Hipertiroidismo subclínico

HIPERTIROIDISMO SUBCLÍNICO
N Engl J Med 2001; 345: 512-516
16 de Agosto de 2001

El hipertiroidismo subclínico se define por la presencia de una concentración de TSH igual o menor a 0,1 mU/l asociado con concentraciones normales de T3 y T4 (usualmente en el límite superior del rango normal). Si bien la ausencia de síntomas ha sido parte de la definición, hoy en día sabemos que
síntomas leves de la tirotoxicosis pueden estar presentes.
Se clasifica en 2 tipos:

Endógeno

  • Enfermedad de Graves
  • Bocio nodular
  • Fase hipertiroidea de tiroiditis subaguda
  • Tiroiditis postparto

Exógeno

  • Tratamiento con levotiroxina

Otras condiciones que no tienen relación con la glándula pueden afectar el funcionamiento como ciertas enfermedades extratiroideas y fármacos (amiodarona, corticoides)

Las indicaciones para reducir la dosis de levotiroxina en pacientes con hipertiroidismo subclínico exógeno son las siguientes:

a- Fibrilación auricular nueva
b- Angina de pecho o falla cardíaca
c- Infertilidad, oligomenorrea o amenorrea
d- Síntomas inespecíficos: astenia, palpitaciones, etc

En individuos con hipertiroidismo subclínico endógeno que no presentan una enfermedad nodular o complicaciones del exceso de hormonas tiroideas, no sería necesario un tratamiento, pero las pruebas de función tiroidea deben ser realizadas cada 6 meses. En aquellos con síntomas como fatiga, podría
hacerse un tratamiento con una droga antitiroidea como metimazol y, si es efectivo, continuar con una terapia ablativo con yodo 131. En aquellos pacientes añosos con fibrilación auricular u osteoporosis que pudieran ser causados o exacerbados por el exceso de hormonas tiroideas, la terapia
ablativo con yodo 131 sería la mejor opción.