acompañados con yogur, en forma de licuados.

Acompañar el almuerzo y la cena de verduras crudas o cocidas de todos los colores. Otra forma de consumir verduras es en preparaciones como verduras rellenas, tartas, sopas, suflés, entre otros. Aumentar el consumo diario de lácteos a dos tazas de leche o yogur y un pedazo de queso, en el desayuno, media mañana, merienda o agregado a las comidas.

Consumir aceite vegetal en pequeña cantidad, de preferencia en forma cruda, agregado a las ensaladas. Consumir frutos secos, como el maní, nueces y almendras..

¿Que ven los médicos inmunólogos?

Esta especialidad trata las alergias, pero también otras patologías del sistema inmune. Como Se Llama El Medico Del Sistema Inmunologico La Inmunología es la especialidad de la medicina que se encarga del correcto funcionamiento del sistema de defensas de nuestro organismo, encargado de reconocer agentes extraños para poder combatirlos. La Dra. María Pía Zañartu , inmunóloga de Clínica Universidad de los Andes, explica que el sistema inmune está compuesto por una compleja red de mecanismos que incluyen órganos, células, tejidos y procesos biológicos que actúan en forma rápida cuando es requerido.

  1. “Esta rama se encarga de estudiar una serie de otros temas como las inmunodeficiencias, las enfermedades autoinmunes, las alergias, entre otras cosas, buscando las posibles causas y soluciones al problema en cuestión” , señala;

Los inmunólogos clínicos practican evaluaciones médicas y realizan procedimientos y diagnósticos, especialmente de alergias como el asma, la rinitis alérgica, las urticarias, las dermatitis y las reacciones alérgicas graves conocidas como reacciones anafilácticas.

Para tener una visión más sencilla de estos procesos, se puede establecer una clasificación desde dos puntos de vista: 1. Cuantitativo: enfermedades por defecto o inmunodeficiencias, que conllevan una mayor facilidad para contraer infecciones.

Estas pueden ser congénitas o adquiridas. En este último grupo, el trastorno más conocido es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida. Cualitativo: enfermedades producidas por una respuesta inmunitaria anómala. Este grupo se subclasifica en dos conceptos básicos: hipersensibilidad y autoinmunidad.

1 Hipersensibilidad: ocurren por una respuesta excesiva o no controlada frente a agentes externos. El ejemplo más representativo de este este tipo son las enfermedades alérgicas. 2 Autoinmunidad: suceden por respuesta a componentes del propio organismo, por fracaso de un mecanismo de control denominado “autotolerancia”, que evita las respuestas inmunes frente a nuestras propias células.

La Dra. Pía Zañartu explica que los especialistas en inmunología de Clínica Universidad de los Andes ofrecen una serie de exámenes destinados a complementar el estudio de las enfermedades alérgicas, especialmente de origen respiratorio. Para esto, cuentan con:

  • Test cutáneos
  • Espirometría
  • Test de metacolina
  • Test de ejercicio
  • Curva flujo-volumen
  • Test de marcha
  • Monitoreo saturación de oxígeno.

Este artículo contó con la colaboración de la Dra. María Pía Zañartu, inmunóloga de Clínica Universidad de los Andes..

¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico de forma natural en adultos?

¿Cuáles son las pruebas inmunológicas más frecuentes?

¿Cuáles son las pruebas inmunológicas más frecuentes?

¿Que involucra la inmunología clínica?

Inmunología clínica [ editar ] – La inmunología clínica es el estudio de las enfermedades cuya causa por los trastornos del sistema inmunitario (fallo, acción anormal y crecimiento maligno de los elementos celulares del sistema). También involucra enfermedades de otros sistemas, donde las reacciones inmunitarias juegan un papel en los rasgos clínicos y patológicos. Las enfermedades causadas por los trastornos del sistema inmunitario se dividen en tres amplias categorías:

  • Inmunodeficiencias , en las que algún elemento del sistema inmunitario fallan en proveer una respuesta adecuada (p. ej. en el sida ). Pueden ser primarias (genéticas o heredadas) o secundarias (adquiridas)
  • Autoinmunidad , en la cual el sistema inmunitario ataca las células del propio organismo (p. ej. lupus eritematoso sistémico , artritis reumatoide , (Púrpura Trombocitopénica Idiopática de origen autoinmune), enfermedad de Hashimoto y miastenia gravis ).
  • Otros desórdenes del sistema inmunitario incluyen diferentes grados de hipersensibilidad , en los que el sistema responde inapropiadamente a componentes inofensivos ( asma y otras alergias ) o responde con excesiva intensidad.

La enfermedad más conocida que afecta al sistema inmunitario es el sida , causado por el VIH. El sida es una inmunodeficiencia caracterizada por la pérdida de células T CD4+ (“helper”) y macrófagos , que son destruidos por el VIH. Los inmunólogos clínicos también estudian las formas de prevenir el rechazo a trasplantes , en el cual el sistema inmunitario reacciona frente a las proteínas HLA de los donantes (cuando no son totalmente compatibles).

Adblock
detector