¿Cuándo sospechar una enfermedad celiaca?

La Enfermedad Celíaca es un trastorno malabsortivo consecuencia de la interacción entre genes del paciente y factores ambientales que desencadena una respuesta inmunitaria al gluten en la mucosa del intestino delgado. Se pierde la tolerancia inmunológica para proteínas de algunos cereales (trigo, avena, cebada y centeno-T.A.C.C.). 

Afecta al 1% de la población general, sin embargo la prevalencia ha aumentado en forma importante en las últimas décadas debido a los cambios alimenticios, pautas de alimentación en los lactantes, infecciones intestinales y microbiota intestinal.

La enfermedad se diagnostica mediante pruebas de sangre (anticuerpos) y un estudio anátomopatológico por biopsia intestinal.

Los grupos de alto riesgo en los que debería centrarse la búsqueda de casos son tres: 

Manifestaciones clínicas sugestivas

Diarrea crónica o intermitente

Anemia por déficit de hierro

Niños con retraso de crecimiento

Pérdida de peso sin causa aparente

Retraso de la pubertad

Falta de menstruación

Fatiga crónica

Dermatitis herpetiforme

Osteopenia/osteoporosis

Infertilidad

Aumento inusual de enzimas del hígado (transaminasas)

Situaciones asociadas

Diabetes mellitus tipo 1

Enfermedad autoinmune de la tiroides

Enfermedad autoinmune del hígado

Síndrome de Down

Deficiencia selectiva de inmunoglobulina A

Familiares de primer grado de pacientes conocidos

El 7 a 10% de los familiares de primer grado pueden desarrollar la enfermedad.
 

Por Dr. Alejandro Spagnolo