A 80 años de la fundación del Círculo Médico

 

Por el Dr. Alejandro Spagnolo

El día 20 de abril de 1933 se reúnen unos veinte médicos en el Hospital San Felipe de la ciudad de San Nicolás en donde se labra un acta que expresaría el deseo de estos profesionales de constituir una asociación médica, siendo sus objetivos rectores: cultivar el cientificismo, dictar normas que orienten el ejercicio profesional, defender el interés del gremio, fomentar la unión entre sus afiliados y velar por el mantenimiento de la ética profesional. Dicha reunión fue presidida por el Dr. Faustino Pena y en la misma se resolvió designar una comisión cuya función fuera redactar un proyecto de estatuto. Integrado al principio por médicos y bioquímicos de la ciudad de San Nicolás y del partido de Ramallo, la fundación del Círculo Médico data del 19 de mayo de 1933 y el presidente de la primera comisión directiva fue el Dr. Maximiano Vázquez.

Nos es sencillo imaginarnos que el camino recorrido desde aquellos días hasta la actualidad ha estado minado de dificultades de toda índole y que el sostenimiento de sus objetivos habrá sido una tarea poco menos que titánica en las distintas etapas socio-políticas y económicas por las que tuvo que atravesar la Argentina. Cuestiones particularmente espinosas que con seguridad se habrán ido presentando en todas las épocas de la historia institucional, muy característico de nuestra condición humana, son las rivalidades entre colegas y la interposición de intereses que en nada tendrían relación con las metas trazadas en los inicios. Sin embargo, al ver en pie a esta asociación profesional, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que no ha sido en vano tanto esfuerzo dedicado y que se ha sabido lidiar convenientemente con estos tristes menesteres.

Hoy en día la conducción del Círculo Médico es llevada a adelante, en un marco de respeto y diálogo, por un grupo de médicos que en los últimos 15 años ha tenido la gran responsabilidad de velar por el prestigio profesional y condiciones económicas mínimamente aceptables en un contexto adverso en diversos sentidos. Esto lo logra a través de un trabajo diario denodado y, a la vez, desinteresado y no pocas veces exento de objeciones. Es que todavía quedan cuestiones por superar, atendiendo las preocupaciones que atañen al quehacer del médico.

Si bien ha sido de vital trascendencia el esfuerzo que han dedicado sus socios fundadores y las generaciones posteriores a lo largo de estos 80 años, se requiere del compromiso permanente de cada uno de los 400 médicos que lo componen en la actualidad con el fin de brindar la legitimidad y el prestigio que se merece nuestra institución. Sólo de ésta manera podrán alcanzarse aquellos principios rectores que fueron los cimientos de los que es hoy el querido Círculo Médico de San Nicolás.